Documentos

Informe Consejo político 17.01.2015

sábado, 17 de enero de 2015

1.- La hora de la movilización general de la izquierda. La propuesta de IUN-NEB: un cambio de izquierdas, inter-identitario, transformador y constituyente.

 

Con el año 2015 entramos en una fase crítica y decisiva en el proceso de crisis social, política e institucional que vivimos.

 

Vivimos tiempos muy difíciles pero también tiempos de esperanza, tiempos en los que las exigencias de profundos cambios, democráticos y sociales, se abren paso en sectores cada vez más amplios de la sociedad.

 

Se ha abierto la oportunidad de golpear y resquebrajar la aplastante hegemonía social y política con la que el bipartidismo monárquico ha venido actuando en las últimas décadas.

 

En año 2014 la masiva participación en las Marchas de la Dignidad o los resultados de las elecciones europeas reflejaron los fuertes cambios que se están produciendo en el comportamiento y las demandas de muy amplias capas sociales.

 

Tras seis años de crisis social, económica, política e institucional, seis años de paro masivo, pobreza y desigualdad, seis años con una durísima agenda neoliberal impuesta por las élites económicas y sociales, el año 2014 ha mostrado que existe ya una mayoría social dispuesta a actuar y movilizarse para ganar y para cambiar las políticas y las prioridades.

 

El 22 de marzo en Madrid cientos de miles de personas presentaron una enmienda a la totalidad al Régimen en la culminación de las Marchas de la Dignidad.

 

En las elecciones europeas el bipartidismo sufrió el mayor retroceso desde la Transición, pasando de representar más del 80% de voto a menos del 50%.

 

Todo esto, la movilización en las calles y la movilización en las urnas, ha encendido las alarmas en los diversos centros del poder político y económico en el Estado Español. Se encendieron las luces rojas en las sedes centrales de PSOE y PP, en el palacio de la Zarzuela, en la Moncloa y en las sedes de las grandes empresas del Ibex-35.

 

Llegar a este decisivo y crítico 2015 con una expectativa real de cambio no hubiera sido posible sin lucha y movilización social.

 

Solo la lucha y la movilización permiten crear las condiciones necesarias para agudizar las contradicciones del sistema, y dirigir la resolución de la crisis de Régimen en un sentido favorable a la mayoría social.

 

Por lo tanto debemos ser conscientes en todo momento de que la movilización ha sido y sigue siendo un factor decisivo para ganar poder social y político.

 

La movilización en defensa de la democracia, de la República, en contra del golpe de los mercados, en favor de las personas y la mayoría social trabajadora es lo que consigue transformar la realidad y es lo que nos permite avanzar en la conformación de un bloque social y político alternativo.

 

Recordemos que ahí está el núcleo de nuestra hoja de ruta. Desarrollar y consolidar el Bloque Social y Político. Una herramienta decisiva para la lucha y para ganar.

 

Dos son los decisivos retos que afrontamos este año.

 

El primer gran reto en 2015, en Navarra y en España, es culminar la derrota del sistema político y de las políticas responsables de la crisis, esto es, es el momento de conseguir la derrota del sistema bipartidista y de las políticas neoliberales.

 

Y al mismo tiempo, el segundo reto es cambiar esas políticas y ese sistema fracasados por una alternativa fraguada en el conflicto social y la movilización, una alternativa que recupere la democracia hoy secuestrada por el poder económico, una alternativa en definitiva que ponga en marcha un programa de transformaciones sociales y económicas al servicio de la mayoría social trabajadora.

 

Para ello es necesaria la suma y la confluencia, la organización y la movilización en torno al compromiso con un  programa para solucionar los problemas de la gente. Todas ellas son las herramientas imprescindibles para luchar y ganar.

 

En Navarra, al igual que en el conjunto del Estado, también hemos asistido al fracaso tanto de las políticas dictadas por los mercados e impuestas por la Troika como de la política bipartidista, de los pactos UPN-PSN.

 

Políticas que han fracasado en Navarra, en España y en Europa, y que ahora están colocando a Europa a las puertas de una nueva recesión.

 

Son políticas que es necesario cambiar radicalmente.

 

Porque de la misma forma que necesitamos nuevas mayorías políticas y sociales necesitamos también un cambio profundo y decisivo de las políticas que se aplican. Es imprescindible, si cambian las siglas y las caras pero no cambian las políticas el cambio solo será un inmenso fraude.

 

Y como sucede en el Estado también en Navarra sectores sociales cada vez más amplios y politizados exigen cambios reales, no operaciones cosméticas.

 

En la sociedad navarra durante los años de esta legislatura ha crecido la toma conciencia de los graves problemas que sufrimos, de la necesidad de movilización y la exigencia de profundos cambios y transformaciones.

 

Exigencia de transformaciones y cambios políticos, sociales, económicos y democráticos.

 

Esta activación y movilización se ha expresado en el 15M, en las movilizaciones de las Marchas da la Dignidad, en las elecciones europeas, en las movilizaciones republicanas…

 

Ahora toca hacer posible una alternativa que supere los fracasos de esta legislatura (fracaso político y fracaso de las políticas) e integre las demandas de profundos cambios que plantea la sociedad.

 

Ahora hay que construir una Navarra en la que la pluralidad no se traduzca en escisión social y confrontación.

 

Porque también necesitamos otras políticas para reconocer, articular y gestionar nuestra pluralidad identitaria, lingüística y cultural.

 

Por ello, uno de los ejes sobre los que debe pivotar la alternativa en Navarra es la construcción de una sociedad plural, laica inter-identitaria, comprometida con la libertad, la equidad y la defensa radical de los Derechos humanos, la paz y la solidaridad.

 

Acuerdos y consensos para construir una navarra plural e integradora.

 

No estamos condenados a dos navarras con identidades nacionales confrontadas o que vivan de espaldas una respecto a la otra.

 

El tiempo de la violencia de ETA ha quedado atrás, sin embargo la confrontación sobre la identidad de navarra se mantiene. Y esto es así porque todavía muchos y muchas siguen sin asumir que Navarra es plural y que el camino no es el de establecer la hegemonía de unos sobre otros.

 

Desde IUN-NEB defendemos que de la misma forma que hemos dejado atrás el tiempo de la violencia debemos ser capaces también de poner fin al tiempo de la confrontación sobre la identidad de navarra, y sostenemos que esto solo será posible desde la plena aceptación por todos y todas de nuestra diversidad y pluralidad.

 

Por ello, desde IUN-NEB, también defendemos que la alternativa a la visión excluyente de Navarra que tiene y práctica UPN no pasa por articular un frente identitario alternativo, pasa, por el contrario, por trabajar y hacer posible los acuerdos y consensos inter-identitarios.

 

Otro elemento sobre el que debe pivotar en Navarra la construcción de la alternativa es el de la defensa de nuestro autogobierno y de una democracia radical.

 

Democracia radical que supone la defensa de la democracia, de la democracia directa y participativa, de las consultas directas a la ciudadanía. Izquierda Unida proponemos abrir nuevos cauces de participación ciudadana sobre decisiones transcendentales para la vida de la gente.

 

De un autogobierno entendido como un derecho democrático de la ciudadanía navarra y que debe ser ejercido siempre al servicio de la sociedad y desde la solidaridad y la justicia social.

 

Desde IUN-NEB vamos a reivindicar y defender con firmeza nuestro autogobierno.

 

Pero vamos a reivindicar y defender un autogobierno comprometido con la democracia, los derechos sociales, la justicia social y la solidaridad.

 

Un autogobierno comprometido con la democracia en el que se incorpore con normalidad la decisión directa de la ciudadanía mediante referéndum (sobre asuntos de trascendencia, revocatorios…) y no un autogobierno en el que determinadas élites tomen decisiones cruciales de espaldas a la gente sin apenas debate y con  opacidad (TAV, peajes en sombra, Caja Navarra, modelo fiscal…).

 

Un autogobierno con la gente y para la gente, no un autogobierno con el poder económico y para la el poder económico. Un autogobierno para hacer leyes como la antidesahucios o la que garantiza la asistencia sanitaria a todas las personas.

 

Un autogobierno con las víctimas de la crisis y para las víctimas de la crisis, no un autogobierno con los defraudadores fiscales y para los defraudadores fiscales. No un autogobierno para hacer amnistías fiscales.

 

Un autogobierno con los parados y para los parados, con los desahuciados y para los desahuciados, con los trabajadores empobrecidos y para los trabajadores empobrecidos, con los jóvenes precarizados y para los jóvenes precarizados. No un autogobierno con y para las grandes empresas con domicilio fiscal en paraísos fiscales.

 

No un autogobierno para tener el impuesto de sociedades más bajo de España como acaban de aprobar UPN, PSN y PP.

 

Un autogobierno con justicia social y para la justicia social, con igualdad y para la igualdad. No un autogobierno para el caciquismo, no con un autogobierno con corrupción y para la corrupción.

 

Un autogobierno que tenga también como unos de sus fundamentos vertebradores la solidaridad entre los diferentes territorios que componen el Estado Español.

 

Este es el autogobierno que desde IUN-NEB queremos y que vamos a defender tanto en Navarra como frente a los ataques que recibe desde fuera.

 

En este último sentido estamos ante un escenario grave y preocupante para el autogobierno de Navarra: abuso de legislación básica por parte del estado, recursos sistemáticos contra leyes navarras ante el TC, sentencias del TC que incorporar nuevas interpretaciones y doctrinas muy lesivas con las competencias de navarra…

 

Desde IUN-NEB hemos defendido y vamos a seguir defendiendo nuestro autogobierno frente a un gobierno del PP, centralista y neoliberal, que ha atacado el autogobierno de navarra sobre todo cuando el Parlamento de Navarra ha utilizado sus competencias para defender los derechos de la ciudadanía, los derechos sociales básicos (desahucios, sanidad, vivienda…).

 

Sin olvidar que el problema lo tenemos también con un gobierno de UPN en Navarra que es socio y aliado político del gobierno del PP, que comparte sus políticas, y que en consecuencia es tremendamente débil para enfrentarse a ese gobierno del PP cuando ataca y recurre leyes navarras.

 

Y finalmente IUN-NEB, desde una posición de izquierdas, va a defender un ejercicio del autogobierno al servicio de la mayoría social, lo choca también con quienes lo quieren utilizar en beneficio de determinadas élites económicas y empresariales.

 

Si continúan los gobiernos de la derecha y los pactos bipartidistas seguiremos teniendo una democracia y un autogobierno sumisos al poder económico.

 

Derrotando esos gobiernos, esos pactos  y esas políticas es donde también saldrá ganando un autogobierno de Navarra democrático, solidario y al servicio de las necesidades de la mayoría social.

 

Desde IUN-NEB estamos decididos y comprometidos para dar respuesta en este año 2015 a la demanda y necesidad de alternativa que tiene la mayoría social de Navarra.

 

Para ello nuestra propuesta para el cambio es clara: un cambio de izquierdas, inter-identitario, transformador y constituyente.

 

Trabajamos para que las elecciones forales y municipales de mayo de 2015 sean en Navarra el inicio de un nuevo tiempo político y social, con nuevas mayorías políticas y sociales, con nuevas políticas y nuevas prioridades.

 

Para que desde esas nuevas mayorías y esas nuevas políticas podamos empezar a construir una nueva Navarra, desde la izquierda y desde la pluralidad.

 

Nuevas políticas alternativas a la agenda neoliberal del gobierno de UPN, nuevas políticas desde la izquierda en torno a:

 

  • Protección social plena: Restitución de los derechos sociales y restauración de los servicios públicos como garantía efectiva de derechos para todas y para todos. Derecho al empleo, la protección social, la educación y sanidad públicas de calidad,  acceso a la vivienda, al ocio, a la cultura, al uso de las lenguas propias…

 

  • Una organización económica al servicio de las personas para salir de la crisis y crear empleo.

 

- Defensa de los derechos sociales y laborales.

 

- Defensa de las víctimas de la crisis, de las personas desempleadas y de precarizadas.

 

- Puesta en marcha de una política económica y presupuestaria que reactive la economía y que tenga como prioridad la lucha contra el paro, la pobreza y la desigualdad.

 

- Recuperación de una banca pública.

 

- Articulación un sistema fiscal justo y progresivo.

 

  • Por la integridad y derechos de las mujeres: paridad efectiva y corresponsabilidad entre hombres y mujeres, erradicación de actitudes machistas y discriminatorias y el derecho al aborto.

 

  • Por un modelo de desarrollo basado en las necesidades de la población de hoy y del futuro en el respeto al medio ambiente y la naturaleza.

 

Es decir, todo lo contrario de lo que supone la agenda austericida y neoliberal que el gobierno de UPN ha venido ejecutando esta legislatura, en ocasiones con apoyos decisivos del PSN (última reforma fiscal).

 

Esa es la propuesta para el cambio y la alternativa en Navarra que desde IUN-NEB vamos a defender.

 

Acuerdos de izquierdas y plurales para hacer frente a las políticas neoliberales, a los recortes, a las políticas de desigualdad, a los ataques a los derechos sociales y laborales, acuerdos de izquierdas y plurales para tener más y mejor democracia, para derrotar a las políticas y a los políticos que nos han traído la crisis, el paro y la pobreza.

 

Este es nuestro compromiso con la sociedad navarra, con los ciudadanos y ciudadanas, con los trabajadores y trabajadoras.

 

2.- La Confluencia imprescindible. Programa, Ciudadanía, Organización y Movilización.

 

La lucha contra la hegemonía y el poder neoliberal necesita de espacios de confluencia en los que encontrarnos quienes reclamamos situar la salida social a la crisis como máxima prioridad poniendo la economía al servicio de las personas y bajo control democrático.

 

Espacios de confluencia en los que encontrarnos para construir, desde la cultura e identidad de cada fuerza, una unidad programática y  movilizadora que consiga la mayoría en las elecciones y que permita poner en marcha el proceso constituyente que reclamamos.

 

Una confluencia basada en el encuentro y cooperación en luchas concretas.

 

Una confluencia, en definitiva, que es necesario fraguar de abajo hacia arriba en la lucha y en la movilización.

 

Y una confluencia fraguada desde el acuerdo en el programa.

 

Desde IUN-NEB hemos trabajado para alcanzar el mayor nivel de confluencia y suma en la izquierda navarra de cara a las elecciones forales y municipales del 24 de mayo próximo.

 

Desde las elecciones europeas hemos multiplicado los pronunciamientos públicos en favor de la confluencia, los contactos y encuentros (siempre a iniciativa nuestra) así como las propuestas concretas para articular los procesos de confluencia: construir espacios abiertos a la ciudadanía, colectivos y organizaciones para proponer, debatir y acordar entre todos/as, primarias abiertas conjuntas de las listas electorales…

 

En este mismo sentido y con este mismo objetivo de construir desde abajo entre todos/as la confluencia militantes de IUN-NEB han impulsado, junto con otras personas,  el proceso ¨Ganemos Navarra¨ para hacer posible la confluencia de la ciudadanía y de la izquierda ante las próximas elecciones forales.

 

Sin embargo nos hemos quedado lejos de alcanzar la suma y confluencia que deseábamos y que creemos que necesita hoy la sociedad y la izquierda navarra.

 

Nos hemos encontrado una vez más con los tradicionales límites que se autoimponen las organizaciones sociales para dar el paso a una participación activa y directa en la construcción de la alternativa política, y nos hemos encontrado también con la decisión, que respetamos aunque no compartimos, de otras organizaciones políticas de no ir a un proceso de convergencia que sumase a personas, colectivos y partidos.

 

Sin embargo el intenso trabajo realizado ha sido útil y en modo alguno lo consideramos agotado.

 

Porque desde IUN-NEB consideramos estratégica la confluencia social y política de la ciudadanía y de la izquierda, con voluntad y decisión de derrotar la hegemonía neoliberal y de ganar para transformar.

 

Una confluencia con programa, con identidad política, con agenda movilizadora, una confluencia con suma de ciudadanos/as, de movimientos sociales y de organizaciones políticas, una confluencia que empodere a la ciudadanía y que la haga protagonista de los procesos políticos y sociales.

 

Lamentamos que esta concepción de la confluencia no sea compartida por todos los actores políticos en condiciones hoy de realizar aportaciones decisivas a la construcción de la alternativa.

 

Podemos ha optado por un modelo de confluencia basado en la adhesión a su marca y a su liderazgo, diluyendo el peso del programa y la identidad política, rechazando la confluencia de partidos y ubicando el espacio de confluencia en una ¨centralidad¨ que rechaza expresamente referenciarse en la izquierda.

 

Respetamos las decisiones de los demás agentes políticos pero consideramos esta decisión un grave error político ya que una confluencia así concebida (sin apenas programa, organización y movilización) tendrá enormes dificultades para convertir los votos en procesos de cambio y transformación social.

 

En todo caso esto no debe llevarnos a un repliegue en el trabajo que llevamos haciendo de cara a la confluencia, nuestra apuesta por la confluencia (en base a una política y un programa) ha sido, es y será una de nuestras apuestas estratégicas.

 

Por ello IUN-NEB está y seguirá estando en la confluencia, trabajando para avanzar en ella en cada momento y oportunidad que podamos abrir y construir.

 

El año 2015 para nosotros será también un año para la confluencia y que orientaremos nuestras acciones y decisiones a hacerla posible.

 

En este sentido las primarias abiertas, los diversos espacios de movilización o el proceso de elaboración programática tendrán para nosotros una finalidad también dirigida a la suma y a la confluencia.

 

Nada está terminado ni agotado y en el camino de la confluencia la mayoría social está llamada a encontrarse y a organizarse.

 

En impulsar y acelerar ese encuentro y organización es en lo que hemos trabajado, y vamos a seguir trabajando, desde IUN-NEB y desde toda IU.

 

3.- Primarias abiertas, herramienta y espacio para la movilización de la izquierda. Elaboración Programática y candidaturas municipales.

 

El año 2015 debe ser un año de movilización general de la izquierda, en las calles y en las urnas, en el conflicto social y en las elecciones.

 

El proceso de primarias abiertas que a vamos a realizar IUN-NEB y Batzarre tiene este propósito fundamental. IUN-NEB y Batzarre queremos hacer partícipes de las decisiones más importantes a la ciudadanía de izquierdas, a nuestros y muestras simpatizantes.

 

Debe ser, ante el reto trascendental de alcanzar el cambio en Navarra en las elecciones forales y municipales de mayo de 2015, un marco y una herramienta para la participación, la movilización y la decisión colectiva de la ciudadanía de izquierdas.

 

El reglamento y el calendario de primarias abiertas que se debatirán en este Consejo Político tratan de activar y reforzar ese proceso de movilización social y política de la izquierda.

 

Toda la militancia de IUN-NEB debemos volcarnos en hacer de este proceso un auténtico espacio para la participación ciudadana y la decisión colectiva, de la misma forma que nuestra militancia trabaja en la construcción de organización y en la movilización.

 

Ahora, con un trabajo importante de confluencia realizado que ha sido, es y será necesario mantener en todo caso, IUN-NEB y Batzarre debemos volcarnos para que las primarias abiertas conjuntas que vamos a realizar sean un proceso democrático participativo en el que logremos una importante movilización de la izquierda navarra.

 

Ese es el reto, que la coalición Izquierda-Ezkerra sea no solo la suma de dos organizaciones políticas de la izquierda transformadora navarra sino también algo más, un espacio real y cómodo para la participación y la decisión de la ciudadanía de izquierdas de navarra.

 

Para eso deben servir las primarias abiertas conjuntas, para que la ciudadanía de izquierdas y los nuevos sectores que se están politizando encuentren un espacio para participar y decidir, para ser y sentirse protagonistas en el proceso de construcción de la alternativa.

 

En el desarrollo del proceso de primarias deberemos trabajar también el conjunto de la pluralidad de IUN-NEB para que la decisión de los militantes y simpatizantes sea también capaz de integrar nuestros principios de pluralidad y consenso.

 

Una candidatura por tanto que sea también expresión e integración de nuestra pluralidad, y que conforme asimismo un equipo de trabajo capaz de desarrollar y desplegar con capacidad y eficacia en el parlamento nuestra propuesta política y programática.

 

Junto al proceso de primarias para la confección de la lista electoral estamos ya plenamente inmersos en el proceso de elaboración programática.

 

Debe ser un proceso muy participativo en el que tomen protagonismo nuestras áreas de elaboración colectiva así como personas y colectivos que colaboran con nosotros, y para el que contamos también con el Programa-Marco elaborado desde IU federal.

 

El proceso de elaboración de los programas electorales es un instrumento fundamental para sumar y confluir en torno a propuestas concretas que respondan a los problemas y necesidades de la población en el marco de  un modelo social, de relaciones sociales, económico y medio ambiental diseñado para la gente.

 

En definitiva queremos confluir con otros y con otras construyendo propuesta política y construimos propuesta política para ahondar en la construcción de una alternativa de izquierdas con al que cada vez más gente se identifique.

 

Nuestras áreas ya están trabajando y ahora también debemos impulsar un proceso de participación de la ciudadanía y de puesta en común con nuestros aliados en Izquierda-Ezkerra.

 

En los próximos meses desarrollaremos encuentros y jornadas de debate y propuesta que culminarán en abril con una asamblea programática en la que presentaremos el programa con el que concurriremos a las elecciones forales de mayo.

 

Igualmente en los municipios nuestra militancia y asambleas locales deben acelerar el proceso de elaboración de los programas y candidaturas municipales.

 

Es un proceso de la máxima importancia que requiere mucho esfuerzo y capacidad de acuerdo y suma. Debemos trabajar para llegar al máximo de localidades con una propuesta de izquierdas que movilice a la ciudadanía.

 

Desde una propuesta y un programa de izquierdas debemos ya ponernos a concretar candidaturas municipales.

 

Cada ámbito local tiene su especificidad y seremos flexibles a la hora de acordar y concretar las candidaturas.

 

En todo caso trabajaremos prioritariamente por extender las candidaturas municipales de la coalición Izquierda-Ezkerra, sin perjuicio de presentarnos como IU donde los entendamos oportuno así como en el marco de candidaturas independientes de izquierda donde el contexto y las posibilidades de suma local lo hagan necesario.

 

En todo caso tanto las candidaturas municipales que presentemos en el marco de la coalición Izquierda-Ezkerra como las que registremos como IU formarán parte de una misma coalición electoral a nivel del Estado de la que formarán parte IU y Batzarre.

 

4.- Nuevo acuerdo bipartidista para la reforma fiscal. Propuestas de Izquierda-Ezkerra en el final de legislatura.

 

La legislatura que en dos meses terminará en el Parlamento de Navarra a la vez que ha mostrado el agotamiento del sistema de pactos bipartidistas (UPN-PSN) ha evidenciado también las enormes presiones de las élites sociales y económicas navarras para que ese marco bipartidista no se finiquite y pueda perpetuarse.

 

Un sistema bipartidista en el que UPN ha impuesto las partes fundamentales del guión y en el que las élites navarras han encontrado siempre salvaguardados sus intereses y privilegios.

 

La crisis y fracaso del modelo se hace evidente cuando vemos que en estos cuatro años a pesar de disponer de mayoría absoluta en el Parlamento UPN y PSN han sido incapaces de dar una mínima estabilidad política a la legislatura.

 

Sin embargo a la vez que esto sucedía el PSN ha sido incapaz de romper totalmente sus amarras con la derecha lo cual ha permitido a UPN gobernar y ejecutar las políticas austericidas y neoliberales, y ha impedido a la oposición abrir un nuevo tiempo político forzando una convocatoria anticipada de elecciones.

 

Mientras la presión social y ciudadana empujaba al PSN a dar por rotos sus pactos con UPN este partido siguió siendo bastante permeable a las presiones que las élites navarras le dirigían para salvaguardar sus intereses y privilegios.

 

Una de las agendas más sensibles para las élites económicas y sociales navarras es, como no, la económica y fiscal.

 

Y es aquí donde se ha visualizado y comprobado, en el tramo final de la legislatura, de forma muy evidente esta situación.

 

La reforma fiscal, exigida por la patronal navarra, que presentó en octubre UPN, y que rechazó el Parlamento de Navarra con los votos del PSN, la presentó en noviembre el PSN y se aprobó con los votos de UPN.

 

Es la misma reforma fiscal la presentada primero por UPN y luego por el PSN, y es la misma reforma fiscal aprobada en el Estado por el PP con los votos en contra del PSOE.

 

Una reforma regresiva, de derechas, que aumenta muy gravemente la desigualdad fiscal y que resulta muy dura y lesiva para la hacienda pública y para el sostenimiento de los servicios públicos esenciales.

 

El PSOE la rechazó en el Congreso de los Diputados pero fue aprobada por la mayoría absoluta del PP, el PSN la rechazó en octubre en Navarra y no fue aprobada por no disponer UPN y PP de los votos necesarios, las élites y patronal navarras presionaron al PSN y este partido la presentó en noviembre para ser finalmente aprobada con los votos de UPN, PSN y PP.

 

Una reforma al servicio de los intereses de los que más tienen y más ganan y cuyos contenidos fundamentales son:

 

- Bajada de 5 puntos en el tipo impositivo nominal que pagan las grandes empresas. Se deja en 2015 en el 25% (el tipo efectivo real ronda el 10%) que será este año el tipo más bajo de España.

En 2013 se recaudaron 1.079 millones de euros por IRPF (en un 90% rentas del trabajo) y 985 millones por IVA mientras que por Impuesto sobre Sociedades solo se recaudaron 166 millones.

 

- Bajada de cuatro puntos en el tipo máximo que pagan las rentas de capital, del 27 al 23%. Las rentas del trabajo tienen un tipo máximo del 48% lo cual muestra la enorme desigualdad fiscal existente.

 

-Bajada de un 40% en la capacidad recaudatoria del Impuesto del Patrimonio. Unos 8.000 grandes patrimonios dejarán de tributar unos 23 millones de euros.

 

- Reducción superior a los 100 millones de euros en la recaudación según datos de la propia Hacienda Foral.

 

En definitiva, cuando lo que toca es decidir sobre materias donde los intereses y privilegios de determinadas élites sociales o económicas están en juego el PSN se muestra muy permeable a las presiones de estos grupos.

 

Así ha sucedido con la reforma fiscal, así sucedió también con el pacto UPN-PSN-PP para vaciar de capacidad recaudatoria el Impuesto a la Banca que desde Izquierda-Ezkerra propusimos, y así ha sucedido con el mantenimiento de infraestructuras como el TAV.

 

Además de la reforma fiscal la recta final de la legislatura también viene marcada por propuestas que hemos presentado y trabajado desde la coalición Izquierda-Ezkerra.

 

Son propuestas importantes como la modificación de la ley foral del vascuence para garantizar en toda Navarra en la escuela pública la enseñanza en euskera atendiendo a la demanda existente o la ley foral para reconocer y reparar a las víctimas de actos de violencia ilegítima de funcionarios públicos.

 

Asimismo hemos vuelto a solicitar la constitución de una comisión de investigación sobre el proceso final de Caja Navarra y hemos presentado una batería de medidas para luchar contra la corrupción en la ponencia constituida al efecto.

 

Llegamos al final de una legislatura muy intensa en al plano político y en la actividad de propuesta de nuestro grupo parlamentario.

 

Se han aprobado leyes a iniciativa nuestra como la ley antidesahucios (recurrida al TC por el gobierno del PP), la ley foral para retirar la financiación a los centros educativos públicos que segregan al alumnado por sexo, la ley foral de memoria histórica o la ley foral para impedir los recortes en la atención sanitaria urgente en las zonas rurales.

 

Han sido cientos las iniciativas presentadas, muchas hemos conseguido que se aprueben, y siempre ha sido nuestra prioridad trabajarlas de la mano de la gente y en el conflicto social.

 

Un trabajo que ha contado con la aportación decisiva de las áreas de elaboración, la militancia y la colaboración de muchos simpatizantes de IUN-NEB.

 

5.- Elecciones Grecia, movilizaciones 21-M, 14 abril, 1 de mayo…

 

El próximo 25 de enero se celebrarán elecciones generales en Grecia, un país arrasado socialmente por las políticas neoliberales impuestas por la Troika y ejecutadas por la derecha y la socialdemocracia griegas.

 

La posibilidad del triunfo de una alternativa en Grecia marcaría también un punto de inflexión en Europa y señalaría el camino para otros países como el Estado Español.

 

El fracaso del dictado neoliberal se traduce en un desempleo que ha pasado del 7,7 al 27,3%, una privatización masiva de empresas y servicios públicos (ferrocarril, puertos, aeropuertos, gas, agua, correos…) a precios irrisorios, 150.000 despidos de trabajadores/as públicos, colapso de la sanidad pública (recortes drásticos en especialistas, urgencias, financiación…), caída del 30% en las pensiones públicas, fortísimos recortes presupuestarios en educación, seguro de desempleo, transportes públicos...

 

Estas elecciones han abierto la posibilidad de que el pueblo griego saque del gobierno  a quienes han aceptado ejecutar las políticas exigidas por la Troika.

 

Estamos ante una posibilidad cierta de que la izquierda transformadora (Syriza) que rechaza el dictado de la Troika gane las elecciones y de inicio a un nuevo tiempo político con una alternativa real a las políticas neoliberales.

 

Desde IUN-NEB vamos a trabajar en la calle y en las instituciones en apoyo al cambio en Grecia y para exigir respeto a la democracia.

 

Porque ahora es fundamental asegurar el pleno respeto democrático al proceso electoral en Grecia.

 

La limpieza y legitimidad de un proceso democrático descansa en el respeto al debate y a la decisión democrática de la ciudadanía. Resulta esencial que no existen coacciones o amenazas externas que interfieran en el proceso.

 

Sin embargo en las elecciones generales celebradas en Grecia en junio de 2012 se dio una intensa y constante campaña de coacciones y amenazas al pueblo griego por parte de la Troika (FMI, BCE y CE).

 

Desde la Troika se lanzaron constantes mensajes de coacción al pueblo griego: o se votaban las políticas que exigía la Troika en beneficio de los poderes económicos y financieros o se descargaría sobre el pueblo griego el mayor de los desastres.

 

Fue toda una campaña antidemocrática de acoso contra el pueblo griego y su democracia.

 

Ahora la Troika ha comenzado de nuevo su campaña de coacciones y amenazas nada más convocarse las elecciones. Vuelven a plantear al pueblo griego la decisión entre la sumisión al programa austericida en beneficio de la Banca y los poderes financieros o la catástrofe total.

 

De nuevo, dos años después, ante las nuevas elecciones convocadas este escándalo antidemocrático se vuelve a reproducir y debe encontrar una firme respuesta democrática por parte de todos los pueblos de Europa.

 

Por ello toca ahora movilizarse en defensa de que solo corresponde al pueblo griego tomar su decisión, en libertad y democracia, sin coacciones y amenazas.

 

Desde IUN-NEB impulsaremos iniciativas y movilizaciones en defensa de la no injerencia en la democracia griega y a favor de la alternativa frente a las políticas de la Troika y sus defensores (mociones municipales, concentraciones, plataforma de apoyo a Syriza…).

 

Al mismo tiempo que apoyamos el cambio y la democracia en Grecia en este año 2015 debemos también mantener todo nuestro trabajo a favor de la movilización.

 

Los marcos de movilización van a ser numerosos e importantes: en contra del TTIP y a favor de un referéndum si la UE sigue adelante con el tratado, en las nuevas movilizaciones convocadas desde las Marchas de la Dignidad, en las movilizaciones republicanas (14 de abril), en las luchas en defensa de los/as trabajadores/as (1º de mayo)…

 

Pamplona, 17 de enero de 2015

 

Coordinador IUN-NEB

< Anterior   Siguiente >