Documentos

Informe Consejo político 18.05.2013

sábado, 18 de mayo de 2013

1.- PROPUESTAS PARA LUCHAR CONTRA EL PARO. DETENER EL AUSTERICIDIO NEOLIBERAL.

 

Al comienzo de la actual legislatura la EPA, III trimestre 2011, situaba el desempleo en Navarra en el 11, 68%, hoy está ya en el 19,02%.

 

Los datos son además mucho peores en Navarra que en el Estado.

 

Mientras en el Estado en 2012 el paro aumentó un 13,1% en Navarra lo ha hecho en un 23,75%.

 

Un paro que sube hasta cifras absolutamente insoportables entre los más jóvenes: un 50,94% en Navarra entre los menores de 25 años.

 

Los/as trabajadores/as vivimos una realidad pavorosa de crisis, desempleo y extensión de la pobreza.

 

Las cifras muestran asimismo un fracaso sin paliativos del Gobierno de Navarra ante este drama social, ante el primer problema de la sociedad, ante el paro cada vez más masivo.

 

El origen del mal está claro, no es el gasto público, no son los presupuestos públicos dedicados a financiar la educación y sanidad, la dependencia o las pensiones.

 

El origen de la crisis tampoco está en los/as trabajadores/as, al contrario, millones de trabajadores/as están entre las primeras víctimas de la crisis. Víctimas por el paro masivo y víctimas también por el brutal recorte de sus derechos laborales que supuso la reforma laboral.

 

El origen de la crisis se encuentra en el sistema capitalista, y en las políticas neoliberales, aplicadas de forma hegemónica en Navarra, España y Europa durante las últimas décadas.

 

Un sistema económico insostenible, en términos tanto humanos como medioambientales, depredador de las personas y del planeta, y que hoy amenaza con acabar con todo, hasta con la democracia.

 

Han sido estas políticas neoliberales, políticas de desigualdad, las que han ido acumulando desequilibrios que al final, en 2008, provocaron la crisis en la que estamos sumidos desde hace cinco años.

 

Crisis que es al mismo tiempo se ha convertido en una enorme estafa social.

 

Una gigantesca estafa por la cual los cientos de miles de millones que la banca, española e internacional, perdió en sus inversiones especulativas son ahora pagadas por la mayoría social trabajadora. Lo que eran deuda y pérdidas privadas han pasado a ser pérdidas y deuda públicas.

 

Deudas públicos y déficit público que ahora se traslada a un brutal recorte de las políticas públicas constituyentes del estado social: educación, sanidad, dependencia, pensiones…

 

Por eso decimos que la crisis neoliberal se convierte en estafa social y se ejecuta mediante un austericidio que a su vez provoca más crisis, más paro y más pobreza.

 

Unas políticas que tienen por finalidad ejecutar una enorme transferencia de riqueza de la mayoría social trabajadora hacia el capital, de forma que al final de la crisis la riqueza esté todavía más concentrada que al inicio.

 

Para esto ejecutan el austericidio los gobiernos del PP en Navarra y UPN en Navarra, para esto se aprobó la reforma laboral y para eso se reformó también el artículo 135 de la Constitución.

 

En vez de responsabilizar a la banca y a los especuladores de la burbuja inmobiliaria, y sus propias pérdidas, las sufren las pensiones, las personas paradas, la educación y sanidad pública, la dependencia, los salarios…

 

En el Estado y en Navarra se están desarrollando medidas para el cumplimiento del déficit, que conllevan durísimos recortes presupuestarios en los servicios públicos básicos y un retroceso en los derechos sociales que tienen consecuencias extremadamente negativas en las personas. Recortes en  educación, salud, vivienda, dependencia, renta de inclusión social… que van acompañados de la privatización de algunos de estos servicios públicos (cocinas y laboratorios CHN, enseñanza básica, atención a domicilio, etc. ) y de la instauración de copagos de diversa índole (copago farmacéutico, tasas universitarias, etc.)

 

Estas políticas de austeridad influyen muy negativamente en toda la ciudadanía, y de manera especialmente dura en las personas y colectivos más desfavorecidos privándoles de derechos individuales y colectivos y sometiendo a una parte cada vez mayor de la población a durísimas condiciones de vida y en muchos casos a la exclusión social.

 

Nos referimos a las familias con miembros en paro y/o en situación de dependencia, personas mayores, personas con enfermedades crónicas, mujeres, personas inmigrantes, menores, etc.

 

El Gobierno de Navarra está aprovechando este contexto de crisis para hacer reformas en los servicios públicos a la ciudadanía y en las prestaciones públicas, que conducen a la inequidad, la segregación y la fragmentación social. Como ejemplos, ahí está el intento del gobierno de reformar la atención sanitaria que empeoraba las condiciones de acceso a la salud en la zona rural, o la política educativa que favorece los intereses de las empresas de la enseñanza privada, o el intento de eliminar la gratuidad de los libros de texto, la ley de renta básica,  o la retrógrada política de vivienda.

 

En este contexto IUN-NEB debe intensificar su acción institucional y su acción en la movilización para parar estos ataques. De hecho el trabajo y la acción conjunta con la gente, con colectivos sociales, nos han permitido ejercer una férrea acción de control y de oposición al gobierno que ha tenido sus frutos positivos. Una acción de control y de oposición que hemos de continuar ejerciendo.

 

Hoy, transcurridos más de cinco años desde el comienzo de la crisis neoliberal nos encontramos ya en una situación social límite, excepcional, próxima al estallido social.

 

La crisis-estafa tiene sus responsables políticos. También en Navarra, en primer lugar responsabilidad de quienes llevan gobernando veinte años.

 

Responsabilidad en haber despilfarrado miles de millones de euros (en cemento y obras tan faraónicas como innecesarias, en todo un entramado de empresas y fundaciones donde colocar a los de casa…), responsabilidad en haber machacado la progresividad y capacidad recaudatoria del sistema fiscal en favor de los que más ganan y más tienen, responsabilidad en haber dejado caja navarra en manos de unos gestores megalómanos que la han acabado arruinando, responsabilidad en haber alimentado también en navarra la economía del ladrillo, la especulación inmobiliaria y el endeudamiento masivo, y responsabilidad en definitiva en haber sido los máximos defensores y ejecutores políticos en navarra del pensamiento económico neoliberal, cuya aplicación ha estado en el origen y desarrollo de la actual crisis.

 

Responsabilidad que además crece día a día por las políticas de recortes que no hacen sino hundirnos más y más en el pozo de la crisis y el paro.

 

Por ello en primer lugar y ante todo desde IUN-NEB queremos pedir y exigir ante todo que terminen las políticas masivas de austeridad.

 

Porque esa es la condición necesaria para que podamos poner en marcha políticas públicas de reactivación y lucha contra el paro.

 

Si no se detiene la suicida, para la mayoría social, política de austeridad masiva todo lo demás es imposible, no tiene posibilidades de realizarse.

 

UPN y PSN plantean la necesidad de alcanzar un gran consenso, un gran pacto por el crecimiento y el empleo.

 

Desde IUN-NEB advertimos y afirmamos que para que esos acuerdos no sean papel mojado, no sean humo que se lleva el viento, primero hay que rectificar profundamente, totalmente, las políticas masivas de austeridad que se están aplicando por los gobiernos en la UE, en el Estado Español y en Navarra.

 

¿Está el Gobierno de Navarra dispuesto a rectificar sus políticas de recortes masivos, de austeridad neoliberal? ¿Está dispuesto el gobierno de UPN a esta rectificación fundamental?

 

Porque si no lo está, y no lo está, alcanzar con UPN un pacto por el crecimiento y el empleo será un engaño, un gran engaño.

 

Un autoengaño si lo hacemos los partidos de izquierdas o, lo que es peor, un gran engaño al que se puede inducir a la sociedad.

 

Y con 58.000 parados/as la sociedad navarra no está para palabras sin contenido.

 

Por lo tanto lo primero que hay que hacer, lo primero que tiene que hacer el Gobierno de Navarra es acabar con los recortes y la austeridad.

 

Si no se hace no es que solo será imposible reactivar la economía y luchar contra el paro, sino que ni siquiera conseguiremos detener el aumento del paro, la pobreza y la desigualdad. No solamente es que no mejoraremos, es que iremos a peor.

 

Por ello, seguir con los recortes puede calificarse en estos momentos, tras cinco de crisis-estafa, de crimen social.

 

Decimos crimen social porque así se tiene que calificar, por sus consecuencias en la sociedad, continuar con las políticas radicales y masivas de recortes y austeridad.

 

Desde el grupo IUN-NEB defendemos la necesidad de poner en marcha medidas de emergencia para reactivar la economía, financiar a las familias y a las empresas, repartir el trabajo y luchar contra la economía sumergida y el fraude fiscal.

 

Y hay que hacerlo con la máxima urgencia. Necesitamos políticas públicas de reactivación económica, generadoras de empleo y de apoyo a la financiación de autónomos y de pequeñas y medianas empresas.

 

En el corto plazo solo el fin de la austeridad y un impulso del gasto e inversión pública pueden resultar eficaces para luchar contra el paro y crear empleo.

 

En el medio y largo plazo son y serán necesarias alternativas económicas, medioambientales y sociales, más profundas y estructurales,  al sistema económico neoliberal.

 

En este marco el grupo parlamentario de Izquierda-Ezkerra a presentado ante la Mesa por la dinamización de la economía y el empleo las siguientes once propuestas para ser aplicadas de forma urgente en el plazo más corto posible:

 

  1. Acabar con las políticas masivas de austeridad neoliberal, ejecutadas por los gobiernos de UPN en Navarra y PP en el Estado. Es la condición previa e imprescindible para desarrollar políticas efectivas de reactivación económica y creación de empleo.
  2. Rectificación inmediata de los objetivos de déficit y deuda pública. Modificar el Plan de Estabilidad 2012-2015 para permitir una política fiscal y monetaria expansiva.
  3. Aprobación de un Proyecto de Ley Foral para financiar un Programa extraordinario de Empleo/Formación destinado a parados de larga duración, más de un año inscritos en el SNE, con una dotación presupuestaria en el año 2013 de 100 millones de euros y gestionado desde las entidades locales.
  4. Aprobar un Proyecto de Ley Foral para de creación de un Banco Público en Navarra al servicio del desarrollo económico y social de la Comunidad Foral. Instar al Gobierno de Navarra a desarrollar y cumplir con urgencia este objetivo. Para este fin se utilizará para capitalizar el nuevo Banco Público el patrimonio de la Fundación Caja Navarra.
  5. Aprobación de un Proyecto de Ley Foral para financiar un Programa extraordinario de Avales/Créditos para la financiación de autónomos y pequeñas y medianas empresas con un presupuesto en el año 2013 de 100 millones de euros y gestionado desde la empresa pública Sociedad de Desarrollo de Navarra, SL.
  6. Reforma fiscal en el año 2013 que incremente la presión fiscal sobre las rentas de capital, rentas altas y beneficios empresariales de las grandes empresas.
  7. Aumento de las plantillas de los servicios públicos básicos, para satisfacer las necesidades de la ciudadanía, mediante una convocatoria de Oferta Pública de Empleo en los departamentos de Educación, Salud y Políticas Sociales en el año 2013 que responda a las necesidades de personal en cada uno de los servicios.
  8. Aprobación de un Proyecto de Ley Foral para poner en marcha en el año 2013 medidas de reparto del trabajo en las administraciones y sector público de la Comunidad Foral de Navarra. Dichas medidas serán de carácter voluntario y supondrán necesariamente aumento de puestos de trabajo.
  9. Derogación de la reforma laboral aprobada por el gobierno central en 2012. Instar al Gobierno de Navarra a rechazar y combatir esta reforma y no aplicarla en el ámbito de la administración y sector público de la Comunidad Foral de Navarra.
  10. Aprobación de un Proyecto de Ley Foral para financiar un Plan de Choque de Empleo para Jóvenes, dotado en el año 2013 con un presupuesto de 50 millones de euros, que desarrolle medidas para promover la estabilidad en el empleo joven y financiar el autoempleo.
  11. Poner en marcha en el año 2013 Planes Estratégicos de Desarrollo y Empleo especiales para las comarcas de la Ribera y Sakana. Instar al Gobierno de Navarra a desarrollarlos y ejecutarlos con la participación y consenso de los agentes institucionales, económicos y sociales de estas zonas.

 

2.-CRISIS DEL BIPARTIDISMO NAVARRO, BLOQUEO POLÍTICO E INSTITUCIONAL.

 

Un factor que tiene una importancia crucial para explicar la crisis política por la que atraviesa Navarra es el alto grado de deterioro que ha alcanzado el bipartidismo político navarro.

 

Este bipartidismo a la navarra ha garantizado las últimas décadas la hegemonía política de la derecha mediante las mayorías electorales absolutas de UPN y PSN.

 

Un bipartidismo UPN-PSN que hoy estaría muy lejos de la mayoría absoluta si hubiera elecciones. La crisis-estafa neoliberal en Navarra, al igual que en el conjunto del Estado, está teniendo efectos devastadores en la pérdida de apoyo social del bipartidismo.

 

El gobierno de UPN lleva once meses paralizado, en minoría parlamentaria y sin ninguna iniciativa política e institucional de relevancia, se limita a ejecutar el austericidio neoliberal de la mano del gobierno central del PP.

 

Un gobierno a la defensiva y que se sigue negando a convocar elecciones porque que podrían suponer para la derecha la pérdida del poder.

 

En esta coyuntura de galopante crisis política si el gobierno de UPN hoy todavía no ha caído se debe a que UPN y PSN comparten el rechazo a un adelanto electoral.

 

Así se puso de manifiesto en el debate de la moción de censura presentada por EH Bildu.

 

Desde IUN-NEB apoyamos la moción de censura al compartir el objetivo de convocar elecciones, advertimos que la posición del PSN la condenaba al fracaso, y reiteramos la necesidad de alcanzar por la mayoría social trabajadora un consenso interidentitario y de izquierdas que haga posible la alternativa a la derecha.

 

Es por tanto responsabilidad del PSN que el gobierno de UPN continúe con las desastrosas consecuencias sociales y económicas que esa continuidad conlleva.

 

En este contexto el PSN ha llegado incluso a situar exclusivamente en la presidenta Barcina el origen de la inestabilidad política, y en su sustitución la posible solución.

 

También, en otros pronunciamientos y escenificaciones, ha trasladado el mensaje de que daba por agotado el sistema bipartidista navarro y la relación bilateral preferente con UPN.

 

En esta dirección trasladó, en el debate de la moción de censura y en declaraciones públicas de su secretario general, su preferencia por un futuro gobierno conformado con Izquierda-Ezkerra y Geroa bai.

 

Probablemente el PSN es consciente de que el tiempo de las mayorías absolutas con UPN ha terminado, y que debe en el futuro abrirse a otros escenarios, aunque las querencias a los pactos con UPN sigan siendo muy fuertes, como lo es también la coincidencia con la derecha en el rechazo de un adelanto electoral.

 

Desde IUN-NEB, como hicimos en el debate de la moción de censura, reiteramos que no estamos ni estaremos en ningún bloque de partidos. Ni conformamos un bloque de partidos con EH Bildu ni lo hacemos con el PSN.

 

De la misma forma ni excluimos a EH Bildu de futuros pactos de gobierno, siempre en base a un programa, ni excluimos al PSN.

 

Simplemente consideramos que esa dinámica por arriba, de situar el debate en la formación de bloques de partidos, es un error y que la prioridad en nuestra acción política y social es otra.

 

En lo que estamos desde IUN-NEB es en la conformación de un Bloque Social y Político que articule, represente y defienda a la mayoría social trabajadora.

 

Un Bloque Social y Político construido desde abajo, desde la lucha y la movilización contra el austericidio, los recortes y en defensa de una salida justa y social de la crisis-estafa neoliberal.

 

No rechazamos acuerdos políticos cuando toquen, después de unas elecciones, que concreten un programa de gobierno de izquierdas y antineoliberal.

 

Lo que decimos es que ahora y de forma estructural la prioridad, para derrotar a la derecha y a la hegemonía neoliberal, es impulsar y articular el Bloque Social y Político de la mayoría social trabajadora.

 

No nos vale con derrotar a Barcina, queremos derrotar a la derecha, a UPN, ganar el poder y aplicar un programa que defienda a la mayoría social y nos permita una salida justa y social, antineoliberal, de la crisis.

 

Desde IUN-NEB, nuestras asambleas y militancia, trabajamos para construir ese Bloque Social y Político.

 

Lo hacemos cuando desarrollamos la Convocatoria Social, cuando llevamos a la sociedad campañas como ¨Hay Alternativa, Gobierno Dimisión¨ o ¨LomceNo¨, cuando defendemos la necesidad de un proceso constituyente republicano, o cuando trabajamos a favor de luchas y movilizaciones unitarias del conjunto de la mayoría social trabajadora.

 

Alcanzar luchas y movilizaciones unitarias, tanto en los conflictos sectoriales como en movilizaciones generales en torno a objetivos y propuestas compartidas es esencial para construir el Bloque Social y Político que propugnamos, y también esencial para ganar el poder y derrotar el poder económico y político neoliberal.

 

Para ganar el poder y derrotar la hegemonía neoliberal en Navarra, España y Europa.

 

Recordemos que en Navarra el aumento de la lucha y la movilización contra los recortes y el carácter unitario de muchas movilizaciones (sanidad, educación…) fue un factor decisivo para acabar con el gobierno de coalición UPN-PSN en junio de 2011.

 

También ahora la fuerza movilizadora que da la unidad debe ser un elemento determinante para terminar con el bloqueo político actual, para forzar la convocatoria de elecciones y para, también, derrotar a la derecha y hacer realidad una alternativa de izquierdas e interidentitaria.

 

Por ello desde IUN-NEB consideramos imprescindible y prioritario impulsar y apoyar movilizaciones unitarias en el objetivo de derrotar las políticas neoliberales y construir el Bloque Político y Social de la mayoría social trabajadora.

 

3.- EN NAVARRA TAMBIÉN. HAY ALTERNATIVA, GOBIERNO DIMISIÓN.

 

IU ha lanzado la campaña ¨Hay Alternativa, Gobierno Dimisión¨ para denunciar que el PP gobierna a las órdenes de los mercados, en fraude democrático, para afirmar que hay alternativa y que es posible una salida social y justa de la crisis, y para exigir la dimisión del gobierno y la convocatoria de elecciones.

 

Al igual que sucede en el Estado con el gobierno del PP, en Navarra también la derecha gobierna en fraude democrático contra la mayoría social.

 

En Navarra como en el Estado los gobiernos de la derecha aplican frente a la crisis un austericidio neoliberal que nadie votó en las elecciones. Por ello, en Navarra también decimos, ¨Hay Alternativa, Gobierno Dimisión¨.

 

El recorte presupuestario total ejecutado en Navarra sobre las políticas públicas y sociales desde que comenzó la crisis sobrepasa los 600 millones de euros, se han destruido miles de puestos de trabajo en la sanidad y educación públicas, se ha descargado un auténtico hachazo sobre las políticas de dependencia, se han expulsado de la renta básica a miles de personas condenándolas a la pobreza absoluta…

 

A un lado tenemos un gobierno en minoría desde hace 10 meses, un gobierno atrincherado en el Palacio de Navarra, cuya presidenta se niega a someterse a una cuestión de confianza o a convocar elecciones.

 

Al otro lado tenemos a la mayoría social trabajadora, que sufre la crisis, que sufre las políticas neoliberales de recortes y austeridad.

 

Los hombres y mujeres de IUN-NEB estamos con la mayoría social trabajadora, y con el compromiso de levantar y hacer realidad una alternativa social y política desde la izquierda y la pluralidad.

 

Lo tenemos que hacer posible en primer lugar para ganar una salida social y justa de la crisis provocada por las políticas neoliberales y de derechas.

 

Que nadie se engañe, lo que nos espera si UPN sigue gobernando es más paro, más crisis, más pobreza, más desigualdad.

 

Si la derecha sigue gobernando se mantendrá el crimen social que supone el austericidio neoliberal.

 

La mayoría social trabajadora necesita una alternativa que defienda la democracia participativa frente al golpe de los mercados y la corrupción.

 

Una alternativa que exija la banca pública, una reforma fiscal progresiva, la eliminación de los paraísos fiscales, la denuncia de la deuda ilegítima con origen en la especulación financiera, la paralización de los desahucios, la dación en pago retroactiva y, en definitiva, que suponga poner la economía bajo el control democrático de la mayoría social.

 

Una alternativa que ofrezca también una política superadora del frentismo identitario.

 

Porque neoliberalismo económico y frentismo identitario han sido los cimientos sobre los que se han asentado la hegemonía de la derecha en Navarra, apoyada estructuralmente por el PSN, en las últimas décadas.

 

La derrota de la derecha y sus políticas, la defensa de la democracia y los derechos sociales pasa por la izquierda y la ruptura del frentismo identitario.

 

Necesitamos nuevas mayorías que sumen a las izquierdas, a los sindicatos, a los movimientos sociales, en definitiva, a quienes pueden y deben representar y defender a la mayoría social trabajadora de Navarra.

 

Porque en definitiva la mayoría social trabajadora es el sujeto político y social desde el que se debe y se puede construir un gran acuerdo que permita hacer realidad la alternativa a UPN y a las políticas de derechas.

 

El 29 de marzo de 2012 se produjo en Navarra la movilización general antineoliberal más potente en décadas.

 

Ese día la mayoría social trabajadora tomó las calles en dos convocatorias separadas pero coincidentes en el tiempo.

 

El día que esa mayoría social se movilice con unidad y objetivos compartidos, en defensa de sus intereses comunes de clase, la alternativa a la derecha habrá ganado.

 

Desde IUN-NEB estamos firmemente comprometidos en la necesidad de alcanzar ese acuerdo y esa unidad movilizadora, de izquierdas e inter-identitaria.

 

Es la alternativa posible y necesaria en Navarra.

 

4.- MOVILIZACIONES DEL 14 DE ABRIL. POR UN PROCESO CONSTITUYENTE HACIA LA III REPÚBLICA.

 

La movilización republicana crece año tras año, tanto en Navarra como en el conjunto del Estado, y lo hemos podido comprobar con motivo de las convocatorias realizadas por las asociaciones y organizaciones republicanas el pasado 14 de abril.

 

Las convocatorias realizadas han sido un éxito y ha logrado una participación y apoyo muy amplios.

 

En la X Asamblea de IU acordamos responder al vaciamiento del contenido social y democrático de la Constitución de 1978, ejecutado por el poder económico y político neoliberal (reforma artículo 135 de la Constitución, reforma laboral…), con un proceso constituyente hacia una República federal, laica, solidaria y con derecho a decidir.

 

Hoy en el estado español las élites políticas y los poderes económicos están imponiendo a la mayoría social trabajadora un drástico y masivo empobrecimiento.

 

Hoy el poder económico y político neoliberal ha dado por concluidos y rotos los pactos que en la transición dieron lugar a la constitución de 1978, y a un débil e titubeante proceso de construcción de un estado social y democrático.

 

La reforma laboral, que ha echado por tierra el derecho laboral y la negociación colectiva, y la reforma del artículo 135 de la constitución ha introducido el dogma neoliberal como prioridad absoluta de la política económica.

 

El estado social y democrático ha sido siempre débil en el estado español, sometido a los poderes lácticos y a los poderes económicos.

 

Pero ahora, aprovechando la crisis económica que las propias políticas neoliberales han provocado, se está destrozando lo que se había conseguido en la construcción de un estado social y democrático.

 

Hoy en el estado español la mayoría social trabajadora carece de un estado que la represente y defienda. Hoy el estado está en manos del poder económico, de la troika, de la banca, y ese es el problema que tenemos que abordar.

 

Ese es el problema que queremos abordar a través de la puesta en marcha de un proceso social y político constituyente para alcanzar una república federal y solidaria que sí represente y defienda a la mayoría social trabajadora.

 

Cada día son más los ciudadanos y ciudadanas que están dando la espalda a la monarquía bipartidista, y están volviendo su mirada hacia la alternativa que representa la República, la futura pero sin duda cada vez más cercana III República.

 

Hoy ante cada vez más millones de ciudadanos y ciudadanas el sistema significa pobreza, miedo, desigualdad, injusticia social, paro masivo, desahucios, represión y autoritarismo, corrupción y privilegios de una minoría…

 

Por eso hoy la República es más futuro que nunca y la lucha por la III república es y debe ser uno de los cauces que hagan posible la unidad de la mayoría social trabajadora.

 

Frente a los recortes, los ataques sociales y laborales, la destrucción del estado social, las privatizaciones, el paro masivo y la injusticia social que hoy ejecutan y defienden los gobiernos de la monarquía, la república debe abanderar una salida social y justa de la crisis, una salida que defienda a las víctimas de la estafa neoliberal.

 

Frente a una política corrupta, enfangada en el clientelismo y el amiguismo, entregada al poder y privilegios de las élites económicas la república es y debe ser democracia participativa, directa, transparente, demoledora frente a la corrupción y el secuestro de la política por el poder económico.

 

Por todo ello la República es la alternativa que necesitamos.

 

Pamplona-Iruña, 15 de mayo de 2013

 

Coordinador de IUN-NEB

 

< Anterior   Siguiente >