Noticias

IU de Pamplona – Iruñeko EB denuncia incumplimientos del equipo de gobierno municipal en la integración sociolaboral de las personas discapacitadas

viernes, 15 de septiembre de 2006
  • La formación de izquierdas califica como hipocresía preelectoral la foto de barcina firmando un paupérrimo convenio con la asociación síndrome de Down para que sólo dos personas con esta discapacidad desarrollen en el ayuntamiento prácticas, que remunerará la asociación y no el consistorio y por un periodo de sólo tres meses.

 

Izquierda Unida de Pamplona denuncia que el Ayuntamiento de la Capital está muy lejos de emplear a un 5% de personas con discapacidad, como marcan las leyes para las Administraciones Públicas y, además, UPN pone muy poco empeño en acercarse a esa cifra. Manifiesta al respecto que el Equipo de Gobierno municipal está incumpliendo un acuerdo unánime del pleno, de fecha 20 de enero de 2003, por el que a instancias de IU / EB, se aprobó desarrollar un estudio de los puestos de trabajo municipales para determinar cuales de ellos podrían adaptarse para su desempeño por personas con diferentes minusvalías, adecuar las pruebas de selección y ofrecer formación prelaboral para que dichos puestos de trabajo pudieran cubrirse efectivamente con personas discapacitadas.

 

Igualmente denuncian que la derecha municipal incumple la legalidad al no exigir a sus contratas el efectivo empleo de los porcentajes mínimos de trabajadores discapacitados que les imponen las Normas.

 

Izquierda Unida recuerda que, además, UPN y CDN han votado en repetidas ocasiones a lo largo de esta legislatura en contra de propuestas de IU tendentes a paliar las discriminaciones y dificultades que sufren los distintos colectivos de discapacitados. Así, la derecha municipal a votado en contra de mociones para facilitar el aparcamiento de vehículos que transportan a personas con problemas de movilidad, para señalizar  transportes, edificios y lugares públicos con las características técnicas que el Plan de Accesibilidad indica como apropiadas para personas con discapacidad visual, o para dotar al Ayuntamiento de intérpretes de la lengua de signos y de mecanismos que faciliten la comunicación oral para personas sordas o con dificultades de comunicación.

 

Por todo esto, Izquierda Unida de Pamplona – Iruñeko Ezker Batua no puede menos que considerar hipócrita y rácano el pobre convenio suscrito por la Alcaldesa para ocupar en prácticas remuneradas por su asociación, sólo por tres meses y sólo a dos personas afectas por el Síndrome de Down y conmina al Equipo de Gobierno a constituir Centros Especiales de Empleo y Empresas de Inserción Municipales para colaborar realmente y en la medida aceptable y debida en la integración laboral y social de las personas con discapacidad.

 

Oficina de Prensa
< Anterior   Siguiente >