Noticias

IUN-NEB denuncia que el Plan Energético de Navarra 2005-2010 renuncia a cumplir el Protocolo de Kioto y relega a un papel residual y marginal las medidas de eficiencia y ahorro energético

viernes, 17 de noviembre de 2006
  • El Plan Energético de Navarra 2005-2010 sitúa a Navarra entre las campeonas mundiales del desarrollo insostenible.
  • En 2010 Navarra multiplicará por seis el aumento máximo  de emisiones de gases con efecto invernadero toleradas por el Protocolo de Kioto.

 

El grupo parlamentario de IUN-NEB ha solicitado la comparecencia parlamentaria del consejero de medio ambiente para qué informe sobre el contenido de este plan. Es decir, para que explique como es posible que Navarra se fije como objetivo medioambiental en 2010 incumplir tan brutalmente los compromisos de control de las emisiones de gases con efecto invernadero.

 

Kioto obliga a España, y por tanto a Navarra, a que en relación a 1.990 las emisiones crezcan como mucho un 15%. Sin embargo las previsiones del Gobierno de Navarra son que en 2010 éstas lleguen 89,70%.

 

Y esto contando con una reducción del 6,5% derivadas de las acciones de ahorro energético. Actuaciones de ahorro energético que tienen un tratamiento y relevancia residual en el plan.

 

Este plan supone la renuncia de Navarra a hacer una política medioambiental ambiciosa y eficaz. La medida más importante contemplada es la duplicación de potencia de las centrales térmicas de Castejón, responsables de buena parte de las emisiones.

 

Además, el plan no se corta a la hora de estimular a la empresa navarra a comprar derechos de emisión en los países subdesarrollados ante el palmario incumplimiento en el control de nuestras emisiones.

 

Y esto es de una insolidaridad absoluta. Lo que recomienda el Gobierno de Navarra que hagamos es reducir las posibilidades de desarrollo de estos países (comprándoles sus derechos de emisión) para que nosotros contaminemos y consumamos más.

 

Y a esto sólo se le puede llamar desarrollo insostenible.

 

IUN-NEB ha solicitado la comparecencia parlamentaria del gobierno para que esta grave cuestión sea al menos debatida en el Parlamento de Navarra. Y ahí trasladaremos al Gobierno de Navarra nuestro frontal rechazo a este plan.

 

Oficina de Prensa

< Anterior   Siguiente >