Documentos

Intervención del Coordinador general en la Convención Programática 2007

La candidatura supone un reto político y personal que es asumido con ilusión. 

 

Ilusión por pertenecer y, en este caso, representar a la formación  de la izquierda navarra que tiene otra forma  de hacer política. Que hace  de la participación su eje  para tomar decisiones. Una política participativa que se ha visto reflejada esta misma mañana en esta Convención, con la participación activa  de 15 organizaciones sociales que nos han hecho llegar sus aportaciones y sus propuestas desde la izquierda social.

 

En segundo lugar, ilusión por coincidir la elección del candidato con el debate y la aprobación del Programa  de IUN-NEB.  Para la izquierda, cobran especial importancia las ideas. El Programa es el contrato  que asumimos con la ciudadanía. Un Programa que marca la hoja  de ruta a seguir  para atender los problemas  de la gente.

 

Ilusión también porque IUN-NEB diseña una alternativa de izquierdas  para Navarra. Se consolida socialmente la posibilidad  de construir un espacio político fuerte que mande a la derecha a la oposición.

 

IUN-NEB DECIDE.

 

El lema  de esta Convención Programática es IUN-NEB DECIDE. 

 

Esta semana hemos conocido el resultado del “Navarrómetro”. Esta encuesta permite sacar dos conclusiones: En primer lugar que hay una mayoría social  de navarros y navarras que apuestan por el cambio político, un cambio  de izquierdas y plural. La derecha está en caída permanente, caída que se inició en las Elecciones Generales, Europeas, y posteriormente las encuestas han ido ratificando la pérdida  de su mayoría absoluta. Hay que señalar que esta Encuesta ha sido realizada en el momento  de mayor radicalización del discurso  de UPN, cuando Sanz ha liderado en mayor grado su discurso  de “navarrismo excluyente”, y éste ha sido rechazado por la mayoría  de los navarros y navarras. Esta situación  de pérdida del control político ha hecho caer en el nerviosismo gubernamental: primero, Sanz nos “ilustra” que si UPN no gobierna, Otegi puede ser Consejero del Gobierno  de Navarra. Al día siguiente se abre una crisis  de Gobierno, que se cierra nombrando al tercer Consejero  de Bienestar Social en esta Legislatura sin dar explicaciones  de ningún tipo ni a los partidos ni a la sociedad navarra. Y hoy nos desayunamos, con que tampoco ha consultado con su socio  de Gobierno. En definitiva, un Gobierno que es “la casa  de los líos” y un Presidente que es un manojo  de nervios. Hoy cobra más fuerza la exigencia que le hicimos a Miguel Sanz  para que ante la pérdida del rumbo y ante la más que evidente pérdida  de la confianza  de la ciudadanía, se someta a una cuestión  de confianza en el Parlamento. 

 

Y la segunda conclusión que sacamos  de la encuesta es la consolidación, al alza,  de nuestro proyecto: del proyecto  de la izquierda navarra. El espacio  de la izquierda transformadora, alternativa,  de la izquierda republicana, federalista,  de la izquierda verde se asienta. IUN-NEB consolida su espacio en torno al voto  de izquierdas, incorporando con fuerza el voto joven. Somos la segunda fuerza entre los menores  de 25 años. Tener la confianza del voto joven, hace a IUN-NEB una fuerza  de futuro. Y por otro lado, esta consolidación nos hace necesarios  para construir cualquier alternativa a UPN: IUN-NEB es imprescindible en la política navarra, sea cual sea la quiniela  para alcanzar un Gobierno alternativo a UPN. Por eso, IUN-NEB DECIDE.

 

LA PAZ ES EL CAMINO

 

Cinco días antes  del anuncio del “alto el fuego” por parte  de ETA, IU firmaba en Pamplona un documento, lo que se ha denominado “la declaración  de Iruña”, bajo el título  de la paz es el camino. En él se hacía una propuesta  desde la izquierda  para poder alcanzar la paz.

 

Estamos siendo protagonistas  de un momento clave para consolidar un proceso de paz.

 

La paz es una exigencia ciudadana: la ciudadanía hace una exigencia a ETA  para el abandono definitivo  de la violencia; y la exigencia a los partidos políticos para ponernos de acuerdo en un asunto  de tal trascendencia, en un asunto de Estado.

 

Por eso, hoy es necesario reivindicar nuestra apuesta por el diálogo: necesitamos ayudar desde la política a derrotar al terrorismo. Un diálogo sin exclusión: toda la representación social debe intervenir en la búsqueda  de acuerdos que consoliden la paz. Y un diálogo plural: el PSOE tiene que reconocer que sólo no puede, tiene que esforzarse en abrir el proceso a la participación del resto de los partidos.

 

Frente a quienes trabajamos por la paz, nos encontramos con la estrategia  de la derecha,  la estrategia de UPN-PP que pretenden obstaculizar el proceso por razones partidistas, ponen continuamente palos en las ruedas.

 

Una reciente encuesta señalaba cómo el 87% navarros a favor de un proceso de paz: frente a ellos, el Gobierno de Navarra está en contra. El Gobierno foral está deslegitimado socialmente porque obedece otras estrategias. El PP controla el Gobierno de Navarra, Miguel Sanz pone las instituciones navarras al servicio partidista del PP en su estrategia  de desestabilización permanente del resultado  de las últimas Elecciones Generales. Esta posición genera en Navarra confrontación radical y tensión social.

 

Desde aquí, pregunto al Presidente Sanz, que se prodiga mucho en diferentes foros levantando la bandera de Navarra: ¿Cuál es la Navarra que dice defender?

 

¿Es la Navarra de los trabajadores de Volkswagen: cuando ha actuado permanentemente en apoyo de la empresa, presionando y chantajeando a los trabajadores?

 

¿Es la Navarra de los trabajadores en precario: con 3 meses de duración media de su contrato laboral?

 

¿O es la Navarra de los jóvenes que no pueden tener un piso?

 

Pues si no defiende a los trabajadores ni a los navarros que tienen problemas sociales, tenemos un Presidente que sólo defiende la Navarra de los de siempre, de sus intereses: la Navarra de la desigualdad y la Navarra de los poderosos.

 

Desde la izquierda trabajamos por la convivencia y la reconciliación social, la derecha impone el conflicto, la tensión y la confrontación.

 

Con IUN, Otegi no podrá entrar como Consejero del Gobierno de Navarra; pero sí que los Acebes, Zaplana y Rajoy tendrán que marcharse.

 

IMPULSAR LA IZQUIERDA NAVARRA

 

Navarra no se juega si el próximo Presidente será de Corella o de Cintruénigo, porque al final, los dos están muy cerca. Los navarros vamos a poder decidir, por fin, un Gobierno de izquierdas, frente a los 15 años de un régimen de derechas, agotado, sin ideas, sin proyecto, y cada día más radical.

 

 Es el momento de hacer a la izquierda navarra más fuerte, más visible, más decisiva. Hace falta una izquierda valiente, que lidere los valores progresistas en Navarra. Los proyectos tímidos, ambiguos, que no tienen clara voluntad  de alternativa se estancan. Hoy, en esta Convención, la izquierda navarra está decidiendo su presente y su futuro; estamos impulsando los valores de la izquierda.

 

La izquierda navarra tiene que extender un espacio alternativo de la derecha y del nacionalismo, desde los principios  de la convivencia y la tolerancia;  de la justicia social; y  de la participación ciudadana.

 

PRINCIPALES PROPUESTAS PROGRAMÁTICAS  DE IUN-NEB

 

Avanzar en libertad y democracia:

 

La próxima legislatura  será la de la paz.

 

Queremos una Navarra con voz propia trabajando por la paz.

 

Defendemos los principios democráticos: Navarra es y será lo que quieran los navarros democráticamente, no lo que quiera ni Sanz ni Zapatero.

 

Incorporamos la sostenibilidad al desarrollo de Navarra. Proponemos un giro en las políticas para cumplir Kyoto y otra política ambiental más respetuosa.

 

Derechos sociales para todos: impulsar los derechos de ciudadanía ( una carta de derechos sociales a la que tendrán derecho todos los que vivan o trabajen en Navarra). Giro radical en políticas públicas de educación, salud, empleo, bienestar social.

 

Solidaridad: Otra Navarra es posible porque otro mundo es posible. Una Navarra solidaria en este mundo injusto.

 

CONCLUSIÓN

 

IUN DECIDE otra política para Navarra: una política  de izquierdas.

 

Programa: Contrato ciudadano que hacemos con la sociedad navarra para pararle los pies a la derecha. Objetivo: mandar a UPN a la oposición  para gobernar Navarra desde la izquierda.

 

Desde aquí convoco a la ciudadanía a impulsar la izquierda navarra. No habrá alternativa política si no hay alternativa ciudadana: animo a las organizaciones sociales y al conjunto de la ciudadanía a liderar este proceso de cambio de izquierdas para Navarra.

 

< Anterior   Siguiente >