INFORME DE GESTIÓN APROBADO POR LA 8ª ASAMBLEA

 

INTRODUCCIÓN

 

Este informe de gestión abarca los dos años y tres meses que corresponden al periodo de responsabilidad de la dirección de IUN-NEB que yo he encabezado como Coordinador General.

 

Con él pretendo trasladar una valoración, un balance medido, ajustado al trabajo realizado, con sus aciertos y errores, con los objetivos alcanzados y no alcanzados, y siempre desde la lealtad con el proyecto de Izquierda Unida de Navarra-Nafarroako Ezker Batua.

 

De entrada quiero subrayar el necesario compromiso con IUN como proyecto. Un proyecto autónomo, propio y diferenciado de lo que defienden o representan el resto de organizaciones políticas en Navarra.

 

Somos la izquierda con contenidos, con coherencia, con la máxima  prioridad situada hoy en hacer frente a la crisis y sus consecuencias, en defender los derechos sociales y a los trabajadores. Somos la izquierda que defiende el cambio político y social que Navarra necesita, el cambio de izquierdas.

 

Y somos una organización que tuvo que afrontar una situación política y organizativa muy adversa como consecuencia de los resultados electorales de mayo de 2007, y que debe ser capaz de intensificar su trabajo y su presencia social de cara al inmediato futuro.

 

La VIII Asamblea va a decidir la estrategia política y organizativa con la que IUN­-NEB va a impulsar su proyecto y su trabajo los próximos años; la labor desarrollada desde la VII Asamblea considero que ha servido para que podamos afrontar este reto con mejores garantías.

 

Paso a realizar el balance de la gestión desarrollada en base a los siguientes ejes.

 

1.- BALANCE POLÍTICO.

 

La dirección política de IUN-NEB surgida de nuestra VII Asamblea tenía el reto de afrontar un periodo caracterizado por las debilidades y dificultades derivadas de la derrota electoral que sufrimos en las elecciones forales y municipales celebradas en mayo de 2007.

 

Para ello la VII Asamblea marcó unas líneas centrales de trabajo:

 

  • Sostener e impulsar un discurso y una propuesta de izquierdas. Es decir, una presencia y una incidencia política y social en el día a día de Navarra frente a las políticas de la derecha.
  • Trabajar por la articulación de una Plataforma de Izquierdas que pudiera aglutinar a personas y sectores de la izquierda navarra en base a un programa de izquierdas. 
  • Subrayar nuestra identidad de izquierdas, claramente diferenciada de otros ámbitos nacionalistas o progresistas.

 

Era imprescindible por lo tanto, además de urgente, mantener nuestro trabajo político, organizativo e institucional desde nuestra identidad de izquierdas, en un contexto caracterizado por una severa frustración interna causada tanto por nuestro mal resultado electoral como por la imposibilidad de materializar el cambio político.

 

Por ello resultaba vital recuperar el pulso de la organización. Y la forma de hacerlo era impulsar con toda nuestra capacidad el discurso político, la propuesta institucional y la actividad organizativa.

 

En relación al discurso e identidad política de IUN-NEB, considero que hemos desarrollado una intensa actividad para mantenerlo presente y diferenciado en el marco del debate y la confrontación política y social de Navarra.

 

Han sido  continuos los pronunciamientos públicos, debates, posicionamientos e iniciativas de todo tipo (212 notas de prensa y 42 ruedas de prensa) mediante las que hemos trasladado socialmente nuestra posición y propuesta en relación a la agenda social, económica o política de cada momento.

 

Hemos trabajado para trasladar una oposición de izquierdas a un gobierno de UPN apoyado en todo momento por el PSN. Para que se visualizara día a día que ha existido una oposición de izquierdas, además de la oposición que ha realizado la coalición nacionalista que es Nabai.

 

Pocos meses después de nuestra VII Asamblea estalló un proceso que ha marcado de una forma fundamental nuestro trabajo y nuestras prioridades: la crisis económica y el aumento muy intenso del paro.

 

Como no puede ser de otra forma como organización de izquierdas esta situación nos ha exigido que situásemos la crisis, sus consecuencias y las respuestas frente a ella en la centralidad de nuestra actividad.

 

Y lo hemos hecho con decisión y contundencia. Trasladando una posición y un discurso comprometido con las víctimas de la crisis, y con la exigencia de cambios y reformas profundas en el modelo y el sistema económico.

 

Han sido permanentes las iniciativas y propuestas desarrolladas por nuestra organización que han tenido como centro la crisis y sus consecuencias: reuniones con trabajadores y comités de empresa, charlas y debates, manifestaciones y concentraciones, iniciativas parlamentarias y municipales...

 

Hemos situado nuestra prioridad en trasladar y movilizar en torno a una propuesta de izquierda, firme y comprometida, que ha exigido responsabilidades, que ha confrontado con las recetas de antisociales de la derecha, y que también ha marcado claras diferencias tanto con el discurso vacío de un PSN que se limitaba a apoyar a UPN, apelando a la responsabilidad, como de una Nabai que no ha ido más allá de un discurso centrista y buenista consistente en pedir acuerdos y sacrificios a todos sin señalar responsables y proponer políticas alternativas.

 

La posición y las respuestas ante la crisis nos diferencian.

 

Y al mismo tiempo que hemos tratado en todo momento de mantener nuestra presencia publica y social, proyectando nuestra propuesta e identidad ideológica, hemos sido conscientes también de que debíamos aparecer ante la sociedad como lo que somos, una propuesta de izquierdas netamente diferenciada de otros espacios o partidos.

 

Ha sido un objetivo central, y en temas tan referenciales como la crisis y la agenda social, o la lengua y la pluralidad cultural de Navarra considero que estamos avanzando bien en marcar claramente nuestra diferencia.

 

Otra línea de trabajo esencial ha consistido en tratar de avanzar en la suma de esfuerzos con otras personas y sectores de la izquierda navarra.

 

Hemos mantenido muchos contactos y encuentros con diferentes personas y ámbitos de izquierdas para trasladarles nuestra disposición a colaborar y unir esfuerzos de cara a impulsar con más fuerza una alternativa de izquierdas en Navarra.

 

Hemos tenido múltiples reuniones y encuentros con Batzarre, militantes escindidos del PSN, grupos municipales de izquierda y personas independientes y sin militancia pero con una clara posición de izquierdas.

 

Y en todos estos encuentros desde IUN-NEB hemos trasladado nuestra disposición a trabajar juntos en base a un programa claro y coherente de izquierdas, nítidamente diferenciado de lo que en Navarra representan tanto el PSN como Nabai.

 

Hemos trabajado para constituir la plataforma de izquierdas que planteábamos en nuestra VII Asamblea. Sin embargo, todavía no han madurado las condiciones para hacerlo. No se ha producido una escisión significativa en el PSN, ni las gentes de izquierda en Nabai han modificado a día de hoy su decisión de seguir en la coalición nacionalista. En cualquier caso, considero que debemos insistir públicamente en nuestro emplazamiento y disposición, con  convicción y decisión.

 

Sectores cada vez más amplios de la izquierda se acercan a nuestra reflexión, ven que Nabai no representa ni la unidad de la izquierda ni el cambio de izquierdas, y ven también que no cabe confiar en un PSN que siempre defrauda por su izquierda y cuyos hechos no van más allá de apoyar las políticas de UPN sin cambiarlas.

 

El trabajo que hemos realizado hasta ahora ha servido para que las condiciones necesarias vayan madurando. En el futuro el reto, si la VIII Asamblea lo apoya y se dan las condiciones necesarias, será materializarlo.

 

También quiero subrayar en este informe la posición firme que en todo momento hemos mantenido tanto en el rechazo del terrorismo como en dejar claro la imposibilidad de acuerdos políticos o institucionales con aquellos que no rechazan la violencia.

 

Lamentablemente aquí hemos tenido que hacer frente a agresiones políticas intolerables por parte de UPN que se ha permitido incluso poner en cuestión nuestro compromiso contra la violencia. Ante ello hemos reaccionado con contundencia y denunciando la miseria política en la que UPN caía con estas imputaciones.

 

 

2.- PROPUESTA E INICIATIVA INSTITUCIONAL.

 

A lo largo de los dos primeros años y medio de la actual legislatura IUN-NEB a través de sus grupos parlamentario y municipales ha mantenido una intensa actividad tanto de propuesta política y programática como de traslación de nuestro proyecto político e ideológico.

 

Han sido muy numerosas las iniciativas parlamentarias y municipales de todo tipo que hemos presentado, y también hemos logrado que algunas de ellas, importantes por su contenido, fueran finalmente aprobadas.

 

Nuestras han sido las proposiciones de ley foral para garantizar la gratuidad de los libros de texto en la enseñanza obligatoria, para equiparar la renta básica al salario mínimo interprofesional o la de incorporación de municipios de la comarca de Pamplona a la zona mixta en la ley foral del vascuence.

 

Todas ellas han sido aprobadas.

 

También hemos presentado otras proposiciones de ley de un fuerte contenido social y de izquierdas que no han salido adelante pero que han servido para trasladar debates y para subrayar nuestro compromiso e identidad política.

 

Entre estas últimas están las proposiciones de ley para reconocer el derecho subjetivo, exigible ante los tribunales, de acceso a la vivienda, para no financiar con fondos públicos los colegios privados que segregan al alumnado por sexo, para garantizar la gratuidad del ciclo educativo 0-3 años o para equiparar las pensiones mínimas al salario mínimo interprofesional.

 

Junto a estas proposiciones de ley han sido muy abundantes el resto de iniciativas: mociones, comparecencias, interpelaciones, preguntas, declaraciones, enmiendas...

 

En el ámbito municipal se ha trabajado con intensidad en la traslación de nuestros programas. Aquí también el entendimiento entre UPN y PSN ha ido avanzando a lo largo de la legislatura en importantes ayuntamientos. Ante ello hemos desarrollado nuestra propuesta de izquierdas.

 

Todo ello ha servido para que a pesar de nuestra pérdida de dos escaños en las elecciones de mayo de 2007, así como de representación en importantes ayuntamientos, la presencia de nuestra propuesta política y programática se haya mantenido con intensidad.

 

3.- ACTIVIDAD ORGANIZATIVA.

 

Sin duda el trabajo más complicado estos dos últimos años ha sido el de mantener el pulso y la tensión orgánica, el de desplegar nuestro trabajo organizativo y militante.

 

Y esto ha sido así porque después del retroceso electoral de 2007 el mayor peligro que afrontábamos era el de que se extendiera y asentara en la militancia un estado de desánimo y apatía que convirtiera la puntual derrota electoral que sufrimos en una decisiva, permanente y paralizante derrota organizativa.

 

Para impedirlo era necesario, a pesar de las dificultades, sostener la actividad y el trabajo organizativo.

 

Y a pesar de todas nuestras carencias y limitaciones considero que el trabajo organizativo ha sido intenso e importante.

 

Se han realizado campañas, concentraciones, participado en manifestaciones, actos públicos, actos conjuntos con otros colectivos, se ha organizado la fiesta de IUN-NEB...

 

Hemos sido los impulsores principales de la campaña de recogida de firmas con la financiación pública de los colegios privados que segregan al alumnado por sexo. Una campaña que recabó 500 firmas de profesores y profesionales de la educación, que sacó a la luz las contradicciones del PSN y Nabai, y que conllevó un gran trabajo por parte del área de educación de IUN.

 

Hemos organizado concentraciones y actos públicos contra la crisis trasladando nuestras propuestas y denuncias. En dos ocasiones estos actos se han realizado con la presencia del Coordinador General de IU.

 

Hemos presentado públicamente propuestas con profesores de la educación pública y de la UPNA, así como con los estudiantes universitarios organizados en Eraldatu.

 

Hemos organizado manifestaciones, jornadas o charlas con reivindicaciones diversas, desde el día internacional de la mujer trabajadora hasta la solidaridad con las causas kurda, saharaui o palestina. Hemos salido a la calle para protestar contra la guerra de Afganistán.

 

Dentro de la actividad comunicativa se ha actuado con total transparencia ante la militancia en relación al trabajo que se iba desarrollando. Cada iniciativa, propuesta, nota de prensa o convocatoria se ha trasladado a nuestra página web, o se ha remitido directamente a las direcciones electrónicas de nuestros afiliados.

 

Se activó una página web específica para apoyar la campaña de recogida de firmas contra la financiación pública de la segregación de los alumnos por sexo en la escuela (firmaron casi 2000 personas en esa página).

 

Las redes sociales son otros espacios de comunicación y encuentro con afiliados, simpatizantes, personas y colectivos. Desde el trabajo de diferentes afiliados hemos conseguido tener un hueco y que este sea otro canal de extensión de lo que hacemos a través de actualizaciones continuas.

 

IUN-NEB, IU de Pamplona y los jóvenes de nuestra organización, tienen perfil en Facebook; los "amigos" que tenemos a 18 de febrero son 438 (IU Navarra), 325 (IU Pamplona) y 1212 (Área de Juventud).

 

Todo ello ha requerido un esfuerzo y trabajo importante que se ha abordado con ilusión y convicción a pesar de tener que realizarlo con  recursos escasos.

 

Y hemos también afrontado y desarrollado con intensidad dos campañas electorales (generales de marzo de 2008 y europeas de junio de 2009) con todo lo que ello conlleva de esfuerzo organizativo (actos, convocatorias, candidaturas...).

 

Más a pesar de tener que afrontarlas en una situación política complicada, hemos conseguido una significativa presencia pública en campaña, y unos resultados que aún no siendo satisfactorios nos han permitido estar presentes, en cada cita electoral, en el mapa político y social de Navarra.

 

Hemos acudido a todas las citas electorales de este periodo, tanto a las generales como a las europeas cuando otros importantes partidos presentes en Navarra no lo han hecho.

 

En cuanto a los órganos de dirección la Comisión Ejecutiva se ha reunido en 48 ocasiones y el Consejo Político en ocho. Además hemos realizado una Conferencia Política en el proceso de la VIII Asamblea Federal.

 

En el trabajo de la Áreas se han notado nuestras carencias. Mientras que algunas Áreas como la de Educación han hecho un trabajo muy notable otras han permanecido prácticamente inactivas.

 

Este sigue siendo uno de nuestros mayores déficit; el conseguir dar un impulso mucho más fuerte a las áreas de elaboración colectiva.

 

El balance afiliativo de estos últimos dos años y tres meses dan un saldo positivo, con 34 altas más que bajas (57 altas y 23 bajas dadas por la Comisión Ejecutiva). En la Asamblea de Pamplona se han producido 31 altas y 7 bajas (dos por fallecimiento).

 

Sin embargo siendo un dato global significativo también es cierto que el pulso afiliativo ha sido muy desigual por asambleas.

 

Finalmente, hemos utilizado nuestros limitados recursos con austeridad. Así, los salarios de los liberados políticos de IUN-NEB han permanecido congelados estos tres años (2008, 2009 y 2010).

 

Y en este sentido es importante la reducción del endeudamiento que hemos realizado en este periodo. IUN-NEB ha pasado de tener una deuda de 143.048 euros a 31 de diciembre de 2007 a 88.209 euros a 23 de febrero de 2010.

 

4.- CONCLUSIÓN.

 

En definitiva, considero que hoy IUN-NEB está en disposición de aprovechar la VIII Asamblea para dar un impulso importante a nuestro proyecto.

 

Y creo que el trabajo desarrollado en estos últimos dos años y tres meses, con sus aciertos y carencias, ha supuesto una importante contribución para ello.

 

Hoy IUN-NEB representa en Navarra un proyecto social y político de izquierdas claramente diferenciado de otros espacios y partidos. Y un proyecto que sigue siendo absolutamente necesario para cambiar y transformar Navarra.

Siguiente >