Noticias

IU/EB de Pamplona ha solicitado revisión del informe jurídico sobre incumplimientos en el Servicio de Atención Domiciliaria

miércoles, 27 de septiembre de 2006

 

  • La formación de Izquierdas ha pedido vía Registro, al no haberse atendido su solicitud hecha en Pleno y reiterada en Comisión de Asuntos Ciudadanos, que se remitan al Director de la Asesoría Jurídica, que ha emitido el anterior  informe que exculpa a la adjudicataria y autoinculpa al Ayuntamiento, algunos documentos que, constando en el expediente, no se han tenido en consideración ni en dicho informe ni en el elaborado por la Secretaría Técnica y que, a juicio de IU, harían cambiar radicalmente el sentido de las conclusiones.


Denuncia Izquierda Unida que la instrucción del expediente por incumplimientos y la elaboración de los informes determinantes se ha apartado de los técnicos que detectaron y advirtieron sobre el asunto para entregarlas a cargos de libre designación política que han “administrado” la información obrante en el expediente para alcanzar unas conclusiones exculpatorias para AMMA.

 

Los citados informes pretenden, única y exclusivamente salvar a la concesionaria concluyendo que la misma no es absolutamente responsable de ninguna de las incidencias denunciadas. Y lo hacen aceptando absolutamente todo lo que marca la empresa; excusando la responsabilidad ineludible que ésta tiene respecto de sus trabajadores; despreciando la opinión, presentada por escrito, de los máximos responsables técnicos municipales del Servicio y de Atención Primaria.... Se tienen en cuenta cuantas alegaciones puedan favorecer a la empresa y se obvian aquellas que podrían perjudicarle, como el escrito del Director Técnico de AMMA de 29 de mayo del corriente que reconoce problemas de descoordinación y un porcentaje de retrasos en la prestación del servio que en noviembre cuadruplicaba lo que ellos mismos consideran como habitual del servicio.

 

Se acepta, en definitiva, las excusas más peregrinas, excusas que no se sostienen como la de que la mayoría de las denuncias de desatención no se pueden comprobar por no haberse puesto en marcha un sistema de llavero para el control del servicio. Se alude al respecto al Acta de Coordinación de 17 de marzo en la que se refleja la sugerencia de los técnicos municipales para que ese sistema, ante las dificultades que plantean las trabajadoras familiares de AMMA, se ponga en marcha de manera progresiva y se oculta, sin embargo, el Acta de Coordinación de 12 de diciembre anterior que refleja cómo desde el Ayuntamiento precisamente se urge a la empresa al reparto de las tarjetas de control de tiempo en los domicilios atendidos y del susodicho llavero a fin de que AMMA facture exclusivamente las horas contratadas que son las de atención en el domicilio.

 

Cabría decir además que no es de recibo aceptar un planteamiento adoptado el 17 de marzo como excusa para unas desatenciones e incumplimientos que se suceden de noviembre a febrero.

 

Por otro lado, no se entra a analizar otros incumplimientos del contrato que también se han denunciado, como que de las 79 horas de formación para el 2005, presentadas y valoradas en el concurso, no se prestó ni una sola y así lo reconoce la empresa, incumplimiento que por sí sólo supondría una falta muy grave que debiera sancionarse con rescisión culposa del contrato; como que se incluía en plantilla la figura de una educadora, puesto que sí se desempeñaba en la anterior contratación pero que ni se subrogo ni se sustituyó, simplemente se eliminó; como la ya mencionada implantación que no se llevó a cabo de determinados sistemas de control del servicio; como que no se ha desarrollado la organización del servicio con reserva de tiempos para coordinación y traslados como se apuntaba en la oferta.

 

En definitiva, los gravísimos hechos sucedieron y parece que esto no se cuestiona. A juicio de IU y con el análisis apuntado, se mantienen las responsabilidades empresariales que deberán depurarse conforme a lo establecido en las Normas. No son de recibo los intentos exculpatorios que pretende UPN para la concesionaria y si lo fueran, que insisten en que no, no cuestionándose la realidad de los gravísimos sucesos, consideran que alguien debe responsabilizarse políticamente de que el propio Director de la Asesoría Jurídica del Ayuntamiento de Pamplona argumente responsabilidad de la Administración Municipal en un asunto tan grave y sensible como el que ocupa (Director de Asesoría Jurídica que más que del Ayuntamiento de Pamplona parece de las empresas adjudicatarias puesto que cada vez que interviene en asuntos que enfrentan a éstas con el Ayuntamiento concluye culpabilizando a éste y a favor de las concesionarias – recordemos el caso del aparcamiento de Plaza del Castillo-). Al respecto, advierten al Equipo de Gobierno que no permitirán que se utilice como cabeza de turco a unos técnicos (Gestora del SAD y Coordinadores de Atención Primaria) que han actuado con la responsabilidad debida, con diligencia y con rigor, interesándose por el servicio, detectando e informando las incidencias sucedidas en un servicio externo que ya había comenzado cuando ellos fueron designados para sus cargos.

 

Oficina de Prensa

< Anterior   Siguiente >