Oficina de Prensa

IU considera importantísima la sentencia sobre derecho a la participación política del senador Iñaki Bernal, que sienta un precedente para los trabajadores interinos de la Administración

lunes, 27 de noviembre de 2017

 

[AGENCIAS] - La coordinadora de IUN-NEB, Marisa de Simón, ha mostrado hoy "satisfacción" por la sentencia del Tribunal Contencioso Administrativo que garantiza el derecho a la participación política de Iñaki Bernal, "al que se le estaba limitando su capacidad para ejercer como senador".

 

"Queremos mostrar nuestra satisfacción y recalcar que lo que pretendían los demandantes (UPN) era atentar contra el estado de derecho y contra la democracia", ha afirmado De Simón en rueda de prensa, acompañada por el senador de Unidos Podemos, Iñaki Bernal.

 

La coordinadora de IU en Navarra se ha referido de esta manera a la sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Pamplona emitida la semana pasada en relación a un recurso de alzada interpuesto por UPN, por el que se pretendía que las personas en situación de interinidad "no participasen en la vida política o en las instituciones a través de cargos electos".

 

En este sentido, ha asegurado que la sentencia es "importantísima" no solamente para el senador Iñaki Bernal, quien "una vez que concluya su mandato en el Sentado se reincorporará a su puesto de trabajo", sino que "lo es también para todos los trabajadores de las administraciones locales de Navarra", donde la media de interinidad supera el 25 %, incluso el 50 % en algunos Ayuntamientos como Berriozar, Tafalla o Burlada.

 

"También afectaría a todos los trabajadores interinos de la Administración Pública de Navarra, que ronda los 24.400 funcionarios, de los cuales, un 35% son interinos, -ha manifestado-, y también a todos los funcionarios interinos en todas las administraciones públicas, locales o autonómicas, de todo el Estado".

 

Tras subrayar que la sentencia reconoce el derecho a la representación pública y a la participación política "de los trabajadores no solo de Navarra, sino de todo el Estado", ha apuntado que esto "va a suponer un antes y un después" porque "va a dar seguridad a todos los cargos electos".

 

De esta forma, ha calificado como "totalmente aberrante" que Bernal, elegido como representante público por los ciudadanos de Navarra, tuviera que "elegir" entre dejar su trabajo o acceder a este puesto.

 

Por ello, ha destacado la "valentía y compromiso" de su compañero, que ha sido "capaz de seguir adelante aun a riesgo de perder su trabajo". "Siempre pensamos que el derecho a la participación política estaba por encima de cualquier otra normativa", ha reconocido.

 

Por su parte, Bernal ha recordado que al ser elegido senador tuvo que pedir una excedencia en el Ayuntamiento de Berriozar y pasar a una situación de servicios especiales.

 

"Cuando se me concedió pasar a servicios especiales, UPN decidió recurrirlo y enviar esta excedencia al TAN con la única intención de limitar los derechos fundamentales de un cargo electo o de ponerme en la situación de tener que elegir entre mi puesto de trabajo o tener que asumir la responsabilidad del cargo electo", ha relatado.

 

Por ello, ha considerado que UPN "se ha retratado en una postura" que, según falla la sentencia, intenta "vulnerar derechos constitucionales", como son el principio de jerarquía normativa, o los de igualdad y no discriminación de los trabajadores con contrato de duración determinada.

 

Todo ello sumado a la vulneración de una directiva europea y de un real decreto ley que regula la situación administrativa de los funcionarios públicos investidos en mandato parlamentario. De esta forma, ha lamentado que UPN, "sabiendo que existía este encuadre legal, decidió pasar por encima y judicializar este asunto".

 

"Esto no solamente es un ataque personal a mí como trabajador, sino que también vincula a toda las personas interinas que están en esta situación en el Gobierno de Navarra y en las administraciones locales", ha lamentado Bernal, que ha matizado que existe un plazo de 15 días para presentar un recurso de alzada, algo que, en caso de llevarse a cabo, dejaría "muy claras las intenciones de los recurrentes".

Siguiente >