Oficina de Prensa

IUN presenta una proposición de ley para facilitar las Iniciativas Legislativas Populares

miércoles, 20 de septiembre de 2006

[AGENCIAS] - El grupo parlamentario de IUN-NEB ha presentado una proposición de ley foral que tiene como objeto modificar la ley reguladora de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) con el fin de "agilizar y facilitar" su uso y fomentar así la participación ciudadana.

 

La iniciativa fue presentada hoy en rueda de prensa por el parlamentario de IUN-NEB Miguel Izu y el coordinador general de esta formación, Ion Erro, quien situó esta actuación en "la necesidad de profundizar y modernizar la democracia participativa en Navarra".

 

Tras apuntar que "en Navarra es necesaria una regeneración democrática que posibilite hacer una política en contacto con la ciudadanía", Erro criticó la actuación del Gobierno de UPN que, según dijo, en estos quince años "ha generado una desconfianza en la democracia, una alergia a la participación ciudadana, entendida desde la apuesta de la derecha por defender los intereses particulares frente al interés general".

 

Al respecto añadió que la actuación del Ejecutivo ha sido la de "obstaculizar" la labor del Parlamento y "desvirtuar diferentes mecanismos de participación social" y puso como ejemplo "más significativo" la no admisión a trámite de la ILP en favor de la enseñanza de 0 a 3 años, una de las tres iniciativas legislativas populares que se han presentado en Navarra desde que se aprobó la ley en el año 1985.

 

Esto llevo a Erro a concluir que "tenemos el Gobierno menos transparente de todos los gobiernos autonómicos", un Ejecutivo que pretende "alejar la política de la gente".

 

Además de la citad ILP, en Navarra se han presentado otras dos, una que hacía referencia a la carta de derechos sociales, la única que fue aprobada, y otra alusiva a la carta de justicia y solidaridad con los países empobrecidos que fue rechazada.

 

Esta cifra contrasta con el número de ILP presentadas en el Congreso, cuarenta en 22 años, según Izu, quien consideró que el principal impedimento para llevar adelante iniciativas de este tipo en Navarra está en "la falta de confianza de los ciudadanos en que su iniciativa se va a tramitar en el Parlamento, una falta de confianza justificada", opinó. Erro añadió a eso el hecho de que "el poder en lugar de fomentar la participación la ha obstaculizado".

 

Otra de las razones que pueden llevar a no presentar iniciativas es la falta de participación de los promotores, según el parlamentario, quien precisó que ésta es una de las modificaciones que plantean en su iniciativa, en la que proponen que un representante de la comisión promotora pueda intervenir ante el pleno para defender su propuesta y que además pueda retirarla si lo considera oportuno, algo que no puede hacer en la actualidad.

 

El número de firmas necesarias para poder presentar la iniciativa, 7.000, no son, en su opinión un obstáculo y por lo tanto la mantienen en su propuesta, en la que sí piden que se amplíe el número de ciudadanos que pueden participar y así, mientras la ley actual, establece que deben ser mayores de 18 años censados en Navarra, IUN plantea que sean mayores de 16 años empadronados en la Comunidad foral, lo que extiende ese derecho a personas que no cuentan con la nacionalidad española.

 

Entre sus modificaciones figura también que el Gobierno de Navarra formule un informe previo pero que no sea necesaria su conformidad y la posibilidad que la Mesa del Parlamento pueda otorgar un anticipo no superior a 3.000 euros para cubrir los primeros gastos de la recogida de firmas.

 

Asimismo, IUN pide que el Ejecutivo dicte las normas reglamentarias necesarias para posibilitar el uso de la firma electrónica.

 

Erro concluyó que si esta iniciativa no cuenta en esta legislatura con el apoyo de la Cámara, será "una de las primeras que el próximo Parlamento de una mayoría progresista verá en los próximos meses".

< Anterior   Siguiente >