Documentos

Informe Consejo político 14.02.2009

1.- La crisis la están pagando los trabajadores mientras UPN y PSN profundizan y extienden su unidad de acción.

El año 2008 ha sido desastroso para el empleo mientras el Gobierno de Navarra no ha hecho nada efectivo para impedir que la crisis la paguen los trabajadores. Las 11.381 personas que en 2008 han perdido su trabajo en Navarra son la prueba viviente del fracaso de las políticas de la derecha.

 

Una destrucción de empleo que además está siendo más fuerte en Navarra que en el conjunto del Estado. Así, en diciembre el paro creció un 9,24% en Navarra mientras que en el Estado lo hizo en un 4,67%.

 

El ritmo de destrucción de empleo en Navarra está siendo muy elevado. En los meses de noviembre y diciembre más de 90 trabajadores cada día perdieron su empleo, y en enero han sido 110 los trabajadores que cada día han pasado a engrosar las listas del paro.

 

La destrucción de empleo en Navarra ha alcanzado un nivel de emergencia social que requiere de medidas extraordinarias.

 

Ante la pasividad del Gobierno de Navarra que se dedica a presentar planes de papel la realidad de la crisis está golpeando duramente a los asalariados. Una vez más la crisis la están pagando los de siempre, los trabajadores.

 

Pero además el aumento del desempleo y la recesión económica, en tan sólo unas semanas desde su aprobación, han dejado en evidencia los Presupuestos Generales de Navarra para 2009 (PGN-2009). No son unos presupuestos diseñados para afrontar la crítica situación que atravesamos y tampoco marcan como máxima prioridad proteger a los trabajadores y avanzar hacia un nuevo y sostenible modelo económico.

 

El acuerdo presupuestario UPN-PSN traerá nuevos recortes sociales en 2009 y no sirve para afrontar la crisis económica y la destrucción de empleo.

 

IUN-NEB ha presentado en el debate de los PGN-2009 enmiendas (397 enmiendas parciales por un importe total de 433 millones de euros) para sostener las políticas sociales y proteger a los trabajadores.

 

Con las propuestas presentadas por IUN-NEB queríamos poner en marcha iniciativas y planes extraordinarios en salud, educación, cambio climático y protección social.

 

En el Plan Navarra 2012 UPN y PSN marginaron la inversión social, en beneficio de la inversión en cemento, y por ello desde IUN-NEB propusimos en el debate de los PGN-2009 una serie de actuaciones para corregir este desequilibrio.

 

Así entre estas enmiendas destacamos:

 

  • Plan Foral extraordinario de Empleo Social. Financiar la contratación de personas desempleadas con especial atención a parados de larga duración, con cargas familiares, jóvenes o mayores de 45 años: 25 millones de euros.
  • Plan Foral Extraordinario de Inversiones en Ahorro y Eficiencia Energética y Lucha contra el Cambio Climático 2009-2011: 10 millones de euros anuales.
  • Plan Foral extraordinario de Financiación de inversiones de las Entidades Locales de Navarra 2009-2011: 25 millones de euros anuales.
  • Plan Foral extraordinario de Inversión Hospitalaria 2009-2011: 35 millones de euros anuales.
  • Construcción Facultad de Medicina de la UPNA: 20 millones.
  • Plan Foral extraordinario de Inversión y Equipamiento de la Atención Primaria sanitaria 2009-2011: 30 millones de euros anuales.
  • Plan Foral Extraordinario de Inversión y Equipamiento en la Educación Pública 2009-2011: 20 millones de euros anuales.
  • Plan Foral Extraordinario de Inversión y Equipamiento en la Formación Profesional 2009-2011: 20 millones de euros anuales.

 

En lo referente al presupuesto de ingresos presentamos enmiendas que perseguían aumentar la capacidad recaudatoria y la progresividad:

 

  • No supresión del Impuesto sobre el Patrimonio (70 millones de euros).
  • Incorporación a la tabla de tipos impositivos de un nuevo tramo con el tipo marginal máximo del 49% (ahora está en el 42%).
  • Modificación del IRPF para trasladar a la cuota del impuesto el tratamiento de mínimos personales y familiares que ahora están en la base imponible.

 

En definitiva a través de las enmiendas presentadas IUN-NEB tratábamos de corregir un acuerdo presupuestario UPN-PSN que daña el gasto social y que no sirve para afrontar la situación de crisis y destrucción de empleo.

 

Como es conocido UPN y PSN rechazaron todas nuestras propuestas.

 

Desde IUN-NEB insistimos en que Navarra va mal y el Gobierno de Navarra no quiere darse por enterado y además demuestra que carece de respuesta para hacer frente a la crisis.

 

Y mientras esto sucede UPN y PSN siguen a lo suyo, esto es, a profundizar en su acercamiento político y en su colaboración institucional.

 

Tenemos de facto, de hecho, un gobierno de coalición en Navarra UPN-PSN desde el verano de 2007 que ha servido para que la derecha continúe aplicando sus políticas, y que ahora extienden a los ayuntamientos.

 

Y como siempre, lo hacen en nombre de la gobernabilidad y de la estabilidad. Pero las apelaciones a estos principios no son en nuestra opinión más que excusas que esconden intereses estrictamente partidistas.

 

En realidad UPN y PSN han suscrito un Pacto de Interés cuyo objetivo, además de impedir cualquier cambio político que sitúe a UPN en la oposición, ahora también trata de imponer el gobierno UPN-PSN en los ayuntamientos.

 

Se trata simplemente de un reparto de poder, de intereses totalmente partidistas al margen de ideologías y al margen de los programas.

 

La gobernabilidad y la estabilidad en boca de UPN y PSN no son por lo tanto más que excusas. Pero lo grave es que esa extensión y profundización en la unidad de acción UPN-PSN puede traer consecuencias muy negativas para las propias instituciones y para los intereses de los ciudadanos.

 

Porque ese cerrar filas, ese enrocarse, ese atrincherarse mediante mutuos apoyos entre UPN y PSN, ¿qué consecuencias concretas va a tener?

 

Las primeras que estamos ya observando en lo concreto son alarmantes. Las declaraciones de Miguel Sanz sobre el caso Cintruénigo son muy clarificadoras quitando y restando importancia a un caso que tiene una extraordinaria gravedad política e institucional.

 

¿Para esto van a servir los pactos entre UPN y PSN?

 

Las instituciones lo último que necesitan es la bunquerización, el atrincheramiento y el cerrar filas en función de intereses partidistas; lo último que les beneficia son pactos de hierro a costa de lo que sea y pase lo que pase.

 

Nosotros creemos que lo que hace falta, y ahora por supuesto que también en tiempos de crisis y de dificultades, es máxima transparencia, estar pegados al día a día de cada municipio, levantar las alfombras y abrir las ventanas.

 

Y al final, todo este proceso continuo y acelerado de acuerdo y unidad de acción entre UPN y PSN se viene traduciendo en la práctica en que la derecha mantiene sus políticas en Navarra y sus prioridades: recortes del gasto y la inversión social, priorización de los sectores ligados a la inversión gris, al cemento, y nula apuesta real por cambiar los ejes de desarrollo.

 

Se presentan muchos Planes de Papel sin credibilidad alguna. Meros ejercicios de  propaganda mientras el paro crece de forma galopante.

 

Ahí tenemos el ejemplo del Plan Moderna. Solo con repasar la lista de supuestos expertos basta para llevarse las manos a la cabeza y preocuparse muy seriamente de lo que nos puede deparar el futuro.

 

Ahora resulta que el ex ministro de Felipe González, Carlos Solchaga, es uno de los expertos que nos va a decir como tenemos que encarar el futuro desarrollo de Navarra.

 

Recordemos un poco: el ministro de la época de la corrupción, de la especulación financiera, el ministro que llevó al país a una galopante crisis en 1993, el ministro que dijo que España era el país donde más rico uno se podía hacer en menos tiempo.

 

Para IUN-NEB ese Plan con estos mimbres carece de credibilidad.

 

Pero lo trágico es que más allá de la propaganda y de los planes de papel la situación para los trabajadores se agrava día a día.

 

La máxima prioridad debe pasar a ser luchar contra el paro, proteger a los desempleados y avanzar con políticas y decisiones reales hacia un nuevo modelo de desarrollo sostenible y con futuro.

 

Y hay que tomar iniciativas concretas que sirvan para apoyar y proteger a los trabajadores.

 

En este sentido IUN-NEB ha propuesto en el Parlamento de Navarra que las ayudas públicas que el Gobierno de Navarra concede a las grandes empresas (ayudas a fondo perdido, suelo industrial, convenios...) quede condicionado al compromiso de éstas de no presentas EREs que no estén acordados con los trabajadores.

 

Y desde IUN-NEB exigimos también que el Gobierno de Navarra haga valer su posición de influencia en Caja Navarra para que esta entidad aumente sus líneas de crédito tanto hacia las PYMEs como hacia las familias y los trabajadores.

 

El consejero de economía y vicepresidente del Gobierno de Navarra ha pedido a las entidades financieras que aumenten la financiación a las empresas. Pero el Gobierno de Navarra se queda en las palabras y no pasa a los hechos.

 

Ante la actual restricción de crédito, que está generando situaciones de especial dificultad a empresas y familias, es urgente que los poderes públicos obliguen a las entidades financieras a trasladar a la sociedad las decenas de miles de millones de euros que están recibiendo del estado.

 

Sin embargo el señor Miranda además de realizar meras declaraciones puede y debe actuar allí donde él y su gobierno tienen capacidad real de influir.

 

Y donde tienen esa capacidad es en Caja Navarra ya que la composición de sus órganos de gobierno está, en su mayoría, determinada desde la Presidencia del Gobierno de Navarra.

 

Por ello desde IUN-NEB exigimos que el Gobierno de Navarra realice las gestiones necesarias para que la primera institución financiera de la Comunidad Foral, Caja Navarra, aumente sus líneas de financiación hacia las pequeñas empresas y los ciudadanos.

 

De lo contrario la petición que el Sr. Miranda hace a bancos y cajas no tendrá ninguna credibilidad y, lo que es peor, no se traducirá en ningún efecto real que mejore la situación de decenas de miles de familias y pequeñas empresas.

 

En definitiva, es necesario pasar de las palabras a los hechos.

 

Y eso es algo que el actual Gobierno de Navarra y su socio presupuestario no tienen voluntad de hacer.

 

No sólo no lo están haciendo sino que además hoy los PGN-2009 son poco más que papel mojado, mes y medio después de su aprobación.

 

Hace apenas cuatro meses el Gobierno de Navarra, y su socio, presupuestario, presentaron su previsión de escenario económico para el año 2009. Sobre ese escenario pactaron y aprobaron los Presupuestos Generales de Navarra para 2009 (PGN-2009).

 

En esa previsión sostenían que la economía navarra crecería en 2009 un 1,1%, y que los ingresos fiscales (impuestos directos e indirectos) también serían mayores en 2009 que en 2008.

 

Hoy, el propio Gobierno de Navarra ha tenido que reconocer que todas esas expectativas se han quedado en nada y que en 2009 la economía navarra decrecerá un 1,1%.

 

Pero lo cierto y lo grave es que tanto el Gobierno de Navarra como su socio presupuestario sabían cuando negociaron los presupuestos de 2009 que sus previsiones eran insostenibles y que estaban vendiendo humo a la sociedad navarra.

 

UPN, PSN y CDN  engañaron a los ciudadanos en el debate presupuestario no reconociendo la realidad de la crisis a la que nos enfrentábamos.

 

Y lo que es más grave, amparados en unas previsiones falsas tomaron medidas que van agravar las dificultades ante la recesión. Medidas como suprimir el Impuesto del Patrimonio (en beneficio del 3% de los contribuyentes y cuyo coste recaudatorio en 2009 será de 70 millones de euros) o como la puesta en marcha de actuaciones en absoluto prioritarias como el Pabellón Navarra Arena o el Museo de los Sanfermines (80 millones de euros).

 

En el nuevo escenario de decrecimiento económico reconocido por el Gobierno de Navarra, ¿cuáles son las nuevas previsiones de ingresos fiscales para 2009 que realiza el ejecutivo foral?, ¿sigue sosteniendo como hace cuatro meses que en 2009 la recaudación fiscal será superior a la de 2008?

 

¿Dónde va a meter la tijera el gobierno del Sr. Sanz ante una caída de ingresos que ellos mismos han agravado con su política fiscal? ¿ Será de nuevo en el gasto y la inversión social como vienen ya haciendo desde hace muchos años?

 

Desde IUN-NEB consideramos que la credibilidad del Gobierno de Navarra en materia de política presupuestaria está por los suelos y, lo que es más grave, debemos prepararnos y hacer frente a nuevos recortes sociales.

 

IUN-NEB defiende y llama a la necesidad urgente de que se rectifique la política presupuestaria en la dirección de reforzar las políticas sociales y la defensa del empleo y los trabajadores.

 

Vamos a seguir exigiendo al Gobierno de Navarra que de un giro de 180 grados a su política económica para situar en la prioridad absoluta el cambio de modelo económico, la lucha contra el paro y la protección de los trabajadores.

 

Finalmente, en el capítulo de la unidad de acción entre UPN y PSN es necesario también recordar su apoyo a la prórroga del contrato de arrendamiento con el Ministerio de Defensa del polígono de tiro de Bardenas.

 

UPN, PSN y el gobierno de Zapatero han demostrado una actitud militarista al imponer la prórroga del polígono de tiro militar en el Parque Natural de Bardenas.

 

Una vez más UPN y PSN han dado la espalda a la exigencia mayoritaria de la sociedad navarra para cerrar el polígono de tiro.

 

Por razones de compromiso con la cultura de la Paz, de seguridad, medioambientales y por las décadas que Navarra lleva soportando el Polígono de Tiro de Bardenas se debe proceder a su cierre inmediato.

 

Sin embargo la historia se repite una vez más y el gobierno de Rodríguez Zapatero ha encontrado la complicidad y los votos de UPN y PSN para prorrogar por otros 20 años el uso como polígono de tiro de parte del territorio bardenero.

 

Desde IUN-NEB consideramos que con esta decisión UPN y PSN están dando la espalda a la voluntad mayoritaria de la sociedad navarra.

 

A cambio de unos cuantos millones de euros los aviones de la OTAN seguirán ejercitando sus juegos de guerra en el Parque Natural de Bardenas.

 

Y no podemos olvidar que lo que en Bardenas son prácticas de tiro en otros países, como Afganistán, en muchas ocasiones se convierte en bombardeos sobre población civil con victimas reales de carne y hueso.

 

La actitud de UPN y PSN en este proceso ha tratado de engañar a la sociedad navarra aparentando un rechazo al polígono de tiro cuando en realidad a la hora de tomar decisiones siempre han estado al lado de los planes del Ministerio de Defensa para seguir utilizando Bardenas como campo de entrenamiento militar.

 

Desde IUN-NEB seguiremos trabajando para lograr el cierre del Polígono de Tiro de Bardenas y continuaremos denunciando la actitud de quienes están respaldando su continuidad.

 

2.- Refundación de IUN-NEB. Un proceso de apertura y convergencia social y política con voluntad constituyente.

 

Los delegados y delegadas de la IX Asamblea Federal de IU aprobaron por amplísima mayoría una Declaración a favor de un proceso constituyente para la refundación de Izquierda Unida.

 

Esa Declaración constituyó junto a la Declaración de Rivas-Vaciamadrid el documento y el mandato básico de la Asamblea.

 

Las delegadas y delegados de la IX Asamblea afirmaron que Izquierda Unida debe cambiar porque si bien no ha llegado a ningún fin de proyecto si ha llegado al fin de una etapa política.

 

El mandato de la Asamblea Federal señala la necesidad de introducir cambios profundos en nuestra manera de hacer, en nuestra organización y en nuestra manera de relacionarnos con los sectores a los que decimos representar.

 

La Declaración marca además un plazo temporal para abordar el proceso de refundación: 18 meses que deben culminar en una Asamblea de la Refundación a celebrar en el primer semestre de 2010.

 

Y finalmente la Declaración afirma que este proceso de apertura que es la refundación no es tarea de IU federal en exclusiva sino que corresponde también a todas y cada una de sus Federaciones.

 

Desde IUN-NEB por lo tanto y de la mano del proceso federal de refundación debemos trabajar y volcarnos también en nuestro propio proceso de refundación, en nuestro propio proceso de convergencia política y social.

 

Así, Izquierda Unida de Navarra también ha de cambiar porque también ha llegado al fin de una etapa política. Debemos impulsar y hacer creíble una propuesta de izquierda alternativa y transformadora del sistema capitalista.

 

En este sentido, el proceso de refundación que vamos a abordar amplia y refuerza la propuesta política que nuestra VII Asamblea de IUN-NEB realizó en septiembre de 2007 a favor de un relanzamiento de la izquierda navarra.

 

Decíamos entonces, y hoy mantiene toda su vigencia, en nuestra VII Asamblea de IUN-NEB:

 

¨Y es en esta Navarra y en este contexto en el que nosotros desde IUN-NEB queremos proclamar con humildad pero también con voz bien alta y clara que creemos imprescindible y urgente una reacción fuerte, decidida y coherente de la izquierda social de Navarra.

 

Llamamos a un relanzamiento de la izquierda, apelamos a la movilización de una izquierda social que existe, que es plural y diversa, pero que no cuenta hoy con los medios e instrumentos que necesita para poner en valor  sus propuestas y principios.

 

Lo que propugnamos y a lo que emplazamos a la izquierda social es a compartir análisis, a señalar objetivos comunes, a recorrer juntos el camino del cambio con coherencia y lealtad, a relanzar en definitiva la izquierda en Navarra.

 

Y, ¿de qué izquierda hablamos?.

 

Hablamos de la izquierda de los derechos sociales, la izquierda de los derechos democráticos, la de los derechos civiles, la de las luchas sociales, la izquierda de la movilización por un mundo sostenible, la que alienta una rebelión democrática y global ante la globalización neoliberal.

 

Hablamos de una izquierda de valores; es esa izquierda la que tiene la capacidad política e ideológica de cambiar Navarra, de derrotar a la derecha y de impulsar nuevas políticas centradas en las personas y sus necesidades.

 

Queremos una izquierda firmemente conectada y aliada con el sindicalismo de clase y con la defensa de los trabajadores.

 

Queremos una izquierda feminista. Porque la izquierda construida por y para las mujeres y los hombres es una herramienta indispensable para conseguir transformaciones profundas en la sociedad.

 

Y queremos una izquierda comprometida con el ideario y los principios del republicanismo cívico. Del republicanismo que quiere radicalidad democrática, que apuesta por devolver a la ciudadanía la capacidad real de decidir en los asuntos públicos, que trabaja por ensanchar los espacios de bienestar y libertad.

 

Abogamos por situar el proyecto de la izquierda en una posición protagonista y autónoma. Y lo hacemos porque es la propuesta que tiene capacidad, tanto de plantear un modelo de justicia y bienestar social alternativo a la desigualdad e insolidaridad que genera la derecha, como de superar el enfrentamiento identitario desde una gestión plural, tolerante y laica de la diversidad.

 

Y a esta reconstitución del proyecto progresista, a este relanzamiento de la izquierda es al que, con humildad pero también sin complejos, llamamos al conjunto de la izquierda social de Navarra.

 

Llamamos a todos a construir y fortalecer un gran proyecto; la gran plataforma de la izquierda navarra.”

 

Y hoy seguimos afirmando que existe en Navarra un espacio político propio y viable para la izquierda alternativa, pero es necesario introducir cambios profundos en nuestra manera de trabajar, en nuestra organización y en nuestra manera de relacionarnos con la sociedad.

 

Relanzar el proyecto que representamos lo situamos hoy en la necesidad de dar respuesta desde la izquierda a lo dramáticos costes que la crisis económica esta teniendo para los trabajadores y trabajadoras.

 

Tenemos que retomar el protagonismo histórico de la izquierda para abordar y enfrentar las crisis del sistema capitalista.

 

Debemos iniciar un proceso de convergencia social y política que culmine en nuestra refundación, en una Asamblea que relance el proyecto de la izquierda alternativa.

 

En nuestro proceso, al igual que en el conjunto del proceso federal, no está en cuestión quienes somos ni por qué sociedad luchamos.

 

El objetivo central de la refundación es impulsar una organización más fuerte y preparada para trasladar propuestas útiles y viables para la transformación social, y para la mejora de las condiciones de vida de las clases populares.

 

La refundación debe conllevar también una nueva práctica militante que acepte la pluralidad como un valor en si mismo, que asuma que trabajar como un Movimiento Político y Social implica la aceptación sin reservas de unas reglas de juego democráticas y del resultado que del debate surja.

 

La refundación de IUN-NEB ha de ser un proceso al que sean convocados todas aquellas personas, organizaciones y colectivos con los que compartamos nuestros objetivos y carácter de izquierda transformadora.

 

Un proceso abierto de reflexión para la acción, de encuentro y reencuentro con nuestro entorno social, de construcción desde abajo, de convocatoria abierta a colectivos, personas, ex-militantes... para debatir y fijar los ejes, compromisos y características de la nueva IUN-NEB.

 

La reconstrucción de la alternativa debe asentarse en la más amplia pluralidad (desde la sensibilidad comunista hasta la socialdemócrata de izquierdas, pasando por el ecologismo, el feminismo y el pacifismo) con un claro programa de transformación en un sentido socialista.

 

No podemos permitirnos el lujo de prescindir de nadie. Todas y todos somos necesarios. Debemos ser capaces de asumir con normalidad, tanto nuestra pluralidad, como los ejes y compromisos de la organización que surja del proceso de refundación.

 

Entre estos ejes de la nueva organización deben situarse:

 

  • Movimiento Político y Social.
  • Fuerza política de la izquierda alternativa y transformadora.
  • Comprometida con la democracia radical.
  • Fuerza política de carácter federal
  • De la izquierda europea.
  • Una organización laica, republicana y socialista.
  • Soberana en el marco de sus competencias.
  • Una izquierda feminista, pacifista y ecologista.
  • Una organización joven y renovada.
  • Una fuerza útil.
  • Un proyecto integrador de la pluralidad lingüística y cultural de Navarra.

 

El proceso de refundación tiene voluntad constituyente. Y esa voluntad se traduce en un compromiso temporal.

 

Así, desde ahora hasta diciembre de 2009 debemos converger con organizaciones y personas de izquierdas en Navarra que pueden compartir con nosotros un proyecto de futuro.

 

Ese es el objetivo del proceso, converger y compartir con organizaciones y personas de izquierdas un proyecto de futuro, de transformación social, con el que trabajar en la calle, en las empresas y en las instituciones.

 

En este proceso de convergencia política y social debemos acordar cómo nos organizamos, cómo trabajamos, cómo nos vamos a presentar en la sociedad y, en general, cómo vamos a relanzar un gran proyecto de la izquierda transformadora en Navarra.

 

Proyecto con el que también deberemos presentarnos ante la sociedad en las citas electorales empezando por las elecciones autonómicas y municipales de 2011.

 

Y esto se traduce en un trabajo de socialización y conocimiento público de la propuesta y en un calendario de encuentros y reuniones con personas y colectivos que la Comisión Ejecutiva de IUN-NEB deberá gestionar.

 

En diciembre de 2009 un Consejo Político de IUN-NEB deberá valorar el trabajo realizado y convocar los siguiente pasos decisivos del proceso de refundación.

 

Proceso que en el primer semestre del año 2010 debemos ser capaces de culminar con una Asamblea de la Refundación en la que presentaremos a la sociedad el nuevo proyecto político y social de la izquierda alternativa en Navarra.

 

3.- Iniciativas y propuestas desde la izquierda.

 

IUN-NEB ha mantenido su capacidad de propuesta política y social durante los últimos meses. Capacidad de propuesta en materia social, educativa, vivienda, de empleo o de paz que ha servido también para sacar a la luz las contradicciones de otras formaciones políticas.

 

La Proposición de Ley Foral contra la subvención pública de los centros educativos privados que segregan al alumnado y al profesorado en función del sexo ha servido para generar un importante debate político y social.

 

No se deben sostener con fondos públicos los centros educativos que optan por discriminar al alumnado en función del sexo.

 

La Ley Orgánica 2/2006, de 3 mayo, de Educación, establece en su artículo 1.l) entre los principios que inspiran el sistema educativo español, configurado de acuerdo con los valores de la Constitución y asentado en el respeto a los derechos y libertades reconocidos en ella,  “el desarrollo de la igualdad de derechos y oportunidades y el fomento de la igualdad efectiva entre hombres y mujeres”.

 

En coherencia con dicho principio su artículo 84, sobre la admisión de alumnos en centros públicos y privados concertados, dispone en su apartado 3 que “en ningún caso habrá discriminación por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”.

 

Por su parte, la Ley Orgánica 3/2007, de 22 marzo para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, en su artículo 24 sobre integración del principio de igualdad en la política de educación, encomienda a las Administraciones educativas, en el ámbito de sus respectivas competencias, realizar entre otras actuaciones “el desarrollo de proyectos y programas dirigidos a fomentar el conocimiento y la difusión, entre las personas de la comunidad educativa, de los principios de coeducación y de igualdad efectiva entre mujeres y hombres”.

 

Además, en junio de 2008 el Tribunal Supremo ha dictado sentencia avalando la decisión de la Junta de Castilla-La Mancha de negar el concierto educativo a un centro que aplicaba la educación diferenciada.

 

En dicha sentencia el Tribunal Supremo afirma que la educación diferenciada no forma parte del ¨ derecho a la dirección ¨ de los centros concertados.

 

Se viene así a reconocer por parte del Tribunal Supremo que la exigencia de una educación mixta forma parte de la legítima intervención estatal que limita el derecho de dirección en los centros privados que reciben ayudas públicas.

 

En está línea se sitúan comunidades autónomas como Andalucía, Castilla la Mancha, Cataluña, País Vasco, Aragón o Baleares.

 

Por el contrario el Gobierno de Navarra ha optado por mantener la financiación pública de los centros educativos privados con educación diferenciada.

 

Para corregir está situación y para impedir la discriminación en la admisión del alumnado por razón de sexo es por lo que desde IUN-NEB hemos presentado esta Proposición de Ley Foral en el Parlamento de Navarra.Lamentablemente una vez más parece que el PSN va a acudir a ayudar a UPN y que por lo tanto permitirá que con dinero público se sigan financiando estos centros.

 

También son muy significativas las ambiguas y contradictorias tomas de posición de diversos dirigentes de Nabai.

 

En materia de empleo hemos propuesto que se condicionen las ayudas públicas a las grandes empresas a la no presentación de EREs sin acuerdo previo con los trabajadores.

 

La alarmante destrucción de empleo exige que se utilicen todos los recursos y medios de los que dispone el Gobierno de Navarra para apoyar a los trabajadores.

 

Recursos y medios para defender a los trabajadores y trabajadoras ante Expedientes de Regulación de Empleo que en muchas ocasiones esconden procesos de deslocalización productiva, y que con frecuencia presentan empresas que han obtenido ayudas públicas muy importantes a fondo perdido.

 

No es tolerable que empresas que han contado con apoyos y ayudas económicas públicas muy sustanciales (subvenciones a fondo perdido, créditos, suelo industrial...) presenten EREs sin una negociación y acuerdo previo con sus plantillas.

 

En definitiva desde IUN-NEB debemos seguir impulsando iniciativas y propuestas para avanzar y concretar el proyecto que representamos.

 

Coordinador General.

< Anterior   Siguiente >