Opinión

Barañáin: las pistas del neoliberalismo

jueves, 18 de diciembre de 2014

Estos días ha aparecido en prensa el dislate de un ayuntamiento gobernado por UPN, con la inestimable ayuda de un PSN siempre a su servicio, que para ahorrar en unas pistas de atletismo las acaban con asfalto. Según prometió el equipo de gobierno se iban a sustituir por otras similares o incluso un poco mejores, y las que se han hecho, todavía sin terminar en estas fechas (vestuarios, riego, etc.), son con dos calles menos y de asfalto, es decir impracticables, de peor calidad que las que había.

 

Es todo un síntoma de una realidad mucho más grave. En primer lugar un Ayuntamiento que con mano de hierro, evita que la oposición controle y mucho menos ayude a gobernar Barañáin. El bipartidismo puro y duro. En segundo lugar lo que es más grave el antecedente. Existían en Barañáin unas pistas de atletismo en el centro del núcleo urbano, pero era un lugar apetecible para una gran superficie, promocionada desde el principio por Mercadona.

 

Es verdad que se hizo un concurso, pero todos sabíamos que detrás estaba esa empresa. Y así fue como cambiaron servicios sociales públicos por intereses privados de una gran empresa: puro neoliberalismo. Y sus consecuencias son la disminución del comercio minoritario de Barañáin con lo que eso significa de eliminación de vida social en el pueblo y de puestos de trabajo, y además el aumento del tráfico ya de por sí problemático en un núcleo urbano que es una fondo de saco y cuyas salidas están todas en el mismo lado hacia Pamplona.

 

Y por último estos mismos Señores obsesos de las privatizaciones (han renovado el contrato de limpieza por diez años para mayor seguridad de la empresa por si cambia el Gobierno del ayuntamiento), demostrando con su falta de diálogo el temor ante cualquier iniciativa que no provenga de sus huestes (han sido incapaces de dejar un local para un centro de distribución de alimentos.) Sin ninguna sensibilidad ante los problemas reales de la población de Barañáin, como son el paro y las desgracias que ello significa como hambre entre la población infantil y la falta de vivienda o los desahucios Y además  su inutilidad y mala gestión como demuestra el caso de las pistas de atletismo. Añadir su obsesión por eliminar arboles, que si repiten gobierno, ya no quedaran en Barañáin más que en el escudo.

 

Por lo tanto es urgente que en las Elecciones Municipales próximas estos partidos  queden reducidos a la mínima expresión por ser causantes  a nivel Estatal y de Navarra de la mayor época, después del franquismo, de expoliación de los trabajadores, mediante  sus  reformas laborales, sus ayudas a la banca que han  creando un una deuda pública impagable, y una sumisión a las políticas de austeridad de la Troika. Recortando los servicios sociales, creando listas de espera inaceptables en la sanidad, privatizando ésta y la educación, y sobre todo haciendo que seamos el segundo país con más parados de todo Europa. Por no hablar de la corrupción que se ha instalado como parte del sistema.

 

Por eso también estas elecciones municipales deben ser el comienzo de un Proceso Constituyente Republicano, que ponga la economía al servicio del pueblo y que acabe con este régimen incapaz de dar solución a los problemas de paro y miseria que afectan ya a la mayoría de la población, a causa de sus políticas al servicio del capitalismo.

< Anterior   Siguiente >