Documentos

Informe Consejo político 11-02-17

sábado, 11 de febrero de 2017

 

1.- Avances y dificultades en el cumplimiento del Acuerdo Programático

 

El cumplimiento del Acuerdo Programático es la guía que orienta y determina esta legislatura nuestra posición en relación al Gobierno de Navarra.

 

Apoyamos al gobierno cuando este cumple el Acuerdo Programático y no lo hacemos cuando no lo hace. Trasladamos valoraciones positivas cuando avanzamos en el cumplimiento y realizamos críticas cuando no es así.

 

Nada hay que nos obligue a apoyar la acción del gobierno más allá del acuerdo programático y su cumplimiento.

 

En consecuencia actuamos en nuestra actuación política y en las instituciones con plena autonomía, firmeza y transparencia.

 

Transcurrido año y medio desde la firma del Acuerdo Programático podemos valorar los importantes avances en el cumplimiento de lo acordado, pero también advertir sobre lo mucho que falta por materializar y, lo que puede ser más grave, sobre las materias en las que advertimos una ausencia de voluntad para cumplir.

 

En el capítulo de lo cumplido podemos destacar: primera reforma fiscal, renta garantizada, nuevo plan de residuos, aumento de la inversión en educación pública, aumento del presupuesto en el sistema público de salud, impulso del alquiler social de vivienda, plan de acción contra la violencia contra la mujer, decreto foral de salud sexual y reproductiva, eliminación del convenio sanitario especial con la clínica universitaria, cumplimiento de la ley foral de memoria histórica, paz y convivencia (otras víctimas), plan y decreto sobre el euskera, liquidación del Convenio sobre el TAV del 2010…

 

En el apartado segundo, lo que falta por cumplir, están todavía muchas de las medidas del Acuerdo Programático, entre ellas las referidas a la reversión total de los recortes realizados por UPN y PP. Aquí nos enfrentamos a los problemas derivados del difícil escenario presupuestario.

 

Pero sobre algunos acuerdos especialmente relevantes se puede advertir ya una escasa, en todo caso insuficiente, voluntad de avanzar: segunda reforma fiscal (Impuesto de Sociedades), banca pública, definir una política y un sector empresarial público, eliminación de conciertos educativos en las etapas no obligatorias, publificación de algunos servicios públicos y sociales privatizados…

 

El año 2017 va a ser determinante para que avancemos decididamente sobre lo no cumplido o para que estos compromisos se estanquen definitivamente.

 

Por lo tanto 2017 va a ser un año muy importante en el que nuestra prioridad será seguir impulsando y exigiendo el cumplimiento de todo el Acuerdo Programático.

 

Desde IUN-NEB reforzaremos nuestra exigencia de avanzar en el cumplimiento del Acuerdo Programático y de la necesaria lealtad de todas las partes a lo pactado para conseguirlo.

 

2.- El debate identitario y el relato del cambio. Integrador y plural o excluyente y sectario.

 

El cambio en Navarra votado en las urnas en mayo de 2015 y ratificado mediante el Acuerdo Programático en julio de ese año se caracteriza por su preferencia por la agenda social y por construirse mediante un acuerdo entre diferentes.

 

Un acuerdo entre nacionalistas vascos y federalistas, un acuerdo entre unas posiciones claramente de izquierdas y otras más moderadas o centradas, un acuerdo entre diferentes en lo ideológico y en lo identitario.

 

Un acuerdo que en lo concerniente a la pluralidad identitaria debe corresponderse con una concepción y un relato plural y no excluyente del cambio; y que en lo referido a la diversidad ideológica debe sustanciarse en el estricto cumplimiento de lo pactado.

 

En relación a la diversidad ideológica se produce en el día a día una tensión continúa. Tensión que debe resolverse con lealtad al cumplimiento del Acuerdo Programático.

 

Sobre la materia identitaria el acuerdo del cambio tiene la oportunidad de ser un reflejo potente de la propia pluralidad de la sociedad navarra pero también se enfrente al riesgo de que una parte pretenda imponer visión distorsionada, sectaria y excluyente.

 

El riesgo en definitiva de que se imponga una visión nacionalista o de parte y no plural del cambio.

 

Un riesgo que en lo concreto puede trasladarse a políticas muy sensibles socialmente.

 

Nos referimos por ejemplo a la política lingüística, a la educativa, a la regulación de los símbolos de la comunidad o a la aceptación, o no, de la pluralidad en ámbitos tan relevantes como el sindical.

 

En algunos de estos campos el riesgo de sectarismo está siendo controlado, gracias en gran medida al trabajo y el papel de Izquierda-Ezkerra, pero en otros debemos advertir sobre la gravedad de determinadas derivas excluyentes.

 

En materia de política lingüística o de símbolos podemos hacer de momento una valoración positiva de la forma y decisiones con las que se están abordando estas materias.

 

En Política Lingüística el Plan del Euskera y el Decreto Foral que regula el uso del euskera en las administraciones públicas se basan en el Acuerdo Programático que establece el compromiso con el mayor uso y conocimiento del euskera desde los principios de libertad, progresividad y voluntariedad.

 

Quizás por ello este plan y este decreto han tenido valoraciones claramente críticas desde agentes como EH Bildu o LAB. En el caso de LAB incluso se deslizó un ataque hacia Izquierda-Ezkerra culpándonos de haber vetado una política lingüística más agresiva.

 

Sobre símbolos oficiales de Navarra vamos a derogar por excluyente la vigente ley del año 2003 de UPN que prohíbe expresamente la utilización por las entidades locales de otros símbolos además de los oficiales.

 

Para el futuro vamos a trabajar en una nueva ley inclusiva, que recoja y de reconocimiento a la pluralidad identitaria de Navarra, y lo vamos a hacer trabajando para lograr el máximo acuerdo y consenso posible.

 

Son éstas materias sensibles, política lingüística y símbolos, en las que estamos trabajando en el cuatripartito conforme a lo establecido en el Acuerdo Programático.

 

Sin embargo en otras políticas como la educativa o el tratamiento de la pluralidad sindical algunos agentes están actuando con evidente sectarismo.

 

En el tratamiento de la pluralidad sindical debemos denunciar algunas posiciones sectarias, especialmente por parte de ELA.

 

En cumplimiento del Acuerdo Programático hemos eliminado los convenios nominativos, hemos eliminado la financiación singular y especial de los sindicatos más representativos y hemos eliminado cualquier actitud de exclusión por parte del Gobierno de Navarra.

 

Sin embargo nada de esto parece tener un valor significativo para algunos agentes, como es el caso de ELA.

 

Al parecer su pretensión que quieren imponer al Gobierno de Navarra, es el de que sindicatos como UGT y CCOO son organizaciones incompatibles y enemigas del cambio, forman parte del régimen anterior, y ahora deben ser tratados como parias y expulsados del espacio del cambio en Navarra.

 

Es posible que detrás de esta visión se esconda por parte de algunos la intención de construir un nuevo régimen, en este caso nacionalista.

 

En todo caso esa aspiración es hoy imposible con el vigente Acuerdo Programático y significaría la ruptura con una concepción inter-identitaria del cambio.

 

Desde IUN-NEB valoramos que el Gobierno de Navarra no debe hacer suya esta posición ya que en caso de hacerlo estaría vulnerando y rompiendo el acuerdo entre diferentes votado por la ciudadanía en mayo de 2015 y firmado por cuatro fuerzas políticas en julio de ese año.

 

En materia educativa algunas actuaciones del departamento han sido unilaterales y valoramos que se alejan de una interpretación adecuada de la pluralidad.

 

Este es el caso de la campaña a favor de la escolarización sólo en modelo D en la escuela pública que en estos días realiza el Gobierno de Navarra. No compartimos esta campaña por excluyente ya que lo que debiera haber hecho el gobierno es una campaña a favor de la matriculación en la escuela pública, en toda la escuela pública, sin discriminar por modelos lingüísticos.

 

En este sentido desde IUN-NEB e Izquierda-Ezkerra hemos puesto en marcha una campaña (mociones, carteles, redes sociales…) a favor de la escolarización en la escuela pública.

 

3.- Convenio Económico. Autogobierno y Solidaridad.

 

Una valoración especial, por la trascendencia que tiene sobre la situación presupuestaria general de navarra, es la referida al Convenio Económico y la actualización de la aportación de Navarra al Estado correspondiente al quinquenio 2015-2019.


Los técnicos de la Hacienda Foral han realizado un informe sobre el cálculo de la aportación conforme a lo establecido en la Ley del Convenio Económico. En este informe, presentado al Parlamento y hecho público, han cuantificado un grave desequilibrio en perjuicio de navarra en la aportación anual al Estado, un desequilibrio que presenta unas cifras inasumibles e insostenibles de entre 90 y 250 millones al año.


Estamos por lo tanto ante una cuestión de máxima trascendencia y que es preciso abordar de forma urgente.


Desde IUN-NEB defendemos y trasladamos una posición basada en los siguientes puntos:


- Transparencia en la negociación. La mejor forma de garantizar el cumplimiento de la ley del convenio y que alcance un acuerdo justo para ambas partes es la transparencia en la negociación y en los números e informes que cada parte aporte a la misma. Es lo que el Gobierno de Navarra acaba de hacer con el informe realizado por los técnicos de la hacienda foral.


- Solidaridad. El autogobierno en materia económica y financiera debe ir acompañado de solidaridad entre los territorios y las personas. Rechazamos cualquier intento de generar agravios o confrontación territorial con esta o cualquier otra cuestión.


- Lealtad entre ambas administraciones y necesidad de negociar con urgencia la actualización del quinquenio 2015-2019 (más de dos años de retraso que están perjudicando especialmente a Navarra).


Asimismo desde IUN-NEB denunciamos la negligente actitud del gobierno de UPN de no reaccionar ante la ruptura del equilibrio en el funcionamiento del Convenio que se produjo en 2012 (IVA de Volkswagen).


Debió haber demandado una negociación global con el Estado para resolver el grave perjuicio producido para Navarra. Estábamos además en unos años en los que el gobierno de UPN aplicaba drásticos recortes presupuestarios. El haber mantenido unas aportaciones gravemente desequilibradas al alza los años 2013 y 2014 del anterior quinquenio (que ya no es posible reclamar) puede haber supuesto un sobrepago de cientos de millones de euros para Navarra.


4.- Presupuestos 2017 y actividad parlamentaria.


En la posición política y actividad parlamentaria de IE, propia o en el cumplimiento del Acuerdo Programático, destacamos las siguientes cuestiones:

 

1.- Punto final al Convenio firmado en 2010 por los gobiernos de UPN en Navarra y PSOE en el Estado para construir el tramo navarro del TAV. Ahora toca acordar entre ambas administraciones un modelo de tren útil para el territorio, la actividad económica y las personas, sostenible y económico a partir de la mejora de la infraestructura existente (lo que descarta el modelo TAV de 2010).

 

2.- Proceso de elaboración del nuevo Mapa Local. A lo largo de 2017 continuará el proceso participativo y en diciembre de 2017 el gobierno remitirá al parlamento una propuesta. Vamos a realizar dos jornadas, Pamplona y Tudela, para avanzar en nuestra posición y propuesta.

 

3.- Agua para la Ribera. Conocido el informe de alternativas del Gobierno de Navarra se descarta la actuación de canal a cielo abierto para la segunda fase del Canal de Navarra. Ahora hay un proceso de exposición, debate y participación (comunidades de regantes de la Ribera).

 

4.- Pensiones bajas, pensiones de viudedad. Equiparación de las pensiones de viudedad al SMI y necesidad de equiparar también el resto de pensiones inferiores al SMI (unas 53.000 en Navarra de las que 22.000 son corresponden a unidades familiares que no dispones de otros ingresos o patrimonio). Se está trabajando en el marco del Acuerdo programático en una propuesta para presentarla en breve.

 

5.- Eliminación de la asignatura de religión en la escuela pública y eliminación de la financiación pública de la asignatura de religión. La LOMCE obliga a las comunidades autónomas a impartir un número mínimo de horas. Lo que hemos exigido (mediante moción propia y en el acuerdo para los presupuestos de 2017) y se ha aprobado es que se reduzcan las horas de religión al mínimo que nos obliga la legislación estatal. En Navarra ahora se está duplicando ese mínimo en Primaria y ESO y triplicando en Bachiller (200 profesores/as de religión financiados con dinero público). El Gobierno de Navarra se ha comprometido a ejecutar esta medida para el curso 2017/2018.

 

6.- Escuelas infantiles del Gobierno de Navarra bilingües con los dos modelos euskera y castellano. Este año se pone en marcha en Casco Viejo y San Jorge (con la crítica de EH Bildu que reclamaba solo con el modelo en euskera).

 

Reducción del coste para las familias (según renta y otros criterios sociales) entre un 4% y un 50%.

 

7.- Oposición al PSIS de Salesianos (nueve torres de 17 alturas para entregar un mínimos de 40 millones de euros a Salesianos) que UPN aprobó en junio de 2015 cuando ya sabía que perdería el gobierno. Desde IE hemos pedido un informe de legalidad a la Cámara de Comptos en el que se solicita que el informe analice si los diferentes actos (protocolo, convenio, PSIS…) de la operación Salesianos han sido conformes al interés público.

 

8.- Control de todos los convenios nominativos suscritos por el Gobierno de Navarra con cualquier entidad y de los conciertos educativos suscritos. Desde IE hemos solicitado copia de la memoria explicativa y justificativa de la ejecución de cada convenio o concierto suscrito durante los últimos diez años.

 

9.- Mociones Izquierda-Ezkerra. En la lucha contra la pobreza energética moción para exigir al Estado la nacionalización del sector eléctrico para poner este sector estratégico de la economía al servicio del interés general. Moción para exigir al gobierno central el desmantelamiento y cierre definitivo de la central nuclear de Garoña después de que el Consejo de Seguridad Nuclear haya autorizado su reapertura.

 

Son estos algunos de los temas en los que estamos trabajando en estas últimas semanas en el parlamento tanto de forma autónoma como en el cuatripartito.

 

En el Senado nuestro compañero Iñaki Bernal ha presentado iniciativas (mociones, preguntas, solicitudes de información, comparecencias…) sobre materias diversas como el polígono de tiro de Bardenas y contra las maniobras militares, el fuerte Ezkaba y la memoria histórica, la exigencia de cierre de la central nuclear de Garoña, la muerte en la comisaria de la Policía Nacional de Pamplona de un ciudadano senegalés, rechazo a la visita del Rey a Arabia Saudi, medidas contra la exhibición de una pancarta en el Sadar en apoyo a un presunto violador, cumplimiento y financiación ley de dependencia, sobre el recrecimiento y la seguridad en el embalse de Yesa…

 

Los Presupuestos Generales de Navarra para 2017 han aumentado respecto a 2016 un 6,5% y 225 millones de euros.

 

Estos datos contrastan con la previsión del gobierno central del PP de recortar sus presupuestos en 5.000 millones de euros, más de un 4%.

 

La recaudación fiscal en 2016 aumentó en Navarra un 3,7% gracias al incremento del 5,3% en IRPF (aplicación reforma fiscal del cuatripartito). Por el contrario en el Impuesto sobre el Patrimonio la recaudación cayó un 35% debido a que todavía se aplicó la rebaja fiscal acordada por UPN/PSN/PP.

 

En el Estado en los primeros 11 meses de 2016 la recaudación cayó un 2,5%.

 

En términos de empleo los datos de la EPA muestran que en 2016 Navarra terminó el año con la tasa de paro más baja de España, un 10%, y una reducción del desempleo del 25%.

 

Sin embargo la realidad del mercado de trabajo es inaceptable.

 

Debido a las políticas austericidas y neoliberales de la UE y el gobierno del PP la precariedad, la desigualdad social y el empobrecimiento de los/as trabajadores/as no deja de aumentar.

 

En 2006 el número de trabajadores/as pobres se situaba en torno al 16%, en 2016 llegaba al 25%.

 

Las prioridades del cambio contenidas en el Acuerdo Programático tienen su traslación en los PGN-2017. Las recordamos:

 

-Agenda social, lucha contra la pobreza, la desigualdad y la exclusión, prioridad de la educación y sanidad públicas, prioridad de los derechos sociales…

 

-Desarrollo económico asentado sobre un modelo sostenible, apuesta por la economía social, por las pymes, por una economía innovadora, política fiscal progresiva, política presupuestaria alternativa al austericidio practicado por la derecha y que revierta los recortes de los últimos años.

 

-Compromiso con la pluralidad de nuestra sociedad: pluralidad cultural, lingüística e identitaria. Reconocimiento de esa pluralidad, compromiso con la convivencia, con la no exclusión…

 

Los PGN-2017 aprobados serían imposibles sin la reforma fiscal aprobada por el cuatripartito en diciembre de 2015.

 

Una reforma que aumentó la progresividad del sistema tributario navarro (cuando el Estado actuaba en la dirección contraria) y que ha aumentado la recaudación en un momento y con una intensidad decisiva para permitir avanzar en la agenda social del cambio.

 

Reforma fiscal que subió los impuestos de forma selectiva, básicamente a grandes empresas, rentas de capital, altos patrimonios y rentas altas.

 

Se subieron a los impuestos a las 700 mayores empresas de navarra (nada a las Pymes), y a los 5.000 patrimonios más elevados de Navarra.

 

El 8% de los contribuyentes con rentas más altas en el IRPF soportan el 73% del aumento de recaudación previsto en este impuesto.

 

En los PGN-2017, rechazados por UPN/PSN/PP, los departamentos sociales y de desarrollo económico han tenido un claro crecimiento: educación aumenta un 6%, salud un 5,5%, desarrollo rural, medio ambiente y administración local un 11%%, derechos sociales un 14% y desarrollo económico un 18%.

 

Después de haberse desplomado la inversión en los últimos años empieza una recuperación de la inversión pública: las inversiones directas del Gobierno de Navarra suben en un 38% y las transferencias de capital un 28%.

 

Los PGN-2017 van a sostener financieramente actuaciones y medidas concretas de Acuerdo Programático, decisiones y medidas como las siguientes:

 

1.- Políticas de empleo. Contarán con más recursos presupuestarios, se refuerzan los recursos propios (públicos) para ejecutar las políticas activas de empleo, se eliminan los convenios nominativos y se dotan con muchos más recursos los programas de inclusión laboral y empleo social protegido.

 

Aumento del 15% en el conjunto de políticas activas de empleo, 53 millones de euros con una nueva partida de 4 millones para la contratación de personas perceptoras de renta garantizada.

 

Aumenta un 38% el presupuesto para las escuelas taller y los programas integrados de empleo, un 33% para acreditación de competencias, un 32% para las ayudas a las contrataciones por entidades locales, un 30% para la formación en centros propios (centros públicos), un 20% para la formación de personas desempleadas y un 17% para los CIS (Centros de Inserción Social).

 

Los convenios nominativos bajan un 85%, solo quedan dos con las organizaciones empresariales, y deberán desaparecer en los presupuestos de 2018.

 

2.- Refuerzo general de las políticas sociales y de vivienda. En relación a 2015 para 2017 el presupuesto de Derechos Sociales aumenta un 25%.

 

La nueva ley de vivienda refuerza las actuaciones y los recursos públicos para la vivienda de alquiler y la rehabilitación. El presupuesto para 2017 aumenta el 21,7%.

 

3.- Nueva renta garantizada cuyo objetivo es dar cobertura a toda la pobreza severa y que pasa de los 35-40 millones con los que contaba en el presupuesto en los años de la última legislatura de UPN a los 92 del presupuesto de 2017.

 

Este aumento dará cobertura presupuestaria a la nueva ley foral de renta garantizada e inclusión sociolaboral que refuerza y amplía firmemente la cobertura de este programa esencial en la lucha contra la pobreza: se hace indefinida la prestación económica mientras persista la situación de necesidad, se incorporan los mayores de 65 años así como todas las personas residentes en navarra con independencia de su situación legal y se mejora de forma notable la situación de las unidades familiares con menores.

 

4.- Plan de Inversiones Locales 2017-2019 con importante aumento económico. Contará con 100 millones de euros cuando la ejecución del anterior plan con el gobierno de UPN no alcanzó ni la mitad de esa cifra.

 

5.- OPEs en función pública, educación y salud. OPEs que convocarán el máximo de plazas legalmente posibles pero que en todo caso siguen siendo muy insuficientes en relación a las necesidades existentes.

 

Estamos obligados a cumplir la legislación básica del PP en esta materia que limita la tasa de reposición de las plazas amortizadas al 10%.

 

6.- Aplicación del Decreto Foral en materia de salud sexual y reproductiva. Por primera vez en navarra la IVE se podrá realizar en la sanidad pública.

 

7.- Plan de reducción de las listas de espera en salud. Si bien es cierto que los datos indican con claridad una disminución de las listas de espera aún siguen siendo cifras inasumibles. El compromiso es dar un mayor impulso al plan para la reducción de listas de espera que incluye mayores dotaciones de personal propio, apertura de nuevos quirófanos y consultas por las tardes y días festivos (plan alternativo a las peonadas y a las derivaciones). Hemos incorporado una enmienda final por valor de 2,7 millones de euros a lo que ya aumentaba el presupuesto para este Plan.

 

8.- Plan de Acción contra la violencia hacia la mujer. Conlleva en los presupuestos para 2017 la puesta en marcha de tres nuevos equipos en Tafalla, Pamplona y Comarca de Pamplona.

 

9.- Cumplimiento integral de la Ley Foral de Memoria Histórica. Se prevé un amplio programa de exhumaciones de víctimas del 36 así como el cumplimiento del plan de retirada de símbolos franquistas (se acaba de retirar la laureada de la fachada del Palacio de Navarra).

 

10.- Plan estratégico del Euskera. Se aumenta en 3 millones de euros anuales. Atendiendo a la realidad sociolingüística de navarra y con sujeción a los principios de voluntariedad y progresividad que figuran en al Acuerdo Programático.

 

Desde IUN-NEB valoramos estos contenidos de los presupuestos de Navarra para 2017 en aplicación del Acuerdo Programático.

 

No obstante lo anterior seguimos denunciando la situación social, laboral y económica por la que siguen atravesando las clases trabajadoras y populares en Navarra.

 

Sobre la mayoría social se siguen descargando todos los días las consecuencias en forma de desempleo, desigualdad, pobreza y precariedad de las fracasadas políticas austericidas y neoliberales que se nos siguen imponiendo desde la UE y desde el gobierno central del PP.

 

Continúan todos los días las clases populares y trabajadoras de Navarra y del Estado pagando las consecuencias de la reforma laboral, del artículo 135, de la ley de estabilidad presupuestaria o de la normativa estatal que impide aprobar las OPEs que necesitan nuestra sanidad o educación públicas.

 

Por lo tanto desde IUN-NEB una vez más reiteramos la necesidad de ponerles punto final y comprometemos nuestro trabajo para ello y para construir una alternativa.

 

Pamplona, 11 de febrero de 2017

 

Coordinador IUN-NEB

 

 

< Anterior   Siguiente >