Noticias

Izquierda-Ezkerra quiere una Ley de Ciencia y Tecnología al servicio de los intereses de la ciudadanía y del desarrollo social.

miércoles, 16 de mayo de 2018
  •   Ha presentado 28 enmiendas al Proyecto de Ley del gobierno que garantizan que el desarrollo científico y tecnológico no pueda quedar en manos de  agentes mercantiles



Izquierda-Ezkerra reconoce que los bienes tecnológicos, la innovación tecnológica y los avances científicos y tecnológicos, son fundamentales para el desarrollo económico y que, por lo tanto, se han de implementar medidas que potencien la relación entre las universidades, las administraciones públicas y las empresas privadas, así como  que se diseñen  políticas de apoyo a la innovación y a la  transferencia de resultados de la investigación a la industria.


Sin embargo, no  comparte que las empresas privadas tengan control sobre el Sistema Navarro de I+D+i en la medida en que la investigación ha de estar al servicio del desarrollo tecnológico, económico y social de la sociedad actual y de futuro.


Izquierda-Ezkerra considera que la finalidad fundamental de la ley debería ser la transferencia de los resultados de la investigación a la sociedad en general y alejarse de una mercantilización de la ciencia que supone sacrificar valores propios del pensamiento científico y otros valores sociales que no beneficien a la economía de mercado.


Izquierda-Ezkerra no comparte elementos y contenidos relevantes del  proyecto de ley que ha presentado el Gobierno de Navarra. En particular, no comparte que sea un consorcio público-privado, del que la Administración Foral es un partícipe más,  quien  ejerza el liderazgo y el control sobre el Sistema Navarro I+D+i,  SINAI. Así mismo no comparte que la elaboración del Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación sea competencia exclusiva del  Gobierno de Navarra y de agentes privados.


Izquierda-Ezkerra considera que el proyecto del Gobierno otorga la centralidad de la investigación a las ciencias experimentales, obviando que la I+D+i en ciencias sociales y humanidades es imprescindible para determinar líneas de desarrollo de  políticas públicas y para el bienestar social.


Izquierda-Ezkerra considera, además,  que no se abordan los justos retornos de la investigación hacia la sociedad a través de sus Administraciones Públicas que deberían producirse en materia de derechos sobre patentes, propiedad intelectual, propiedad industrial, participación en capital y beneficios de las Spin Off.


Izquierda-Ezkerra no está en contra de una Ley de Ciencia _aunque en Alemania, por ejemplo, no existe y esa circunstancia no le impide ser el país líder en I+D+i de nuestro entorno_  pero la ley de ciencia y el Sistema Navarro de I+D+i que nosotros proponemos debe abordar la  autonomía científica y la participación pública en la ciencia.


En este sentido, Izquierda-Ezkerra ha presentado 28 enmiendas que garantizan  la participación, el liderazgo  y el control público sobre el Sistema Navarro I+D+i – SINAI y sobre la elaboración y desarrollo del Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación; y que abundan en una concepción del desarrollo científico y tecnológico que ha de estar al servicio de la ciudanía y del desarrollo social, que se concreta, entre otros, en los siguientes contenidos:


  • Valoración de la ciencia cooperativa, más que competitiva.

  • Respeto y potenciación de la autonomía de la investigación científica básica.

  • Promoción de un conocimiento abierto, no del secreto industrial o militar.

  • Democratización de la gestión del conocimiento y de su aplicación, facilitando  la participación de una ciudadanía informada en las controversias sociales con contenidos científicos.

  • Consideración de la ciencia básica como un bien público, comunal, que hay que conservar y extender.

  • Promoción y divulgación científica como aprendizaje colectivo. Difundir, no vender, el conocimiento científico y tecnológico.

  • Responsabilidad social a las instituciones y agentes científicos. Es decir, más allá de la responsabilidad social empresarial-laboral, hay que asegurarse que la implantación de una nueva tecnología no contribuye a empeorar la situación de los colectivos más desfavorecidos.


Gabinete de Prensa de Izquierda-Ezkerra.


< Anterior   Siguiente >