Documentos

Informe Consejo político 16.01.2016

sábado, 16 de enero de 2016
 

        1.- EL COMPROMISO DE IUN-NEB ESTÁ CON EL CUMPLIMIENTO DEL PROGRAMA DE CAMBIO: PRESUPUESTOS 2016, REFORMA FISCAL, REVERSIÓN DE RECORTES Y PRIVATIZACIONES…

 

El compromiso de IUN-NEB con el cambio en Navarra, como ya advertimos durante el debate de investidura de la presidenta Barkos, tiene una referencia fundamental: el cumplimiento del Acuerdo Programático (AP) suscrito entre Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra.

 

El AP establece claramente la prioridad en el eje social, en la lucha contra la desigualdad y la pobreza, en la apuesta por lo público, en la recuperación de una política fiscal progresiva y justa así como en la reversión de los recortes y de las privatizaciones.

 

Para avanzar en el cumplimiento del AP es necesario que los primeros presupuestos y la primera reforma fiscal de la legislatura marquen con nitidez un cambio de prioridades.

 

Si hasta ahora las prioridades presupuestarias de UPN han sido los recortes sociales, las privatizaciones, las grandes y ruinosas infraestructuras o las exigencias de las empresas, ahora esas prioridades deben cambiar en favor de los derechos sociales, el empleo de calidad o la educación y sanidad públicas.

 

Si hasta ahora la política fiscal de la derecha (apoyada por el PSN) estaba al servicio de unas minorías privilegiadas (grandes empresas, grandes patrimonios, rentas altas, rentas de capital) ahora la fiscalidad debe avanzar en suprimir la desigualdad existente y gravar más a quienes más ganan y más tienen.

 

Con este objetivo de dar cumplimiento al AP hemos abordado desde IUN-NEB (IE) el proceso de negociación de los primeros presupuestos y de la primera reforma fiscal de la legislatura.

 

Una vez realizado este proceso negociador, con el gobierno y con las demás fuerzas del cambio, consideramos que estos objetivos de cambio de prioridades se han conseguido plasmar de forma significativa en los primeros presupuestos y en la primera reforma fiscal de la legislatura.

 

No son obviamente los presupuestos y la reforma fiscal de IUN-NEB pero valoramos que si se ha producido un cambio de rumbo y prioridades.

 

En los próximos meses y años nuestro objetivo será dotar de mucha más intensidad y velocidad a ese cambio.

 

     1.1 Situación presupuestaria, fiscal y marco legal impuesto por el art. 135 y la ley de estabilidad presupuestaria.

 

En términos presupuestarios el año 2016 se afronta sin ningún remanente financiero (la caja del gobierno está vacía), lo cual no deja margen operativo para incumplir por la vía de los hechos la ley de estabilidad presupuestaria: no hay dinero en la caja para gastar por encima del techo de gasto y no se puede emitir más deuda porque la Banca no la compra sin la autorización previa del gobierno central.

 

Sólo en el caso de que la recaudación real en 2016 sea superior a la prevista podremos ejecutar la decisión política de incumplir la ley de estabilidad presupuestaria.

 

En este supuesto la ley de estabilidad obliga a que el aumento de ingresos se destine a amortizar la deuda de los acreedores pero, conforme a la prioridad social del Acuerdo Programático, las fuerzas del cambio ya hemos acordado que si se produce un aumento de ingresos superior al presupuestado se destinará a romper con el techo de gasto aumentando el gasto social y la inversión pública.

 

En el año 2016 también arrastraremos las negativas consecuencias que sobre los ingresos presupuestarios tiene la reforma fiscal regresiva aprobada en 2015 por UPN, PSN y PP.

 

Esta reforma fiscal ocasionará en 2016 una pérdida de recaudación de unos 75 millones de euros, lo cual equivale al 55% del aumento de ingresos previsto.

 

La reforma fiscal aprobada en diciembre en cumplimiento del AP marca una dirección y unos contenidos radicalmente opuestos a la acordada por UPN/PSN/PP pero tendrá sus efectos recaudatorios sobre todo a partir de 2017.

 

En 2016 tendrá efectos limitados (unos 30 millones de euros) que no compensaran la pérdida recaudatoria causada por la reforma de UPN/PSN/PP.

 

Además, también tendrá efectos muy negativos en 2016 la aplicación de la legislación impuesta por la Troika a España (art. 135 Constitución y ley de estabilidad presupuestaria). En concreto unos 70 millones menos de ingresos al pasar el déficit autorizado del 0,7% al 0,3% del PIB.

 

Finalmente, por si todo lo anterior no fuese suficiente, en 2016 y durante las próximas décadas, tendremos que arrastrar también los ruinosos costes de los peajes en sombra (privatizaciones de la financiación de inversiones públicas) aprobados por UPN y PSN.

 

El pago de intereses de la deuda (104,4 millones) más los peajes en sombra de la Autovía del Camino (43 millones), la Autovía del Pirineo (16,5 millones) y los regadíos del Canal de Navarra (18,4 millones) sumarán en 2016 un total de 182,3 millones de euros (más de tres veces el coste de la renta de inclusión social).

 

Sobre estos peajes en sombra, en cumplimiento del AP, el Gobierno de Navarra va a realizar en 2016 una auditoria legal y financiera para analizar las opciones de exigir responsabilidades y cancelar estos contratos.

 

El Acuerdo Programático rechaza la austeridad neoliberal y exige, ante el gobierno central, la derogación de la reforma del artículo 135 de la Constitución, de la ley orgánica de estabilidad presupuestaria y de la reforma laboral.

 

Esta posición tiene ahora especial importancia después de las elecciones generales del 20 de diciembre. El Gobierno de Navarra defenderá y pedirá la derogación de estas normas que han sido centrales y decisivas en toda la agenda antisocial impuesta por los mercados y la Troika.

 

Veremos el escenario político y el gobierno que se constituye finalmente en el Estado, y veremos la posición que toma cada partido sobre estas decisiones clave, pero la derogación de estas normas además de ser un duro golpe al poder neoliberal abriría también para Navarra (y para todas las CCAA) unas posibilidades mucho mayores de hacer una política económica y presupuestaria alternativa al servicio de las necesidades y prioridades reales de la mayoría social.

 

A continuación se recogen las cifras y medidas más significativas contenidas en los presupuestos y en la reforma fiscal.

 

      1.2 Números y contenidos más relevantes de los presupuestos y la reforma fiscal.

 

El gasto no financiero (sin los capítulos de deuda y préstamos) previsto para 2016 en el proyecto de presupuestos aumenta un 4,02%, sube 135,4 millones al pasar de un presupuesto de 3.365.400 euros en 2015 a 3.500.800 en 2016.

 

En cumplimiento del AP son las Políticas Sociales, la Educación pública y la Sanidad pública las primeras y destacadas prioridades en el proyecto de presupuestos elaborado para 2016.

 

El departamento de Derechos Sociales sube un 9,23%, el de Salud un 5,96% y el de Educación un 4.87%.

 

Las inversiones directas bajan un 27,26% debido a la desaparición de la partida correspondiente al TAV. Concretamente en 2015 esta partida estaba dotada con 37.658.000 euros y en 2016 desaparece.

 

Las transferencias de capital (el gobierno financia inversiones de terceros) bajan también un 14,3%. En este caso la bajada se debe fundamentalmente a la caída de las transferencias a las empresas privadas que bajan un 19,74%.

 

Es decir en 2016 tanto las subvenciones a los empresarios como la inversión del TAV pierden prioridad frente al gasto social, la salud y la educación públicas.

 

Las subvenciones a fondo perdido a los empresarios por inversión se recortan en 10,6 millones (-30%) y por investigación y desarrollo en 5,7 millones (-17,6%).

 

Asimismo los programas de Igualdad, Memoria Histórica y Participación Ciudadana crecen un 18,34%

 

A las entidades locales se les garantiza un incremento de su financiación durante los próximos tres años en el IPC más dos puntos.

 

Las partidas de apoyo y promoción del euskera inician una senda de recuperación después de que UPN las hubiera reducido prácticamente a la desaparición.

 

Lo mismo cabe decir de los programas y partidas de Igualdad, inician una recuperación después de años de práctica eliminación.

 

El departamento de Derechos Sociales aumenta su presupuesto en 36,37 millones subiendo prácticamente todos sus programas y creando otros nuevos: +58,11% la Renta de Inclusión Social (58,5 millones), nueva partida de Ayudas de Emergencia Social (2 millones), +27,6% el Empleo Social Protegido (6 millones y 1425 empleos directos), +9,6% la atención primaria de los Servicios Sociales de Base (13,7 millones), +17,27% las ayudas al alquiler de vivienda (12,9 millones), +10,15 % la Cooperación al Desarrollo (4,3 millones), +15,03% protección de Infancia y Adolescencia (17,6 millones) y nueva partida de incorporación de 3000 dependientes moderados al sistema( 4,5 millones).

 

Se reforma el modelo de gestión del Servicio Navarro de Empleo reforzando la prestación de servicios con recursos públicos, la financiación de los Centros Especiales de Empleo, los servicios de reinserción socio-laboral y empleo juvenil, y reduciendo los convenios nominativos con entidades colaboradoras (-51%).

 

En el departamento de Salud destaca el aumento del 38,7% en las inversiones (33,2 millones): nuevos quirófanos, renovación de equipos médicos, remodelación del centro psicogeriátrico…

 

Asimismo aumenta un 12,5% la financiación de investigación e innovación sanitaria pública, y se destinan 2,2 millones para acciones contra las listas de espera.

 

Se procede también a suprimir el convenio especial suscrito desde 2008 por el gobierno de UPN con la Clínica Universitaria y se pone en marcha el proceso de recuperación para la gestión pública directa de las cocinas del complejo hospitalario.

 

En el departamento de Educación se doblan las inversiones en infraestructuras (7,1 millones) para abordar los proyectos e inversiones necesarias en los colegios de Sarriguren, Buztintxuri, Roncal e Ituren y en los institutos de Iturrama, Castejón y Larrainzar.

 

Se dotan también partidas para contratación de profesorado y reversión de los recortes en las ratios de alumnos por aula impuestos por PP y UPN en 2012.

 

La tramitación parlamentaria del proyecto de presupuestos se realizará durante el mes de enero.

 

Desde el grupo parlamentario de Izquierda-Ezkerra, en coordinación con las áreas de IUN-NEB y Batzarre, hemos presentado 83 enmiendas para reforzar la atención a las necesidades existentes en educación, sanidad, derechos sociales, medio ambiente, igualdad, cultura y ayuntamientos.

 

Las enmiendas presentadas por una suma de 11,3 millones de euros se financian de una forma importante (4,4 millones) mediante un aumento del techo de gasto establecido por el Gobierno de Navarra en el proyecto de presupuestos.

 

El aumento del techo de gasto  propuesto subraya el compromiso con las prioridades sociales más allá del marco normativo restrictivo establecido por las normas de estabilidad presupuestaria.

 

Es voluntad además de las cuatro fuerzas del cambio que el aumento de recaudación fiscal sobre las previsiones que se pueda producir en 2016 vaya destinado a un más rápido cumplimiento del Acuerdo Programático y no, como establece la ley de estabilidad presupuestaria, a la amortización de la deuda.

 

Los contenidos más relevantes de las enmiendas presentadas son:

 

-En Salud supresión en 2016 del Convenio con la CUN, e incremento en 2,7 millones de euros (adicionales a los 2,2 ya previstos en el proyecto) de las partidas para reducir las listas de espera.

 

-En educación entre otras, una partida para la construcción del nuevo colegio de Roncal y la nueva escuela infantil de Alsasua, un aumento de 550.000 euros en la partida de mantenimiento de centros escolares y aumento de 100.000 para escuelas de música y de 48.250 euros para el Conservatorio de Tudela (con lo cual en 2016 revierte los recortes sufridos en años anteriores).

 

-En el programa de Cooperación al Desarrollo un aumento de 900.000 euros y una partida específica de 200.000 euros de cooperación con los refugiados saharauis.

 

-En Cultura se establece, entre otras, una partida de 200.000 euros para un Convenio con la Fundación Auditorio Barañáin y otra de 250.000 euros para un Convenio con la Escuela Navarra de Teatro que dará estabilidad a su actividad.

 

-En Memoria Histórica una partida de 12.000 euros para un Convenio para el mantenimiento del Parque de la Memoria de Sartaguda, un aumento de 25.000 euros con la sociedad Aranzadi para exhumaciones de personas fusiladas en 1936 y crear una nueva partida para actuar en el Fuerte San Cristóbal.

 

-En Euskara un aumento de 190.000 euros en diversas partidas de apoyo y promoción.

 

-En Igualdad un aumento de 220.010 euros en diversas partidas del programa (prevención ¨Violencia de Género¨, Plan de Igualdad y agentes de igualdad en entidades locales).

 

En relación a la devolución de la parte de la paga extra de 2012 adeudada a los/as trabajadores/as públicos se incorpora a la ley foral de presupuestos una disposición para que en el año 2016 se abone esta paga con los ingresos que se produzcan por encima de las previsiones.

 

En esta misma disposición se establece la prioridad presupuestaria de financiar la reversión a la gestión pública de las cocinas del complejo hospitalario.

 

En relación a la reforma fiscal subrayar que sus objetivos son  aumentar la recaudación, la progresividad y la justicia fiscal del sistema.

 

Esto se ha traducido en aumentar la presión fiscal sobre aquellos colectivos y rentas que tienen tributaciones bajas o muy bajas: grandes empresas, grandes patrimonios, rentas de capital y rentas altas.

 

Sus contenidos fundamentales son los siguientes:

 

- IRPF:

 

Subida del tipo marginal máximo del 48% vigente al 52% (en el Estado 45%).

 

Subida del tipo marginal máximo de las rentas de capital del 23% al 25% (en el Estado 23%).

 

Eliminación de la regresividad fiscal que supone que los mínimos personales y familiares se traten como reducciones de la base imponible (cuando mayor es la renta del contribuyente mayor es el beneficio fiscal) para volver a las deducciones en cuota (mismo beneficio fiscal para todos los contribuyentes).

 

Reducción del beneficio fiscal por aportaciones a planes privados de pensiones.

 

Aumento de la progresividad en la deducción por rentas de trabajo.

 

Eliminación de las deducciones por adquisición de vivienda para las viviendas compradas en el libre mercado (se mantienen solo para las viviendas protegidas con limitación de renta).

 

Limitación en 500 euros de la deducción por la cuota a pagar en el Impuesto sobre el valor de la producción de energía eléctrica (renovables). El 80% de los productores navarros (pequeños y medianos) seguirán deduciéndose el 100% de su cuota al ser inferior a 500 euros.

 

- Impuesto sobre Sociedades:

 

Subida del tipo general impositivo para las grandes empresas (facturación superior a 10 millones, 700 empresas en Navarra) del 25% al 28% (en el Estado 25%).

 

Subida del tipo impositivo mínimo para todas las empresas del 10% al 13%.

 

Condicionamiento de la deducción por creación de empleo de las empresas a que el salario no sea inferior a 1,7 veces el SMI (no existe esta medida en el resto del Estado).

 

Limitación de la compensación de bases negativas al 70%; las cooperativas de crédito pasan a tributar al 25% en todos sus resultados cooperativos y extra-cooperativos (actualmente el 23%); y las SICAV abandonan el tipo único de tributación del 1% y pasan al tipo general.

 

- Impuesto sobre Patrimonio:

 

Se rebaja el mínimo exento de 800.000 euros a 550.000 euros.

 

La obligación de declarar se sitúa en 1 millón de euros de patrimonio frente al 1,5 millones actuales.

 

Se modifica el escudo fiscal para aumentar la tributación. La reducción de la cuota podrá ser, como máximo, del 65% (antes 75%) si las cuotas de IRPF y Patrimonio superan el 65% de la base imponible del IRPF.

 

Los bienes y participaciones empresariales de los sujetos pasivos contribuirán por el 20% de su valor a partir del millón de euros (hasta ahora tenían una exención del 100%).

Esta última medida solo estará en vigor en Navarra y va a afectar a un grupo reducido de contribuyentes con muy elevados patrimonios empresariales.

 

- Aumento de la plantilla de inspección:

 

En 2016 se sacará una OPE de 10 plazas de inspección (la plantilla actual es de 30 inspectores), y en los próximos años se seguirán sacando plazas hasta doblar la plantilla actual.

 

El aumento recaudatorio previsto por impuestos es el siguiente:

 

- IRPF:

 

Un total de 192.326 contribuyentes (62,55%) mantendrán o bajarán su presión fiscal mientras que 115.110 contribuyentes la aumentarán (37,45%).

 

El incremento anual de recaudación previsto es de 45.340.000 euros.

 

De esta cantidad 42.696.289 euros son consecuencia de la reforma en el IRPF y el resto viene del límite puesto en la deducción por la cuota a pagar en el Impuesto sobre el valor de la producción de energía eléctrica.

 

Son los tramos más altos de renta los que aportarán casi la totalidad del aumento de recaudación esperado. Los datos son contundentes:

 

El 8,1% de contribuyentes con rentas más altas aportará el 72,39% del aumento de recaudación previsto.

 

Y si contemplamos el 19,4% de contribuyentes con rentas más altas entonces vemos que aportarán el 100% del aumento de recaudación esperado.

 

En conclusión, si por algo destaca esta reforma en el IRPF es por su progresividad y por descargar en quienes más ganan el esfuerzo fiscal de aumentar la recaudación.

 

Solo un 60% del aumento de recaudación tendrá efectos en 2016.

 

- Impuesto sobre Sociedades:

 

Se prevé un aumento de recaudación de 23.250.000 euros anuales que recaerá sobre las 700 mayores empresas de Navarra. Es decir, de media cada una de estas empresas aumentará su contribución en 33.214 euros.

 

Este aumento representa el 11% de la recaudación prevista en el año 2015.

 

Solo un 12% de su efecto recaudatorio tendría lugar en 2016.

 

En este impuesto queda mucho recorrido de mejora, para aumentar la tributación de las grandes empresas y desde IUN-NEB insistiremos para avanzar en próximas reformas fiscales.

 

- Impuesto sobre Patrimonio:

 

Se prevé un aumento de recaudación de unos 14,43 millones de euros que recaerá sobre unos 7.000 contribuyentes con altos patrimonios.

 

Destacar que unos 70 contribuyentes con muy altos patrimonios empresariales pagarán más de 4 millones adicionales a lo que tributaban hasta ahora (60.000 euros de media cada uno).

 

Su efecto recaudatorio seria nulo en 2016 y pleno en 2017.

 

- Impuesto sobre Hidrocarburos:

 

Se prevé en 2016 un aumento de recaudación de 14.150.855 euros.

 

Este es el único impuesto cuyo efecto recaudatorio seria pleno, 100%, en 2016. Se ha tomado la decisión de recuperar este impuesto en 2016 para paliar la bajada en 75 millones provocada por la reforma de UPN-PSN-PP. En 2017 se eliminará.

 

En definitiva, en el nuevo ciclo político abierto en Navarra abordamos una ambiciosa tarea, incidir en el desarrollo de las prioridades políticas acordadas en el “Acuerdo Programático” y promover el desarrollo de las propuestas propias.

 

Es una tarea que se concreta en el apoyo al Gobierno de cambio en el cumplimiento de los contenidos del acuerdo programático y en una acción propia que marque nuestro perfil de la izquierda inter-indentitaria y transformadora.

 

Cuando ha sido necesario hemos retirado el apoyo al gobierno, y chocado con alguno otro de los grupos que le apoyan. En estos casos hemos traducido esta posición en votaciones diferentes o conseguido cambios en la posición del ejecutivo: enseñanza-aprendizaje del inglés respecto a lo cual el departamento cambió de rumbo dando continuidad a los proyectos en marcha mientras no se defina un marco curricular y organizativo para la enseñanza-aprendizaje de las lenguas extranjeras que mejore la situación actual, rechazo de la OPE de maestros que el departamento de educación propone porque no responde a las necesidades actuales del sistema educativo en relación a la temporalidad laboral existente en los modelos lingüísticos, rechazo de la OPE de maestros para este año, 2016 que el departamento de educación propone porque no responde a las necesidades actuales del sistema educativo en relación a la temporalidad en los modelos lingüísticos, rechazo al TTIP, supresión del convenio sanitario con la CUN, PSIS Arozteguia…

 

Finalmente, desde IUN-NEB valoramos que el cambio de políticas y prioridades acordado en el Acuerdo Programático se ha visto reflejado de forma significativa en los primeros presupuestos y en la primera reforma fiscal de la legislatura.

 

No son los presupuestos y la reforma fiscal de IUN-NEB pero valoramos el cambio de rumbo y prioridades.

 

Reiteramos que en los próximos años nuestro objetivo será dotar de mucha más intensidad y velocidad al cambio de políticas y prioridades en cumplimiento del programa pactado.

 

        2.- IUN-NEB NO SERÁ MULETA DE PROGRAMAS NACIONALISTAS O SOBERANISTAS: OPE DE EDUCACIÓN, VÍA CATALANA, DEBATE SOBRE LOS SÍMBOLOS....

 

 

Los seis meses transcurridos desde el inicio de la legislatura han mostrado que IUN-NEB no va a ser ni partícipe ni muleta de las agendas identitarias o independentistas que desde algunos sectores nacionalistas se pretenden impulsar.

 

Nuestro compromiso esta con la transformación social y la izquierda rupturista, nuestro compromiso está con un Acuerdo Programático que marca la hoja de ruta del Gobierno de Navarra para esta legislatura, pero nuestro compromiso no está ni estará con quien pretenda embarcar a Navarra en una confrontación siguiendo el modelo de la vía catalana ni con quiera utilizar el Gobierno de Navarra para abertzalizar Navarra o para alimentar guerras lingüísticas.

 

Por eso dijimos no a Geroa Bai cuando quiso presentar sin consenso una improvisada Ley Foral de Símbolos que marcase el inicio de la legislatura, por eso dijimos también no al Gobierno de Navarra cuando presentó una OPE en educación absolutamente desequilibrada y que si no se rectifica puede alimentar un muy peligroso frentismo lingüístico en Navarra, y por eso votamos también en contra en el pleno especial sobre el derecho a decidir a la propuesta nacionalista de reconocer como modelo y ejemplo la vía catalana hacía la independencia.

 

Es posible que en los próximos meses en defensa de esta posición afrontemos momentos de tensión política con el gobierno o con los partidos nacionalistas (OPE educación por ejemplo).

 

Si esto se produce mantendremos y defenderemos nuestra posición.

 

En la medida que dependa de nosotros no permitiremos que el Gobierno de Navarra sea un instrumento al servicio de programas o de agendas nacionalistas, la única agenda a la que se debe ceñir el Gobierno de Navarra esta legislatura es la que se encuentra en el Acuerdo Programático.

 

Con esta posición desde IUN-NEB estamos y estaremos siendo fieles y leales a la letra y al espíritu del Acuerdo Programático.

 

Estamos y estaremos defendiendo el cambio social y plural que Navarra necesita, y que la mayoría parlamentaria ha pactado.

 

        3.- ELECCIONES GENERALES: RESULTADOS, CONSECUENCIAS Y DECISIONES.

 

 

     3.1 Los partidos comprometidos con la agenda neoliberal suman mayoría, el bipartidismo resiste, la ruptura no se impone y la Unidad Popular mantiene vivo el espacio de la izquierda rupturista.

 

Una vez pasadas las elecciones generales del 20 de diciembre una primera conclusión es clara sobre el resultado de las urnas: no se ha producido una victoria de las fuerzas rupturistas y constituyentes sobre las inmovilistas y reformistas. El sistema, la monarquía bipartidista y sus oligarquías han logrado salir vivos del escenario más adverso que afrontaban desde la transición.

 

El escenario político y social que afrontaba el régimen del 78 era y sigue siendo extremadamente adverso: brutal crisis económica, desigualdad, pobreza y desempleo masivos, corrupción generalizada tanto de las élites políticas bipartidistas como de las oligarquías empresariales ligadas al régimen, frustración y rechazo general de las nuevas generaciones hacia el sistema, descrédito generalizado del régimen y sus élites políticas…

 

Sin embargo, a pesar de todos estos factores, la monarquía bipartidista y sus oligarquías han conseguido en estas elecciones no solo mantener holgadamente la hegemonía política (el Partido Popular ha ganado las elecciones y suma junto con PSOE y Ciudadanos el 64,66% de los votos y el 72,3% de los escaños) sino que incluso logran también mantener la clásica mayoría parlamentaria bipartidista (PP y PSOE suman el 50,73% de los votos y el 60,8% de los escaños).

 

Por el contrario la suma de las posiciones que se reclaman de ruptura (nacionalismos independentistas, IU-Unidad Popular y Podemos) ha alcanzado el 27,59% de los votos y el 23,42% de los escaños.

 

Siendo importantes estos porcentajes también es cierto que siguen siendo insuficientes para forzar un proceso real de cambio.

 

Las coaliciones electorales, con todos los actores posibles y con un programa rupturista acordado, han vuelto a demostrar que son las que cuentan con mayor respaldo social cuando se hacen con respeto a las identidades de todos. Estas coaliciones han obtenido dos millones de votos y 27 escaños.

 

Desde Izquierda Unida-Unidad Popular no hemos cumplido el objetivo de conseguir grupo parlamentario propio. Hemos obtenido 923.105 votos (3,67%) frente a los 1.686.040 (6,92%) de hace cuatro años (en 2011 tuvimos 67.000 votos en Galicia y 279.000 en Cataluña mientras que ahora hemos concurrido en estos territorios en coaliciones territoriales).

 

Así, las candidaturas de IU-Unidad Popular han obtenido una media del 4,68% de los votos en las circunscripciones donde se presentaron.

 

En unas condiciones muy adversas IU-Unidad Popular logró desplegar una campaña movilizadora de su base social consiguiendo ir bastante más allá de la movilización alcanzada en pasadas campañas (muchos fueron los actos que batieron los récord históricos de participación).

 

La ley electoral ha vuelto a ser extremadamente injusta con nosotros. Cada escaño conseguido nos ha costado 462.000 votos, entre siete y ocho veces más que a los demás partidos.

 

Como subrayó en el Consejo Político Federal del 9 de enero Alberto Garzón hemos tenido unos heroicos malos resultados. Heroicos por las condiciones extraordinariamente adversas en las que afrontábamos las elecciones y malos por no haber alcanzado el objetivo del 5% y grupo parlamentario propio.

 

A partir de aquí, el 20 de diciembre dibuja un escenario en el que la promesa de ruptura de Podemos obtiene un buen aunque insuficiente resultado (12,67%), la propuesta rupturista de IU-Unidad Popular mantiene vivo el espacio de la izquierda transformadora (3,67%) y las confluencias entre Podemos, IU-Unidad Popular y nacionalistas obtienen un gran resultando siendo primera fuerza en Cataluña y segunda en Galicia.

 

La apuesta de la confluencia en torno a un programa rupturista, que asuma la centralidad de la cuestión social y de clase, y que reconozca la plurinacionalidad del Estado, ha demostrado un enorme potencial para ganar al bipartidismo y poner en marcha un proceso auténticamente transformador.

 

La apuesta por esta confluencia fue hasta el final la propuesta de IU-Unidad Popular.

 

Si solo fue posible construirla en Cataluña y Galicia fue por responsabilidad exclusiva de Podemos que se negó sistemáticamente a alcanzar acuerdos programáticos y electorales de confluencia en el conjunto del Estado.

 

Si se hubiese alcanzado una confluencia general en el conjunto del Estado es muy posible que el escenario fuera hoy significativamente más favorable para la mayoría social trabajadora.

 

El escenario futuro es incierto, la lógica del régimen y del poder asociado a él llevaría a conformar algún tipo de entente entre PP y PSOE (con la asistencia de Ciudadanos) para seguir ejecutando la agenda antisocial y antidemocrática exigida por la Troika.

 

Sin embargo, la dinámica estrictamente política es sensible y permeable a las tensiones y contradicciones sociales que siguen siendo fortísimas en nuestra sociedad. Por ello no podemos descartar cualquier escenario, incluido el de las elecciones anticipadas.

 

     3.2 Factores del proceso electoral y sus resultados.

 

Diversos factores pueden ayudar a explicar por qué lo que hace apenas dos años parecía un proceso acelerado de crisis terminal del régimen del 78 se haya visto ahora cuando menos paralizado.

 

El primero de esos factores que no podemos pasar por alto es la ausencia casi total de movilización social después del gran éxito de las marchas de la dignidad de marzo de 2014.

 

Aquellas movilizaciones (cientos de miles de personas en Madrid exigiendo un cambio de régimen), junto con las siguientes elecciones europeas, marcaron un punto de inflexión a partir del cual desapareció de las calles casi completamente la movilización.

 

Las movilizaciones de junio-julio de 2014 exigiendo un referéndum entre monarquía y república, después de la abdicación del Rey, marcaron también ese punto de inflexión. Aunque fueron movilizaciones importantes nuevos actores como Podemos no se sumaron a las mismas y desde entonces hemos vivido un desierto movilizador en las calles y una explosión de la ¨lucha política¨ en las televisiones.

 

Desde entonces los platós de televisión sustituyeron  a la lucha en las calles.

 

El segundo elemento que puede ayudar a entender el resultado electoral es la renuncia de casi todos los partidos y actores electorales a presentar propuestas que situasen las contradicciones reales y el conflicto social en el centro del debate.

 

Y los pocos que si mantuvieron esas propuestas fueron de forma creciente y sistemática excluidos del modelo de ¨debate político¨ televisado que se imponía frente a la fase anterior de movilización en la calle.

 

Así, con la notable excepción de IU-Unidad Popular, el debate electoral se convirtió en una especie de Juego de Tronos televisado, una pelea entre lo viejo y lo nuevo.

 

Pero una pugna entre lo viejo y lo nuevo desprovista casi totalmente de ideología, de conflicto social y de lucha de clases.

 

No es de extrañar así que el presidente de la CEOE afirmase al inicio de la campaña electoral que la gran patronal estaba tranquila.

 

Efectivamente, el poder empresarial y financiero podía estar tranquilo porque ciertamente durante la campaña y los meses previos a la misma casi nadie, excepto IU-Unidad Popular, puso encima de la mesa propuestas que afectaran al núcleo mismo de poder del sistema: monarquía o república, nacionalizaciones de sectores estratégicos, proceso constituyente republicano, señalar a los empresarios corruptores además de a los políticos corruptos, derogación de la agenda neoliberal impuesta por la Troika durante la crisis (art. 135, ley estabilidad presupuestaria, reformas laborales, ley mordaza)…

 

Así, sin movilización rupturista en la calle, con las televisiones controlando qué se debate y quién debate y sin una confrontación social y política en torno a propuestas de clase el régimen del 78, consiguió dibujar un terreno de juego favorable a sus intereses.

 

De la masiva movilización de las marchas de la dignidad de marzo de 2014 pasamos a la telecracia.

 

Ya solo faltaba tener bien controlada la pre-campaña y la campaña electoral.

 

Hemos asistido a la campaña más sucia y dirigida de la democracia. Grandes grupos empresariales de comunicación han decidido las reglas de la campaña electoral ante la pasmosa pasividad de la Junta Electoral Central.

 

Estas grandes corporaciones empresariales de televisión han decidido quién podía sentarse a debatir para presentar y confrontar su programa y quien no podía hacerlo, aunque entre quienes no podían hacerlo estuviera la tercera fuerza política en las anteriores elecciones generales.

 

Esto no es propio de una democracia, y denunciarlo es y seguirá siendo un imperativo democrático.

 

De la misma forma que hemos denunciado el consenso bipartidista en torno a una ley electoral injusta ahora también no podemos aceptar dar carta de normalidad a un modelo de campaña electoral que deja en manos de las grandes empresas de comunicación la decisión sobre las reglas de juego de la propia democracia.

 

¿Qué diferencia hay entre que la banca y las grandes empresas financien directamente mediante créditos y donaciones a sus partidos instrumentales o que sean los grandes grupos de comunicación privados quienes financien indirectamente a sus partidos favoritos mediante un tsunami de promoción televisiva?

 

En uno u otro caso son un puñado de grandes empresas, y el poder financiero que hay detrás de ellas, las que deciden por todos. Por eso decimos que lo que está en juego es la misma democracia.

 

     3.3 Posición de IU-Unidad Popular: grupo parlamentario, voto de investidura del Presidente del Gobierno y escenario de elecciones anticipadas.

 

En las próximas semanas desde IU-Unidad Popular se tomarán decisiones importantes (constitución o no de grupo parlamentario, posición y voto en la investidura del Presidente del Gobierno) sin descartar la posibilidad de convocatoria anticipada de elecciones.

 

En relación a estas decisiones y posibles escenarios el Consejo Político Federal celebrado el 9 de enero adoptó los siguientes acuerdos.

 

Sobre la constitución de un grupo parlamentario ¨explorar todas las posibilidades para la obtención del grupo¨.

 

En este sentido el diputado de EUiA por Barcelona Joan Mena trasladó al Consejo Político Federal el firme compromiso suyo y del Consejo Nacional de EUiA para que IU-Unidad Popular logre grupo parlamentario.

 

En relación a la sesión/sesiones de investidura del próximo presidente de gobierno el Consejo Político federal acordó:

 

¨Desde IU-UP, es evidente que no apoyaremos un gobierno del Partido Popular ni uno continuista de sus políticas. Una investidura de Pedro Sánchez, en su caso, debemos condicionarla al plan de emergencia social y de empleo, en la que se incluya la ley de garantía del derecho a la vivienda y la subida del SMI, la derogación de leyes como la LOMCE, la ley mordaza, las reformas laborales, la ley de estabilidad presupuestaria, la derogación de la reforma de la reforma del artículo 135 de la Constitución, de la reforma fiscal y la reforma de las pensiones, la aprobación de una comisión de investigación sobre la corrupción así como la reforma electoral, todo ello, dentro de un plan calendarizado¨.

 

Asimismo se acordó que en ningún caso entraríamos en un gobierno presidido por Pedro Sánchez, en todo caso apoyaríamos la investidura en base a un compromiso programático.

 

Finalmente, sobre ante el escenario hipotético de un adelanto electoral el Consejo Político Federal acordó:

 

¨La apuesta por las candidaturas de Unidad Popular y por el programa aprobado debe seguir siendo el camino¨.

 

En definitiva si se diera el caso de elecciones anticipadas la propuesta y hoja de ruta de IU-Unidad Popular es conocida: fortalecimiento del espacio de la izquierda transformadora, voluntad de sumar en base a un programa de ruptura desde el reconocimiento de cada parte y conformación de candidaturas plurales y unitarias elegidas de forma democrática.

 

Todo ello con el objetivo de derrotar al bipartidismo y poner en marcha un proceso constituyente que sirva para construir un nuevo país en beneficio de la mayoría social.

 

     3.4 En Navarra el bipartidismo también aguanta, Podemos reúne la mayoría del voto de ruptura y el nacionalismo pierde sus escaños en el Congreso de los Diputados.

 

En Navarra el resultado electoral, con especificidades propias, ha seguido la pauta general.

 

El eje viejo-nuevo ha sido el decisivo incluso hasta el punto de entrar como cuchillo en mantequilla en el espacio, hasta ahora pétreo, nacionalista.

 

Podemos ha obtenido un muy buen resultado (22,99% de los votos y dos escaños), la derecha de UPN-PP aunque perdiendo bastantes votos ha mantenido sus posiciones al igual que el PSN, los nacionalistas de Geroa Bai y EH Bildu han sido los claros perdedores de estas elecciones e IE-Unidad Popular logra el 4,11%.

 

El resultado obtenido el 20 de diciembre ha sido mejor que el obtenido por IUN-NEB en 2008 (3,27%) y peor que el alcanzado por IE en 2011 (5,51%).

 

Asimismo hemos subido 0,42 puntos y 2.007 sufragios en relación a las elecciones autonómicas de mayo pasado.

 

En todo caso también en Navarra el bipartidismo aguanta (44,43% y tres escaños) y si le sumamos el voto de Ciudadanos alcanza el 51,48% de los votos.

 

En relación al Senado se conformó una candidatura unitaria, agrupación electoral, que no alcanzó el objetivo de ser la candidatura más votada y obtener tres senadores.

 

Sin duda el desconocimiento de gran parte de los electores sobre esta candidatura ha sido decisivo para no alcanzar el objetivo planteado.

 

Finalmente el cambio producido en Navarra en mayo no ha sido derrotado en estas elecciones, no se sostienen las lecturas apresuradas e interesadas de la derecha en este sentido.

 

Lo cierto es que las posiciones a favor y en contra del cambio en Navarra siguen, como en mayo, muy equilibradas en cuanto a su apoyo electoral.

 

        4.- CELEBRACIÓN EN 2016 DE LA XI ASAMBLEA FEDERAL DE IU Y LA X ASAMBLEA DE IUN-NEB.

 

El proceso político-electoral que hemos vivido desde las elecciones europeas hasta las generales ha puesto de manifiesto, además de las fortalezas y virtudes de la izquierda transformadora que sin duda están ahí y son reales, las carencias de diverso tipo (políticas y organizativas) que tenemos.

 

Y estas carencias son las que hay que abordar en 2016 en el proceso de la asamblea federal para adaptar y trasladar posteriormente ese debate y sus resultados a las asambleas de las distintas federaciones de IU.

 

Debemos clarificar el modelo organizativo de federalidad con el que vamos a funcionar. Tenemos que ser una organización federal que de forma efectiva comparte la línea y la táctica política, lo cual no excluye actuaciones diferenciadas en los territorios siempre que sean compartidas y acordadas desde la federalidad.

 

Debemos asimismo, y esto es crucial, debatir cómo nos organizamos y trabajamos en el conflicto social, cómo podemos ser de verdad un movimiento político y social que no está permanentemente enganchado el bucle electoral.

 

Esto significa debatir cómo deben articularse y funcionar nuestras estructuras organizativas para estar presentes y ser eficaces en los diferentes ámbitos de lucha (electoral, social, cultural…).

 

Y como parte de este debate estará el debate nominativo, el debate sobre si la organización de la izquierda anticapitalista, feminista, republicana y rupturista que necesitamos para transformar nuestro país se debe llamar IU o como quiera que acordemos.

 

El debate que vamos a afrontar en 2016 y las decisiones que vamos a tomar en nuestras asambleas van a ser importantes para el futuro de la izquierda y de las opciones de transformar nuestra sociedad, y también no van a faltar los intentos, ya han comenzado, de envenenar o desviar este debate. No lo permitamos.

 

IUN-NEB, la militancia navarra de IU, vamos a participar con intensidad y compromiso en la próxima Asamblea Federal de IU, y a continuación trasladaremos sus resultados a nuestra organización territorial.

 

Al mismo tiempo en nuestra próxima asamblea de IUN-NEB renovaremos, como procede en todas nuestras asambleas, nuestros órganos de dirección.

 

Renovaremos en este sentido también la Coordinación de IUN-NEB para lo cual otro/a compañero/a asumirá las funciones que desde noviembre de 2007 me ha tocado, desde vuestra confianza, desempeñar.

 

Organizar la lucha, organizar la izquierda transformadora, organizar la Unidad Popular, abordar debates necesarios, estos son los objetivos y la tarea de nuestra próxima asamblea.

 

     4.1. Nueva etapa para IU

 

Para encuadrar el proceso de la XI Asamblea Federal el Consejo Político Federal aprobó el 9 de enero, con un apoyo del 80%, el siguiente texto.

 

¨Es tiempo para repensar la izquierda y tiempo para hacer balance de lo sucedido en los últimos años. A nuestro juicio, Izquierda Unida ha jugado durante décadas un papel imprescindible en la defensa de los intereses de las clases populares. Y aunque ha habido errores y cosas que no se han hecho bien en este tiempo, lo cierto es que en general IU es un instrumento del que estar orgullosos. Porque nuestra organización es ante todo la gente que se patea las calles en la búsqueda de un mundo más justo, y en la lucha concreta contra las injusticias en el mundo social y laboral.

 

No obstante, toca adaptarse a una nueva fase política y económica en nuestro país. Una nueva fase caracterizada por la crisis orgánica, los parlamentos más fragmentados de la democracia y un escenario de crisis económica que no ha acabado sino que, de hecho, puede volver a empeorar. Y este año, en el que se celebrará la XI Asamblea Federal de IU, es una oportunidad para afrontar estos retos y saber adaptar nuestro instrumento a los cambiantes que vivimos.

 

El compromiso de la militancia de Izquierda Unida está con la transformación social y con un proyecto de ruptura democrática que nos permita construir un nuevo país desde las coordenadas ideológicas del anticapitalismo, el feminismo y el ecologismo. Por eso seguimos considerando imprescindible seguir apostando por la unidad popular, recogiendo lo mejor de las experiencias vividas en los últimos años y proyectando hacia el futuro nuestra capacidad de transformar la realidad. No podemos olvidar que la unidad popular se construye en la movilización social y en las calles, y eso es parte esencial de nuestro proyecto político. En ese sentido, debemos seguir colaborando y contribuyendo a fortalecer los espacios de unidad popular que ya existen, al mismo tiempo que debemos potenciar otros nuevos a fin de que en un horizonte de tiempo lo más cercano posible la colaboración de las fuerzas de ruptura democrática sea una realidad efectiva.

 

Creemos fundamental que la colaboración entre las fuerzas de ruptura se dé desde el reconocimiento de la diversidad, pues es la única forma posible de aprovechar las sinergias políticas. En nuestro país, plurinacional y diverso, convivimos con muchas organizaciones de izquierdas que tenemos nuestra propia cultura política y nuestras propias ambiciones sociales; nada de eso debería ser un inconveniente para tejer lazos de colaboración electoral y no electoral. Al contrario, la potencialidad que encierra una colaboración así es algo que no deberíamos desaprovechar.

 

Así, creemos que tocan dos tareas simultáneas:

 

La primera, fortalecer nuestro proyecto político adaptando nuestra organización a los tiempos que realmente vivimos. Construyamos una organización más democrática, ágil, flexible y capaz de incidir con mayor eficacia en los conflictos sociales y políticos. Fortalezcamos ideológicamente nuestro instrumento, pues seguimos considerando que la solución a los problemas del país viene desde la izquierda y desde una perspectiva de clase. Aprovechemos la oportunidad de la próxima Asamblea Federal y hagamos un proceso ilusionante que nos permita sentirnos aún más orgullosos de nuestra organización.

 

La segunda, contribuir a construir los espacios de unidad que ya existen, promoviendo su fortalecimiento. Aprendamos de la extraordinaria campaña electoral en la que hemos sabido trabajar con otros distintos a nosotras, y aprendamos de todos los momentos en los últimos años en los que la colaboración entre diferentes actores, y siempre en torno a un programa común, ha permitido victorias para las clases populares. El horizonte de todas nuestras acciones debe ser la colaboración entre las fuerzas de ruptura. Tanto en lo electoral como en lo no electoral.¨

 

     4.2. Procedimiento y calendario para la XI Asamblea Federal

 

El Consejo Político Federal de IU celebrado el 9 de enero aprobó una metodología y un calendario provisional para la preparación y celebración de la XI Asamblea Ordinaria  de IU Federal.

 

Se acordó la creación de una Comisión de Trabajo que, bajo la supervisión de los órganos de dirección federales, se encargará de la ¨preparación, desarrollo y ejecución¨ de la XI Asamblea.

 

La composición de la Comisión acordada por el Consejo Político (plural y democrática sin superar los 20 miembros para ser operativa) es la siguiente: Adolfo Barrena, Lola Sánchez, Alberto Garzón, Marga Ferré, José Luis Centella, Marina Albiol, Manuel Fuentes, Clara Alonso, Antonio Cortés, Sira Rego, Tasio Oliver, Eva García, Fernando Sánchez, Encarna Milla, Juan Peña y las federaciones de Andalucía, Asturias, Cataluña y Navarra.

 

Asimismo el Consejo Político acordó los cinco grupos de trabajo para preparar la Asamblea: metodología, contactos con otras organizaciones, organización y logística, comunicación y, finalmente, diseño político, organizativo y estrategia.

 

En lo que respecta a la participación de la federación de Navarra en la Comisión de Trabajo se acordó nuestra presencia en el grupo de trabajo de ¨Diseño político, organizativo y estrategia¨ del que también forman parte Alberto Garzón, José Luis Centella, Marga Ferré y Manuel Fuentes. Este grupo de trabajo debatirá y diseñará la propuesta política de cada una de las fases del proceso.

 

El Coordinador Federal podrá asistir a todas las reuniones de la comisión y de los grupos de trabajo que considere.

 

La XI Asamblea quiere ser un proceso de debate y de participación de abajo a arriba, dando la palabra, la propuesta y la decisión a la militancia, los simpatizantes y las bases de IU con una primera fase de asambleas de base (con encuesta y cuestionario previo) de la que surja el debate y las propuestas a partir de las cuales se elaborarán los documentos de la Asamblea (político, estatutos…).

 

Posteriormente una segunda fase de la Asamblea, sobre los documentos elaborados, abordará un proceso final de debate y decisión.

 

La previsión inicial es que la XI Asamblea Federal de IU se pueda celebrar los días 20, 21 y 22 de mayo. Una Presidencia Federal a celebrar el próximo 23 de enero aprobará el calendario completo del proceso asambleario.

 

El Consejo Político Federal de IU acordó también que estas fechas y calendario, si es necesario, serán modificados en función de la convocatoria, en su caso, de unas elecciones generales anticipadas.

 

Coordinador General IUN-NEB

< Anterior   Siguiente >