Oficina de Prensa

IUN-NEB cree que Navarra "está harta de la derecha" y precisa nuevo Gobierno

jueves, 19 de octubre de 2006

[EFE] El portavoz parlamentario de IUN-NEB, José Miguel Nuin, afirmó hoy, en su intervención en el Debate sobre el Estado de la Comunidad, que Navarra "está ya harta y cansada de la derecha" y de "sus políticas excluyentes", por lo que la Comunidad Foral necesita "un cambio y una alternativa clara".

Nuin replicó al presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, que la acción del Ejecutivo "no merece el reconocimiento y la gratitud", sino "la censura política y el rechazo", ya que su trabajo ha girado esta legislatura "exclusivamente en torno a la agenda electoral".

El Ejecutivo Foral, consideró Nuin, en este momento es "un Gobierno en estado de emergencia electoral" y "el Gobierno del pánico a perder el poder", ya que "al Gobierno de Navarra lo que hoy le ocupa y le preocupa no es atender los problemas de los ciudadanos", sino "garantizar su mera supervivencia más allá del año 2007".

Ante la inminencia de las elecciones autonómicas, lo que intenta en este momento el Gobierno de Navarra, insistió, es "tratar de vender la burra a los ciudadanos de que en seis meses van a ser capaces de hacer lo que no han hecho en los últimos años".

Nuin reafirmó el compromiso de su partido por "un Gobierno progresista y de izquierdas", que sitúe "a los señores de la derecha en las bancadas de la oposición" y sin conceder "ningún margen a la duda o la especulación".

La razón de ese compromiso, explicó, es la existencia en Navarra de "un Gobierno duro e intransigente con las políticas sociales" y en ese sentido apuntó que todas las inversiones en el departamento de Salud suman 26 millones de euros, a pesar, dijo, del estado en que se encuentran los centros de salud, de las listas de espera, de las "demoras" en la atención primaria o del "naufragio" de proyectos "que en su día fueron presentados como esenciales", como el Plan Oncológico.

En materia educativa, Nuin denunció la partida de 15 millones de euros para la ampliación y construcción de centros escolares, a pesar de las "necesidades sin atender" y de los "cientos de niños y jóvenes escolarizados en barracones".

El portavoz de IUN-NEB resaltó por otro lado que "padecemos un Gobierno en Navarra que es prepotente por ejemplo con los sindicatos y trabajadores de Volkswagen", a los que se acusó de "poner en riesgo el futuro de Navarra" con sus movilizaciones.

Además, criticó la adopción de "decisiones bastante absurdas" por parte del Gobierno de Navarra, que vendió "deprisa, barato y mal" la participación en EHN y que invirtió 300 millones de euros en Iberdrola "convirtiendo a la Administración en un especulador bursátil".

Nuin aseguró igualmente que el Gobierno de Navarra es "ciego e intolerante con la pluralidad social e identitaria de Navarra" y aludió a los actos de celebración del quinto centenario del nacimiento de San Francisco Javier, "con todo lujo, tirando la casa por la ventana", pero con el 75 aniversario de la II República, pese al mandato del Parlamento Foral, "no han hecho absolutamente nada", lo que es "un ejemplo de la medida del sectarismo de su Gobierno".

Por otro lado, Nuin se refirió a la declaración institucional aprobada en abril de 2006 por UPN y CDN tras el alto el fuego de ETA, que calificó de "antidemocrática", porque "se atrevieron a usurpar la democracia a los ciudadanos" al decir "quién puede y quién no puede gobernar" en Navarra.

El portavoz de IUN-NEB acusó al Gobierno de Navarra de no ser capaz "de mover ni un sólo dedo a favor del proceso para el final de la violencia" y de pedir que el Gobierno central "rompa el proceso" y que "ante cualquier dificultad tiremos la toalla y abandonemos".

Por ese motivo, denunció la "absoluta falta de lealtad" del Gobierno de Navarra "con el intento del Estado y la democracia para acabar con el terrorismo, sin precio político" por lo que instó a todos los grupos a "colaborar con el Estado, más allá del Gobierno de turno, para alcanzar el final de la violencia".

Nuin trasladó por último a los ciudadanos el mensaje de que "la apuesta por el cambio político en Navarra no comporta riesgos o incertidumbres para nuestra libertad, nuestra democracia o nuestro futuro".

< Anterior   Siguiente >