Documento Político aprobado el 27 de febrero de 2010 en la 8ª Asamblea de IUN-NEB (II)

2. A DÓNDE VAMOS. LA REFUNDACIÓN DE LA IZQUIERDA.

 

La nueva dirección elegida en la IX Asamblea Federal ha ido abordando con ciertos retrasos los compromisos contraídos para proceder a la Refundación de la Izquierda. El proceso de refundación en que estamos inmersos no es solamente de IU, sino de toda la izquierda alternativa y transformadora, y por ello se ha trazado el calendario de un doble proceso:

 

a) Un proceso interno que pasa por la actualización de los censos y la resolución de los conflictos internos con reincorporación al proyecto de  compañeros que, por un motivo u otro, han dejado la militancia.

 

b) Un Proceso de Convergencia política y social, la creación de un espacio abierto de encuentro plural y diversificado, democrático y participativo no excluyente ideológicamente, de fuerzas políticas, sindicales, entidades y movimientos de la sociedad civil que se oponen al neoliberalismo y al capitalismo. Este proceso ha de ir construyendo programas de acción política que puedan ser puestos en práctica de forma inmediata y ha de generar una nueva organización política capaz de defender, difundir, dinamizar y poner en práctica el programa y las propuestas elaboradas y aprobadas.

 

Este segundo proceso se ha iniciado con un acto de llamamiento a la refundación y con la creación de foros o mesas de debate tanto sectoriales como territoriales a nivel federal, regional/nacional  y local, que han de culminar en un gran foro estatal que aprueba el Nuevo Programa Político que servirá de base para la Asamblea de Refundación que se realizará a lo largo del año 2010; una asamblea volcada en la elaboración del programa de acción política de la nueva organización.

 

En el documento de Llamamiento a la Refundación publicado en noviembre de 2009 se afirma entre otras cosas lo siguiente:

 

“Los y las firmantes de este Llamamiento nos comprometemos a trabajar para que todas las personas, organizaciones y grupos activos que nos reclamamos de la Izquierda empecemos a converger en un espacio común de deliberación y aprendizaje colectivo. Nos comprometemos a reunirnos a nivel de barrio, de centro de trabajo, de ciudad, de comarca y mancomunidad, de comunidad autónoma, nacionalidad histórica y también a nivel de todo el Estado. Nos comprometemos a formar foros y mesas territoriales, foros temáticos y sectoriales para la refundación de la Izquierda, espacios en los que pretendemos ponernos de acuerdo sobre cómo abordar los grandes y los pequeños problemas que nos afectan, para intentar solucionarlos e ir definiendo un nuevo proyecto político de tipo federal, republicano, feminista y socialista. Estos espacios tienen que ser plurales, pero tienen que comprometerse con un proyecto solidario en todo el Estado, ser algo más que la suma de organizaciones, de núcleos e iniciativas ya existentes. Tienen que aunar y aprovechar los esfuerzos del pasado, pero también tienen que fomentar las iniciativas innovadoras.

 

Nuestro objetivo es crear espacios de participación ciudadana dentro y fuera del trabajo, núcleos de poder organizado para que las personas puedan trasladar directamente sus necesidades a las instituciones, a los medios de comunicación, a los centros del poder político local, autonómico y estatal. Nuestro objetivo es mostrarle a toda la sociedad que es posible y que es más efectivo abordar los problemas de forma cooperativa, que no es necesario hacerlo compitiendo y atomizándonos. Nuestro objetivo es que la ciudadanía le arranque espacios a los intereses corruptos y endogámicos, a la lógica insaciable del capital, a los intereses de las empresas multinacionales. Nuestro objetivo es superar las distintas jerarquías que aquejan hoy a la sociedad, incluidas las jerarquías de género sobre las que se sustenta todo tipo de violencia contra las mujeres.

 

Nos proponemos hacerlo utilizando medios democráticos, denunciando y elaborando soluciones alternativas, creando una nueva cultura republicana en la que lo de todos y lo de todas esté por encima de los intereses excluyentes. Queremos que la ciudadanía participe activamente en este proceso abriendo la perspectiva de una sociedad distinta, más justa y sostenible para nosotras y nosotros así como también para nuestros hijos e hijas, una sociedad en la que realmente se cumplan y hagan cumplir los derechos humanos, incluidos los derechos sociales, para todas y todos los habitantes del planeta. Nuestro objetivo, en definitiva, es que nuestra generación vaya construyendo una sociedad mucho más justa, solidaria y sostenible, una sociedad socialista para el siglo XXI”.

 

Este es el proceso en que estamos embarcados y en el cual esta VIII Asamblea ordinaria de IUN-NEB se enmarca.
< Anterior   Siguiente >