Parlamento

INTERVENCIÓN DE IZQUIERDA-EZKERRA DEBATE ESTADO COMUNIDAD 2013

jueves, 03 de octubre de 2013

Gracias señor presidente,

 

Egunon, buenos días señorías,

 

El debate sobre el Estado de la Comunidad es sin duda una cita política muy relevante, un momento importante en el trabajo de este parlamento.

 

Junto con el debate de los presupuestos se trata probablemente del debate más importante que se realiza en esta Cámara, en este Parlamento que ostenta la representación democrática del pueblo de Navarra.

 

Por eso este debate es una cita, un momento especial en la vida política, en la vida democrática de navarra.

 

Una ocasión para analizar y valorar la situación general de la comunidad, la labor del gobierno y para presentar propuestas, proyectos, alternativas que puedan dar salida, solución, a los problemas que afrontamos.

 

Esto es así en todos los debates sobre el Estado de la Comunidad, año tras año.

 

Sin embargo este año, señorías, desde Izquierda-Ezkerra tenemos la convicción de que no estamos celebrando un debate más. Un debate más sobre el estado de la Comunidad.

 

Y no es un debate más porque estamos afrontando en Navarra un momento, una situación, política y social absolutamente excepcional, absolutamente extraordinaria.

 

Señorías todos nosotros somos, como la gran mayoría de la sociedad, plenamente conscientes de esta excepcionalidad.

 

¿Qué es excepcional hoy en Navarra? Prácticamente todo:

 

-Es excepcional la vulneración de las más elementales normas de la democracia por parte del Gobierno de Navarra y su presidenta, la señora Barcina.

 

-Es excepcional la crisis económica por su duración, por su intensidad, por el austericidio al que se está sometiendo a la ciudadanía, por los ataques a los servicios públicos, por el brutal aumento de la pobreza y la desigualdad, por la responsabilidad y complicidad del Gobierno de Navarra con esta situación.

 

-Es excepcional la demanda muy amplia, muy mayoritaria, por parte de la sociedad de cambio y alternativa al gobierno de UPN y sus políticas.

 

-Es excepcional la quiebra del bipartidismo navarro, el hundimiento del sistema de pactos UPN-PSN, su descrédito y deslegitimación ante la sociedad.

 

-Y es excepcional también el anuncio del PSN de no apoyar, conformar ni consentir (ni con la abstención) un futuro gobierno de UPN. Esta afirmación política, más allá de la mucha, poca o nula confianza y credibilidad que concite en cada uno, es excepcional.

 

Todo esto, el incumplimiento de los procedimientos democráticos por parte del gobierno de UPN y su presidenta, la tremenda crisis social y económica que atravesamos con la enorme responsabilidad en ella de UPN (y sus socios a lo largo de los años), el descrédito y deslegitimación del bipartidismo navarro, y sobre todo, la muy mayoritaria demanda social de cambio es lo que hace que desde Izquierda-Ezkerra afirmemos y sostengamos  que en Navarra la hora del cambio, la hora de la alternativa, a UPN y sus políticas ha llegado.

 

A usted señora presidenta, señora Barcina, desde Izquierda-Ezkerra solo le vamos a pedir hoy una cosa. Le vamos a pedir que disuelva este Parlamento y convoque elecciones. Que de la palabra y la decisión al pueblo de Navarra. Que no convierta el Gobierno de Navarra en un bunker frente a las demandas mayoritarias de la sociedad navarra.

 

Y sobre esta cuestión, señores del PSN, queremos recordar también que no estamos condenados a esperar 20 meses para convocar elecciones. Sigue estando en manos de este Parlamento poner fin ya al gobierno de UPN.

 

La disposición de Izquierda-Ezkerra para presentar una moción de censura y convocar elecciones sigue estando ahí. Y la volvemos hoy a reiterar.

Señorías,

 

Hemos atravesado ya la mitad de la legislatura, y el balance de la acción del gobierno de UPN no puede ser, en nuestra opinión, más negativo.

 

En una situación económica, social y política tremendamente difícil a Navarra le ha tocado la pésima suerte, si es que lo podemos llamar así, de padecer un gobierno nefasto, totalmente incapaz de afrontar este momento excepcional.

 

Un gobierno que, probablemente, es el peor, el más incapaz, el más autoritario, el más inútil, que ha tenido Navarra en los últimos 30 años, desde la transición democrática.

 

Durante estos dos años el gobierno de UPN ha sido una auténtica losa para navarra.

 

Una losa para Navarra, una losa para la ciudadanía, una losa para las víctimas de la crisis, una losa para la mayoría social trabajadora: para los autónomos, para los pequeños empresarios, para los trabajadores…

 

Navarra sigue sufriendo la peor situación social, de desempleo, de pobreza, de crisis económica de la democracia.

 

La peor. Cincuenta mil parados, cuatro mil familias desahuciadas de sus viviendas por la banca, un 30% de los jóvenes en paro, cada día más exclusión social, más pobreza, más desigualdad…más miedo y más sufrimiento.

 

Y todo esto con su conformidad y su complicidad política señora Barcina.

 

Porque su gobierno es cómplice y responsable de la políticas neoliberales y austericidas que han provocado y están agravando este drama en navarra.

 

Señorías, todos sabemos, todos conocemos lo que está sucediendo.

 

Sobre la mayoría social trabajadora los grandes poderes económicos y financieros, de la mano de gobiernos como el suyo señora Barcina, están descargando unas políticas cuya consecuencia es el empobrecimiento general de la sociedad y el desmantelamiento del estado social.

 

Llevamos ya cinco trimestres consecutivos (datos de la Encuesta Trimestral sobre Costes Laborales) de caída de los salarios y del poder adquisitivo de los/as trabajadores/as.

 

En Navarra en los últimos doce meses los trabajadores han perdido un 2,8% de su poder adquisitivo (bajada de los salarios de un 1,6%y subida de los precios un 1,2%) mientras que los empresarios han aumentado sus beneficios un 2,2%.

 

Estos son valores estadísticos medios. Pero son innumerables las empresas en las que se están imponiendo drásticos recortes salariales mientras se extiende el paro y la precarización laboral.

 

Una evidencia de la creciente precarización de la clase trabajadora es el gran aumento de los falsos autónomos. Muchos de los ¨emprendedores¨ de los que habla tanto la derecha son trabajadores empujados a la precarización.

 

El deterioro en las condiciones de vida de la clase trabajadora, en un contexto de alto desempleo, se traduce también en una brutal extensión del miedo a caer en la pobreza y la exclusión social.

 

Esto se puede constatar con alarmante claridad en la evolución de la estadística de bajas laborales.

 

En el primer semestre de 2013 se registraron 47.340 bajas laborales en Navarra frente a las 80.861 de 2008: una caída del 41,5% cuando el número de trabajadores activos ha caído un 10,5%.

 

El propio instituto de salud laboral de Navarra advierte en un reciente informe oficial que los trabajadores se reincorporan al trabajo en ¨un estado de recuperación incompleto¨.

 

Esto es muy grave, las propias estadísticas oficiales reconocen que muchos trabajadores se reincorporan al trabajo sin haber recuperado su salud, por miedo a perder el trabajo, por miedo a ser despedidos, por miedo a caer en la pobreza y la exclusión social.

 

Y ante esta realidad brutal, dramática, el gobierno de UPN no hace nada, ni siente ni padece. Para su gobierno señora Barcina simplemente esto no existe.

 

Para ustedes señora presidenta solo existe lo que les dicta el PP desde el gobierno central, lo que les ordena la Troika en representación de los grandes poderes económicos y financieros, y en un plano ya más doméstico, más de Navarra, lo que les exigen determinadas elites locales (como sucede con el Opus Dei en el caso Donapea).

 

Y en esta línea política nos encontramos con sus ataques a lo público, con toda una política de recortes y privatizaciones de los servicios públicos.

 

Recortes y reformas sin contar con los trabajadores, sin contar con el personal experto de la propia administración, sin contar con la parte sindical. Autoritarismo, estilo dictatorial y prepotencia.

 

Están aplicando en la administración la congelación salarial, la congelación de las OPEs, no están reponiendo las jubilaciones, no están sustituyendo las bajas. Todo esto se traduce en una grave pérdida de puestos de trabajo, lo cual significa pérdida también en la calidad de los servicios públicos.

 

Según la última Encuesta de Población Activa publicada (EPA/2ºt de 2013) en los dos últimos años se han destruido 3.200 empleos en el sector público en Navarra, el 14% del total.

 

Y basta ya del mito de que estamos rodeados de funcionarios por todas partes, basta ya del mito falso de que tenemos un número de profesores, de médicos, de trabajadores sociales insoportable y tremendamente alto. Eso es mentira.

 

En Navarra hay un empleado público por cada 16,96 habitantes, en Alemania uno por cada 13,66 habitantes, en Francia uno por cada 9,44 habitantes, en Dinamarca uno por cada 5,82 habitantes.

 

En navarra solo el 5,89% de los trabajadores son empleados públicos, en Alemania son el 7,32%, en Francia son el 10,59% y en Dinamarca el 17,24%.

 

Basta ya de mentiras y basta ya de criminalizar lo público y a los trabajadores públicos.

 

Pero repasemos en lo concreto las políticas del gobierno de UPN en servicios públicos esenciales como la sanidad o la educación.

 

En sanidad:

 

  • Han privatizado las cocinas hospitalarias. Más de 100 trabajadoras  al paro. Un servicio deteriorado y mucho peor.
  • Han privatizado los laboratorios, más despidos.
  • Han intentado recortar la atención continuada y urgente con una especial incidencia negativa en las zonas rurales. Lo ha parado el Parlamento.
  • No reponen las jubilaciones, no contratan nuevos profesionales, subastan a la sanidad privada intervenciones quirúrgicas mientras los quirófanos están infrautilizados.

 

Las listas de espera se disparan. Marta vera lo ha reconocido, ¨no hemos sido capaces de resolver el problema de las listas de espera¨.

 

La espera media (datos de finales de julio) para una intervención quirúrgica en Navarra alcanza los 109 días hábiles/135 días naturales, 18 más que hace un año.

 

En navarra la situación es peor que en el Estado: 100 días hábiles de espera en el Estado, 109 en Navarra.

 

Un total de 55.278 pacientes en listas de espera, 9.875 esperando para ser operados.

 

En primera consulta en atención especializada la espera media ha pasado de 30 a 45 días.

 

  •  Ejecutan recortes de personal en  atención primaria (septiembre en los centros de salud de Burlada, Casco Viejo, San Jorge y Rotxapea).
 
En lugar de contratar nuevos profesionales para otros centros de atención primaria más saturados, reparte precariedad eliminando profesionales en los citados centros para dotar a otros en peores condiciones.

 

Presupuestos

 

 20101.036,1  5,6     pib
 2011   - 6% 973,1 5,1     pib
 2012   - 6%   914,64,6     pib 

 

2012 respecto de 2010  – 14%

 

Educación:

 

Enseñanza no universitaria:

 

  • Menos empleo público,  más precariedad laboral, menos recursos humanos en los centros públicos.
  • En los tres últimos años se han perdido alrededor de 800 puestos de trabajo.  OPE estancada (de las 400 plazas pactadas en 2011 se convocaron 140, y en 2012 y 2013 nada, OPE congelada).
  • Es muy  grave la pérdida de puestos de trabajo estructurales que se está produciendo.
  • Jubilaciones y concurso de traslados que pasan a la contratación temporal. Por eso se mantiene el 20% de contratación temporal a pesar de la pérdida de puestos de trabajo.
  • Este año 200 jubilaciones no repuestas y 100 profesores menos después del concurso de traslados.
  • Este próximo curso 1.000 alumnos y alumnas más y 80 profesores/as menos que el curso pasado.

 

Presupuestos

 

 2011 - 6,19 % 

-1,7%  concertada

  ajuste presupuestario - 7.858.785

 2012  - 6,93 %  
 2013    - 6,36%

+ 0,24% concertada

 prorrogados

 

Habrá que ver los presupuestos ejecutados de 2013. Podemos estimar un descenso presupuestario en torno al 17% respecto de 2010.

 

Infraestructuras educativas:

 

  • Graves retrasos en la construcción de nuevos centros escolares.

 

Ejemplos significativos, entre otros:

 

Colegio público de Sarriguren e IES Biurdana. Los alumnos no caben y el gobierno solo propone parches.

 

Escuela pública de Roncal, edificio con problemas de seguridad

 

IES de Castejón, en condiciones pésimas.

 

Mientras tanto, el gobierno prioriza operaciones ruinosas para las arcas públicas y para el interés general, casos de Donapea y Salesianos.

 

Y en cuanto a operaciones ruinosas, ¿qué decir del TAV?

 

El Estado abandona el proyecto alta velocidad y lo sustituye por la 3ª vía. Tercera vía que sirve para el transporte de mercancías en condiciones competitivas.

 

El Gobierno de Navarra persiste en continuar con el proyecto TAV en el tramo iniciado.

 

675 m€,  para 70 km de vía que irá a ninguna parte.

 

Entre 45.000.000 y 60.000.000 € de intereses por el crédito para adelantar las obras que debe pagar Navarra.

 

Se han gastado ya, 23.000.000 € de las arcas forales

 

¿Qué sentido tiene empeñarse en continuar con estas obras?, ninguno, es persistir en una ruina.

 

Señorías,

 

Pero además de todos estos ataques a lo público y a la mayoría social hay un segundo elemento que describe y caracteriza al gobierno de UPN. Además del austericidio económico y de su obediencia a determinadas elites económicas y sociales, el gobierno presidido por la señora barcina se caracteriza por un creciente y alarmante autoritarismo político.

 

Señora Barcina, desde su minoría parlamentaria gobierna contra las más elementales normas de la democracia.

 

No se somete a la confianza del Parlamento, sabe que no la tiene, no convoca elecciones, sabe que las perdería, pero sigue imponiendo, tratando de imponer por todos los medios, sus decisiones, sus políticas austericidas y neoliberales, aun constatando que no cuentan con el respaldo de la mayoría democrática de este Parlamento.

 

Y eso, señora presidenta, se llama autoritarismo político.

 

Autoritarismo político que es, junto al austericidio económico, el ADN de su gobierno.

 

Y en esto señora Barcina es usted y su gobierno un clon del PP y de Rajoy.

 

Se dan la mano al imponer de forma autoritaria y antidemocrática sus políticas neoliberales y sus actuaciones al servicio de negocios e intereses económicos privados.

 

Son gobiernos, el de UPN en Navarra y el del PP en España, que carecen de política y de voluntad para luchar contra el paro y la alarmante extensión de la pobreza.

 

Han abandonado a su suerte a las víctimas de la crisis y su única prioridad económica son los recortes, la austeridad masiva y las privatizaciones.

 

Más allá de declaraciones y escenificaciones vacías de contenido y compromiso real las políticas de empleo, de lucha contra el paro, no existen para los gobiernos de Navarra y de España.

 

En Navarra un claro ejemplo de esta ausencia de voluntad real para luchar contra el paro es lo que ha sucedido con la Mesa del Empleo creada en este Parlamento.

 

La Mesa del Empleo terminó sus trabajos con un acuerdo entre UPN, PSN y PP que no contemplaba ni financiación ni calendario de ejecución de las medidas acordadas.

 

Es más, la vicepresidenta del gobierno, señora Goicoechea, compareció ante la propia Mesa del Empleo para recordar que su gobierno no se comprometía a dar financiación alguna a las medidas que ahí se pudieran acordar.

 

A partir de aquí todo lo demás fueron ceremonias de la confusión y discursos vacíos.

 

UPN, PSN y PP se limitaron a recoger una relación de medidas genéricas que no suponían en el corto plazo ningún plan de choque contra el desempleo, y que tampoco conllevaban ninguna rectificación de los drásticos recortes presupuestarios que venía realizando y que sigue ejecutando el gobierno.

 

En términos políticos el pacto UPN-PSN-PP en la Mesa del Empleo fue interpretado por el gobierno de UPN, correctamente, como un aval político al austericidio que está ejecutando.

 

Frente a esta posición desde la coalición Izquierda-Ezkerra hemos defendido la necesidad de aprobar en el Parlamento leyes forales con contenido presupuestario dirigidas a activar la inversión pública y crear empleo. Seguiremos haciéndolo.

 

Pero su gobierno, señores de UPN, mientras se niega a situar como máxima prioridad la reactivación económica y la lucha contra el paro y la pobreza, a lo que si se está dedicando es a favorecer determinados intereses privados en contra del interés público y general.

 

A la vez que mantiene la asfixia presupuestaria sobre la sanidad, la educación y en general las políticas públicas el gobierno está acelerando la ejecución de diversos proyectos que solo benefician a determinadas élites sociales y económicas.

 

Este el caso de los proyectos de Donapea, de Salesianos, de la autorización para vender en el mercado libre mil viviendas protegidas, del desmantelamiento y despidos masivos en empresas públicas, de la nueva reforma fiscal anunciada por el gobierno para bajar todavía más los impuestos a los empresarios o de la naturaleza privada que el gobierno quiere dar a la fundación Caja Navarra.

 

El desahucio del centro de formación profesional público ubicado en la colina de Donapea es un caso muy claro de esta deriva autoritaria y antisocial del gobierno de UPN presidido por Barcina.

 

Es un proyecto que perjudica la educación pública, que despilfarra recursos presupuestarios y que además se quiere imponer pisoteando la decisión democrática del ayuntamiento de Pamplona.

 

El PSIS Donapea solo beneficia a una entidad clasista y elitista como es el opus dei, entidad integrista católica que cuenta además con más de 400.000 m2 para construir en su actual campus. Terreno regalado en los años sesenta por el entonces ayuntamiento franquista.

 

Se trata simplemente de desahuciar a un centro educativo público de su actual ubicación en beneficio de un interés estrictamente privado.

 

Del mismo modo la descapitalización de la empresa pública Nasuvinsa, y la operación Salesianos de la que forma parte, pone en grave riesgo toda la política pública de vivienda.

 

El Gobierno de Navarra ha convertido a Nasuvinsa en su banco malo. El gobierno cuadra sus cuentas y se desprende de sus activos tóxicos endosándoselos a Nasuvinsa: 20,6 millones en activos tóxicos del gobierno, 23,4 millones en activos tóxicos de otras empresas públicas y 55 millones con la operación especulativa de Salesianos.

 

Con este vaciamiento patrimonial de Nasuvinsa la pregunta es, ¿con que recursos realizará Nasuvinsa la política pública de vivienda?

 

Y mientras se descapitaliza Nasuvinsa se despiden cientos de trabajadores de empresas públicas como Ganasa y Cein.

 

Empresas públicas necesarias y que realizan su trabajo en áreas estratégicas como las políticas medioambientales o la innovación.

 

Para su gobierno señora Barcina es más importante perder dinero en las carreras de velocidad o comprando acciones en bolsa (es el caso de las acciones de Iberdrola) que invertir recursos en la políticas medioambientales o de innovación. Es todo un despropósito.

 

Otro tanto cabe decir de la autorización dada por el gobierno a los promotores privados para la venta en el mercado libre de mil viviendas hasta ahora calificadas como protegidas.

 

Estas mil viviendas destinadas hasta ahora a facilitar el acceso a la vivienda a quienes carecen de capacidad económica para comprar en el mercado libre se podrán adquirir ahora por ciudadanos de alta capacidad económica que, incluso, pueden ser propietarios de otras viviendas.

 

Por lo tanto asistimos a una palmaria renuncia del gobierno de UPN a resolver los problemas de acceso a la vivienda de miles de personas en navarra.

 

Esta medida tiene un único objetivo que es resolver los problemas económicos de los promotores privados de vivienda.

 

Las entidades financieras están hoy negando masivamente el crédito hipotecario a miles de personas y familias. y están negando la financiación aún  en los casos en que estas personas y familias tienen trabajo y superan los ingresos mínimos que exige la legislación para solicitar una vivienda protegida.

 

Esta situación vuelva a poner en evidencia la necesidad de contar con una Banca Pública que actúe en función de los intereses generales, las necesidades de la mayoría social trabajadora, y no en función de intereses privados vinculados al máximo beneficio y a las prácticas especulativas.

 

Desde Izquierda-Ezkerra denunciamos que esta medida, y el conjunto de la política de vivienda de UPN, es la propia de un gobierno neoliberal, esto es, de un gobierno que actúa mucho más en función de las necesidades de unos pocos empresarios que de la mayoría de ciudadanos.

 

Pero sigamos, hay todavía más, otro grave ejemplo del carácter radicalmente neoliberal del gobierno de UPN es el anuncio de su presidenta de aprobar una reforma fiscal para rebajar aún más el Impuesto sobre Sociedades que pagan los empresarios.

 

Cuando los beneficios empresariales soportan un tipo real no superior al 15%, mientras los trabajadores tributan tipos medios muy superiores, la prioridad fiscal de UPN y Barcina es rebajar aún más los impuestos a las empresas, sobre todo a las grandes empresas.

 

Y en esta lista de actuaciones gravemente perjudiciales para el interés general destaca también lo que ahora quieren hacer con los restos de Caja Navarra, con la Fundación Especial Caja Navarra.

 

Después de amparar y apoyar una estrategia suicida que ha terminado con la liquidación de Caja Navarra ahora el gobierno de UPN presidido por Yolanda Barcina está empeñado en que la Fundación Caja Navarra sea una fundación privada, fuera del sector público de la comunidad foral, fuera del control de este Parlamento y fuera de la fiscalización de la Cámara de Comptos.

 

Es decir, lo de siempre, un cortijo donde determinadas elites sociales y económicas, sin transparencia y con impunidad, hagan y deshagan a su antojo, es decir, al antojo de sus intereses y de espaldas al interés general.

 

Por todo esto, señora Barcina, nos encontramos con que su gobierno no solo no despega el pie del acelerador sino que está acentuando y radicalizando su carácter autoritario y neoliberal.

 

Una acción de gobierno autoritaria y neoliberal que se inserta en la hoja de ruta general que los mercados están dictando a los gobiernos. Lo que sucede es que en Navarra Barcina, al igual que Rajoy en España, comparte y aplaude esa hoja de ruta.

 

Van de la mano UPN y PP al ejecutar los recortes masivos, y van de la mano también al Tribunal Constitucional para recurrir leyes aprobadas por la mayoría de este Parlamento.

 

Señora Barcina su apoyo al PP para que este recurra leyes como la Ley Foral de medidas urgentes para garantizar el Derecho a la Vivienda en Navarra (ley antidesahucios que incluía la expropiación temporal siguiendo el decreto de Andalucía) o la ley foral para hacer efectivo un impuesto sobre las viviendas vacías, retrata el carácter profundamente antisocial de su gobierno.

 

Señores/as del gobierno, señores/as de UPN, señores/as del PP, el Consejo de Navarra ha dictaminado por unanimidad que ambas leyes son plenamente constitucionales, que no vulneran el ordenamiento jurídico constitucional.

 

Y sin embargo ustedes ya han recurrido la Ley Foral antidesahucios. Es vergonzoso. La Banca por encima de las personas.

 

Así actúa el gobierno de UPN, de la mano del PP, y en contra del autogobierno de Navarra, porque estas son leyes aprobadas por el Parlamento de Navarra en el ejercicio de nuestras competencias.

 

Lo acaba de afirmar por unanimidad el Consejo de Navarra.

 

Es ante esta situación, que sufre, que padece, y que rechaza la mayoría de la sociedad de Navarra, que sufre y rechaza la mayoría social trabajadora de Navarra, por la que desde Izquierda-Ezkerra estamos firmemente comprometidos con llevar adelante una alternativa.

 

Frente a la Navarra neoliberal de UPN y de Barcina, defendemos y propugnamos una Navarra donde se priorice la justicia social y la igualdad. En la que se no se toree la democracia y no se impongan los intereses de algunas elites económicas y sociales.

 

Nuestro compromiso esta con la sociedad, con la ciudadanía, y muy especialmente con la mayoría social trabajadora.

 

Por ello no estamos preocupados ni obsesionados con escenificar bloques de partidos que se presenten como alternativa a UPN antes de las próximas elecciones.

 

Nuestro compromiso contra el gobierno neoliberal de UPN está fuera de toda duda, y nuestra apuesta por una alternativa de izquierdas también.

 

El compromiso y el acuerdo decisivo lo queremos hacer en Izquierda-Ezkerra con la mayoría social trabajadora.

 

Con la sociedad, con la mayoría social, a favor de una alternativa desde la izquierda al gobierno de UPN y sus políticas.

 

Es ahí donde nos podemos y nos tenemos que encontrar.

 

Ahí, y en la superación de un frentismo identitario que tanto daño ha causado, y sigue causando, a la mayoría social trabajadora de Navarra, y que tanto beneficio ha proporcionado a UPN y a las élites sociales y económicas de Navarra.

 

Señorías,

 

Desde Izquierda-Ezkerra no queremos en este debate olvidarnos de la situación en la que se encuentra el proceso de paz y normalización política dos años después del anuncio de ETA de fin definitivo de la violencia.

 

Este mismo lunes hemos asistido a una operación del Estado contra el movimiento social de apoyo a los presos de ETA Herrira que se ha saldado con 18 detenciones y la aplicación a estas personas de la legislación antiterrorista.

 

El gobierno del PP actúa como si nada hubiera sucedido. Pero esto no es verdad. Ha sucedido algo muy importante.

 

El 20 de octubre de 2011 ETA anunció el cese definitivo de su actividad armada.

 

Desde Izquierda-Ezkerra (IUN/Batzarre) manifestamos que no compartimos ni apoyamos la gestión y las decisiones que el gobierno del PP está tomando en este proceso.

 

No compartimos ni apoyamos el mantenimiento de las políticas penitenciarias y penales de excepción.

 

No compartimos que se detenga y se aplique la legislación antiterrorista a personas por participar en actividades de apoyo a los presos.

 

No compartimos ni apoyamos operaciones como la realizada contra Herrira esta misma semana. No se adecuan en modo alguno al tiempo que vivimos, y desde Izquierda-Ezkerra queremos hoy expresar esta posición y pedir la libertad de las personas detenidas.

 

Nuestra posición sobre lo que ha sido ETA es muy clara, nuestra condena a la violencia que ha ejercido en democracia también.

 

No participaremos de relatos que defiendan la equidistancia entra la violencia de ETA y las vulneraciones de derechos que también ha cometido el Estado.

 

Pero si defenderemos la necesidad de reparar a todas las víctimas y si pedimos hoy que la sociedad y el Estado tengan una posición activa y positiva para alcanzar la reconciliación social y el tratamiento de las consecuencias de tantos años de violencia.

 

Y para lograr esto, la posición del Gobierno de Navarra debe cambiar. Debe dejar de limitarse apoyar ciegamente al gobierno del PP cuando este actúa como si ETA siguiera atentando.

 

Esto sencillamente no es verdad y el Estado y los gobiernos deben adecuar sus políticas al nuevo tiempo sin violencia que vivimos.

 

Señorías, termino,

 

La hora de la alternativa a UPN y sus políticas ha llegado. El momento político en Navarra que vivimos es excepcional.

 

Lo único a lo que ahora puede aspirar Barcina y UPN es a retrasar el momento del cambio unos cuantos meses.

 

La hora de la alternativa ha llegado porque así lo quiere una gran mayoría de la sociedad, de la ciudadanía.

 

Desde Izquierda-Ezkerra esperamos que ahora, en esta ocasión, nadie defraude, nadie decepcione, esta demanda social mayoritaria de cambio y alternativa.

 

Y en esto nos dirigimos especialmente al PSN. Esperamos que al contrario de lo que sucedió en 1996 y 2007 esta vez el PSN no defraude, no decepcione, y no sea un obstáculo para la alternativa en Navarra.

 

Desde la coalición Izquierda-Ezkerra (IUN-NEB, Batzarre) reiteramos nuestro compromiso con que esa alternativa se haga desde la izquierda, y desde la superación del frentismo identitario, pensando en la mayoría social trabajadora, pensando en las víctimas de la crisis provocada por las políticas neoliberales, pensando y compartiendo compromisos con la mayoría social de navarra.

 

Y a usted señora presidenta, señora Barcina, lo único que le pedimos es lo que le pide la mayoría social y democrática de Navarra. Que disuelva este Parlamento y convoque elecciones ya.

 

Nada más y muchas gracias.

< Anterior   Siguiente >