Noticias

IUN-NEB rechaza la reforma fiscal de UPN/CDN y propondrá la creación de un impuesto para ricos como el que acaba de ser aprobado por el gobierno alemán

lunes, 03 de julio de 2006
  • Un nuevo tipo máximo especial en el irpf para  rentas anuales superiores a 90.000 euros del 49%, cinco puntos superior al actual tipo máximo del impuesto
  • El nuevo tipo especial para ricos supondría un incremento de la recaudación no inferior a los 50 millones de euros
  • La rebaja media del 8,5% que proponen es un ataque directo a la financiación del gasto y la inversión social: menos dinero para invertir en la educación y sanidad públicas, en bienestar social o vivienda

 

Los 71 millones de euros que nos costará esta reforma si es aprobada como plantea la derecha suponen casi cinco veces más dinero que todo lo que se invertirá en 2006 en la construcción y reforma de centros escolares públicos (15 millones) o cerca de tres veces más dinero de todo lo que invertirá en 2006 todo el Departamento de Salud (25 millones).

Además, la reforma en contra de lo que afirma el Gobierno beneficia más a los que más ganan y menos a las rentas medias y bajas. No sólo porque éstas últimas son las que más necesitan de las políticas públicas que van a ver reducidas aún más sus posibilidades de financiación (educación, sanidad, vivienda, bienestar social...) sino también por el injusto y desigual  reparto de los 71 millones de euros de reducción de la recaudación.

Así, los propios datos suministrados por el Gobierno de Navarra reconocen que en el 78% de los contribuyentes (aquellos con ingresos inferiores a 24.000 euros) se concentra tan sólo el 66% del coste recaudatorio (47 millones de euros) mientras que el 22% restante (ingresos superiores a 24.000 euros) se beneficiará del 33% de la rebaja ( 23 millones y medio de euros).

En definitiva, mientras el ahorro de un trabajador con rentas medias apenas alcanzará los 150 euros, los tramos de renta superior a 24.000 euros dejarán de pagar desde un mínimo de 500 euros hasta bastantes miles de las rentas más altas.

Es decir, tanto por la degradación que va a conllevar en la calidad de los servicios públicos como por el reparto de los 71 millones de euros esta reforma sólo puede ser calificada como de derechas, injusta y regresiva.

Con estas políticas sólo cabe esperar por una parte menos escuelas, menos hospitales, menos viviendas sociales, menos bienestar social y por otra parte más gasto y consumo suntuario y más inversión inmobiliaria especulativa por parte de aquellas rentas más altas a las que beneficia especialmente esta reforma.

Desde IUN-NEB finalmente consideramos cada día más urgente y prioritario el cambiar radicalmente la política fiscal de la derecha en beneficio de los intereses generales de la sociedad navarra, en beneficio de los intereses de la mayoría de la sociedad navarra. 

Gabinete de Prensa

 

< Anterior   Siguiente >