Parlamento

Declaración Institucional con motivo del 8 de marzo

lunes, 05 de marzo de 2012

A LA MESA DEL PARLAMENTO DE NAVARRA

 

José Miguel Nuin,  portavoz del grupo parlamentario de Izquierda-Ezkerra, al amparo de lo establecido en el Reglamento del Parlamento de Navarra, presenta para su debate y votación en la Junta de Portavoces la siguiente, DECLARACIÓN NSTITUCIONAL:

 

Exposición de motivos

 

El próximo 8 de Marzo tenemos doble motivo para manifestar nuestro más rotundo rechazo a la situación actual: la crisis económica y  el recorte en prestaciones sociales, que lentamente pero con rotundidad están generando un gran desequilibrio entre clases sociales y que se ceba fundamentalmente en mujeres y jóvenes. Las mujeres tienen peores condiciones laborales, sufren la desigualdad salarial, la precariedad laboral, la discriminación por ser mujeres y  una doble carga la laboral y la familiar.

 

La anunciada reforma de la Ley de Interrupción voluntaria del embarazo, a los supuestos del 85 y al permiso paterno para las jóvenes, retrotrae a las mujeres adultas a los momentos de la transición política considerándolas como seres incapaces para decidir sobre el propio presente y futuro y, a las mujeres jóvenes les niega la posibilidad de decisión sobre sus propias vidas.

 

La llamada “ley de dependencia”, que ya tenía un enfoque sexista, ha relegado a muchas mujeres a ejercer las tareas de cuidado de sus familiares dependientes. La decisión de no continuar financiando el desarrollo de esta Ley significa,  además, que los pocos resortes de alivio que ofrecía, ahora se ven ahogados por la falta de presupuesto. La consecuencia de esta situación será una más rápida involución hacia los viejos roles patriarcales.

 

Están empeorando las  condiciones efectivas salariales y laborales para la integración, con plenos derechos, de las mujeres en el mercado laboral. Situación que incide directamente en la feminización de la pobreza.

 

La extensión de la xenofobia en la sociedad, debido a las modificaciones cada vez más retrógradas de las leyes de inmigración y la transmisión de valores racistas, afectan con mayor rigor a las mujeres inmigrantes, ya de por sí, más desprotegidas.

 

La conciliación entre la vida laboral y familiar, a día de hoy, sigue siendo, una expectativa. Los hombres siguen sin compartir equitativamente las cargas familiares y las tareas domésticas. No se avanza, es este sentido, porque no es suficiente contar con leyes que lo regulen, sino también, y mucho más importante, crear una conciencia social de igualdad que transforme la cultura patriarcal y sexista que aún existe.

 

El próximo 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres, es la fecha propicia, para que el Parlamento de Navarra muestre su voluntad de poner las bases reales, para que la igualdad de las mujeres sea un hecho y no una mera aspiración, comprometiéndose a adoptar medidas destinadas a una transformación real de nuestra sociedad, donde las mujeres seamos ciudadanas en plenitud de derechos.

 

DECLARACIÓN

 

El Parlamento de Navarra, manifiesta su compromiso de trabajar para generar una sociedad Navarra, integrada por sujetos iguales en derechos y obligaciones, utilizando los medios legales existentes y posibilitando los cauces y los recursos económicos para que hombres y mujeres tengamos las mismas posibilidades de desarrollo.  Para ello se compromete con las siguientes medidas:

 

  • Aumentar el presupuesto destinado a políticas transversales y específicas destinadas a conseguir la igualdad entre mujeres y hombres
  • Erradicar la segregación laboral en las políticas de empleo.
  • Aumentar los recursos materiales y de personal para la prevención y atención de las mujeres en situaciones de especial vulnerabilidad.
  • Implantar campañas educativas, en colaboración con los centros escolares, basadas en la concienciación entre las más jóvenes y los más jóvenes.
  • Coordinar programas con las asociaciones y colectivos sociales que fomenten la igualdad y la corresponsabilidad.
  • Erradicar anuncios, emisiones y expresiones sexistas en el ámbito público.
  • Fomentar la presencia pública de las mujeres y su participación en los asuntos públicos.
  • Desarrollar  medidas que sean verdaderamente integrales y transversales, que impliquen a todos los estamentos sociales y políticos, para que aborden íntegramente la violencia de género, sin limitarse a la violencia domestica, dotándose de recursos materiales, humanos y económicos suficientes.

 

Pamplona-Iruña, 5 de marzo de 2012
< Anterior   Siguiente >