Oficina de Prensa

El presidente del Gobierno foral trasladó a Ion Erro (IUN) que no apoya una mesa al margen de las instituciones

martes, 05 de septiembre de 2006
[europa press] -  El presidente del Gobierno de Navarra y de UPN, Miguel Sanz, no apoyó esta mañana la propuesta del dirigente de IUN, Ion Erro, de constituir en la Comunidad foral una mesa de partidos al margen de las instituciones para debatir sobre el 'el proceso de paz'. Para los regionalistas, existe en el Parlamento la comisión de Solidaridad y Convivencia, un instrumento que podría servir para abordar este asunto.

 

Así lo expuso ante los medios de comunicación el portavoz del Gobierno y secretario general de UPN, Alberto Catalán, tras la reunión que, promovida por IUN, mantuvieron hoy Miguel Sanz y Ion Erro. Según el portavoz, la reunión se llevó a cabo en un "tono distendido y afable" a pesar de las "evidentes" diferencias entre ambos líderes políticos.

 

Parte del encuentro, que se prolongó más de media hora, se centró en torno a la propuesta de Erro de constituir una mesa de diálogo multipartito "exclusiva" en Navarra con el objetivo de apoyar el proceso de paz que será, dijo el líder de IUN, "largo y complicado". Un foro, añadió, que aglutine formaciones políticas que condenen la violencia y opten por la vía democrática para defender sus postulados.

 

Sanz no apoyó esta iniciativa al entender que este debate debe desarrollarse en el marco de las instituciones forales y se ratificó en los acuerdos adoptados en esta materia por el propio Gobierno y por el Parlamento. A su juicio, deben ser en las instituciones forales donde se planteen las "medidas que se crean convenientes" tras el alto el fuego de ETA.

 

Según explicó Catalán, de esta forma se va "a posibilitar fortalecer la representación de las instituciones y el régimen foral de Navarra". El portavoz dijo que no hay que olvidar que existe en el Parlamento foral la comisión de Solidaridad y Convivencia. "El instrumento lo tenemos, lo tenemos en el Parlamento y en esa propia comisión donde se sientan todas las formaciones políticas democráticas de esta comunidad", expuso.

 

Alberto Catalán recordó que el responsable de liderar el proceso de paz es el presidente del Gobierno central. No obstante, señaló que para el Ejecutivo foral Rodríguez Zapatero "no está siendo hábil ni correcto al liderar el proceso". "Estamos hablando de una banda de terroristas no de una formación política", indicó.

 

Dada la negativa de Sanz a constituir la mesa, Ion Erro señaló que la próxima semana se reunirá con la dirección federal de su partido. Manifestó que si bien es necesario que todas las formaciones políticas participen en la mesa, dijo que no es "imprescindible". Y adelantó que se pondrá en contacto con aquellos partidos que han aceptado su propuesta para posibilitarla.

 

 

CRITICAS A ZAPATERO

 

Aunque existieron diferencias entre ambos líderes durante el encuentro de hoy, ambos coincidieron en criticar al presidente Rodríguez Zapatero por no haberse reunido, tras el alto el fuego, con el jefe del Ejecutivo navarro, Miguel Sanz.

 

Para Erro, ha sido una falta de respeto y descortesía no sólo para el presidente navarro sino para el conjunto de los ciudadanos. El dirigente de IUN señaló que en el próximo contacto entre Gaspar Llamazares y el ministro del Interior le harán llegar esta crítica. También Alberto Catalán rechazó la "falta de sensibilidad" de Zapatero.  

 

Ion Erro destacó asimismo la coincidencia entre ambos también por que se transfieran a Navarra las competencias en referéndum y consultas populares.

 

 

PENSIONES

 

Fuera del orden del día del encuentro, Ion Erro aprovechó para valorar el anuncio de ayer del Gobierno de equiparar las pensiones de viudedad mínimas al SMI, una decisión que calificó de "electoral" y a la que UPN votó "en contra" en momentos anteriores. A su juicio, el cambio en los regionalistas se debe a que las encuestas dicen que la "sociedad navarra suspende" al Ejecutivo.

 

Para el coordinador de IUN, con esta "rectificación" UPN ha acertado y consideró "bienvenida" la medida adoptada. No obstante, consideró necesario un cambio político en la Comunidad foral. "IUN va a trabajar duro y firme para que Sanz no sea presidente en los próximos sanfermines", dijo.

 

Sobre este mismo asunto, Alberto Catalán señaló que el Gobierno navarro "ha vuelto a adelantar por la izquierda a los partidos llamados progresistas" y consideró que esta medida se ha podido adoptar gracias a la "magnífica" gestión económica del Ejecutivo y al "liderazgo" de Miguel Sanz. Deseó que otros partidos tomen esta iniciativa allí donde tienen influencia.

 

Finalmente, y preguntado por los periodistas, Catalán discrepó de las palabras del secretario general del PSN, Carlos Chivite, de que el PSN no tendría "complejos" de negociar un futuro Gobierno con los nacionalistas. Para el portavoz regionalista, da la impresión de que Chivite está "sumiso" a los dictados de su partido en Madrid y que trata de "agradarlo" para ser nominado candidato a la presidencia.

 

Para Catalán, este es un mensaje que interesa principalmente a los votantes socialistas, a los que debería aclarar también, dijo, si estaría dispuesto a contar con los votos de la ahora ilegalizada Batasuna.

< Anterior   Siguiente >