Documentos

Propuesta de reforma de la LORAFNA

miércoles, 23 de agosto de 2006
PROPUESTA DE REFORMA DE LA LEY ORGÁNICA DE REINTEGRACIÓN  Y AMEJORAMIENTO DEL RÉGIMEN FORAL DE NAVARRA 

INTRODUCCIÓN

La adecuación del régimen de autonomía administrativa de que disfrutaba Navarra con anterioridad a 1978, es decir, del régimen foral reconocido por la Ley de modificación de Fueros de 1841 (“Ley Paccionada”), al nuevo Estado autonómico se hizo de conformidad con la Disposición Adicional Primera de la Constitución a través de la Ley Orgánica de Reintegración y Amejoramiento del Fuero.

 

El Amejoramiento supuso un importante avance en la reorganización de las instituciones forales según las pautas de un sistema democrático parlamentario, después de muchos años de dictadura y caciquismo. También ha permitido reforzar nuestro autogobierno a través de la asunción de muchas competencias (educación, salud, medio ambiente, agricultura, empleo...) después de muchas etapas de limitación del mismo. Su legitimidad democrática descansa en la sanción del Parlamento de Navarra, órgano donde se halla representada la voluntad del pueblo navarro, no en la historia ni la tradición ni en contenidos esenciales o místicos. No obstante, una sanción más directa de los ciudadanos a través de un referéndum, como el previsto en la Constitución para los Estatutos de autonomía, le hubiera dado una mayor legitimidad.

 

Desde Izquierda Unida de Navarra-Nafarroako Ezker Batua consideramos que el Amejoramiento no puede tener otro sentido que el de ser un instrumento dinámico al servicio de los navarros y las navarras, para autogobernarnos mejor: para hacer mejores políticas sociales, económicas y culturales.  Navarra es la tierra donde viven y trabajan los navarros. Es sobre todo un espacio social y son los navarros y navarras los que democráticamente definen su presente y futuro. Asumimos y respetamos la pluralidad política, social y cultural de Navarra y consideramos a ésta como algo enriquecedor. Consideramos el sentimiento vasco de una parte de los ciudadanos de Navarra como una de las señas de identidad de nuestra comunidad. Estimamos necesario superar la tendencia a la exclusión y a la fractura entre las distintas opciones sociales y culturales  que componen Navarra. Toda norma que nos demos democráticamente debe servir para que la sociedad se desarrolle en tolerancia, diálogo y paz

 

 El Amejoramiento no es un texto sagrado, no es inmutable, ni objeto de adhesión inquebrantable y mucho menos un arma arrojadiza para excluir a determinadas opciones políticas. Tampoco nuestro régimen foral debe ser aprovechado para perpetuar legitimidades tradicionalistas o historicistas que pretenden soslayar la legitimidad democrática. No renunciamos a las reformas del Amejoramiento necesarias para potenciar la democracia y el autogobierno, que deberán hacerse buscando el máximo consenso e integración de todas las opciones políticas navarras.

 

En estos veinte años, hay otros dos fenómenos políticos y sociales de ámbito más extenso que tienen un impacto directo en nuestra realidad cotidiana: la construcción europea y la globalización. La construcción europea supone un proceso político en el que los diversos Estados y las instituciones de la Unión Europea comparten un creciente número de competencias desde los principios de primacía del derecho comunitario, transferencia de soberanía y subsidiariedad en la gestión, adoleciendo de déficits democráticos que hay que subsanar. Esta nueva realidad política requiere una adaptación y es un reto para Navarra, ya que muchas de sus competencias (en particular, las de carácter financiero) se ven directamente afectadas. Por otro lado, el desafío de la globalización caracterizado por un creciente nivel de interdependencia económica y al mismo tiempo de profundización de la desigualdad hace que los fenómenos de migraciones, interculturalidad, convivencia, cooperación al desarrollo, desarrollo endógeno frente a deslocalizaciones, defensa del  Estado de Bienestar, deban ser tenidos en cuenta.

Entendemos que hoy es momento propicio para abordar una reforma del Amejoramiento del Fuero. Un nuevo Amejoramiento para una nueva sociedad navarra: la sociedad actual es muy diferente a la Navarra de hace 25 años: hay nuevos problemas que requieren solución, así como nuevas soluciones a problemas viejos que no han sido aún resueltos. Una reforma amplia que ponga al día su texto para afrontar los retos de Navarra en la España y la Europa del siglo XXI.  Proponemos una Navarra que se autogobierna en un marco doblemente federal: en el Estado Federal Solidario y en el proceso de construcción de la Unión Europea. En ambos casos desde el principio de subsidiariedad respetando las competencias regionales y locales.

 

El autogobierno de Navarra históricamente se ha plasmado en su régimen foral y en la actualidad en el Amejoramiento del Fuero. En un sistema democrático el régimen foral tiene su sustento en la voluntad de los ciudadanos y ciudadanas, no en el legado de la historia. El mantenimiento del régimen foral de Navarra no es incompatible con su inserción en un Estado Federal. Al contrario; tanto el federalismo como el régimen foral se basan en la misma idea de Pacto. El pacto de Navarra con el resto del Estado se mantiene; Navarra será en un futuro Estado Federal, si así lo deciden sus ciudadanos y ciudadanas, una de las entidades federadas en pie de igualdad con las demás, no sólo manteniendo sino incrementando sus actuales competencias. El federalismo no hace sino extender la idea de pacto a todas las comunidades, nacionalidades y regiones que forman el Estado, añadiendo las notas de solidaridad y democracia.

La reforma del Amejoramiento no supone la elaboración de una Constitución para Navarra. En un Estado federal regido por una Constitución federal Navarra, como los demás estados federados, tendría reconocido su poder constituyente. Es decir, podría elaborar su propia Constitución dentro del marco de la Constitución federal. No hemos llegado todavía al Estado federal. Desde Izquierda Unida proponemos un desarrollo del Estado autonómico en sentido federalizante, y uno de los pasos en esa dirección debe ser la reforma de los estatutos de autonomía, y del Amejoramiento, dentro de una lógica federal. A medio y largo plazo nos gustaría abordar la elaboración de una Constitución para Navarra, en la cual cupiera incluso una ampliación de los derechos reconocidos en la Constitución federal. De momento proponemos una reforma del Amejoramiento que contenga avances sustanciales hacia los siguientes objetivos:

 

            -La profundización en el Estado de Bienestar y en la garantía de los derechos sociales y económicos.

 

            - El desarrollo de los derechos civiles.

 

            -La profundización en el autogobierno de Navarra en un marco federal solidario.

 

            -La profundización en la democracia, ampliando y mejorando las posibilidades de participación de los ciudadanos.

            En cualquier caso, debe de tenerse en cuenta que el Amejoramiento es la norma institucional básica de la Comunidad Foral y que su aprobación se hace mediante pacto con el Estado. Por ello, su contenido no debe extralimitarse a otros aspectos que puedan regularse mediante leyes forales de modo que quede recortado el poder de decisión de las instituciones forales.

   



PREÁMBULO

 

TEXTO VIGENTE

 Navarra se incorporó al proceso histórico de formación de la unidad nacional española manteniendo su condición de Reino, con la que vivió, junto con otros pueblos, la gran empresa de España. Avanzado el siglo XIX, Navarra perdió la condición de Reino, pero la Ley de 25 de octubre de 1839 confirmó sus Fueros, sin perjuicio de la unidad constitucional, disponiendo que, con la participación de Navarra, se introdujera en ellos la modificación indispensable que reclamara el interés de la misma, conciliándolo con el general de la Nación y de la Constitución de la Monarquía. A tal fin, se iniciaron negociaciones entre el Gobierno de la Nación y la Diputación de Navarra y, en el acuerdo que definitivamente se alcanzó, tuvo su origen la Ley Paccionada de 16 de agosto de 1841, aprobada por las Cortes de la Monarquía española. Al amparo de las citadas Leyes, que traían causa de sus derechos originarios e históricos, Navarra conservó su Régimen Foral y lo ha venido desarrollando progresivamente, conviniendo con la Administración del Estado la adecuación de facultades y competencias cuando fue preciso, acordando fórmulas de colaboración que se consideraron convenientes y atendiendo siempre las necesidades de la sociedad. En justa consideración a tales antecedentes, la Constitución, que afirma principios democráticos,

PREÁMBULO

 

TEXTO PROPUESTO

 Navarra constituye una comunidad política que, a lo largo de su historia, ha adoptado diversas formas de institucionalización y de integración en superiores unidades de organización política, y ha podido mantener, con mayor o menor amplitud en función de las vicisitudes históricas, un régimen de autogobierno y un ordenamiento jurídico propio. Al amparo de las Leyes de 25 de octubre de 1839 y de 16 de agosto de 1841 Navarra ha conservado su Régimen Foral y lo ha venido desarrollando progresivamente, conviniendo en su caso con la Administración del Estado la adecuación de facultades y competencias y acordando las fórmulas de colaboración que se consideraron convenientes. La Constitución española de 1978, que reconoce el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones, tiene presente la existencia del Régimen Foral y en su Disposición Adicional Primera ampara y respeta los derechos históricos de los territorios forales. La presente Ley Orgánica de Reintegración y Amejoramiento del Régimen Foral, que formaliza el acuerdo previo entre la representación del Estado y la representación de Navarra, es la expresión de la identidad colectiva y de la voluntad de autogobernarse de la ciudadanía navarra y define sus instituciones y sus relaciones con el Estado en un marco democrático y de libre solidaridad con las restantes nacionalidades y regiones.    

pluralistas y autonómicos, tiene presente la existencia del Régimen Foral y, consecuentemente, en el párrafo primero de su Disposición Adicional Primera, ampara y respeta los derechos históricos de Navarra y, en el apartado dos de su Disposición derogatoria, mantiene la vigencia en dicho territorio de la Ley de 25 de octubre de 1839. De ahí que, recién entrada en vigor la Constitución, se promulgara, previo acuerdo con la Diputación Foral, el Real Decreto de 26 de enero de 1979, con el que se inició el proceso de reintegración y amejoramiento del Régimen Foral de Navarra.

 

Es, pues, rasgo propio del Régimen Foral navarro, amparado por la Constitución que, previamente a la decisión de las Cortes Generales, órgano del Estado en el que se encarna la soberanía indivisible del pueblo español, la representación de la Administración del Estado y la de la Diputación Foral de Navarra, acuerden la reforma y modernización de dicho Régimen. Dada la naturaleza y alcance del amejoramiento acordado entre ambas representaciones, resulta constitucionalmente necesario que el Gobierno, en el ejercicio de su iniciativa legislativa, formalice el pacto con rango y carácter de Proyecto de Ley Orgánica y lo remita a las Cortes Generales para que éstas procedan, en su caso, a su incorporación al ordenamiento jurídico español como tal Ley Orgánica.

           El pueblo navarro proclama como valores superiores de su vida colectiva la libertad, la justicia, la igualdad, el respeto del pluralismo y la defensa de los derechos humanos y manifiesta su voluntad de avanzar por una vía de progreso que facilite la búsqueda de la felicidad individual y colectiva y asegure una digna calidad de vida a todos quienes viven y trabajan en Navarra.                                        

TÍTULO PRELIMINAR

DISPOSICIONES GENERALES 

TEXTO VIGENTEArtículo 1.º Navarra constituye una Comunidad Foral con régimen, autonomía e instituciones propias, indivisible, integrada en la Nación española y solidaria con todos sus pueblos. TEXTO PROPUESTOArtículo 1.º Navarra se constituye en una Comunidad Foral dotada de un régimen de autogobierno ejercido con participación de toda la ciudadanía a través de instituciones democráticas propias e integrada  en el Estado español en régimen de solidaridad con todos sus pueblos.

 Artículo 2.º 1. Los derechos originarios e históricos de la Comunidad Foral de Navarra serán respetados y amparados por los poderes públicos con arreglo a la Ley de 25 de octubre de 1839, a la Ley Paccionada de 16 de agosto de 1841 y disposiciones complementarias, a la presente Ley Orgánica y a la Constitución, de conformidad con lo previsto en el párrafo primero de su Disposición Adicional Primera.2. Lo dispuesto en el apartado anterior no afectará a las Instituciones, facultades y competencias del Estado inherentes a la unidad constitucional. Artículo 3.º De acuerdo con la naturaleza del Régimen Foral de Navarra, su Amejoramiento, en los términos de la presente Ley Orgánica, tiene por objeto:1. Integrar en el Régimen Foral de Navarra todas aquellas facultades y competencias compatibles con la unidad constitucional.2. Ordenar democráticamente las Instituciones Forales de Navarra.3. Garantizar todas aquellas facultades y competencias propias del Régimen Foral de Navarra. Artículo 4.º El territorio de la Comunidad Foral de Navarra está integrado por el de los municipios comprendidos en sus Merindades históricas de Pamplona, Estella, Tudela, Sangüesa y Olite, en el momento de promulgarse esta Ley. Artículo 5.º 1. A los efectos de la presente Ley Orgánica, ostentarán la condición política de navarros los españoles que, de acuerdo con las leyes generales del Estado, tengan la vecindad administrativa en cualquiera de los municipios de Navarra.2. Los españoles residentes en el extranjero, que hayan tenido en Navarra su última vecindad administrativa, tendrán idénticos derechos políticos que los residentes en Navarra. Gozarán, asimismo, de estos derechos sus descendientes inscritos como españoles que lo soliciten en la forma que determine la legislación del Estado.3. La adquisición, conservación, pérdida y recuperación de la condición civil foral de navarro se regirá por lo establecido en la Compilación del Derecho Civil Foral o Fuero Nuevo de Navarra. 

TEXTO VIGENTEArtículo 6.º Los navarros tendrán los mismos derechos, libertades y deberes fundamentales que los demás españoles.         TEXTO PROPUESTOArtículo 6.º 1. Los ciudadanos de Navarra son titulares de los derechos, libertades y deberes fundamentales reconocidos en la Constitución española, en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en otros pactos internacionales en materia de derechos humanos.2. Todas las personas residentes en Navarra, al margen de su nacionalidad, condición política y situación administrativa, verán garantizados sus derechos fundamentales, económicos y sociales por las instituciones de Navarra.

 TEXTO PROPUESTOArtículo 6.º bis. La Comunidad Foral de Navarra, con el fin de garantizar el pleno ejercicio de los derechos ciudadanos, impulsará las políticas y medidas precisas para alcanzar los siguientes objetivos: a)      La mejora de las condiciones de vida y de trabajo, propiciando el acceso al empleo en condiciones de igualdad, dignidad y calidad, dentro de una política de pleno empleo.b)      La protección efectiva del derecho a la salud mediante la adecuada promoción, prevención y atención sanitaria de calidad para todas las personas y durante todas las etapas de la vida c)      El acceso a una educación y formación profesional permanentes y de calidad para facilitar la formación plena e integradora de las personas desde el nacimiento y a lo largo de toda su vida.d)      El acceso a una vivienda digna y a un coste económico razonable.e)      La protección ante situaciones de necesidad mediante un sistema de prestaciones y servicios que atiendan especialmente las situaciones de dependencia personal y que aseguren desde los poderes públicos un mínimo económico vital a cada persona.f)       La protección social, económica y jurídica de las familias, en sus distintas modalidades convivenciales, fomentando la conciliación de la vida laboral y la vida familiar.g)      El acceso igual de todos a la información, a la comunicación y a la cultura; la protección de los bienes que integran el patrimonio histórico, cultural y artístico de Navarra.h)      La protección de los recursos y el ambiente naturales así como la mejora de su calidad dentro de un desarrollo ecológica y socialmente sostenible.i)        La defensa y protección efectiva de los consumidores y usuarios.j)       El fomento de la investigación y la ciencia y el acceso y participación igualitaria en los avances científicos y tecnológicos. Artículo 6.º ter. La Comunidad Foral de Navarra, con el fin de superar las situaciones de desigualdad y discriminación de las personas y los grupos sociales que puedan derivarse de sus circunstancias personales o sociales promoverá, entre otras, las políticas destinadas a garantizar: a)      La igualdad de hombres y mujeres en todos los ámbitos de la vida, impulsando especialmente la adopción de las medidas necesarias para prevenir y erradicar la violencia de género.b)      La atención y protección integral de los menores, garantizando los cuidados necesarios para su bienestar, atendiendo siempre de forma prioritaria al interés del menor.c)      La autonomía y el acceso a unas condiciones de vida dignas para las personas mayores.d)      La igualdad de oportunidades, la participación y la integración sociales de las personas con discapacidad.e)      La integración de los colectivos desfavorecidos, y en particular la de las personas inmigrantes, de las minorías étnicas, culturales, lingüísticas, religiosas o de cualquier otra índole. f)        La prevención de las situaciones que determinen o impliquen riesgo de exclusión, su atención y el fomento de las políticas de inclusión e integración de las personas y los grupos que la  padezcang)       El respeto de la orientación sexual y de la identidad de género de todas las personas. h)      La lucha contra el sexismo, la xenofobia, la homofobia y el belicismo, especialmente mediante la educación en valores que fomente la igualdad, la tolerancia, la libertad y la solidaridad.i)        El uso de la lengua de signos y las condiciones que permitan alcanzar la igualdad de las personas sordas que opten por esta lengua, que será objeto de enseñanza, protección y respeto.j)       La convivencia social, cultural y religiosa de todas las personas en Navarra y el respeto a la diversidad cultural, lingüística, de creencias y convicciones, fomentando las relaciones interculturales con pleno respeto a los derechos fundamentales.k)      La cooperación con otros pueblos sobre la base del respeto a los derechos humanos, la solidaridad y el respeto de la identidad. Artículo 6.º quáter. 1. La Comunidad Foral de Navarra, con el fin de asegurar a todos los ciudadanos y ciudadanas unas condiciones mínimas de dignidad y calidad de vida, garantizará unas prestaciones básicas a través de los correspondientes sistemas públicos de protección social para el ejercicio efectivo de los derechos a la salud, a la educación, a la vivienda y a los servicios sociales.2. Mediante ley foral se regulará la Carta de los Derechos Sociales de Navarra, en la cual se determinará el catálogo de prestaciones y servicios garantizados, entre los cuales se incluirá el de una renta básica ciudadana para cubrir las necesidades básicas de subsistencia de cada persona, así como las disposiciones precisas para asegurar la suficiencia financiera y la eficacia de las actuaciones necesarias. 

Artículo 6.º quinquies. Una ley foral regulará el principio de presencia equilibrada de hombres y mujeres en el nombramiento de los miembros de los organismos públicos cuya designación corresponda a las Instituciones de la Comunidad Foral

 

TEXTO VIGENTEArtículo 7.º 1. El escudo de Navarra está formado por cadenas de oro sobre fondo rojo, con una esmeralda en el centro de unión de sus ocho brazos de eslabones y, sobre ellas, la Corona Real, símbolo del Antiguo Reino de Navarra.TEXTO PROPUESTOArtículo 7.º 1. El escudo de Navarra está formado por cadenas de oro sobre fondo rojo, con una esmeralda en el centro de unión de sus ocho brazos de eslabones.

 2. La bandera de Navarra es de color rojo, con el escudo en el centro. Artículo 8.º La capital de Navarra es la ciudad de Pamplona.

 TEXTO VIGENTEArtículo 9.º 1. El castellano es la lengua oficial de Navarra.2. El vascuence tendrá también carácter de lengua oficial en las zonas vascoparlantes de Navarra.Una ley foral determinará dichas zonas, regulará el uso oficial del vascuence y, en el marco de la legislación general del Estado, ordenará la enseñanza de esta lengua. TEXTO PROPUESTOArtículo 9.º 1. Las lenguas propias y oficiales de Navarra son el castellano y el euskera.2. Una ley foral regulará el uso oficial del euskera y garantizará el uso oficial y normal de los dos idiomas conforme a los principios fundamentales de igualdad, voluntariedad, progresividad y respeto a los derechos lingüísticos de los ciudadanos.

 TÍTULO I.—DE LAS INSTITUCIONES FORALES DE NAVARRACAPÍTULO I.—De las Instituciones Artículo 10. Las Instituciones Forales de Navarra son:a) El Parlamento o Cortes de Navarra.b) El Gobierno de Navarra o Diputación Foral.c) El Presidente del Gobierno de Navarra o Diputación Foral. 

CAPÍTULO II.—Del Parlamento o Cortes de Navarra

 Artículo 11. El Parlamento representa al pueblo navarro, ejerce la potestad legislativa, aprueba los Presupuestos y las Cuentas de Navarra, impulsa y controla la acción de la Diputación Foral y desempeña las demás funciones que le atribuye el ordenamiento jurídico. Artículo 12. Compete al Parlamento la designación de los Senadores que pudieran corresponder a Navarra como Comunidad Foral. Artículo 13. 1. El Parlamento de Navarra es inviolable.2. Los Parlamentarios Forales gozarán, aun después de haber cesado en su mandato, de inviolabilidad por las opiniones manifestadas en actos parlamentarios y por los votos emitidos en el ejercicio de su cargo. Artículo 14. 1. Los Parlamentarios Forales no podrán ser retenidos ni detenidos durante el período de su mandato por los actos delictivos cometidos en el ámbito territorial de Navarra, sino en caso de flagrante delito, correspondiendo decidir en todo caso sobre su inculpación, prisión, procesamiento y juicio al Tribunal Superior de Justicia de Navarra.2. Fuera del ámbito territorial de Navarra, la responsabilidad penal será exigible, en los mismos términos, ante la correspondiente Sala del Tribunal Supremo. Artículo 15. 1. El Parlamento será elegido por sufragio universal, libre, igual, directo y secreto, por un período de cuatro años.2. El número de miembros del Parlamento no será inferior a cuarenta ni superior a sesenta.Una ley foral fijará el número concreto de Parlamentarios y regulará su elección, atendiendo a criterios de representación proporcional, así como los supuestos de su inelegibilidad e incompatibilidad, todo ello de conformidad con la legislación general electoral. Artículo 16. 1. El Parlamento establecerá su Reglamento y aprobará sus Presupuestos.2. La aprobación del Reglamento y su reforma precisará el voto favorable de la mayoría absoluta de los miembros del Parlamento en una votación final sobre el conjunto del proyecto. 

TEXTO VIGENTE

Artículo 17. 1. El Parlamento funcionará en Pleno y en Comisiones y elegirá, de entre sus miembros, un Presidente, una Mesa y una Comisión Permanente.2. El Parlamento se reunirá anualmente en dos períodos de sesiones ordinarias: el primero de septiembre a diciembre y el segundo de febrero a junio, no pudiendo exceder el número de sesiones plenarias de dieciséis.3. También podrá reunirse en sesiones extraordinarias que habrán de ser convocadas por su Presidente, con especificación en todo caso del orden del día, a petición de la Comisión Permanente, de una quinta parte de los Parlamentarios, o del número de Grupos Parlamentarios que el Reglamento determine, así como a petición de la Diputación Foral.4. El Reglamento de la Cámara regulará la elección, composición, atribuciones y funcionamiento de los órganos enunciados en el apartado primero. TEXTO PROPUESTOArtículo 17. 1. El Parlamento funcionará en Pleno y en Comisiones y elegirá, de entre sus miembros, un Presidente, una Mesa y una Comisión Permanente.2. El Reglamento de la Cámara regulará la elección, composición, atribuciones y funcionamiento de los órganos enunciados en el apartado anterior. 

 Artículo 18. 1. Corresponde a la Diputación la elaboración de los Presupuestos Generales de Navarra y la formalización de las Cuentas para su presentación al Parlamento, a fin de que por éste sean debatidos, enmendados y, en su caso, aprobados, todo ello conforme a lo que determinen las leyes forales. Igualmente la Diputación dará cuenta de su actividad económica al Parlamento de Navarra, para el control de la misma. NOTA: En la versión definitiva se sustituirá “Diputación” o “Diputación Foral” por “Gobierno de Navarra” en todos los lugares donde aparezca. 

TEXTO VIGENTE

2. Como órgano dependiente del Parlamento de Navarra, funcionará la Cámara de Comptos, a la que corresponderán las competencias previstas en su ley constitutiva y en las que la modifiquen o desarrollen.Previamente al conocimiento y aprobación por el Parlamento de las Cuentas de la Comunidad Foral y del sector público dependiente de la misma, la Cámara de Comptos efectuará su examen y censura emitiendo dictamen para el Parlamento de Navarra.Igualmente informará sobre las Cuentas y la gestión económica de las Corporaciones Locales de Navarra, conforme a lo que se disponga en una ley foral sobre Administración Local.3. Sin perjuicio de lo dispuesto en los apartados anteriores, la Cámara de Comptos remitirá sus actuaciones al Tribunal de  Cuentas. El dictamen del Tribunal de Cuentas será enviado con su respectivo expediente al Parlamento de Navarra para que éste, en su caso, adopte las medidas que procedan.4. Corresponderá al Tribunal de Cuentas el enjuiciamiento de la responsabilidad contable en que pudieran incurrir quienes en Navarra tengan a su cargo el manejo de caudales o efectos públicos y, por acción u omisión contraria a la ley, originen menoscabo de los mismos.Si, en el ejercicio de su función fiscalizadora, la Cámara de Comptos advirtiera la existencia de indicios de responsabilidad contable, dará traslado de las correspondientes actuaciones al Tribunal de Cuentas. TEXTO PROPUESTO2. Como órgano dependiente del Parlamento de Navarra actuará la Cámara de Comptos, a la que corresponderán las competencias previstas en su ley foral reguladora.Previamente al conocimiento y aprobación por el Parlamento de las Cuentas de la Comunidad Foral y del sector público dependiente de la misma, la Cámara de Comptos efectuará su examen y censura emitiendo dictamen para el Parlamento de Navarra, sin perjuicio de los informes de fiscalización individuales que sobre dicho sector público se estime oportuno realizar.Igualmente informará sobre las Cuentas y la gestión económica de las entidades locales de Navarra y del sector público dependiente de las mismas, conforme a lo que se disponga en su ley foral reguladora y en la ley foral sobre Administración Local.3. Sin perjuicio de las facultades exclusivas que le corresponden como órgano de fiscalización del sector público de Navarra, la Cámara de Comptos remitirá al Tribunal de  Cuentas el informe de examen y censura de las Cuentas Generales de Navarra y el correspondiente a la situación general del sector local de Navarra a los solos efectos de que sean tenidos en cuenta en el informe a que se refiere el apartado 2 del artículo 136 de la Constitución.4. Cuando en ejecución de los programas de actuación sectorial desarrollados por el Tribunal de Cuentas sea necesario llevar a cabo la fiscalización de actuaciones de las Administraciones Públicas de Navarra, el Tribunal de Cuentas recabará de la Cámara de Comptos, como institución competente para dicha fiscalización, la colaboración necesaria para la elaboración de los referidos informes.5. Corresponderá al Tribunal de Cuentas el enjuiciamiento de la responsabilidad contable en que pudieran incurrir quienes en Navarra tengan a su cargo el manejo de caudales o efectos públicos y, por acción u omisión contraria a la ley, originen menoscabo de los mismos.Si, en el ejercicio de su función fiscalizadora, la Cámara de Comptos advirtiera la existencia de indicios de responsabilidad contable, dará traslado de las correspondientes actuaciones al Tribunal de Cuentas.

 Artículo 19. 1. La iniciativa legislativa corresponde:a) A la Diputación Foral mediante la presentación de proyectos de ley al Parlamento.b) A los Parlamentarios Forales, en la forma que determine el Reglamento de la Cámara.

c) A los Ayuntamientos que representen un tercio del número de municipios de la respectiva Merindad, y un cincuenta por ciento de la población de derecho de la misma. El ejercicio de esta iniciativa se regulará por ley foral.

 

TEXTO VIGENTE

2. Una ley foral establecerá la iniciativa legislativa popular de acuerdo con lo que disponga la correspondiente Ley Orgánica.

TEXTO PROPUESTO2. Una ley foral establecerá la iniciativa legislativa popular que exigirá el aval de 7.000 firmas.

 3. En las materias que deban ser objeto de las leyes forales a los que se refiere el artículo 20.2, la iniciativa legislativa corresponde, con carácter exclusivo, a la Diputación Foral y a los Parlamentarios. Artículo 20. 1. Las normas del Parlamento de Navarra se denominarán leyes forales y se aprobarán por mayoría simple.2. Requerirán mayoría absoluta para su aprobación, en una votación final sobre el conjunto del proyecto, las leyes forales expresamente citadas en la presente Ley Orgánica y aquellas otras que sobre organización administrativa y territorial determine el Reglamento de la Cámara. TEXTO PROPUESTO3. El Reglamento del Parlamento regulará el derecho de los ciudadanos de Navarra a participar, directamente o a través de entidades asociativas, en el proceso de aprobación de las leyes forales. Artículo 21. 1. El Parlamento podrá delegar en la Diputación Foral el ejercicio de la potestad legislativa. No procederá tal delegación en los supuestos en que, a tenor del artículo anterior, se exija mayoría absoluta para la aprobación de las leyes forales.2. Las leyes de delegación fijarán las bases que han de observarse por la Diputación en el ejercicio de la potestad legislativa delegada. La ley foral podrá también autorizar a la Diputación para refundir textos legales, determinando el alcance y criterios a seguir en la refundición.3. La delegación legislativa habrá de otorgarse a la Diputación de forma expresa, para materia concreta y con fijación del plazo para su ejercicio. 
TEXTO PROPUESTO
Artículo 21 bis. 1. En caso de extraordinaria y urgente necesidad, la Diputación podrá dictar disposiciones legislativas provisionales que tomarán la forma de Decreto-Ley Foral y que no podrán afectar al ordenamiento de las instituciones reguladas en esta Ley Orgánica, a los derechos, deberes y libertades de los ciudadanos ni al régimen electoral.2. Los Decretos-Ley Forales deberán ser inmediatamente sometidos a debate y votación de totalidad al Parlamento de Navarra, convocado al efecto si no estuviere reunido, en el plazo de los treinta días siguientes a su promulgación. El Parlamento habrá de pronunciarse expresamente dentro de dicho plazo sobre su convalidación o derogación, para lo cual el reglamento establecerá un procedimiento especial y sumario.3. Durante el plazo establecido en el apartado anterior, el Parlamento podrá tramitarlos como proyectos de ley por el procedimiento de urgencia. 

TEXTO VIGENTEArtículo 22. Las leyes forales serán promulgadas, en nombre del Rey, por el Presidente de la Diputación Foral, quien dispondrá su publicación en el “Boletín Oficial de Navarra” en el término de quince días desde su aprobación por el Parlamento y en el “Boletín Oficial del Estado”. A efectos de su entrada en vigor, regirá la fecha de su publicación en el “Boletín Oficial de Navarra”.TEXTO PROPUESTOArtículo 22. Las leyes forales serán promulgadas, en nombre del Jefe del Estado, por el Presidente de la Diputación Foral, quien dispondrá su publicación en el “Boletín Oficial de Navarra” en el término de quince días desde su aprobación por el Parlamento y en el “Boletín Oficial del Estado”. A efectos de su entrada en vigor, regirá la fecha de su publicación en el “Boletín Oficial de Navarra”.

 TEXTO PROPUESTO

Artículo 22 bis. 1. El Defensor del Pueblo de la Comunidad Foral de Navarra es el alto comisionado del Parlamento de Navarra para la defensa y mejora del nivel de protección de los derechos y libertades de los ciudadanos. Será designado por el Pleno del Parlamento con mayoría de tres quintos de sus miembros.

2. En el ejercicio de su función primordial de salvaguardar a los ciudadanos frente a los posibles abusos y negligencias de la Administración, podrá supervisar la actividad de las Administraciones Públicas de Navarra y de sus organismos y entidades dependientes, debiendo dar cuenta al Parlamento de Navarra a través de informes anuales y de informes extraordinarios.3. Igualmente, podrá dirigirse a las Administraciones Públicas y entidades con sede en Navarra en el cumplimiento de su misión para solicitar información o colaboración.4. El Defensor del Pueblo ejercerá sus funciones con independencia y autonomía, siéndole de aplicación el mismo régimen de incompatibilidades de los miembros del Parlamento con las particularidades que establezca su ley foral reguladora.

CAPÍTULO III.—Del Gobierno de Navarra o Diputación Foral

 Artículo 23. 1. Al Gobierno de Navarra o Diputación Foral le corresponden:a) La función ejecutiva, comprendiendo la reglamentaria y la administrativa.b) La facultad revisora en materia administrativa o económico-administrativa, previa a la judicial.c) Las competencias que le atribuye esta Ley Orgánica y las que puedan corresponderle con arreglo a otras leyes.2. Adoptarán la forma de Decreto Foral las disposiciones generales dictadas por la Diputación y la de Órdenes Forales las dictadas por sus miembros. Artículo 24. La Diputación velará especialmente por la defensa de la integridad del Régimen Foral de Navarra, debiendo dar cuenta al Parlamento de cualquier contrafuero que pudiera producirse. Artículo 25. Una ley foral regulará la composición, atribuciones, régimen jurídico y funcionamiento de la Diputación, así como el estatuto de sus miembros. Artículo 26. La Diputación Foral precisará de la previa autorización del Parlamento para:a) Emitir Deuda Pública, constituir avales y garantías y contraer crédito.b) Formalizar Convenios con el Estado y con las Comunidades Autónomas.c) Ejercitar la iniciativa a que se refiere el artículo 39.2 de la presente Ley Orgánica. 

TEXTO VIGENTEArtículo 27. La responsabilidad criminal del Presidente y de los demás miembros de la Diputación Foral será exigible, en su caso, ante la correspondiente Sala del Tribunal Supremo.       
TEXTO PROPUESTO
Artículo 27. El Presidente de la Diputación y sus miembros, durante su mandato y por los actos delictivos cometidos en el ámbito territorial de la Comunidad Foral, no podrán ser detenidos ni retenidos, sino en caso de flagrante delito, correspondiendo decidir, en todo caso, sobre su inculpación, prisión, procesamiento y juicio al Tribunal Superior de Justicia de Navarra. Fuera del ámbito territorial de Navarra, la responsabilidad penal será exigible en los mismos términos ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo.

 Artículo 28. 1. La Diputación Foral cesará tras la celebración de elecciones al Parlamento, cuando éste le niegue su confianza o apruebe una moción de censura, o por dimisión o fallecimiento de su Presidente.2. La Diputación cesante continuará en funciones hasta la toma de posesión de la nueva Diputación. 

CAPÍTULO IV.—Del Presidente del Gobierno de Navarra o Diputación Foral

 

TEXTO VIGENTEArtículo 29. 1. El Presidente del Gobierno de Navarra o Diputación Foral será elegido por el Parlamento, de entre sus miembros, y nombrado por el Rey. TEXTO PROPUESTOArtículo 29. 1. El Presidente del Gobierno de Navarra o Diputación Foral será elegido por el Parlamento, de entre sus miembros, y nombrado por el Jefe del Estado.


2. El Presidente del Parlamento, previa consulta con los portavoces designados por los partidos o grupos políticos con representación parlamentaria, propondrá un candidato a Presidente del Gobierno de Navarra o Diputación Foral.3. El candidato presentará su programa al Parlamento. Para ser elegido, el candidato deberá, en primera votación, obtener mayoría absoluta. De no obtenerla, se procederá a una segunda votación veinticuatro horas después de la anterior, y la confianza se entenderá otorgada al candidato si obtuviera mayoría simple en esta segunda votación. Caso de no conseguirse esta mayoría, el candidato quedará rechazado y se tramitarán las sucesivas propuestas de candidato en la forma prevista anteriormente. 

TEXTO VIGENTE
4. Si transcurrido el plazo de treinta días naturales a partir de la primera votación ningún candidato hubiera sido elegido, el Parlamento quedará disuelto, convocándose de inmediato nuevas elecciones. El mandato del nuevo Parlamento durará, en todo caso, hasta la fecha en que hubiere concluido el del primero.     
TEXTO PROPUESTO
4. Si transcurrido el plazo de treinta días naturales a partir de la primera votación ningún candidato hubiera sido elegido, el Parlamento quedará disuelto,  convocándose de inmediato nuevas elecciones. 5. La persona que resulte elegida como Presidente del Gobierno de Navarra podrá ser reelegida por una sola vez. Excepcionalmente, será posible otra reelección para un tercer mandato si por disolución anticipada del Parlamento o por otras causas hubiera desempeñado el cargo durante menos de seis años.

 Artículo 30. 1. El Presidente de la Diputación ostenta la más alta representación de la Comunidad Foral y la ordinaria del Estado en Navarra.2. El Presidente de la Diputación designa y separa a los Diputados Forales, dirige la acción de la Diputación y ejerce las demás funciones que se determinen en una ley foral.


TEXTO VIGENTE

3. El Presidente del Gobierno de Navarra o Diputación Foral, bajo su exclusiva responsabilidad y previa deliberación del Gobierno de Navarra o Diputación Foral, podrá acordar la disolución del Parlamento y convocar nuevas elecciones, con anticipación al término natural de la legislatura.

El Presidente no podrá acordar la disolución del Parlamento durante el primer período de sesiones, ni cuando reste menos de un año para la terminación de legislatura, ni cuando se encuentre en tramitación una moción de censura, ni cuando se encuentre convocado un proceso electoral estatal, ni tampoco antes de que transcurra el plazo de un año desde la última disolución por este procedimiento. En tal caso, el nuevo Parlamento que resulte de la convocatoria electoral, tendrá un mandato limitado por el término natural de la legislatura originaria.
TEXTO PROPUESTO
3. El Presidente del Gobierno de Navarra o Diputación Foral, bajo su exclusiva responsabilidad y previa deliberación del Gobierno de Navarra o Diputación Foral, podrá acordar la disolución del Parlamento y convocar nuevas elecciones, con anticipación al término natural de la legislatura.El Presidente no podrá acordar la disolución del Parlamento cuando se encuentre en tramitación una moción de censura, ni cuando se encuentre convocado un proceso electoral estatal.         

 

CAPÍTULO V.—De las relaciones entre la Diputación y el Parlamento de Navarra

 Artículo 31. El Presidente y los Diputados Forales, responden solidariamente ante el Parlamento de su gestión política, sin perjuicio de la responsabilidad directa de los mismos en su gestión. Artículo 32. 1. El Parlamento, por medio de su Presidente, podrá recabar de la Diputación la información que considere necesaria para el ejercicio de sus funciones, así como la presencia de los miembros de aquélla.2. Los Parlamentarios Forales podrán formular ruegos, preguntas e interpelaciones a la Diputación, así como presentar mociones, todo ello en los términos que señale el Reglamento de la Cámara. Artículo 33. El Presidente de la Diputación y los diputados tendrán derecho a asistir y ser oídos en las sesiones del Pleno y de las Comisiones del Parlamento. Artículo 34. 1. El Presidente de la Diputación Foral podrá plantear ante el Parlamento la cuestión de confianza sobre su programa de actuación, en la forma que se determine en el Reglamento de la Cámara. La confianza se entenderá otorgada cuando vote a favor de la misma la mayoría simple de los Parlamentarios Forales.2. Si el Parlamento niega su confianza al Presidente de la Diputación, éste presentará inmediatamente su dimisión, procediéndose a continuación a la elección de un nuevo Presidente. Artículo 35. 1. El Parlamento podrá exigir la responsabilidad política de la Diputación mediante la aprobación por mayoría absoluta de una moción de censura.2. Las mociones de censura, que necesariamente habrá de incluir la propuesta de una candidato a la Presidencia de la Diputación, se plantearán y tramitarán en la forma que determine el Reglamento del Parlamento. En todo caso, la moción de censura deberá ser propuesta, al menos, por una quinta parte del número de miembros del Parlamento. Si la moción de censura no fuese aprobada, sus signatarios no podrán presentar otra durante el mismo período de sesiones.3. Si el Parlamento aprueba una moción de censura a la Diputación, su Presidente presentará inmediatamente la dimisión, procediéndose a nombrar Presidente de la Diputación al candidato propuesto en la moción aprobada. 

CAPÍTULO VI.—Régimen de conflictos y recursos

 Artículo 36. En los casos y en la forma establecidos en las leyes, el Parlamento y la Diputación estarán legitimados para suscitar conflictos de competencia y para promover recursos de inconstitucionalidad. Artículo 37. Las leyes forales únicamente estarán sujetas al control de constitucionalidad que ejerce el Tribunal Constitucional. Artículo 38. Los actos y disposiciones dictados por los órganos ejecutivos y administrativos de Navarra serán impugnables ante la Jurisdicción contencioso-administrativa, una vez agotada la vía administrativa foral. TÍTULO II.—FACULTADES Y COMPETENCIAS DE NAVARRACAPÍTULO I.—Disposiciones generales Artículo 39. 1. Conforme a lo establecido en el artículo 2º de la presente Ley Orgánica, corresponden a Navarra:

a) Todas aquellas facultades y competencias que actualmente ejerce, al amparo de lo establecido en la Ley Paccionada de 16 de agosto de 1841 y disposiciones complementarias.

b) Todas aquellas facultades y competencias que expresamente se le integran por la presente Ley Orgánica.c) Todas aquellas facultades y competencias que la legislación del Estado atribuya, transfiera o delegue, con carácter general, a las Comunidades Autónomas o a las Provincias.2. Corresponderán, asimismo, a Navarra todas aquellas facultades y competencias no comprendidas en el apartado anterior que, a iniciativa de la Diputación Foral, le atribuya, transfiera o delegue el Estado, con posterioridad a la entrada en vigor de la presente Ley. Artículo 40. 1. En las materias que sean competencia exclusiva de Navarra, corresponden a la Comunidad Foral las siguientes potestades:a) Legislativa.b) Reglamentaria.c) Administrativa, incluida la inspección.d) Revisora en la vía administrativa.2. Dichas potestades deberán ejercitarse en los términos previstos en la presente Ley y en la legislación del Estado a la que la misma hace referencia.3. El Derecho navarro, en las materias de competencia exclusiva de la Comunidad Foral y en los términos previstos en los apartados anteriores será aplicable con preferencia a cualquier otro.En defecto de Derecho propio, se aplicará supletoriamente el Derecho del Estado.4. En materia de Derecho Civil Foral, se estará a lo dispuesto en el artículo 48 de la presente Ley Orgánica. TEXTO PROPUESTO5. Corresponde a la Comunidad Foral el desarrollo, la aplicación y la ejecución de la normativa de la Unión Europea cuando afecten al ámbito de sus competencias exclusivas. Artículo 41. 1. En las materias a las que se refiere el artículo 57 de la presente Ley Orgánica y en las que con igual carácter se regulan en otros artículos de la misma, corresponden a la Comunidad Foral las siguientes potestades:a) De desarrollo legislativo.b) Reglamentaria.c) De administración, incluida la inspección.d) Revisora en la vía administrativa.2. La potestad de desarrollo legislativo a la que se refiere el párrafo a) del apartado anterior, deberá ejercitarse, en todo caso, de conformidad con las normas básicas que dicte el Estado. Artículo 42. 1. En las materias a las que se refiere el artículo 58 de la presente Ley y en las que con igual carácter se regulan en otros artículos de la misma, corresponden a la Comunidad Foral las siguientes potestades:a) Reglamentaria, para la organización de sus propios servicios.b) De administración, incluida la inspección.c) Revisora en la vía administrativa.2. La Comunidad Foral ejercitará las potestades a las que se refiere el apartado anterior de conformidad con las disposiciones de carácter general que, en desarrollo de su legislación, dicte el Estado. Artículo 43. Todas las facultades y competencias correspondientes a Navarra se entienden referidas a su propio territorio, sin perjuicio de la eficacia personal que, en los supuestos previstos en los Convenios para materias fiscales entre Navarra y el Estado o en la legislación estatal, puedan tener las normas dictadas por las Instituciones Forales. 

CAPÍTULO II.—Delimitación de facultades y competencias

 Artículo 44. Navarra tiene competencia exclusiva sobre las siguientes materias:1. Ordenación del territorio, urbanismo y vivienda.2. Obras públicas que no tengan la calificación legal de interés general del Estado o cuya realización no afecte a otros territorios del mismo.3. Aeropuertos que no sean de interés general; helipuertos.4. Servicio meteorológico, sin perjuicio de las facultades que en esta materia corresponden al Estado.

TEXTO VIGENTE5. Aprovechamientos hidráulicos, canales y regadíos, cuando las aguas discurran íntegramente dentro de Navarra y su aprovechamiento no afecte a otro territorio del Estado.         TEXTO PROPUESTO5. Aprovechamientos hidráulicos, canales y regadíos, cuando las aguas discurran íntegramente dentro de Navarra y su aprovechamiento no afecte a otro territorio del Estado. Navarra participará en la planificación hidrológica y en los órganos de gestión estatales de los recursos hídricos y de los aprovechamientos hidráulicos que pertenezcan a cuencas hidrográficas intercomunitarias, y emitirá informe preceptivo para cualquier propuesta de trasvase de cuencas que implique la modificación de los recursos hídricos de su ámbito territorial.

 6. Instalaciones de producción, distribución y transporte de energía, cuando este transporte no salga del territorio de Navarra y su aprovechamiento no afecte a otro territorio del Estado, aguas minerales, termales y subterráneas, todo ello sin perjuicio de la legislación básica del Estado sobre el régimen minero y energético.7. Investigación científica y técnica, sin perjuicio de las facultades de fomento y coordinación general que corresponden al Estado.8. Cultura, en coordinación con el Estado.9. Patrimonio histórico, artístico, monumental, arquitectónico, arqueológico y científico, sin perjuicio de las facultades del Estado para la defensa de dicho patrimonio contra la exportación y la expoliación.10. Archivos, bibliotecas, museos, hemerotecas y demás centros de depósito cultural que no sean de titularidad estatal.11. Instituciones relacionadas con el fomento y la enseñanza de la Bellas Artes.12. Artesanía.13. Promoción y ordenación del turismo.14. Promoción del deporte y de la adecuada utilización del ocio.15. Espectáculos.16. Casinos, juegos y apuestas, con exclusión de las Apuestas Mutuas Deportivo-Benéficas.17. Asistencia social.18. Desarrollo comunitario; condición femenina; política infantil, juvenil y de la tercera edad.19. Asociaciones de carácter docente, cultural, artístico, benéfico, asistencial y similares que desarrollen principalmente sus funciones en Navarra.20. Fundaciones constituidas con arreglo a las normas del Derecho Foral de Navarra.21. Estadística de interés para Navarra.22. Ferias y mercados interiores.23. Instituciones y establecimientos públicos de protección y tutela de menores y de reinserción social, conforme a la legislación general del Estado.24. Cámaras Agrarias y de la Propiedad, Cámara de Comercio e Industria, de acuerdo con los principios básicos de la legislación general y sin perjuicio de las competencias del Estado en materia de comercio exterior.25. Regulación de las denominaciones de origen y de la publicidad, en colaboración con el Estado.26. Colegios Profesionales y ejercicio de las profesiones tituladas, conforme a la legislación general.27. Cooperativas, Mutualidades no integradas en la Seguridad Social y Pósitos, conforme a la legislación general en la materia.28. Establecimiento y regulación de Bolsas de Comercio y demás centros de contratación de mercaderías y valores, de conformidad con la legislación mercantil. Artículo 45. 1. En virtud de su Régimen Foral, la actividad tributaria y financiera de Navarra se regulará por el sistema tradicional del Convenio Económico.2. En los Convenios Económicos se determinarán las aportaciones de Navarra a las cargas generales del Estado señalando la cuantía de las mismas y el procedimiento para su actualización, así como los criterios de armonización de su régimen tributario con el régimen general del Estado.3. Navarra tiene potestad para mantener, establecer y regular su propio régimen tributario, sin perjuicio de lo dispuesto en el correspondiente Convenio Económico que deberá respetar los principios contenidos en el Título Preliminar del Convenio Económico de 1969, así como el principio de solidaridad a que se refiere el artículo 1º de esta Ley Orgánica.4. Dada la naturaleza paccionada de los Convenios Económicos, una vez suscritos por el Gobierno de la Nación y la Diputación, serán sometidos al Parlamento Foral y a las Cortes Generales para su aprobación mediante ley ordinaria.5. La Deuda Pública de Navarra y los títulos valores de carácter equivalente emitidos por la Comunidad Foral tendrán a todos los efectos la consideración de fondos públicos. El volumen y características de las emisiones se establecerá en coordinación con el Estado, conforme a lo que se determina en el artículo 67 del presente Amejoramiento.6. Una ley foral regulará el patrimonio de Navarra y la administración, defensa y conservación del mismo. Artículo 46. 1. En materia de Administración Local, corresponden a Navarra:a) Las facultades y competencias que actualmente ostenta, al amparo de lo establecido en la Ley Paccionada de 16 de agosto de 1841, en el Real Decreto-Ley Paccionado de 4 de noviembre de 1925 y disposiciones complementarias.b) Las que, siendo compatibles con las anteriores, puedan corresponder a las Comunidades Autónomas o a las Provincias, conforme a la legislación básica del Estado.2. La Diputación Foral, sin perjuicio de la jurisdicción de los Tribunales de Justicia, ejercerá el control de legalidad y del interés general de las actuaciones de los Municipios, Concejos y Entidades Locales de Navarra de acuerdo con lo que disponga una ley foral. 

TEXTO VIGENTE3. Los Municipios de Navarra gozarán, como mínimo, de la autonomía que, con carácter general, se reconozca a los demás Municipios de la Nación.                 TEXTO PROPUESTO3. La organización territorial responderá a los principios de descentralización, subsidiariedad, autonomía local, equidad en la prestación de los servicios, equilibrio territorial, proximidad, eficacia y participación de los ciudadanos en los asuntos públicos. Se garantiza la autonomía de los municipios de Navarra, que no podrá ser menor que la autonomía que, con carácter general, reconozca la legislación estatal. A fin de asegurar su autonomía y su suficiencia financiera los municipios participarán en un porcentaje de la recaudación de los impuestos de Navarra, en las condiciones que establezca una ley foral.4. El municipio es el ente local básico de la organización territorial de Navarra. También formarán parte de esta organización las comarcas de acuerdo con lo que establezca una ley foral.

 Artículo 47. Es de la competencia plena de Navarra la regulación y administración de la enseñanza en toda su extensión, niveles y grados, modalidades y especialidades, sin perjuicio de lo establecido en los preceptos constitucionales sobre esta materia, de las Leyes Orgánicas que los desarrollen y de las competencias del Estado en lo que se refiere a la regulación de las condiciones de obtención, expedición y homologación de títulos académicos y profesionales y de la alta inspección del Estado para su cumplimiento y garantía. Artículo 48. 1. Navarra tiene competencia exclusiva en materia de Derecho Civil Foral.2. La conservación, modificación y desarrollo de la vigente Compilación del Derecho Civil Foral o Fuero Nuevo de Navarra se llevará a cabo, en su caso, mediante ley foral. Artículo 49. 1. En virtud de su Régimen Foral, corresponde a Navarra la competencia exclusiva sobre las siguientes materias:a) Regulación de la composición, atribuciones, organización, funcionamiento y régimen jurídico de las Instituciones Forales, así como de la elección de sus miembros, todo ello en los términos establecidos en el Título Primero de la presente Ley Orgánica.b) Régimen estatutario de los funcionarios públicos de la Comunidad Foral, respetando los derechos y obligaciones esenciales que la legislación básica del Estado reconozca a los funcionarios públicos.c) Normas de procedimiento administrativo y, en su caso, económico-administrativo que se deriven de las especialidades del Derecho sustantivo o de la organización propios de Navarra.d) Contratos y concesiones administrativas, respetando los principios esenciales de la legislación básica del Estado en la materia.e) Régimen jurídico de la Diputación Foral, de su Administración y de los entes públicos dependientes de la misma, garantizando el tratamiento igual de los administrados ante las Administraciones públicas.f) Ferrocarriles, carreteras y caminos cuyo itinerario se desarrolle íntegramente en territorio foral y, en los mismos términos, el transporte desarrollado por estos medios, así como por vía fluvial o por cable.g) Centros de contratación y terminales de carga en materia de transportes.h) Vías pecuarias. 

TEXTO VIGENTE2 Corresponde, asimismo, a Navarra la ejecución de la legislación del Estado en materia de ordenación del transporte de mercancías y viajeros que tengan su origen y destino en territorio foral, sin perjuicio de la ejecución directa que el Estado pueda reservarse.3. En todo caso, en las materias a las que se refieren los apartados anteriores, así como en todo lo relativo al tráfico y circulación, Navarra conservará íntegramente las facultades y competencias que actualmente ostenta.TEXTO PROPUESTO2 Corresponde, asimismo, a Navarra la ejecución de la legislación del Estado en las materias de seguridad vial, tráfico y circulación, y de ordenación del transporte de mercancías y viajeros que tengan su origen y destino en territorio foral, sin perjuicio de la ejecución directa que el Estado pueda reservarse.3. En todo caso, en las materias a las que se refieren los apartados anteriores, Navarra conservará íntegramente las facultades y competencias que actualmente ostenta.

 Artículo 50. 1. Navarra, en virtud de su Régimen Foral, tiene competencia exclusiva sobre las siguientes materias:a) Agricultura y ganadería, de acuerdo con la ordenación general de la economía.b) Caza; pesca fluvial y lacustre; acuicultura.c) Pastos, hierbas y rastrojeras.d) Espacios naturales protegidos y tratamiento especial de zonas de montaña, de acuerdo con la legislación básica del Estado.e) Montes cuya titularidad pertenezca a la Comunidad Foral o a los Municipios, Concejos y demás entidades administrativas de Navarra.2. Corresponde asimismo a Navarra el desarrollo legislativo y la ejecución de la legislación básica del Estado en materia de montes de propiedad de particulares. 

TEXTO VIGENTEArtículo 51. 1. Corresponde a Navarra la regulación del régimen de la Policía Foral que, bajo el mando supremo de la Diputación Foral, continuará ejerciendo las funciones que actualmente ostenta.Corresponde igualmente a la Comunidad Foral la coordinación de las Policías Locales de Navarra, sin detrimento de su dependencia de las respectivas autoridades municipales o concejiles.2. Navarra podrá ampliar los fines y servicios de la Policía Foral, en el marco de lo establecido en la correspondiente Ley Orgánica.A fin de coordinar la actuación de la Policía Foral y de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, se establecerá, en su caso, una Junta de Seguridad, formada por un número igual de representantes de la Diputación Foral y del Gobierno de la Nación. TEXTO PROPUESTOArtículo 51. 1. Corresponde a Navarra, en el marco de la legislación básica del Estado, competencia en materia de seguridad ciudadana y la regulación del régimen de la Policía Foral que, bajo el mando supremo de la Diputación Foral, ejercerá funciones de protección de personas y bienes y la garantía de libre ejercicio de los derechos y libertades.Corresponde igualmente a la Comunidad Foral la coordinación de las Policías Locales de Navarra, sin detrimento de su dependencia de las respectivas autoridades municipales o concejiles.2. Quedan reservadas a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, bajo la dependencia del Gobierno, los servicios policiales de carácter extracomunitario y supracomunitario, como la vigilancia de fronteras, aduanas, control de entrada y salida del territorio nacional de españoles y extranjeros, régimen general de extranjería, extradición y expulsión, emigración e inmigración, pasaportes, documento nacional de identidad, armas y explosivos, resguardo fiscal del Estado, contrabando y fraude fiscal y las demás funciones que resulten de las competencias que la Constitución encomienda al Estado.A fin de coordinar la actuación de la Policía Foral y de los Cuerpos yFuerzas de Seguridad del Estado, se establecerá, en su caso, una Junta de Seguridad, formada por un número igual de representantes de la Diputación Foral y del Gobierno de la Nación.3. Corresponde a Navarra la ejecución de la legislación estatal en cuanto a: a) Las funciones gubernativas sobre el ejercicio de los derechos de reunión y manifestación.b) La autorización de las empresas de seguridad privada que tengan su domicilio social en Navarra y cuyo ámbito de actuación esté limitado a su territorio, así como la inspección y sanción de las actividades de seguridad privada que se realicen en Navarra, la autorización de los centros de formación del personal de seguridad privada y la coordinación de los servicios de seguridad e investigación privadas con la Policía Foral y las Policías Locales.c) El uso de la videovigilancia y el control de sonido y grabaciones u otros medios análogos en el ámbito público efectuado por la Policía Foral o por empresas y establecimientos privados, respetando en todo caso los derechos fundamentales.

 Artículo 52. Corresponde a la Diputación Foral la competencia para efectuar los siguientes nombramientos:1. De los Notarios y Registradores de la Propiedad y Mercantiles que deban prestar servicio en Navarra. El nombramiento se hará de conformidad con las leyes del Estado, valorándose específicamente a estos efectos el conocimiento del Derecho Foral de Navarra, sin que pueda establecerse excepción alguna por razón de naturaleza o vecindad.En la fijación de las demarcaciones notariales y de las correspondientes a los Registros de la Propiedad y Mercantiles, participará la Diputación Foral a fin de acomodarlas a lo establecido en el artículo 60.2 de la presente Ley Orgánica.Igualmente participará, de acuerdo con lo previsto en las leyes del Estado, en la determinación del número de Notarios que deban ejercer su función en Navarra.2. De los Corredores de Comercio y, en su caso, de los Agentes de Cambio y Bolsa que deban prestar servicio en Navarra.El nombramiento se efectuará de conformidad con las leyes del Estado y la delimitación de las demarcaciones correspondientes se realizará con participación de la Diputación Foral. Artículo 53. 1. En materia de sanidad interior e higiene, corresponden a Navarra las facultades y competencias que actualmente ostenta, y, además, el desarrollo legislativo y la ejecución de la legislación básica del Estado.2. Dentro de su territorio, Navarra podrá organizar y administrar todos los servicios correspondientes a la materia a la que se refiere el apartado anterior y ejercerá la tutela de las instituciones, entidades y fundaciones relacionadas con las mismas.3. Sin perjuicio de lo establecido en los apartados anteriores, corresponde al Estado la coordinación y alta inspección conducente al cumplimiento de las facultades y competencias contenidas en este artículo. Artículo 54. 1. En materia de seguridad social, corresponde a Navarra:a) El desarrollo legislativo y la ejecución de la legislación básica del Estado, salvo las normas que configuran el régimen económico de la Seguridad Social.b) La gestión del régimen económico de la Seguridad Social.2. Dentro de su territorio, Navarra podrá organizar y administrar todos los servicios correspondientes a las materias a las que se refiere el apartado anterior y ejercerá la tutela de las instituciones, entidades y fundaciones relacionadas con las mismas.3. Corresponde al Estado la alta inspección conducente al cumplimiento de las facultades y competencias contenidas en este artículo. 

TEXTO VIGENTEArtículo 55. 1. Corresponde a Navarra el desarrollo legislativo y la ejecución del régimen de radiodifusión y televisión en los términos y casos establecidos en la Ley que regule el Estatuto jurídico de la Radio y la Televisión.2. Igualmente le corresponde el desarrollo legislativo y la ejecución de las normas básicas del Estado relativas al régimen de prensa y, en general, de todos los medios de comunicación social.

3. De acuerdo con lo establecido en los apartados anteriores, Navarra podrá regular, crear y mantener su propia prensa, radio y televisión, y, en general, todos los medios de comunicación social para el cumplimiento de sus fines.

                            TEXTO PROPUESTOArtículo 55. 1. Corresponde a Navarra el desarrollo legislativo y la ejecución de las normas básicas del Estado relativas al régimen de radiodifusión y televisión, prensa y, en general, de todos los medios de comunicación social.2. Corresponde a Navarra en todo caso competencia exclusiva sobre:a) La creación, modificación y supresión de los medios de comunicación social de titularidad de la Comunidad Foral, incluida la capacidad para establecer su régimen jurídico en sus distintos aspectos y para determinar sus formas de gestión y de control y su régimen económico y financiero.b) Los servicios de contenido audiovisual que se presten a través de los distintos soportes disponibles.c) Los títulos habilitantes de los operadores de servicios públicos y privados de radiodifusión televisiva y sonora y demás servicios de contenido audiovisual que utilicen cualquiera de los soportes y tecnologías disponibles.d) La definición del servicio público de radiodifusión televisiva y sonora de Navarra y su prestación a través de los distintos soportes y tecnologías disponibles, los principios y las funciones que integran la misión de servicio público para alcanzar los objetivos de universalidad, garantía del pluralismo democrático e informativo, difusión de valores sociales, culturales y educativos, proyección de la identidad, equilibrio territorial y desarrollo de las comunicaciones e industrias audiovisuales, entre otros.e) La actividad administrativa de control de los servicios de radiodifusión televisiva y sonora y demás servicios de contenido audiovisual, que incluye la inspección y el régimen sancionador.f) La planificación de las frecuencias y los parámetros técnicos basándose en                               los cuales se prestan los servicios de radiodifusión televisiva y sonora dentro del territorio de la Comunidad Foral y la planificación de la red que les sirve de soporte.3. En todo aquello que no establece el apartado anterior, corresponde a Navarra la competencia compartida dentro de los principios establecidos en la legislación básica estatal sobre medios de comunicación social.3. En materia de gestión del espectro radioeléctrico dentro del territorio de la Comunidad Foral, corresponde a Navarra la competencia ejecutiva relativa a la planificación y atribución individualizada de frecuencias para la prestación de los servicios de radiodifusión televisiva y sonora. 4. Corresponde a Navarra la competencia exclusiva sobre servicios de comunicación electrónica, que incluye en todo caso aquellos servicios de comunicación electrónica que contengan ofertas de texto, datos, sonido o imagen, que se presten mediante internet, de distribución general o a demanda, siempre y cuando el prestador de servicios tenga residencia o domicilio social en el territorio de la Comunidad Foral.

 Artículo 56. 1. De acuerdo con las bases y la ordenación de la actividad económica general y de la política monetaria, crediticia, bancaria y de seguros del Estado, corresponde a la Comunidad Foral de Navarra en los términos de los pertinentes preceptos constitucionales la competencia exclusiva en las siguientes materias:a) Planificación de la actividad económica y fomento del desarrollo económico dentro de Navarra.b) Industria, sin perjuicio de lo que determinen las normas del Estado por razones de seguridad, sanitarias o de interés militar y las normas relacionadas con las industrias que estén sujetas a la legislación de minas, hidrocarburos y energía nuclear. Queda reservada a la competencia exclusiva del Estado la autorización para transferencia de tecnología extranjera.c) Desarrollo y ejecución en Navarra de los planes establecidos por el Estado para la reestructuración de sectores industriales, de conformidad con lo establecido en los mismos.d) Comercio interior, defensa del consumidor y del usuario, sin perjuicio de la política general de precios, de la libre circulación de bienes en el territorio nacional y de la legislación sobre defensa de la competencia.e) Instituciones de crédito corporativo, público y territorial.

TEXTO VIGENTEf) Cajas de Ahorro, sin perjuicio del régimen especial de Convenios en esta materia.              TEXTO PROPUESTOf) Cajas de Ahorro,  que se extenderá a la regulación de la organización de las cajas de ahorro con domicilio social en la Comunidad Foral, y que en todo caso incluye la determinación de sus órganos rectores y la forma en que los distintos intereses sociales deben estar representados en estos órganos, el estatuto jurídico de los miembros de los órganos rectores y los demás cargos de las cajas de ahorro, el régimen jurídico de la creación, la fusión, la liquidación y el registro de las cajas de ahorro, la regulación de agrupaciones de cajas de ahorro, la supervisión del proceso de emisión y distribución de las cuotas participativas de las cajas, y la disciplina, inspección y sanción de las cajas.

 g) Sector público económico de Navarra, en cuanto no esté contemplado por otros preceptos de la presente Ley Orgánica.2. La competencia exclusiva de Navarra a que se refiere el apartado anterior se entenderá sin perjuicio del respeto a la libertad de empresa en el marco de la economía de mercado.3. Navarra participará asimismo en la gestión del sector público económico estatal, en los casos y actividades que proceda y designará, en su caso, de acuerdo con lo que establezcan las leyes del Estado, sus propios representantes en los organismos económicos, instituciones financieras y empresas públicas del Estado cuya competencia se extienda al territorio navarro y que por su naturaleza no sean objeto de transferencia. Artículo 57. En el marco de la legislación básica del Estado corresponde a Navarra el desarrollo legislativo y la ejecución de las siguientes materias:a) Sistema de responsabilidad de las administraciones públicas de Navarra.b) Expropiación forzosa, en el ámbito de sus propias competencias.c) Medio ambiente y ecología.d) Reserva al sector público de recursos o servicios esenciales, especialmente en caso de monopolio; intervención de empresas cuando lo exija el interés general.e) Ordenación del crédito, banca y seguros.f) Régimen minero y energético; recursos geotérmicos. TEXTO PROPUESTOg) Protección civil y atención de emergencias. Artículo 58. 1. Corresponde a Navarra la ejecución de la legislación del Estado en las siguientes materias:a) Penitenciaria. 

TEXTO VIGENTEb) Laboral, asumiendo las facultades y competencias y servicios de carácter ejecutivo que actualmente ostenta el Estado respecto a las relaciones laborales, sin perjuicio de la alta inspección de éste.Quedan reservadas al Estado todas las competencias sobre las migraciones interiores y exteriores y fondos de ámbito nacional y de empleo.                     TEXTO PROPUESTOb) Laboral, que en todo caso incluye las políticas activas de ocupación, las calificaciones profesionales, la intermediación laboral, el desarrollo normativo de la negociación colectiva y el registro de los convenios colectivos de trabajo de las empresas que desarrollen sus actividades en la Comunidad Foral, los procedimientos de regulación de ocupación y de actuación administrativa en materia de traslados colectivos, la prevención de riesgos laborales y la seguridad y salud en el trabajo, la potestad sancionadora de todas las infracciones del orden social, la determinación de los servicios mínimos de las huelgas que tengan lugar en Navarra, la ordenación, el control, la coordinación y el seguimiento de la gestión de las mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, la gestión de las políticas pasivas, incluyendo la gestión de las prestaciones de paro y el reconocimiento y pago de las prestaciones, la creación y regulación de los instrumentos de conciliación, mediación y arbitraje laborales y la determinación con carácter anual del calendario de días festivos.

 c) Propiedad intelectual e industrial.d) Pesas y medidas. Contraste de metales.e) Ferias internacionales que se celebren en Navarra.f) Aeropuertos de interés general, cuando el Estado no se reserve su gestión directa.g) Establecimientos y productos farmacéuticos.h) Vertidos industriales y contaminantes.i) Archivos, bibliotecas, museos y demás centros análogos de titularidad estatal, cuya ejecución no se reserve el Estado.2. Corresponde asimismo a la Comunidad Foral la ejecución dentro de su territorio de los Tratados y Convenios Internacionales en lo que afecten a las materias propias de la competencia de Navarra.
TEXTO PROPUESTOArtículo 58 bis. 1. Corresponde a Navarra en materia de inmigración: a) La competencia exclusiva en materia de primera acogida de las personas inmigradas, que incluirá las actuaciones socio-sanitarias y de orientación. b) El desarrollo de la política de integración de las personas inmigradas en el marco de sus competencias.c) El establecimiento y la regulación de las medidas necesarias para la integración social y económica de las personas inmigradas y para su participación social.d) El establecimiento por ley foral de un marco de referencia para la acogida e integración de las personas inmigradas.e) La promoción y la integración de las personas regresadas y la ayuda a las mismas, impulsando las políticas y las medidas pertinentes que faciliten su regreso a Navarra.2. Corresponde a Navarra la competencia ejecutiva en materia de autorización de trabajo de los extranjeros cuya relación laboral se desarrolle en su territorio. Esta competencia, que se ejercerá en necesaria coordinación con la que corresponde al Estado en materia de entrada y residencia de extranjeros, incluye: a) La tramitación y resolución de las autorizaciones iniciales de trabajo por cuenta propia o ajena.b) La tramitación y la resolución de los recursos presentados con relación a los expedientes a que se refiere la letra a) y la aplicación del régimen de inspección y sanción. 3. Corresponde a Navarra la participación en las decisiones del Estado sobre inmigración con especial trascendencia para la Comunidad Foral y, en particular, la participación preceptiva previa en la determinación del contingente de trabajadores extranjeros. CAPÍTULO III.—La Administración de Justicia en Navarra 

TEXTO VIGENTEArtículo 59. 1. Se establecerá en Navarra un Tribunal Superior de Justicia en el que culminará la organización judicial en el ámbito territorial de la Comunidad Foral y ante el que, sin perjuicio de la jurisdicción que corresponde al Tribunal Supremo, se agotarán las sucesivas instancias procesales.2. En el Tribunal Superior de Justicia de Navarra se integrará la Audiencia Territorial de Pamplona.TEXTO PROPUESTOArtículo 59.  Se establecerá en Navarra un Tribunal Superior de Justicia en el que culminará la organización judicial en el ámbito territorial de la Comunidad Foral y ante el que, sin perjuicio de la jurisdicción para unificación de doctrina que corresponda al Tribunal Supremo, se agotarán las sucesivas instancias procesales.


 

TEXTO VIGENTEArtículo 60. En relación con la Administración de Justicia, exceptuada la Jurisdicción Militar, corresponde a Navarra:1. Ejercer todas las facultades que las Leyes Orgánicas del Poder Judicial y del Consejo General del Poder Judicial reconozcan o atribuyan al Gobierno del Estado.2. Participar en la delimitación de las demarcaciones territoriales de los órganos jurisdiccionales que ejerzan sus funciones en Navarra y en la localización de su capitalidad.                               TEXTO PROPUESTO Artículo 60. 1. En relación con la Administración de Justicia, exceptuada la Jurisdicción Militar, corresponde a Navarra:a) La delimitación de las demarcaciones territoriales de los órganos jurisdiccionales que ejerzan sus funciones en Navarra y la localización de su capitalidad.b) El régimen del personal al servicio de la Administración de Justicia en Navarra, de acuerdo con el marco establecido por la legislación básica del Estado, que se integrará en el sistema de función pública de la Comunidad Foral.c) Participar en la convocatoria de oposiciones y concursos para cubrir las plazas vacantes de Magistrados, Jueces y  Fiscales en Navarra, de acuerdo con el Consejo General del Poder Judicial.d) Los medios materiales de la Administración de Justicia en Navarra, incluyendo la creación, diseño, organización, dotación y gestión de las oficinas judiciales y los órganos y servicios de apoyo a los órganos jurisdiccionales.e) La ordenación de los servicios de justicia gratuita y de orientación jurídica gratuita.f) Todas las restantes funciones y facultades que la Ley Orgánica del Poder Judicial reconozca al Gobierno del Estado con relación a la Administración de Justicia en Navarra.2. Las instituciones de la Comunidad Foral ejercerán sus competencias en esta materia con la finalidad de asegurar la protección de los derechos y libertades a través de una Administración de Justicia con los suficientes medios personales y materiales para garantizar su rapidez y cercanía al ciudadano.


 

TEXTO VIGENTEArtículo 61. 1. La competencia de los órganos jurisdiccionales radicados en Navarra se extiende:a) En el orden civil, a todas las instancias y grados, incluidos los recursos de casación y revisión en las materias de Derecho Civil Foral de Navarra.b) En el orden penal y social, a todas las instancias y grados, con excepción de los recursos de casación y revisión. c) En el orden contencioso-administrativo a todas las instancias y grados cuando se trate de actos dictados por la Administración Foral. Cuando se trate de actos dictados por la Administración del Estado en Navarra, se estará a lo dispuesto en la Ley de Jurisdicción contencioso-administrativa.d) A las cuestiones de competencia entre órganos judiciales radicados en Navarra.e) A los recursos sobre calificación de documentos referentes al Derecho Foral de Navarra que deban tener acceso a los Registros de la Propiedad.2. En las restantes materias se podrán interponer ante el Tribunal Supremo los recursos que, según las leyes del Estado, sean procedentes.TEXTO PROPUESTO Artículo 61. 1. La competencia de los órganos jurisdiccionales radicados en Navarra se extiende:a) En el orden civil, a todas las instancias y grados, incluidos los recursos de casación y revisión en las materias de Derecho Civil Foral de Navarra.b) En el orden penal y social, a todas las instancias y grados, incluidos los recursos de casación y revisión cuando así lo prevea la legislación estatal. c) En el orden contencioso-administrativo, a los recursos que se deduzcan contra los actos y disposiciones de las Administraciones públicas, incluidos los recursos de revisión y de casación en los términos que establezca la legislación estatal.d) A las cuestiones de competencia entre órganos judiciales radicados en Navarra.e) A los recursos sobre calificación de documentos referentes al Derecho Foral de Navarra que deban tener acceso a los Registros de la Propiedad.2. En las restantes materias se podrán interponer ante el Tribunal Supremo los recursos que, según las leyes del Estado, sean procedentes.

 Artículo 62. 1. El Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra será nombrado por el Rey, a propuesta del Consejo General del Poder Judicial.2. El nombramiento de los Magistrados, Jueces y Secretarios que deban prestar servicio en Navarra se efectuará en la forma prevista en las Leyes Orgánicas del Poder Judicial y del Consejo General del Poder Judicial. 

TEXTO VIGENTE3. El nombramiento del restante personal al servicio de la Administración de Justicia que deba prestar servicio en Navarra se efectuará en la forma prevista en la legislación general del Estado.TEXTO PROPUESTOSuprimido.    


 

TEXTO VIGENTEArtículo 63. 1. A instancia de la Diputación, el órgano competente convocará, de acuerdo con lo que disponga la Ley Orgánica del Poder Judicial, los concursos y oposiciones precisos para la provisión de vacantes de Magistrados, Jueces, Secretarios y restante personal al servicio de la Administración de Justicia que deba prestar servicio en Navarra.2. En las referidas pruebas selectivas se valorará específicamente la especialización en Derecho Foral de Navarra, sin que pueda establecerse excepción alguna por razón de naturaleza o vecindad.TEXTO PROPUESTOArtículo 63. 1. Los órganos competentes de la Administración de la Comunidad Foral participarán en los tribunales y comisiones de selección de los concursos y oposiciones precisos para la provisión de vacantes de Magistrados, Jueces y Fiscales que deban prestar servicio en Navarra.2. En las referidas pruebas selectivas se valorará específicamente la especialización en Derecho Foral de Navarra y el conocimiento de las lenguas oficiales de Navarra, sin que pueda establecerse excepción alguna por razón de naturaleza o vecindad.

 TEXTO PROPUESTOArtículo 63 bis. 1. El Consejo de Justicia de Navarra es el órgano de gobierno del poder judicial en Navarra. Actúa como órgano desconcentrado del Consejo General del Poder Judicial, sin perjuicio de las competencias de este último, de acuerdo con lo previsto en la Ley Orgánica del Poder Judicial.2. Las atribuciones del Consejo de Justicia de Navarra son, además de las que establezcan la Ley Orgánica del Poder Judicial u otras leyes o las que le delegue el Consejo General del Poder Judicial, las siguientes: a) Participar en la designación del Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, así como en la de los Presidentes de Sala de dicho Tribunal Superior y de la Audiencia Provincial.b) Proponer al Consejo General del Poder Judicial y expedir los nombramientos y los ceses de los Jueces y Magistrados incorporados a la carrera judicial temporalmente con funciones de asistencia, apoyo o sustitución, así como determinar la adscripción de estos Jueces y Magistrados a los órganos judiciales que requieran medidas de refuerzo.c) Instruir expedientes y, en general, ejercer las funciones disciplinarias sobre Jueces y Magistrados en los términos previstos por las leyes.d) Participar en la planificación de la inspección de juzgados y tribunales, ordenar, en su caso, su inspección y vigilancia y realizar propuestas en este ámbito, atender a las órdenes de inspección de los juzgados y tribunales que inste el Gobierno y dar cuenta de la resolución y de las medidas adoptadas.e) Informar sobre los recursos de alzada interpuestos contra los acuerdos de los órganos de gobierno de los tribunales y juzgados de Navarra.f) Precisar y aplicar, cuando proceda, en el ámbito de Navarra, los reglamentos del Consejo General del Poder Judicial.g) Informar sobre las propuestas de revisión, delimitación y modificación de las demarcaciones territoriales de los órganos jurisdiccionales y sobre las propuestas de creación de secciones y juzgados.h) Presentar una memoria anual al Parlamento de Navarra sobre el estado y el funcionamiento de la Administración de Justicia.3. Las resoluciones del Consejo de Justicia de Navarra en materia de nombramientos, autorizaciones, licencias y permisos deben adoptarse de acuerdo con los criterios aprobados por el Consejo General del Poder Judicial.4. El Consejo de Justicia de Navarra debe comunicar al Consejo General del Poder Judicial las resoluciones que dicte y las iniciativas que emprenda y debe facilitar la información que le sea pedida. Los actos del Consejo de Justicia de Navarra serán recurribles en alzada ante el Consejo General del Poder Judicial, salvo que hayan sido dictados en el ejercicio de competencias de la Comunidad Foral. Los actos que no sean impugnables en alzada ante el Consejo General del Poder Judicial pueden impugnarse jurisdiccionalmente.5. El Consejo de Justicia de Navarra está integrado por el Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, que lo preside, y por los miembros que se nombren, de acuerdo con lo previsto por la Ley Orgánica del Poder Judicial, entre Jueces, Magistrados, Fiscales o juristas de reconocido prestigio. El Parlamento de Navarra designa a los miembros del Consejo que determine la Ley Orgánica del Poder Judicial.6. El Consejo de Justicia de Navarra aprueba su reglamento interno de organización y funcionamiento, de acuerdo con la normativa aplicable. 

CAPÍTULO IV.—Relaciones con la Administración del Estado

 Artículo 64. En virtud de lo establecido en el párrafo primero de la Disposición Adicional Primera de la Constitución y en el artículo segundo de la presente Ley, las relaciones entre la Administración del Estado y la Comunidad Foral referentes a sus respectivas facultades y competencias se establecerán conforme a la naturaleza del Régimen Foral y deberán formalizarse, en su caso, mediante una disposición del rango que corresponda. Artículo 65. La Administración del Estado y la Administración Foral podrán celebrar Convenios de Cooperación para la gestión y prestación de obras y servicios de interés común. Artículo 66. Un Delegado nombrado por el Gobierno de la Nación dirigirá la Administración del Estado en Navarra y la coordinará, cuando proceda, con la Administración Foral. 

TEXTO VIGENTE Artículo 67. La Administración del Estado y la Diputación Foral colaborarán para la ordenada gestión de sus respectivas facultades y competencias, a cuyo efecto se facilitarán mutuamente las informaciones oportunas.                                       TEXTO PROPUESTOArtículo 67. 1. La Administración del Estado y la de la Comunidad Foral colaborarán para la ordenada gestión de sus respectivas facultades y competencias, a cuyo efecto se facilitarán mutuamente las informaciones oportunas.2. Las instituciones de la Comunidad Foral participarán, de acuerdo con los términos establecidos por la legislación aplicable, en los procesos de designación de los miembros de los órganos de dirección del Banco de España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores, la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, Tribunal de Cuentas, el Consejo Económico y Social, la Agencia Tributaria, la Comisión Nacional de Energía, la Agencia Española de Protección de Datos, el Consejo de Radio y Televisión, o de los organismos que eventualmente les sustituyan, y de los demás organismos estatales que ejerzan funciones de autoridad reguladora sobre materias de relevancia económica y social relacionadas con las competencias de Navarra, así como de los organismos económicos y energéticos, de las instituciones financieras y de las empresas públicas del Estado cuya competencia se extienda al territorio de Navarra.

TEXTO VIGENTEArtículo 68. La Diputación será informada por el Gobierno de la Nación en la elaboración de los Tratados y Convenios, así como de los proyectos de la legislación aduanera en cuanto afecten a materias de específico interés para Navarra.                                  TEXTO PROPUESTOArtículo 68. 1. La Diputación será informada por el Gobierno de la Nación en la elaboración de los Tratados y Convenios, así como de los proyectos de la legislación aduanera en cuanto afecten a materias de específico interés para Navarra.

2. En las materias que sean competencia exclusiva de Navarra y en las cuales sean de aplicación normas de la Unión Europea, corresponde en todo caso a las instituciones de la Comunidad Foral el derecho a participar en el proceso de elaboración de dichas normas a través de los procedimientos adecuados en cada caso, y como mínimo de los siguientes:

a) Recibir la misma  información que sea recibida por las Cortes Generales.b) Ser oídas en el proceso de elaboración de dictámenes que las Cortes Generales dirijan a las instituciones de la Unión Europea.c) Estar representadas, directamente o en unión de otras Comunidades Autónomas, en la Representación Permanente de España ante la Unión Europea, en la representación ministerial de España en el Consejo de la Unión Europea y  en los grupos de trabajo del mismo Consejo. En todo caso, la representación será directa en los asuntos que afecten al régimen de Convenio Económico.3. En el resto de materias de competencia de Navarra las instituciones de la Comunidad Foral podrán participar en el proceso de elaboración de normas de la Unión Europea a través de los procedimientos que se establezcan con carácter general para las Comunidades Autónomas.

 Artículo 69. Todas las discrepancias que se susciten entre la Administración del Estado y la Comunidad Foral de Navarra respecto a la aplicación e interpretación de la presente Ley Orgánica, serán planteadas y, en su caso, resueltas por una Junta de Cooperación integrada por igual número de representantes de la Diputación Foral y de la Administración del Estado, sin perjuicio de la legislación propia del Tribunal Constitucional y de la Administración de Justicia. 

CAPÍTULO V.—Convenios y Acuerdos de Cooperación con las Comunidades Autónomas

 Artículo 70. 1. Navarra podrá celebrar Convenios con las Comunidades Autónomas para la gestión y prestación de servicios propios correspondientes a materias de su exclusiva competencia.Dichos Convenios entrarán en vigor a los treinta días de su comunicación a las Cortes Generales, salvo que éstas acuerden en dicho plazo que, por su contenido, el Convenio debe seguir el trámite previsto en el apartado tercero para los Acuerdos de Cooperación.2. Navarra podrá celebrar Convenios con la Comunidad Autónoma del País Vasco y con las demás Comunidades Autónomas limítrofes para la gestión y prestación de servicios propios correspondientes a las materias de su competencia.Dichos Convenios entrarán en vigor a los veinte días de su comunicación a las Cortes Generales.1.      Previa autorización de las Cortes Generales, Navarra podrá establecer Acuerdos de Cooperación con la Comunidad Autónoma del País Vasco y con otras Comunidades Autónomas.2.       

TÍTULO III.—DE LA REFORMA

 

TEXTO VIGENTE

Artículo 71. 1. Dada la naturaleza jurídica del Régimen Foral, el Amejoramiento al que se refiere la presente Ley Orgánica es inmodificable unilateralmente.

2. La reforma del mismo se ajustará, en todo caso, al siguiente procedimiento:

a) La iniciativa corresponderá a la Diputación Foral o al Gobierno de la Nación.

b) Tras las correspondientes negociaciones, la Diputación Foral y el Gobierno formularán, de común acuerdo, la propuesta de reforma, que será sometida a la aprobación del Parlamento Foral y de las Cortes Generales, por el mismo procedimiento

seguido para la aprobación de la presente Ley Orgánica.3. Si la propuesta de reforma fuese rechazada, continuará en vigor el régimen jurídico vigente con anterioridad a su formulación.   TEXTO PROPUESTOArtículo 71. 1. Dada la naturaleza jurídica del Régimen Foral, el Amejoramiento al que se refiere la presente Ley Orgánica es inmodificable unilateralmente.2. La reforma del mismo se ajustará, en todo caso, al siguiente procedimiento:a) La iniciativa corresponderá a la Diputación Foral o al Gobierno de la Nación. También corresponde al Parlamento de Navarra y a las Cortes Generales, mediante la aprobación de unas bases de negociación que contengan mención de los apartados a reformar y los principios que debe seguir la reforma y de un acuerdo instando al inicio de negociaciones.b) Tras las correspondientes negociaciones, la Diputación Foral y el Gobierno formularán, de común acuerdo, la propuesta de reforma, que será sometida a la aprobación del Parlamento Foral y de las Cortes Generales en procedimiento de lectura única.       c)La propuesta será finalmente sometida a ratificación por el pueblo navarro mediante referéndum.3. Si la propuesta de reforma fuese rechazada, continuará en vigor el régimen jurídico vigente con anterioridad a su formulación. 

 

DISPOSICIONES ADICIONALES

 1.ª La aceptación del régimen establecido en la presente Ley Orgánica no implica renuncia a cualesquiera otros derechos originarios e históricos que pudieran corresponder a Navarra, cuya incorporación al ordenamiento jurídico se llevará a cabo, n su caso, conforme a lo establecido en el artículo 71. 2.ª El Parlamento será el órgano foral competente para:a) Ejercer la iniciativa a que se refiere la Disposición Transitoria Cuarta de la Constitución.b) Ejercer, en su caso, la iniciativa para la separación de Navarra de la Comunidad Autónoma a la que se hubiese incorporado. 3.ª La Comunidad Foral de Navarra se subrogará en todos los derechos y obligaciones de la actual Diputación Foral, en cuanto Corporación Local.Serán respetados todos los derechos adquiridos de cualquier orden y naturaleza que tengan los funcionarios y personal de dicha Diputación y de las Instituciones dependientes de la misma.
 

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

 

TEXTO VIGENTE

1.ª 1. Hasta que no entre en vigor la ley foral a la que se refiere el artículo 15.2, la elección del Parlamento de Navarra se realizará conforme a las siguientes normas:a) La elección será convocada por la Diputación Foral, previo acuerdo con el Gobierno de la Nación, y se celebrará en el período comprendido entre el 1 de febrero y el 31 de mayo de 1983.b) El Parlamento estará integrado por cincuenta Parlamentarios que serán elegidos por sufragio universal, libre, igual, directo y secreto en una única circunscripción electoral que comprenderá todo el territorio de Navarra.c) A los efectos de la atribución de escaños, no serán tenidas en cuenta las listas que no hubiesen obtenido, por lo menos, el cinco por ciento de los votos válidos emitidos.d) En todo aquello que no esté previsto en la presente Disposición Transitoria, se estará a lo dispuesto en la legislación reguladora de la elección de los miembros del Congreso de los Diputados de las Cortes Generales. No será de aplicación lo dispuesto en el artículo 4º, apartado 2, letra a), del Real Decreto-Ley 20/1977, de 18 de marzo.2. La constitución, organización y funcionamiento del Parlamento elegido conforme a lo establecido en el apartado anterior, se regirá por lo dispuesto en la presente Ley Orgánica y en el Reglamento de la Cámara.   TEXTO PROPUESTOSe suprime                                      


 

TEXTO VIGENTE

2.ª Hasta que no entre en vigor la ley foral a la que se refiere el artículo 25, se observarán las siguientes normas:a) Dentro de los quince días naturales siguientes a la publicación en el Boletín Oficial del Estado del Real Decreto de nombramiento del Presidente de la Diputación Foral, éste designará a los Diputados Forales cuyo número no podrá ser inferior a siete ni superior a once. El Presidente asignará a los Diputados Forales las titularidades que correspondan en relación con las materias propias de la competencia de la Comunidad Foral y podrá designar, de entre los Diputados Forales, hasta dos Vicepresidentes.b) El régimen jurídico y funcionamiento de la Diputación Foral se ajustará a lo establecido en el Reglamento al que se refiere el apartado cuarto de la Disposición Transitoria Sexta, con las modificaciones que en el mismo puedan introducirse por el mismo procedimiento seguido para su aprobación.TEXTO PROPUESTOSe suprime                       

 3.ª Mientras las Cortes Generales o el Parlamento de Navarra no aprueben las disposiciones a las que se refiere la presente Ley Orgánica, continuarán en vigor las leyes y disposiciones del Estado que regulen las materias que deban ser objeto de aquéllas, sin perjuicio de las facultades y competencias que corresponden a Navarra. 4.ª La transferencia a Navarra de los servicios relativos a las facultades y competencias que, conforme a la presente Ley Orgánica, le corresponden se ajustará a las siguientes bases:1. Previo acuerdo con la Diputación Foral, las transferencias se llevarán a cabo por el Gobierno de la Nación y se promulgarán mediante Real Decreto, que se publicará simultáneamente en los Boletines Oficiales del Estado y de Navarra.2. En virtud de dichos Acuerdos, se transferirán a Navarra los medios personales y materiales necesarios para el pleno y efectivo ejercicio de las facultades y competencias a que se refieran.3. A los funcionarios de la Administración del Estado o de otras Administraciones Públicas que, estando adscritos a los servicios que sean objeto de transferencia, pasen a depender de la Comunidad Foral, les serán respetados los derechos que les correspondan en el momento de la transferencia, incluso el de participar en los concursos de traslado que convoque la Administración respectiva, en igualdad de condiciones con los restantes miembros del cuerpo o escala a que pertenezcan.4. La transferencia a la Comunidad Foral de bienes o derechos estará exenta de toda clase de gravámenes fiscales.El cambio de titularidad en los contratos de arrendamiento de locales para oficinas públicas de los servicios que sean objeto de transferencia, no dará derecho al arrendador a extinguir o renovar el contrato.5. A los efectos de la adecuada financiación de los servicios que se traspasen a Navarra, se realizará la valoración de los mismos de conformidad con las disposiciones generales del Estado, teniendo en cuenta los costes directos e indirectos y los gastos de inversión que correspondan, para que surta, sobre la aportación económica de la Comunidad Foral a las cargas generales del Estado, los efectos que prevea el Convenio Económico.6. Mientras no se produzcan las transferencias a las que se refiere la presente Disposición Transitoria, la Administración del Estado continuará prestando los servicios públicos relativos a las mismas, sin que ello implique renuncia por parte de Navarra a la titularidad de las correspondientes facultades y competencias.7. Se autoriza al Gobierno para transferir a Navarra, en su caso, los montes de titularidad del Estado cuya administración y gestión corresponde actualmente a la Diputación Foral, en la forma y condiciones que se fijen en el correspondiente Convenio. 

TEXTO VIGENTE5.ª 1. El actual Parlamento Foral asumirá las facultades y competencias que se le reconocen en la presente Ley Orgánica, con excepción de la que se contempla en el artículo 35 de la misma.2. Los actuales Parlamentarios Forales no gozarán de las prerrogativas a las que se refieren los artículos 13.2 y 14 de la presente Ley Orgánica, ni podrán ejercer la iniciativa legislativa prevista en el artículo 19.1 b) de la misma.3. La organización y funcionamiento del actual Parlamento Foral se ajustará a lo establecido en su vigente Reglamento, hasta que éste sea modificado en cumplimiento de lo previsto en la presente Ley Orgánica.No obstante, serán de inmediata aplicación los preceptos de la misma relativos a la organización y funcionamiento del Parlamento Foral que no precisen de ulterior desarrollo en el Reglamento de la Cámara.TEXTO PROPUESTOSe suprime                     



TEXTO VIGENTE6.ª 1. No serán de aplicación al actual Presidente de la Diputación Foral ni a los actuales Diputados Forales las disposiciones contenidas en los artículos 23.2, 27, 30.2, 31 y 34 de la presente Ley Orgánica.2. No será aplicable a la actual Diputación Foral lo establecido en el artículo 28.1 de la presente Ley Orgánica ni la ley foral que, en su caso, se dicte en cumplimiento de lo previsto en el artículo 25 de la misma.3. El Presidente y los restantes miembros de la actual Diputación Foral continuarán en el ejercicio de sus funciones hasta la toma de posesión de los miembros de la nueva Diputación.4. El régimen jurídico y funcionamiento de la actual Diputación Foral se ajustará a lo establecido en su vigente Reglamento Provisional de Régimen Interior, con las modificaciones que en éste puedan introducirse por el mismo procedimiento seguido para su aprobación. TEXTO PROPUESTOSe suprime                        


 

TEXTO VIGENTE7.ª En lo relativo a televisión, la aplicación del apartado 3 del artículo 55 de la presente Ley Orgánica supone que el Estado otorgará en régimen de concesión a la Comunidad Foral la utilización de un tercer canal de titularidad estatal, que debe crearse para su emisión en el territorio de Navarra, en los términos que prevea la citada concesión.Hasta la puesta en funcionamiento efectivo de este tercer canal, Radiotelevisión Española (RTVE), articulará, a través de su organización en el territorio de la Comunidad Foral, un régimen transitorio de programación específica para el mismo quese emitirá por la Segunda Cadena (UHF). El coste de esta programación se entenderá como base para la determinación de la subvención que pudiera concederse a la Comunidad Foral durante los dos primeros años de funcionamiento del nuevo canal a que se refiere la presente Disposición Transitoria.TEXTO PROPUESTOSe suprime                       

 

DISPOSICIÓN FINAL

 1. Continuarán en vigor la Ley de 25 de Octubre de 1839, la Ley Paccionada de 16 de agosto de 1841 y disposiciones complementarias, en cuanto no se opongan a lo establecido en la presente Ley Orgánica.2. La presente Ley Orgánica entrará en vigor el mismo día de su publicación en el “Boletín Oficial del Estado”. 
< Anterior   Siguiente >