Documentos

Informe Consejo político 15.02.2014

sábado, 15 de febrero de 2014

1.- Ciclo político y electoral decisivo para derrotar el bipartidismo y las políticas neoliberales. Revolución Democrática y Social.

 

En los próximos dos años afrontamos un ciclo electoral decisivo para sumar apoyos contra las políticas y los gobiernos neoliberales, para debilitar el bipartidismo y para acumular fuerzas en favor de un proceso constituyente hacia la III República que enfrente el golpe político y económico neoliberal.

 

IU está comprometida con la construcción de un bloque social y político que permita, desde la organización y la movilización de la mayoría social, disputar el poder a todos los niveles y también en la lucha electoral.

 

Trabajamos para sumar acuerdos en la izquierda transformadora, con los movimientos sociales y los sindicatos de clase. Acuerdos que alcancen su fuerza y coherencia en el programa.

 

IU viene trabajando de forma constante con esta voluntad de unidad y acuerdo. En este sentido ahí están los acuerdos que dieron lugar a la coalición electoral, y al posterior grupo parlamentario, de la Izquierda Plural en el Congreso de los Diputados, o a las coaliciones electorales de AGE (Galicia), Izquierda-Ezkerra (Navarra) o Izquierda de Aragón.

 

Los acuerdos o sumas con los movimientos sociales o sindicales son más difíciles de alcanzar y consolidar. En todo caso nuestro compromiso es trabajar en esa dirección siendo conscientes de que es en el marco de la lucha y la movilización en donde debemos fraguar las condiciones para avanzar.

 

De nuestra capacidad para ir tejiendo, con otros muchos más, el Bloque Social y Político dependerá también en gran medida las opciones de conseguir también luego en las urnas los objetivos que nos hemos propuesto: anular la hegemonía del bipartidismo, derrotar las políticas neoliberales y activar un proceso constituyente republicano en el Estado Español.

 

En esta dirección IU ha elaborado un documento propuesta de Revolución Democrática y Social para trasladar y debatir con la sociedad y los diferentes agentes sociales y políticos.

 

La propuesta de Revolución Democrática y Social tiene dos pilares fundamentales: la revolución política, de radicalidad democrática en las reglas del juego democrático, y la revolución económica, de alternativas sociales a la estrategia neoliberal.

 

El próximo 15 de marzo realizaremos unas jornadas para debatir y extender la propuesta de Revolución Democrática y Social con la presencia de la dirección federal.

 

El PP, al igual que UPN, están trasladando al discurso de que ya hemos salido de la recesión económica y que solo es cuestión de tiempo la recuperación del empleo.

 

Vuelve el discurso de los brotes verdes alimentado con algunos datos macroeconómicos (bajada de la prima de riesgo, superávit comercial, crecimiento del PIB…) pero sin poder presentar ninguna mejora real de los niveles de desempleo, pobreza y desigualdad.

 

Es un discurso falso, alejado de la realidad que vive la mayoría social, y que persigue sostener ante el próximo ciclo electoral el modelo bipartidista.

 

Lo cierto es que si no derrotamos a las políticas y a los gobiernos neoliberales estamos condenados a una consolidación de la pérdida de derechos (reforma laboral, art. 135 CE, recortes en servicios públicos, recortes de las pensiones…), y a un escenario crónico y masivo de paro, pobreza y desigualdad.

 

Asimismo, enfrentamos una ofensiva autoritaria y reaccionaria que busca amputar derechos individuales y democráticos.

 

Resulta especialmente alarmante la eliminación que ha propuesto el PP, de la mano de la jerarquía católica, del derecho a decidir de las mujeres sobre su cuerpo y maternidad (derecho que tampoco está plenamente reconocido con la vigente ley del PSOE), o el proyecto de ley mordaza que busca ahogar en represión el derecho a la protesta de la ciudadanía.

 

Igualmente grave es la reforma local aprobada por el PP que recorta la capacidad de los ayuntamientos para prestar servicios a la ciudadanía, impone las políticas de austeridad y empuja a la privatización de servicios públicos.

 

El próximo mes de mayo tendrán lugar las elecciones europeas, y el próximo año 2015 las municipales, autonómicas y generales.

 

En el marco de las elecciones europeas IU federal está trabajando para presentar un programa y una candidatura que represente un gran acuerdo y una gran suma política y social.

 

La plataforma que el PIE presentó en su IV Congreso de diciembre en Madrid está sirviendo también de instrumento.

 

El próximo 2 de marzo una Asamblea que reunirá a IU, a nuestros aliados políticos y a activistas sociales debatirá y ratificará tanto el programa con el que concurriremos a las elecciones europeas como la candidatura que presentaremos.

 

Un programa que defenderá una Europa social y democrática alternativa a la Europa neoliberal que defiende el bipartidismo de la mano de la Troika (CE, FMI, BCE).

 

Una candidatura que integre junto a los/as candidatos/as de IU a nuestros aliados políticos y a activistas sociales.

 

En este proceso de suma política y social IUN-NEB, al igual que IU federal, valora muy positivamente la decisión tomada por Batzarre de concurrir junto a IU a las elecciones europeas.

 

Desde IUN-NEB afrontamos el ciclo electoral que se abre con las elecciones europeas del próximo mes de mayo con el compromiso de convertirlo en una fase decisiva en la derrota del bipartidismo y de las políticas y gobiernos neoliberales.

 

2.- Barcina mantiene el austericidio, azuza el frentismo identitario y apela a la extrema derecha para mantener el poder.

 

Como auténticos pirómanos. Así están actuando Barcina y su gobierno en la recta final de la presente legislatura.

 

Pirómanos en relación a la crisis económica al mantener el programa austericida y neoliberal que vienen ejecutando desde 2011, y pirómanos también en su búsqueda obsesiva del frentismo identitario y nacional en el seno de la sociedad navarra.

 

En este contexto se está acelerando la degradación y descomposición del propio gobierno.

 

A las dimisiones de cargos clave en la Hacienda Foral, en un momento crítico para las cuentas públicas (caída de la recaudación y negociación del Convenio Económico con el Estado) se ha sumado el desastre en el que se ha sumido el departamento de Salud con dimisiones en cadena y agudización de los problemas que arrastra (privatizaciones, recortes, listas de espera…).

 

El escenario es el de un gobierno sumamente debilitado, que carece de cualquier programa de gobierno que no sea los recortes y el frentismo identitario, y cuyo único objetivo es mantenerse en el poder a cualquier precio hasta las próximas elecciones de mayo de 2015.

 

Mantenerse en el poder a cualquier precio, incluso pidiendo ayuda a la extrema derecha del Estado a la que en un reciente discurso público en Madrid Barcina ofreció utilizar Navarra como salvaguarda de la unidad de España.

 

El escenario es por lo tanto sumamente grave para Navarra.

 

Tenemos una presidenta y un gobierno que, mientras ejecutan el austericidio neoliberal, no dudan en recurrir a lo que sea para llegar a mayo de 2015 y mantener el poder más allá de esa fecha.

 

Aunque recurrir a lo que sea signifique azuzar el frentismo identitario y apelar a la extrema derecha del Estado.

 

Navarra, su futuro y el bienestar de nuestra sociedad, no les importa nada, solo les importa mantenerse en el poder, a costa de lo que sea.

 

No olvidemos que Barcina ha decidido mantenerse en el gobierno durante tres años en una situación de minoría parlamentaria. No encontramos una situación semejante a ésta en ningún ámbito democrático de nuestro entorno.

 

Cuando se pierde la mayoría parlamentaria un gobierno democrático debería convocar elecciones, nadie se debe aferrar al poder tres años en minoría.

 

Esto solo pasa, está pasando, en Navarra.

 

En este sentido desde IUN-NEB queremos hacer una última apelación a las fuerzas parlamentarias de la oposición, y en especial al PSN. Nosotros no nos resignamos.

 

Quedan todavía seis semanas para que desde el Parlamento podamos forzar una convocatoria electoral El plazo legal termina al finalizar el mes de marzo, todavía es posible adelantar las elecciones al Parlamento de Navarra para hacerlas coincidir con las elecciones europeas.

 

Volvemos a trasladar nuestra disposición a presentar de forma inmediata una moción de censura en el Parlamento y convocar elecciones en Navarra haciéndolas coincidir con las elecciones europeas.

 

Esperar un año más, con un gobierno de UPN y una presidenta que están demostrando estar dispuestos a todo para mantener el poder es una irresponsabilidad que debemos impedir.

 

Por lo tanto el consejo político de IUN-NEB vuelve a trasladar a la oposición nuestra petición de actuar, y de hacerlo ya para sacar a Barcina del gobierno y convocar elecciones.

 

Compañeros/as, el austericidio neoliberal marca la política presupuestaria del gobierno de UPN.

 

Los resultados de esta política son conocidos. Más de 44.000 puestos de trabajo destruidos en esta crisis, incremento del 500% en la pobreza extrema y crecimiento vertiginoso de la desigualdad.

 

Ante esta situación UPN trata de desviar sus responsabilidades.

 

Está trasladando la idea de que el Parlamento al rechazar los presupuestos presentados por el gobierno impide a UPN realizar la política presupuestaria que desea.

 

Esto es radicalmente falso y debemos rebatir esta falsedad en todo momento y oportunidad que se nos presente.

 

UPN, y su gobierno, ejecuta la política presupuestaria que desea y el Parlamento no tiene poder para impedir, salvo en contadas ocasiones, sus recortes y ataques a los servicios públicos.

 

Esto es algo que desde IUN-NEB, y la coalición Izquierda-Ezkerra, hemos denunciado reiteradamente. La devolución por la oposición parlamentaria del proyecto de presupuestos que presenta al gobierno de UPN no impide que éste lo siga ejecutando.

 

Por lo tanto Barcina y su gobierno ejecuta la política presupuestaria que desea, el austericidio neoliberal, y para impedirlo no basta con la devolución por el Parlamento de los presupuestos, sería necesario deponer al gobierno neoliberal de UPN.

 

La política presupuestaria que UPN ha propuesto para 2014, y que sigue ejecutando a pesar del rechazo por el Parlamento de sus presupuestos, constituye un auténtico crimen social.

 

Una política presupuestaria que lo único que propone ante la crisis y el paro es más austeridad, más recortes y por lo tanto más paro, más pobreza, más desigualdad y más sufrimiento social.

 

Pobreza, desigualdad y sufrimiento social que viven los/as trabajadores/as en paro, autónomos/as y pequeños/as empresarios/as arruinados/as, miles de familias desahuciadas, o miles de familias también que por ejemplo en este invierno no tienen calefacción en sus domicilios porque no pueden pagarla.

 

No hay ninguna política coherente y sólida de lucha contra el paro y la pobreza, las políticas de reactivación económica se siguen recortando, los servicios públicos esenciales (sanidad, educación, dependencia) y las políticas de protección social se siguen recortando.

 

La inversión pública (excepto el despilfarro del TAV) está hundida, y las propuestas en materia fiscal son inexistentes.

 

Las partidas para el TAV crecen un 60,61% al pasar de 57 millones de euros en 2013 a 92 millones en 2014. El resto de la inversión directa cae un 13,64% al pasar de 99 millones en 2013 a 86 millones en 2014.

 

En relación al año 2008 ha caído un 72% al pasar de 306 millones a tan solo los 86 presupuestados para 2014.

 

Incluyendo el TAV los 319 millones que suman en 2014 las inversiones más las transferencias de capital representan solo el 1,7% del PIB de Navarra frente al 3,45% del año 2008 (665 millones) o el 4,53% de 2005 (723 millones).

 

El presupuesto de los programas y partidas que deberían impulsar y promover la actividad económica siguen, en general, cayendo en relación a 2013.

 

El área de agricultura, ganadería y alimentación cae un 13,42%, industria y energía un 34,29%, comercio, turismo y pymes un 7,74%, fomento del empleo un 2,56% e investigación, desarrollo e innovación un 5,98%.

 

Los servicios públicos y las políticas sociales continúan sufriendo graves recortes que inevitablemente mermarán la calidad de los servicios públicos esenciales.

 

Los recortes en la educación pública continúan, no se recupera nada de los recortes de años anteriores. Se agrava la situación en la escuela pública con menos profesorado, más alumnado, centros saturados e infraestructuras insuficientes y deterioradas.

 

El recorte del presupuesto total del departamento de educación entre los años 2010 y 2014 alcanza el 15,1% al pasar de 668 millones en 2010 a 567 en 2014.

 

En el departamento de Salud el presupuesto para 2014 no recupera lo mucho que ha perdido en los últimos años. En relación al año 2010 el recorte alcanza un 13,8% al pasar de 1.036 millones en 2010 a 893 en 2014.

 

No se sustituyen el 80% de las jubilaciones, no se convocan nuevas ofertas públicas de empleo y tan solo se cubren con contrataciones temporales el 12% de las bajas por vacaciones en los centros de salud.

 

En política social la atención a la dependencia pierde 7 millones que sumados a los 5 millones perdidos en 2013 supone recortar en esta legislatura las ayudas en una media del 25%.

 

En el presupuesto de ingresos el Gobierno de Navarra sigue sin acometer la reforma fiscal profunda y progresiva que Navarra necesita.

 

Se sigue sin tocar las rentas de capital o los beneficios empresariales. Además no existe ninguna actuación adicional y decidida para atacar la gran bolsa de economía sumergida que existe en Navarra.

 

La recaudación prevista por el Impuesto sobre Sociedades en 2014, grava los beneficios empresariales, se queda en 166 millones de euros y cae un 9,66% en relación a 2013.

 

Por el contrario la recaudación prevista en 2014 por el IRPF, impuesto que soportan fundamentalmente las rentas del trabajo, baja mucho menos. Cae un 1,52% y alcanza los 1.112 millones de euros.

 

Por lo tanto crece con fuerza el porcentaje de la recaudación que aportan las rentas del trabajo y baja la aportación de los beneficios empresariales.

 

En definitiva UPN plantea más políticas neoliberales, más presupuestos neoliberales. Políticas y presupuestos que hunden aún más en la desesperación a decenas de miles de víctimas de la crisis.

 

Por eso decimos que Barcina y su gobierno actúan como auténticos pirómanos sociales.

 

El segundo eje en el que UPN se está volcando en esta recta final de la legislatura, antes de las elecciones, es de azuzar la tensión y polarización identitaria.

 

Para ello Barcina y UPN no dudan en recurrir a actuaciones irresponsables y sectarias.

 

En relación al proceso de fin de ETA Barcina adopta una postura semejante a la de la extrema derecha política y mediática: niega que ETA haya sido derrotada, rechaza cualquier flexibilización de las políticas de excepción seguidas contra ETA (penitenciarias, doctrina ¨todo es ETA¨…), se sitúa a ella misma, y a UPN, como baluarte frente a ETA, e incluso ofrece a Navarra como pieza clave en la defensa de la unidad de España.

 

En el marco de esta estrategia que busca hacer crecer la tensión identitaria hay que situar la filtración del ¨supuesto¨ informe de la Guardia Civil sobre el modelo D, o las acusaciones a la izquierda abertzale de querer controlar los puestos clave de la administración.

 

Por su parte, la izquierda abertzale y sus aliados en EH Bildu se encuentran, como siempre, cómodos en esta estrategia de polarización ya que alimenta a ambos y sitúa sus agendas en el centro del debate político y social.

 

Desde IUN-NEB, y desde la coalición Izquierda-Ezkerra, vamos a rechazar y denunciar toda estrategia de frentismo nacional, y vamos a trabajar para que fracasen tanto en la sociedad como en las urnas.

 

Nuestro trabajo y prioridades en esta fase final de la legislatura son claras: denuncia y oposición al carácter autoritario y austericida del gobierno de UPN, defensa de la pluralidad identitaria de Navarra y rechazo de frentismos nacionales, y participar e impulsar la movilización social desde estos parámetros.

 

3.- Iniciativa Política y Parlamentaria en 2014: cumplimiento de la Ley Foral de Memoria Histórica, defensa de la Ley Foral de Vivienda, aprobación del Impuesto a la Banca, creación de una Banca Pública, modificación de la Ley foral del Vascuence, propuesta de Reforma Fiscal progresiva…

 

En la recta final de la presente legislatura parlamentaria el año 2014 debe ser para IUN-NEB un año de intensa actividad, capacidad de propuesta y apoyo a las demandas y movilizaciones sociales.

 

El trabajo y las iniciativas que seamos capaces de realizar en el Parlamento deben servir para visibilizar nuestra propuesta política y para acompañar e impulsar el trabajo social.

 

Son muchos los frentes de lucha abiertos y en todos ellos en este año 2014 nuestra acción parlamentaria debe tener su papel.

 

Entre las prioridades a desarrollar están:

 

-           Lucha contra el paro, la pobreza y la desigualdad. Presentar una propuesta de Reforma Fiscal con la que financiar un Plan de Choque contra el paro y la pobreza.

 

Esta propuesta de Reforma Fiscal debe subir la presión fiscal efectiva a las empresas, a las rentas de capital y a los grandes patrimonios.

 

El gobierno de UPN prepara una reforma que apunta en una dirección radicalmente contraria. Aunque no han hecho públicos los detalles de su reforma si han afirmado que pretenden bajar todavía más los impuestos que pagan las empresas y los grandes patrimonios.

 

-           Aprobación de un Impuesto a la Banca. Hemos presentado una proposición de ley foral para crear un impuesto a la Banca que podría reportar 50 millones de euros de recaudación anual.

 

Sin embargo UPN y PP han presentado enmiendas que de ser aprobadas reducirían esa recaudación a 4 o 5 millones de euros. 

 

Dependerá de la posición del PSN y nacionalistas si finalmente se aprueba un impuesto a la Banca con capacidad recaudatoria real o no.

 

-           Defensa y exigencia de cumplimiento de la Ley Foral de Medidas urgentes en materia de Vivienda. Medidas anti-desahucios e impuesto a las viviendas vacías.

 

El Parlamento de Navarra, a propuesta de Izquierda-Ezkerra, aprobó una ley foral muy similar a la ley andaluza que permite expropiar temporalmente viviendas para impedir desahucios de familias en riesgo de exclusión social.

 

Además la ley foral regulaba un impuesto a las viviendas vacías como medio de penalizar a quienes no sacan al alquiler sus viviendas desocupadas.

 

El gobierno del PP, de la mano del gobierno de UPN, recurrió al TC la norma navarra y éste suspendió su aplicación. En los próximos meses el TC decidirá si la suspensión es levantada o se mantiene hasta que haya sentencia.

 

-           Exigencia de cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica de Navarra.

 

La aprobación de esta importante ley foral debe ir acompañada ahora de su escrupuloso cumplimiento. Seremos muy vigilantes para que el gobierno de UPN no eluda ni retrase su aplicación.

 

En los próximos meses, por ejemplo, los ayuntamientos deberán colocar placas de recuerdo y homenaje de sus concejales y funcionarios asesinados por los franquistas.

 

-           Presentación de una iniciativa para la creación de una Banca Pública en Navarra.

 

Después de la desaparición de Caja Navarra la economía real de Navarra (PYMES, autónomos, familias…) se ha quedado si un instrumento muy necesario para apoyar la actividad económica y afrontar las crisis económica.

 

Recuperar una Baca Pública en Navarra es para nosotros una propuesta prioritaria. Para su capitalización existen recursos públicos como los de la Fundación Caja Navarra (valorados hoy en 300 millones de euros).

 

Por eso es imprescindible impedir el propósito de UPN y Barcina de controlar esta fundación al margen del Parlamento.

 

Para ello estamos a punto de aprobar una ley foral en el Parlamento que garantiza el control público de la fundación y desactiva los pasos de Barcina para su control.

 

Sin embargo es previsible que esta batalla continuará después de la aprobación de la ley foral ya que, sin duda, el gobierno de UPN acudirá otra vez al PP para que recurra también esta norma al TC.

 

-           Modificación de la Ley Foral del Vascuence para atender la demanda de enseñanza en euskera en la red pública en toda Navarra.

 

4.- En la movilización hacemos el Bloque Social y Político: Marchas de la Dignidad, 14 de abril, lucha contra la ley del aborto del PP, denuncia de la ley mordaza, insumisión a la LOMCE, defensa de la sanidad pública, 1º de Mayo

 

IU federal, el IUN-NEB, nos hemos marcado como objetivo estratégico alcanzar una unidad social, ciudadana y de clase que dispute la hegemonía al neoliberalismo.

 

Para ello necesitamos la movilización social, necesitamos una rebelión democrática, general, unitaria y masiva. La necesitamos en Navarra, en Euskalherria, en España y en Europa.

 

Movilizaciones generales construidas desde la unidad y solidaridad de todos los sectores y personas víctimas por la crisis neoliberal.

 

Unidad y solidaridad de los trabajadores del sector público con el privado, de los trabajadores ocupados con los desempleados, de las personas autóctonas con las personas inmigrantes, de los mayores con los jóvenes, de los trabajadores con contrato fijo con los precarizados, solidaridad de los trabajadores de diferentes sectores, empresas y territorios, y unidad y solidaridad también en la movilización con los nuevos sectores víctimas de la crisis como son los pequeños empresarios y los autónomos.

 

Una unidad en la movilización y en el programa que sume lo social y lo político para ser capaces de ganar.

 

En Navarra también necesitamos construir luchas unitarias que sumen lo social y lo político. También aquí sufrimos las políticas neoliberales que día a día ejecutan los gobiernos de UPN y PP.

 

Por todo ello es más necesaria que nunca la movilización y la unidad.

 

Es necesario que las luchas sociales, sindicales y políticas se unan contra las políticas y los gobiernos neoliberales para ser capaces de ganar una salida social y justa de la crisis económica, social y democrática que atravesamos.

 

Las marchas de la dignidad del 22 de marzo, las próximas movilizaciones republicanas en torno al 14 de abril, la lucha en defensa del derecho a decidir de las mujeres sobre su cuerpo y su maternidad, las diferentes luchas sindicales, la denuncia de la ley mordaza, las movilizaciones en defensa de los servicios públicos o las movilizaciones del próximo 1º de Mayo son ámbitos en los que podemos y debemos trabajar en la conformación de la necesaria unidad sociopolítica de la mayoría social trabajadora.

 

Desde IUN-NEB estamos participando, y lo seguiremos haciendo con toda nuestra capacidad, en el impulso y organización de estas luchas.

 

5.- Una República Federal, una alianza social y de clase, y un proceso constituyente para decidir.

 

Este pasado 8 de febrero IU federal acaba de celebrar la Conferencia sobre Modelo de Estado.

 

Una Conferencia decisiva para debatir y acordar una posición y común de IU en relación a nuestra propuesta sobre el modelo de estado.

 

En la Conferencia ha quedado concretada nuestra posición y propuesta: queremos un proceso constituyente para alcanzar una república federal, proponemos una alianza social y de clase para poner en marcha ese proceso constituyente, y reclamamos el ejercicio del derecho democrático a decidir de la ciudadanía frente a los dictados de los mercados y el poder económico.

 

Denunciamos que la pobreza y desigualdad crecientes, que el paro masivo así como los recortes y privatizaciones de los servicios públicos esenciales son consecuencia de las políticas neoliberales aplicadas por el bipartidismo.

 

Negamos que los sufrimientos y ataques que sufre la mayoría social trabajadora tengan su origen en que unos territorios roban a otros, el problema es que unas clases sociales roban a otras.

 

Nuestro objetivo es construir mediante un proceso constituyente un Estado, una República Federal, que si represente y defienda a la mayoría social trabajadora.

 

Esta es nuestra posición y nuestra propuesta. Una propuesta que dirigimos a la mayoría social, a los trabajadores/as, a la ciudadanía del conjunto del Estado.

 

Es una propuesta que responde a las necesidades y exigencias del momento histórico que vivimos.

 

Es una alternativa que nos debe situar a la ofensiva frente a quienes están imponiendo una involución antisocial y autoritaria del Estado, frente a los que apuestan por restaurar y relegitimar la monarquía bipartidista y, finalmente también, ante quienes desde posiciones nacionalistas defienden articular frentes nacionales y salidas independentistas.

 

La Conferencia de Modelo de Estado ha vuelto, además, a reafirmar el compromiso de IU con el derecho democrático a decidir de los pueblos y naciones que componen el Estado Español, esto es, con el derecho de autodeterminación.

 

Nuestra posición en este sentido es clara y no da lugar a ninguna duda o equívoco.

 

Los pueblos que componen el Estado deben poder ejercer el derecho democrático de autodeterminación, y si así lo desean, ejercer ese derecho para independizarse del resto del Estado.

 

En consecuencia nuestra posición no encierra ninguna ambigüedad, reconoce el derecho a la autodeterminación y su ejercicio en cualquier sentido.

 

Pero al mismo tiempo que tomamos esta posición desde nuestras convicciones democráticas tenemos una propuesta que hacer y defender en el conjunto del Estado, y que la dirigimos a la mayoría social, y a la clase trabajadora, de todo el Estado.

 

Una propuesta que rechaza participar en frentes nacionales, que propone una alianza social y de clase en cada territorio y en el conjunto del Estado, y que quiere poner en marcha un proceso constituyente para ejerciendo el derecho a decidir construir un Estado, una República Federal, que represente y defienda a la mayoría social.

< Anterior   Siguiente >