Documentos

Informe Consejo político 17.12.2011

1.- GOLPE AL BIPARTIDISMO, GOBIERNO DEL PP Y FUERTE CRECIMIENTO DE IZQUIERDA UNIDA

 

Las elecciones generales del 20-N han certificado la derrota del PSOE, la llegada al gobierno del PP y el fuerte crecimiento de IU.

 

El PSOE ha recabado de la ciudadanía el menor apoyo electoral desde la transición. Ha obtenido el 28,73% de los votos frente al 43,87% en 2008, y ha perdido 4.315.000 votos.

 

El PP apenas ha aumentado en 550.000 los votos obtenidos en 2008, su mayoría absoluta se la debe a la injusta legislación electoral vigente.

 

En todo caso el PP va a ejercer el mayor poder institucional y político acumulado por un partido desde la transición. Tiene el gobierno central, con mayoría absoluta en Congreso y Senado, gobierna trece comunidades autónomas así como la gran mayoría de ayuntamientos y diputaciones.

 

Es decir, la derecha del PP ha ganado las elecciones, y siguen siendo mayoritarios los partidos responsables de las políticas que han originado la crisis económica.

 

IU, la coalición de la Izquierda Plural, ha mejorado de forma muy importante sus resultados. Salta de 2 a 11 diputados (habrían sido 25 con una ley electoral proporcional) y aumenta en 710.000 votos su apoyo electoral.

 

Estos resultados nos deben permitir contar con más medios y recursos, aumentar nuestra presencia política, y extender el trabajo organizativo.

 

Sin embargo, muchos de los ex votantes del PSOE, más de dos millones, han optado por la abstención. Todavía no hemos sido capaces de ganar su confianza.

 

Es de destacar también el crecimiento de UPyD, así como la fuerte irrupción de Amaiur.

 

En Navarra hemos recibido el 5,51% de los votos frente al 3,29% de 2008, UPN-PP ha tenido peor resultado que en 2008 a pesar de la ola favorable del PP, el PSN ha caído en la línea del conjunto del PSOE, y el nacionalismo vasco (Amaiur y Geroa Bai) obtiene un nivel importante de apoyo.

 

Sin embargo, más allá del resultado obtenido por cada partido o coalición las elecciones del 20-N han supuesto un severo golpe para el bipartidismo. El bipartidismo pierde 3.762.772 votos, y obtiene el 73,35% del voto frente al 83,81% en 2008.

 

Este dato es muy relevante, y puede estar marcando el comienzo de un cambio profundo en el funcionamiento del sistema político en el estado español.

 

Recordemos que el bipartidismo ha sido el gestor principal del sistema  institucional, y el máximo defensor y valedor del modelo económico neoliberal.

 

Poner en marcha políticas alternativas a las neoliberales tiene como condición necesaria desmontar el sistema bipartidista que ha hegemonizado la política en el Estado Español desde la transición.

 

Un bipartidismo que ha mantenido, en muchas ocasiones, una actitud incluyente hacia los nacionalismos conservadores de CIU y PNV, pero fuertemente intolerante y excluyente con la izquierda representada por IU.

 

Un bipartidismo que ha tratado de ocultar durante tres décadas la pluralidad política e ideológica con instrumentos tan poderosos como el sistema electoral, o la exclusión sistemática de IU en los principales medios de comunicación estatales, públicos y privados.

 

Por ello valoramos que el severo retroceso del bipartidismo es uno de los datos más importantes surgidos de las elecciones generales del 20-N.

 

Este hecho, además del crecimiento de IU, muestra que se pueden están produciendo cambios importantes en la política y en la sociedad.

 

La crisis económica causada por las políticas neoliberales, los recortes y ataques a los derechos sociales y laborales, los niveles insoportables y crecientes de paro, desigualdad y exclusión social, así como el anuncio de nuevos y decisivos ataques a los salarios y a los servicios sociales esenciales, están erosionando el sistema político bipartidista que con tanto éxito ha funcionado desde la transición.

 

Asimismo, la aparición y eclosión de un movimiento social como el 15-M, tan masivo, plural y rebelde frente al orden político e institucional vigente, muestra que se están produciendo movimientos y cambios importantes en la sociedad.

 

El crecimiento electoral de IU hay que analizarlo y valorarlo en este contexto de cambio y movimiento.

 

Es decir, consideramos que no estamos ante la repetición sin más de lo ya sucedido en otros momentos, crecimiento de IU como consecuencia de una derrota del PSOE.

 

En nuestra opinión estamos asistiendo a un proceso más complejo y decisivo.

 

El reforzamiento de IU, referencia fundamental de la izquierda transformadora, se debe a nuestra identidad política, a nuestra propuesta política, al esfuerzo de unidad y suma en la izquierda, y se sitúa en un contexto de grave crisis del bipartidismo, y de abierta ruptura de la derecha y los poderes económicos con el pacto social y político fraguado durante transición y plasmado en la Constitución de 1978.

 

La agresión al pacto social, a los salarios y a las políticas públicas, está siendo tan grave y profunda que los garantes y gestores políticos de ese pacto, el bipartidismo, o bien se están quedando sin espacio, PSOE, o bien están con la necesidad de redefinir su papel tradicional, PP.

 

Los próximos meses exigirán de IU mucha capacidad de lucha y movilización. Y para dar respuesta a esta situación seguiremos buscando la suma y la unidad.

 

Suma y unidad contra las políticas de derechas y los recortes sociales, y suma y unidad contra el bipartidismo.

 

Movilización permanente con voluntad de disputar la hegemonía social y cultural al neoliberalismo.

 

El PSOE deberá decidir donde se quiere situar. No valen los cambios cosméticos, el espacio para las componendas y cambalaches se achica día a día.

 

Desde la izquierda transformadora podremos valorar que en el PSOE empiezan a darse cambios reales cuando renuncien al bipartidismo, a la gestión bipartidista del sistema político.

 

Mientras esto no se produzca podremos concluir que, más allá de los discursos, no hay cambios reales en la posición política e ideológica del PSOE.

 

En todo caso nos toca impulsar la suma de fuerzas contra las agresiones a los trabajadores y al estado social. Desde IU impulsaremos la máxima unidad para la lucha y la movilización.

 

2.- HOJA DE RUTA NEOLIBERAL: ATAQUES A LOS SALARIOS Y AL ESTADO SOCIAL EN UNA EUROPA REFUNDADA AL SERVICIO DEL CAPITALISMO GLOBAL.

 

Las políticas neoliberales que han venido siendo rigurosamente aplicadas en Europa durante las últimas tres décadas están en el origen de la crisis económica que padecemos.

 

Estas políticas han provocado en Europa, y en España, un fuerte incremento de la desigualdad social y la pobreza. Han conducido a un reparto cada vez más injusto y desigual de la riqueza, y este incremento de la desigualdad es, a su vez, una de las causas fundamentales de la crisis.

 

La OCDE acaba de publicar que la brecha entre ricos y pobres se había disparado en 2008, justo antes del estallido de la crisis, al nivel más alto de las tres últimas décadas.

 

En el año 2008 en España el ingreso medio del 10% de la población más rica era un 1.200 % superior al ingreso medio del 10% de la población más pobre. En el conjunto de la OCDE este índice era  en 2008 del 960%.

 

Y desde 2008, con el estallido de la crisis económica, este nivel de desigualdad no ha hecho sino incrementarse.

 

La oficina estadística de la Unión Europea, Eurostat, ha publicado que en 2010 la desigualdad entre el 20% de la población más rica y el 20% más pobre alcanzó en España su nivel más alto desde 1995. En 2009 solo Letonia, Lituania y Rumanía presentaban en la Europa de los veintisiete un nivel de desigualdad económica superior al de España.

 

Sin embargo, a pesar de que han sido las políticas neoliberales las que han provocado la crisis, los gobiernos europeos, la UE y el BCE siguen empeñados en aplicar, todavía con mayor radicalidad, esas mismas políticas.

 

Así lo ha hecho en España desde mayo de 2010 el gobierno del PSOE, y así se dispone ahora a hacerlo el futuro gobierno del PP.

 

Un gobierno de PP que se prepara para asestar nuevos golpes sobre los salarios y los derechos laborales de los trabajadores jóvenes, así como sobre los de las pequeñas y medianas empresas.

 

Un gobierno del PP que tiene la voluntad de continuar recortando la sanidad y educación públicas, así como la atención a la dependencia, y que pretende acelerar la privatización de servicios públicos esenciales como la sanidad.

 

Pero al mismo tiempo que los gobiernos recortan salarios y servicios públicos el eje franco-alemán, de la mano del BCE y el FMI, se dispone a refundar Europa y el Euro.

 

Esta refundación, en los términos planteados por Merkel-Sarkozi, equivale a aumentar la radicalidad de las políticas neoliberales, y conduce a un recorte muy duro del modelo social europeo.

 

En los próximos meses se producirán en el Estado Español, y en el conjunto de la zona Euro, duros ataques tanto a los salarios como a las políticas públicas esenciales: sanidad, educación, dependencia…

 

El objetivo final es alcanzar un fuerte empobrecimiento de las clases trabajadoras y populares, un empobrecimiento que se concretará en una severa disminución de la participación global de los salarios en la renta total.

 

Pero unos recortes salariales que serán especialmente intensos en los trabajadores/as jóvenes, y en los de las pequeñas y medianas empresas.

 

El pasado mes agosto el Banco Central Europeo remitió una carta al presidente Zapatero en la que a cambio de incrementar el volumen de compra de deuda española exigía, entre otras medidas, crear una nueva categoría de trabajadores con sueldos inferiores al salario mínimo interprofesional (641 euros mensuales).

 

Se reclamaba crear unos nuevos contratos de trabajo, especialmente dirigidos a jóvenes, con salarios inferiores al SMI y sin apenas cotizaciones sociales.

 

Pues bien, el PP se ha comprometido a que las exigencias contenidas en la mencionada carta del Banco Central Europeo constituyan su hoja de ruta como gobierno en los próximos meses.

 

El capitalismo global no está dispuesto a seguir financiando el estado social en Europa, y exige que trabajemos más por mucho menos, y con menos derechos sociales y laborales.

 

Estamos por lo tanto ante un proceso de ruptura con la Europa social y política que hemos conocido hasta ahora. Con toda seguridad, las implicaciones de este proceso, de llevarse a término, serán enormes.

 

Entramos en una fase crítica. Los próximos años serán decisivos para imponer esta redefinición ultraliberal de Europa, o para reunir fuerzas sociales y políticas que lo impidan.

 

En este sentido hay que destacar el rechazo de la Confederación Europea de Sindicatos a los acuerdos antisociales alcanzados en la última cumbre de la UE, así como la oposición también del conjunto de la izquierda francesa, incluido el PSF.

 

Los poderes económicos y financieros han demostrado que están dispuestos a casi todo para alcanzar sus objetivos. Han impuesto gobiernos tecnócratas no elegidos democráticamente, han situado al borde de la suspensión de pagos a países enteros al negarles la financiación el BCE, y están provocando un enorme aumento del paro y la pobreza al imponer drásticos recortes presupuestarios.

 

Y sin embargo la alternativa existe, es posible, y es, además, absolutamente necesaria para defender los intereses reales y generales de las sociedades europeas.

 

La financiación efectiva y suficiente de la economía real se puede conseguir en un corto plazo si recuperamos una Banca Pública fuerte y eficaz, y si el Banco Central Europeo da financiación a los Estados.

 

La decisión del BCE de no suscribir deuda pública de los países de la zona Euro, o de no crear y financiar eurobonos, es una decisión política enmarcada en la hoja de ruta neoliberal para Europa.

 

De la misma manera, los niveles de gasto e inversión pública se pueden mantener, e incrementar en un corto plazo, si acabamos con los paraísos fiscales y aplicamos una reforma fiscal justa y progresiva.

 

Los paraísos fiscales son refugios del fraude fiscal y del dinero mafioso y delictivo, y hoy es el día en el que Europa sigue tolerando la impunidad de decenas de paraísos fiscales en su territorio.

 

En consecuencia, a corto plazo, otra política monetaria y fiscal es posible. Otra política al servicio de la economía real, de las clases populares y trabajadoras, y de la creación de empleo.

 

Asimismo, desde la izquierda alternativa trabajamos por una alternativa global al sistema.

 

Una alternativa a un sistema capitalista que está llevando a la humanidad y al planeta a un escenario de colapso social, económico y ecológico.

 

En este sentido los decepcionantes resultados de la Cumbre del Clima de Durban vuelven a poner en evidencia la débil capacidad real del sistema para dar respuesta a los retos globales que como humanidad afrontamos.

 

3.- EL TRIPARTITO UPN-PSN-PP. EL BLOQUE DEFENSOR DE LOS RECORTES, Y DE UNA SALIDA INJUSTA Y ANTISOCIAL DE LA CRISIS

 

En Navarra existe un bloque político comprometido con los recortes sociales y ataques al estado social. Este bloque político lo conforman UPN, PSN y PP.

 

Un bloque comprometido con la hoja de ruta neoliberal, y que ha renunciado a una salida justa y social de la crisis económica.

 

La misma hoja de ruta con la que se comprometió el gobierno del PSOE en mayo de 2010, que ahora aplican los gobiernos autonómicos del PP y CIU, y que en adelante se dispone a seguir aplicando el próximo gobierno del PP.

 

Un bloque que acaba de aprobar unos nefastos Presupuestos Generales de Navarra para 2012. UPN, PSN y PP han votado en contra de las enmiendas a la totalidad presentadas por la oposición, y han votado a favor de la ley de presupuestos.

 

Después de más de tres años de crisis económica y destrucción de empleo, con 45.839 personas en paro, con un crecimiento de sólo el 0,1% en el tercer trimestre de 2011, con miles de pequeñas empresas y negocios autónomos cerrados por la crisis, y con el crédito bancario funcionando a cuentagotas, el objetivo principal de la política económica no debe ser otro que reactivar la actividad económica y generar empleo.

 

Sin embargo, este no es el objetivo del tripartito UPN-PSN-PP. Los presupuestos para 2012 que han aprobado no van a servir ni para impulsar la actividad económica ni para crear empleo.

 

Por el contrario, van a frenar todavía más la economía, y van a destruir todavía más empleo. Van a añadir más crisis a la crisis, y más paro al paro.

 

Las políticas ante la crisis que se están aplicando en Navarra, en España, y en el conjunto de la zona euro nos están llevando a la asfixia económica y a la quiebra social.

 

Desde IUN denunciamos y afirmamos que lo que UPN-PSN-PP están haciendo en Navarra no es diferente de lo que están haciendo los gobiernos autonómicos del PP, o de lo que está haciendo CIU en Cataluña.

 

El de Navarra se ha marcado como único objetivo reducir de forma rápida y drástica el déficit público, mientras mantiene un sistema fiscal injusto y regresivo.

 

Pero esta política económica  además de dogmática, es injusta e inútil.

 

Injusta porque provoca más sufrimiento en la sociedad, más crisis y desempleo, más desigualdad y exclusión social, e inútil también porque tampoco sirve para reactivar la actividad económica y salir de la crisis.

 

Los drásticos recortes del gasto e inversión pública nos meten todavía más en el pozo de la crisis, nos hunden aún más en el hoyo del paro y la recesión.

 

La política presupuestaria y fiscal que el tripartito UPN-PSN-PP se empeña en aplicar en navarra, que es la misma que aplica el PP en las autonomías donde gobierna, que es la misma que se dispone ya a ejecutar el PP desde el gobierno de España, y que es la misma también que impone al conjunto de la zona euro el Banco Central Europeo y la canciller alemana Ángela Merkel, nos conduce a un grave retroceso de las políticas de bienestar.

 

Mientras se descargan sobre las políticas públicas y los derechos sociales el peso de duros recortes se continúan tolerando los chiringuitos jurídicos que permiten a las grandes fortunas, a las rentas del capital y a las grandes empresas pagar muy pocos impuestos.

 

Esta es la situación que afrontamos, y esta es lo que el tripartito UPN-PSN-PP ha apoyado para 2012 en los Presupuestos Generales de Navarra.

 

No olvidemos que, más allá del debate y la confrontación política en las instituciones, las consecuencias reales de la crisis económica se viven día a día por miles de personas en Navarra.

 

En Navarra cientos de familias han sido desahuciadas de sus viviendas, otras miles se encuentran sin ningún ingreso, y  más de 45.000 personas están en paro.

 

Sin embargo, los PGN-2012 no se plantean como objetivo prioritario dar respuesta y solución a ninguna de estas realidades.

 

La cifra real de gasto e inversión total cae un 6,45%.

 

El presupuesto total para 2012 se queda en 3.577 millones de euros, un 6,45% menos que en 2011, 247 millones de euros menos.

 

Y esta caída, cuando la actividad económica se está parando, cuando solo hemos crecido un 0,1% en el tercer trimestre de 2011, es especialmente grave y peligrosa.

 

Las inversiones directas caen un 49%, y las transferencias de capital un 18%. En total, inversiones y transferencias de capital caen un 33%.

 

Esto solo traerá más paro en navarra en 2012.

 

Asimismo, el tripartito UPN-PSN-PP se sigue negando a una auténtica y profunda reforma fiscal que dote, además de mayor justicia y equidad, de una mayor capacidad recaudatoria a nuestro sistema fiscal.

 

Desde IUN denunciamos que en Navarra el sistema tributario ha perdido mucha progresividad y equidad con las reformas fiscales aprobadas en los últimos años por UPN y PSN.

 

En Navarra, un euro ganado trabajando tributa mucho más que un euro ganado especulando en bolsa. En navarra, un alto directivo de Wolkswagen desgrava por cada hijo/a mucho más que un trabajador de la cadena de esa misma empresa.

 

En Navarra, como en el resto del Estado, la recaudación la aportan fundamentalmente los trabajadores y los consumidores, vía IRPF e IVA, mientras que las rentas de capital, los grandes beneficios empresariales y las grandes fortunas pagan muy pocos impuestos.

 

Para 2012 el propio Gobierno de Navarra prevé que el Impuesto sobre Sociedades solo represente el 7,4% de los ingresos por impuestos (236 millones),  el del patrimonio solo el 0,94%, mientras que por el contrario el IRPF supondrá el 35,24% de la recaudación fiscal (1.127 millones) y el IVA el 36,89% (1.180 millones).

 

Asimismo, por el lado del gasto e inversión los recortes son graves y generalizados en las políticas sociales.

 

Salud cae un 5,9% y educación un 7,4%. La inversión en salud se desploma un 40%, y en Educación se derrumba un 66%.

 

Pero no solo los recortes se producen en salud y educación. Los recortes se extienden de forma muy severa a lo largo de todo el presupuesto: en euskera, en medio ambiente, en renta básica, en dependencia, en cooperación al desarrollo, en cultura, en vivienda…

 

Por todo ello IUN ha presentado en el Parlamento una enmienda a la totalidad a los PGN-2012.

 

El sentido de la enmienda a la totalidad es defender, y exigir, un cambio de fondo en la política económica, en la política presupuestaria, y en la política fiscal.

 

Hay que acabar con los paraísos fiscales, hay que rearmar la lucha contra el fraude fiscal, hay que acabar con la ingeniería jurídica que convierte en legal la evasión de impuestos por parte de las grandes fortunas y patrimonios, hay que acometer una reforma integral, ambiciosa y progresiva del sistema fiscal.

 

Hay que defender las políticas públicas, el sector público y los servicios públicos, así como la presencia e intervención pública en la economía.

 

Hay que terminar con el falso mito de que lo privado es siempre más eficiente y eficaz que lo público. No es cierto, y acabamos de comprobarlo por ejemplo en Navarra con los informes de la Cámara de Comptos sobre los conciertos sanitarios.

 

Hay que hacer otra política financiera y monetaria. Hay que recuperar una Banca Pública, y hay que cambiar los estatutos del Banco Central Europeo para que financie a los estados, y para que responda al interés general de las sociedades europeas y no de los mercados y los poderes financieros.

 

Hay que defender la sanidad pública, y la educación pública, y las pensiones públicas. Hay que decir y exigir que la sanidad, la educación y las pensiones no están para hacer negocios privados.

 

Y todo esto falta en los presupuestos de UPN-PSN. Sus presupuestos forman parte de esa política de recortes y ataques a lo público y lo social que nos ha traído la crisis.

 

Por eso, hemos presentado la enmienda a la totalidad.

 

Por eso nos pronunciamos en contra de esta política económica, por eso pedimos y defendemos un cambio radical.

 

Porque continuado por el camino del tripartito UPN-PSN-PP solo nos espera añadir en 2012 más crisis a la crisis, y más paro al paro. 

 

4.- RETOS DE IUN-NEB EN 2012: REFORZAR LA ORGANIZACIÓN Y DESPLEGAR LA CONVOCATORIA SOCIAL

 

Los resultados obtenidos por IUN-NEB en las elecciones generales del 20-N son positivos y marcan una tendencia de suma y fortalecimiento de la izquierda transformadora en Navarra.

 

Hemos prácticamente mantenido el número total de votos obtenidos en las elecciones forales de mayo, y aumentado en 7.126 los votos recibidos en las elecciones generales de 2008.

 

Alcanzar esta cifra de votos en unas elecciones generales, en las que el voto útil actúa con fuerza en nuestra contra, tiene un alto valor político, y consideramos que marca con claridad una tendencia positiva.

 

Han sido numerosos, e importantes por su población, los municipios en los que hemos superado el 5% de votos: Castejón (11,14%), Ansoáin (10,07%), Tudela (9,03%), Berriozar (8,87%), Orkoien (8,64%), Egüés (7,99%), Ribaforada (7,83%), Beriáin (7,81%), Mendavia (7,67%), Villava (7,45%), Barañáin (7,41%), Berrioplano (7,02%), Zizur (7,01%), Peralta (6,93%), Burlada (6,82%), Valtierra (6,75%), Lumbier (6,73%), Noáin (6,65%), Huarte (5,85%),  Estella (5,80%),  Lodosa (5,76%), Pamplona (5,53%), Sangüesa (5,42%), Ablitas (5,37%), Aranguren (5,30%), Murchante (5,16%) y Sartaguda (5,05%).

 

A partir de aquí debemos trabajar por reforzar nuestra organización, y nuestra implicación y presencia en el día a día de nuestros pueblos y barrios.

 

En 2012 debemos trabajar pasa asentar y fortalecer organizativa y socialmente IUN. Fortalecer IUN significa en definitiva fortalecer la izquierda transformadora en Navarra.

 

Sumar más en Izquierda-Ezkerra, y fortalecer IUN son procesos complementarios, y ambos necesarios.

 

Necesitamos más organización, y más presencia y conexión con la sociedad y el conflicto social.

 

Existen numerosos municipios con buenos resultados electorales y muy poca organización y militancia.

 

Debemos por lo tanto aumentar nuestra militancia y nuestras organizaciones de base. Desde IU se va a poner en marcha en los próximos meses una campaña para captar nuevos militantes que también impulsaremos y desarrollaremos desde IUN-NEB.

 

En este trabajo deberá involucrarse el conjunto de IUN, desde la dirección hasta las asambleas locales, y aportaremos recursos y medios para su desarrollo.

 

Al mismo tiempo deberemos impulsar en los próximos meses el proceso de convocatoria social.

 

Debemos trabajar en el proceso de apertura, de suma en la izquierda, iniciado en la última Asamblea.

 

En lo concreto impulsar acciones como las siguientes:

 

- Realización de  actividades en las que se involucre la afiliación y simpatizantes de IU, abiertas a la participación de personas y colectivos de izquierdas. Actividades  para la reflexión, el debate y la formulación de propuestas sobre la situación  por la que atraviesa la gente, la  sociedad: el paro, el deterioro de las condiciones laborales, el modelo de sociedad, la protección social, los servicios públicos, el medio ambiente, la democracia…

 

- Trabajo desde las instituciones con personas y colectivos para conocer las situaciones reales, para vehicular sus propuestas y para difundir y contrastar las nuestras.

 

- Acción desde la calle y en la calle. Trabajo de consulta a colectivos y personas,  de recogida de inquietudes y problemas; y sobre el tratamiento de propuestas e iniciativas políticas.

 

- Concretar propuestas parlamentarias y municipales, elaboradas con colectivos ciudadanos, movimientos sociales y sindicales.

 

- Potenciación de las áreas de IUN para fomentar la participación activa de la afiliación, para la captación de personas,  para el debate y generación de propuestas políticas y diseño de actividades sobre temas concretos: salud, educación, medio ambiente, bienestar social, administración local, servicios públicos, economía, trabajo, vivienda, etc.

 

Una actividad esencial es la realización de asambleas abiertas en los diferentes barrios y municipios con las que aumentemos la conexión real de IUN con el conflicto social, y además consigamos una extensión de nuestra capacidad organizativa.

 

Asimismo debemos trabajar para articular y poner en marcha comisiones anticrisis en los municipios. Estas comisiones anticrisis pueden y deben ser instrumentos para hacer frente a las consecuencias inmediatas de la crisis (paro, desahucios, pérdida de servicios públicos, pobreza…), y también para organizar la resistencia y la alternativa a pie de calle.

 

Por lo tanto, más organización, asambleas abiertas y comisiones anticrisis marcan para los próximos meses una hoja de ruta y de trabajo muy exigente y ambiciosa.

 

Trabajaremos para que nuestros medios y recursos se vuelquen en su desarrollo y realización.

 

Coordinador General IUN-NEB

< Anterior   Siguiente >