Noticias

Podemos Ahal – Dugu, Izquierda Unida y Batzarre presentan alegaciones a la planta de tratamiento de residuos de Imárcoain

martes, 16 de marzo de 2021

 

  • Alegan que esta planta choca de lleno con los principios de la Directiva Marco de Residuos europea.


  • Registraron de forma conjunta las alegaciones exigiendo al Gobierno de Navarra que no conceda la Autorización Ambiental Integrada para dicha planta.

 

A comienzos del pasado mes de febrero la Mancomunidad de la Comarca de  Pamplona (MCP) y su sociedad operativa Servicios de la Comarca de Pamplona SA (SCPSA), solicitaron al Gobierno de Navarra la Autorización Ambiental Integrada (AAI) para el proyecto de una gigantesca Planta de Tratamiento de Residuos, los llamados “Residuos Sólidos Urbanos” (RSU), en el Concejo de Imárcoain, a la vez que ponía a exposición pública durante 30 días dicho proyecto.


Los tres partidos políticos han presentado de forma conjunta alegaciones a este proyecto basadas en los criterios que se señalan de forma breve a continuación.


En primer lugar porque choca de lleno con los principios de la Directiva Marco de Residuos europea y las Leyes y Planes de Residuos estatales y autonómicos basados en aquella, que establecen las medidas y normas básicas para hacer frente a las repercusiones negativas sobre el medio ambiente y la salud humana, provocadas por la generación y gestión de los residuos, así como para mejorar el uso eficaz de los recursos, que son cruciales para la transición a una economía circular. La jerarquía para la gestión y el tratamiento de residuos dice, primero Reducir-Prevenir, segundo Reutilizar, tercero Reciclar. Solo cuando no haya más remedio y en 4º lugar Valorización energética (más conocida como Biometanización e Incineración), y solo en último término, 5ª opción, Vertido. El proyecto se plantea con un tratamiento mecánico-biológico (TMB) como opción central, lo que indica desde el principio que apunta al 4º paso de la jerarquía, biometanización, en detrimento del 3ª, el reciclaje.


En el proyecto se habla mucho, y constantemente, de la “recogida selectiva” realizada por MCP-SCPSA para llevar los residuos a la planta, pero es un completo engaño. La mayoría de la población, no hace la “separación en origen” de las distintas fracciones de los residuos, así es imposible que la recogida sea selectiva, y la prueba palpable es que la fracción más numerosa es la de los contenedores de ‘Resto’, 83.400 toneladas en el año 2020, el 55% del total de los residuos producidos ese año.


Se pretende construir una planta de 54.000 m2, ocupando una parcela de 107.000 m2, para tratar todo tipo de residuos (salvo los de papel-cartón), lo que supone una concentración de los tratamientos exagerada, que incumple los principios de Proximidad y Autosuficiencia.


La autosuficiencia invita a que cada zona geográfica sea capaz de gestionar y tratar sus residuos, con la mayor eficiencia material y energética, a la vez que con sistemas sencillos, accesibles a la ciudadanía. Entendemos que no se están implantando las medidas y campañas necesarias para conseguir una recogida selectiva eficaz. Por ejemplo, campañas promoviendo  poner en marcha proyectos de producción de compost de forma individual, comunitario o en pequeñas plantas o por ejemplo ir implantando poco a poco, como ya se hace en otros países la recogida de vidrio en los lugares donde se adquieren; ejemplos como los señalados son cruciales para la transición a una economía circular


No aparecen en el proyecto informes o estudios sobre las graves consecuencias de esa centralización de tratamientos en lo relativo a los costes del transporte necesario y sus efectos en el medio ambiente. ¿Cómo se puede presentar un proyecto sin saber los camiones necesarios y los kilómetros recorridos al año por toda la Comarca? ¿Es que no cuentan los gases de efecto invernadero (GEI)?


Por estos motivos y otros muchos que se señalan en las alegaciones presentadas, Podemos Ahal Dugu, Izquierda Unida y Batzarre exige al Gobierno de Navarra que no conceda la Autorización Ambiental Integrada para proyectar una planta de tratamiento de residuos en Imárcoain.

< Anterior   Siguiente >