Noticias

Izquierda-Ezkerra propone derogar la nefasta reforma laboral que precariza el trabajo y castiga a la clase trabajadora

viernes, 19 de enero de 2018
 
  •  Presenta una Proposición de ley, dirigida al Congreso de los Diputados, de derogación de la reforma laboral de 2012 del PP que ha desregulado el mercado de trabajo  y destruido  y precarizado empleo a mansalva.

 

El objeto de esta iniciativa es tumbar una reforma laboral que liquidó de un plumazo los derechos conseguidos tras años de lucha obrera. Es liquidar el marco de relaciones laborales de la precarización del trabajo, del empelo basura, del despido fácil y barato, del desmantelamiento de la negociación colectiva y acabar con el poder casi sin límite del empresario para despedir fácil y barato,  de reducir los salarios, cambiar jornadas y modificar las tareas y condiciones en el trabajo.

 

En definitiva, se trata de derogar una reforma laboral que junto con el artículo 135 buscaba que los costes de la crisis-estafa no la pagaran quienes la crearon (quienes permitieron, promovieron, participaron y se beneficiaron de la especulación financiera e inmobiliaria),  que buscaba que la pagarán como la están pagando las clases trabajadoras de este país y también de Navarra.

 

Izquierda-Ezkerra apuesta por la creación de  empleo, estable y de calidad que será posible rompiendo el marco de relaciones laborales actual Y considera que se pueden articular mayorías suficientes en el Parlamento de Navarra para llevar esta Proposición de ley al Congreso de los Diputados por ello ofrecerá a los grupos firmantes del Acuerdo Programático firmarla, así como al PSN. Considera que, a juzgar por las posiciones manifestadas se pueden articular mayorías suficientes en el Congreso de los Diputados.

 

Izquierda-Ezkerra resalta los principales contenidos de la reforma laboral de 2012 que pretende derogar


1. Facilitación  del despido:


    • Ampliación de las causas de despido por causas objetivas

    • Sin necesidad de autorización administrativa para los ERE

    • Flexibilización  del despido en el sector público.


2. Abaratamiento del despido:


    • Indemnización por despido improcedente: se pasa de 45 días/año, máximo 42 meses, a 33 días/año, máximo 24 meses.

    • Aplicación masiva del despido por causas objetivas, cuya indemnización es de 20 días/año, máximo 12 meses. 


3. Reforzamiento de la potestad de las empresas.


    • Ampliación de las materias susceptibles de modificación unilateral por parte del empresario, incluyéndose la posibilidad de reducciones salariales.
    • Facilitación del contrato parcial y permitir las horas extraordinarias.
    • El trabajo a distancia, en cualquier lugar, fuera del domicilio del trabajador.
    • El Sistema de clasificación profesional en grupos y categorías: se flexibiliza y la única referencia es el grupo profesional. Facilita la movilidad funcional o geográfica.


4. Debilitamiento de la capacidad de negociación colectiva:


  • Prioridad de los convenios de empresa sobre los sectoriales.
  • Facilitación  del descuelgue de los convenios colectivos por las empresas.
  • Limitación de un año a la ultractividad (aplicación del convenio mientras no sea sustituido por uno nuevo).



VER LA INICIATIVA

< Anterior   Siguiente >