Documentos

Consejo político 03.04.2004

  1.-  Constitución de la Mesa.

Se constituye con Ion Erro, Pedro Esparza, Ana Figueras y Javier Villalobos, siendo esta aprobada por asentimiento.

 

 

2.- Debate del Informe Político.

Presentado el informe por el Coordinador General, Ion Erro. Seguidamente, toman la palabra Javier Eusa, Miguel Angel Hernández, Santi Marcos, Maite Mola, Carlos Cutrín, Paco Jiménez, Idoia Saralegui, Javier Jimeno, Félix Martínez, Pedro Esparza, José Miguel Nuin, José Vicente Azpilicueta, Iñaki Fernández, Domingo Talens, Félix Taberna, Pedro Vázquez y Eduardo Perez. Como cierre del turno de intervenciones, toma la palabra el Coordinador General que asume diferentes aportaciones producidas durante el debate. Estas se reflejarán en el informe definitivo. Finalmente, el Informe Político resultante recibe el aval de 40 votos afirmativos, ninguno en contra y 7 abstenciones.

 

3.- Elección de los representantes de IUN-NEB al Consejo Político Federal de IU.

Se presenta una única candidatura formada por:

 

  • Juan Carlos Reinaldos

  • Iván Fernández Deán

  • Javier Jimeno Torres

 

En el turno de palabras de este punto intervienen Maite Mola, Félix Taberna y Ion Erro. La candidatura es sometida a votación, siendo esta aprobada por unanimidad.


INFORME POLITICO

(Aprobado por 40 votos a favor, 0 en contra y 7 abstenciones)

 

Este es el primer informe político tras la 6ª Asamblea de Navarra, que aprobó un documento político y renovó la dirección de IUN-NEB. Y también es el primer Consejo tras las últimas Elecciones Generales.

 

Estos dos aspectos configuran el contexto que debe analizar este Consejo y que debe impulsar la iniciativa política de IUN-NEB hacia el futuro desde objetivos claros, realistas y que impliquen activamente al conjunto de la organización.

 

La 6ª Asamblea se desarrolló desde el debate político con el objetivo de un nuevo impulso al proyecto de izquierdas, transformador, anticapitalista, alternativo, ecopacifista y por el diálogo que representa IU en Navarra. Este debate se supo canalizar desde la pluralidad en el debate y la concreción unitaria en la propuesta política y en unas candidaturas elaboradas desde el consenso interno.

 

IU es la convergencia política y social para otra forma de hacer política a través de una alianza roja, verde y violeta, más allá de la forma de partido tradicional y de los frentes electorales. IU concreto esta estrategia desde su autonomía política, crítica con lo existente, fundamentada programáticamente, plural ideológicamente y como movimiento político y social en lo organizativo.

 

Este ejercicio de consenso, de unidad, de integración hace a IUN-NEB más fuerte y más firme para desarrollar el proyecto de cambio que proponemos; y es el que permite encarar los retos y desafíos que tenemos con más fortaleza.

 

Ahora es el momento en el que tenemos que diseñar y aplicar la estrategia política y organizativa como IUN-NEB para hacer posible en el 2007 que esa otra Navarra sea posible. Tenemos que trabajar fuerte y con la ilusión de que es posible otra forma de hacer política en Navarra.

 

IUN-NEB se plantea la necesidad de incorporar a la agenda política y social de la ciudadanía la igualdad y la solidaridad como elementos básicos para el desarrollo político de una alternativa. Debemos desarrollar los derechos sociales, la democracia participativa, el respeto al medio ambiente y la paz.

 

Denunciamos que el desarrollo económico no está sirviendo para aumentar la justicia social y medioambiental en Navarra. El no aumento  de los derechos sociales y ciudadanos es lo que crea espacios  para el enfrentamiento, el autoritarismo y el individualismo.

 

IU quiere una Navarra más próspera y más justa, que se desarrolle con la participación de la sociedad, queremos implantar la democracia ciudadana (presupuestos participativos, consultas populares, referendums), hacer que protagonicen los debates políticos los problemas de la gente.

 

No soportamos más globos sonda en materia de vivienda: el Gobierno de Navarra no tiene capacidad para impulsar una política que solucione la demanda social en materia de vivienda protegida. Esta situación de alarma social sólo se puede parar desde la intervención pública en el suelo y en la promoción de viviendas. 9 meses después de constituido el Gobierno sólo tenemos palabras, ningún hecho. IUN-NEB ha puesto en marcha un grupo de trabajo que va a elaborar un proyecto de ley de vivienda para Navarra.

 

En materia de educación, IUN-NEB exige al Gobierno foral que no se desarrollen en Navarra las medidas educativas (LOCE, LOU, ...) impuestas por el PP, en claro detrimento de la calidad de la enseñanza pública y de su laicidad. IU se comprometerá a modificar esta contrarreforma educativa en la nueva situación política creada tras el 14-M, como una de sus prioridades.

 

IU ha establecido el marco  de desarrollo  del autogobierno de Navarra en un Estado federal solidario. Desde la izquierda reivindicamos la soberanía de los ciudadanos y de sus derechos frente a las construcciones nacionales que levantan murallas. Nuestra propuesta federalista abre las murallas del centralismo y del separatismo, integra la diversidad y respeta la decisión  de sus integrantes. Esta es otra prioridad desde el impulso a la Ponencia sobre Autogobierno que se ha aprobado, a iniciativa de IUN-NEB, en el Parlamento de Navarra. Debemos liderar políticamente este proceso para conseguir una Navarra más integrada, más democrática y más plural.

 

Desde IUN pedimos al PSOE que retire los recursos  de inconstitucionalidad contra leyes navarras. El nuevo Gobierno estatal debe retirar los recursos presentados por el anterior Gobierno del PP a 5 leyes, de contenido social y medioambiental, aprobadas por el Parlamento de Navarra en materia de 35 horas, viudas, parejas de hecho, Bardenas y Grandes Superficies.

 

En materia de desarrollo sostenible, IUN denuncia el clamoroso incumplimiento de la limitación   de emisiones de gases contaminantes  de efecto invernadero en Navarra. El propio Gobierno foral reconoce que se ha triplicado en Navarra la emisión con respecto a lo establecido en el Protocolo  de Kyoto (no superar en más de un 15% las emisiones con respecto a 1990; Navarra lo supera en un 42%). Exigimos al Gobierno de Navarra que adopte las medidas necesarias para reducir estas emisiones y cumplir Kyoto. En ese sentido, hacemos un llamamiento a la movilización institucional y social  para denunciar y paralizar el intento  de duplicar la producción eléctrica de las Centrales Térmicas  de Castejón, que son los centros  de mayor contaminación  de CO2  de Navarra.

 

También hemos puesto en marcha un grupo que está trabajando las alegaciones a presentar a la Estrategia Territorial de Navarra.

 

En el orden interno, se han acordado las responsabilidades de la Comisión Ejecutiva, que son las de Organización y Finanzas, Áreas, Política Municipal, Formación, Movimientos Sociales y Campañas.

 

Otro elemento político de primer orden ha sido el proceso de Elecciones Generales. El resultado ha girado en torno a una amplísima participación, a un cambio de gobierno (el gobierno de mayoría absoluta del PP pasa a la oposición) y en el retroceso de IU, más representativo en cuanto a número de diputados que a número de votos (1.300.000 apoyos en el conjunto Estatal y 20.000 en Navarra).

 

Las circunstancias excepcionales en que se produjeron estas Elecciones caracterizan de una forma determinante el resultado de las mismas. El voto emocional de un atentado tan atroz como el ocurrido el 11 de Marzo, y de la desinformación y manipulación gubernativa, llevó a la mayor movilización social de los últimos 20 años de este país en torno a las urnas, y que mayoritariamente se movió por el interés de quitar al PP y a su política autoritaria, involucionista, de derechas y manipuladora; canalizándose el voto útil hacia el PSOE. Aquí deberíamos reflexionar sobre las causas por las que los ciudadanos no vieron la utilidad de votar a IU para derribar a la derecha.

 

El objetivo político de derribar la política de derechas ha sido cubierto, pero el del incremento de apoyo social hacia IU no. Se ha abierto una reflexión crítica sobre nuestro modelo político-organizativo, que se centra en la Conferencia Federal que se va a celebrar en otoño en Madrid, y en la que desde IUN-NEB tenemos que participar activamente, desde la reflexión y aportación colectivas. A tal fin se convocará una Conferencia en Navarra que trabaje los documentos y propuestas.

 

No podemos despreciar el amplio espacio social que tiene IU después del 14-M, más de 1.300.000 apoyos, por lo que debemos cuestionar nuestra dependencia exclusivamente institucional. Nuestra debilidad institucional y organizativa no deben condicionar nuestro discurso que ha movilizado a cientos de miles de ciudadanos.

 

La situación política que se desprende del resultado electoral en el ámbito estatal nos deja un mayor espacio de acción política, en tanto que no existen mayorías absolutas, y por tanto el diálogo político y el acuerdo van a ser elementos que van a definir esta Legislatura. Corresponde a IU, en el papel de oposición constructiva al Gobierno del PSOE que nos han otorgado los electores, tomar la iniciativa política para hacer girar la política hacia la izquierda o para denunciar las contradicciones de la acción de gobierno con el interés general y progresista.

 

IU ya ha marcado como elementos iniciales para el cambio por la izquierda el regreso de las tropas españolas de Irak, la recuperación de la unidad política en contra del terrorismo, el impulso a políticas sociales, el desarrollo de derechos ciudadanos y la apertura de una nueva etapa de desarrollo autonómico.

 

Debemos incorporar al debate político nuestras señas de identidad propias: la política internacional basada en la paz, el derecho internacional y la defensa de los derechos humanos; nuestro discurso de izquierdas, proponiendo otro modelo de sociedad basado en la justicia social y ecológica; nuestra propuesta federalista y solidaria, desarrollándola desde lo concreto, desde lo más cercano; impulsar nuevos derechos ciudadanos para profundizar en un espacio de convivencia en el que quepamos todos; y la exigencia radical de las libertades democráticas, denunciando los retrocesos legislativos.

 

En cuanto al debate de investidura del candidato socialista, señalar que IU debe basar su posición en torno a la propuesta política que asegure su discurso y al contexto político de la mayoría relativa del PSOE en el Congreso. Por ello, si existen compromisos políticos que avancen en las propuestas señaladas anteriormente, deberíamos otorgar nuestro apoyo en la investidura, y seguir incidiendo desde la izquierda en la política española.

 

En Navarra, IU mantiene un espacio político importante (20.000 votos, 6%) en una situación complicada de afección del voto útil hacia otras formaciones progresistas con posibilidades de obtener escaño (PSN y NB); causa por la que hemos descendido en el número de apoyos.

 

Pero la conclusión más importante del 14-M en Navarra es desvelar que con la movilización electoral se descubrió que existe una Navarra real, progresista, crítica, que no está representada por el Gobierno de la derecha unida, de UPN y CDN. Y que es mayoritaria, cuando la ciudadanía se moviliza. El resultado electoral demuestra la importancia del voto, de cada voto, para que en unas elecciones lo imprevisible pueda ocurrir, y que depende de cada persona. De la movilización personal por la necesidad de cambio político depende que se pueda llevar a efecto ese cambio.

El Gobierno de Navarra suspendió estrepitosamente en este proceso electoral. La suma de los votos de UPN y CDN no llegan al 40% (mientras que en mayo alcanzaban el 56%). Se trata de procesos electorales diferentes, pero apuntan la tendencia nítida de descenso en el apoyo social a una forma de hacer política de UPN hasta la fecha. Sanz practica el “aznarismo” en Navarra: una política autoritaria, de derechas, hostil con el euskera, identifica el todo, Navarra, con una parte, UPN; no respeta el pluralismo político, cultural, laico, ideológico y lingüístico del conjunto de la ciudadanía navarra.

 

Además, UPN se encuentra en una difícil situación, que agrava la pérdida de más de 25.000 votantes. La falta de iniciativa política, motivada por una forma de gobernar desde la opacidad y la falta de transparencia, está demostrando la debilidad de un proyecto político que está en retroceso. En este aspecto, el Gobierno de Navarra debe controlar al Delegado del Gobierno  de Navarra en Madrid, Ricardo de León, o en su caso cesarlo. No es admisible que un Alto Cargo, con incompatibilidades claras, sea el intermediario entre empresas y mezcle sus cargos en Fundaciones del PP con el cargo público, realizando viajes institucionales en beneficio  de intereses privativos.

 

A esto se le suma la pérdida, tras las elecciones municipales de mayo pasado, de importantes ayuntamientos que han pasado al gobierno de la izquierda plural (Barañáin, Burlada, Tafalla, Estella, Sangüesa) y que mantienen descolocado a una buena parte de UPN. Y como elemento distorsionador de esta situación política está el anuncio de no repetir como candidato a la Presidencia del Gobierno de Miguel Sanz, elemento nuevo en UPN y que puede provocar enfrentamientos internos e inestabilidad, analizando lo acontencido en similares circunstancias al PP.

 

Pero en cualquier caso no podemos pensar en la falta de recursos políticos, de gestión y de inteligencia de UPN. UPN gobierna los principales resortes del poder en Navarra. Dependerá de cómo se adecue a estas nuevas situaciones y su capacidad de renovación de líderes y de políticas, lo que acreciente el rechazo social a sus políticas o recupere parte del espacio perdido.

 

 En cuanto al 60% de navarros que apostaron por el cambio (IU, PSN y N.B.) el pasado 14-M, IUN debe jugar un papel determinante para canalizar la alternativa política, desde el diálogo con las partes, potenciando el respeto a la propuesta política diferenciada y autónoma de cada uno. IUN-NEB debe reforzar su referente de izquierda transformadora, alternativa, plural y ecologista; y articular un discurso propio sin referenciarse en otros partidos para articularlo. Será este dicurso político autónomo quien defina nuestras alianzas en el día a día, desde lo concreto.

 

Son tres espacios diferenciados, con propuestas en muchos casos alternativas, pero que deben tener capacidad de diálogo frente a la política de la derecha.

 

De este trabajo dependerá mantener la movilización social y la ilusión por el cambio político. Porque nos equivocamos si pensamos que el voto va a permanecer estático, hagamos lo que hagamos. El voto progresista y de izquierdas en Navarra se ha demostrado que es crítico, muy informado, que se moviliza en función de unas metas y unos objetivos concretos. Tenemos tres años por delante para consolidar nuestro proyecto y la alternativa política y social.

 

IUN-NEB va a desarrollar una CONVOCATORIA POR NAVARRA, la convocatoria por la Navarra social y alternativa. Se trata de promover la convocatoria a los navarros y navarras de izquierdas, desde una propuesta política alternativa, diferenciada y descarada. Debemos concretarla con el conjunto de la organización y socializarla a través del encuentro, el diálogo y la recepción de propuestas y análisis que se nos hagan desde la sociedad en esta iniciativa política. Tenemos tres años para desarrollar este trabajo, movilizar al conjunto de la izquierda en Navarra, de forma participativa y conectando con todo lo que se mueve desde el ámbito sindical, ecologista, cultural, social, juvenil, universitario, intelectual y sectorial.

 

IU debe ser quien lidere el encuentro de un Bloque Social y Político de Progreso en Navarra que tenga como prioridad el cambio político en Navarra. En este Bloque deben movilizarse tanto partidos políticos, como organizaciones sociales (sindicatos, organizaciones culturales, juveniles, sociales, ongs, ...) y colectivos y personas de izquierda.

 

Esta movilización social y política plasmará la demanda y la necesidad real que existe en la sociedad navarra por la construcción de la alternativa política.

 

En el mes de junio tenemos la convocatoria de Elecciones Europeas que deben servir para impulsar nuestro proyecto europeista. Un proyecto político alternativo, que pretende incrementar la conciencia europea desde la izquierda. Un elemento político de primer orden ha sido la constitución del Partido Europeo de Izquierdas, del que forma parte IU. Proponemos que Otra Europa es posible: una Europa de los ciudadanos, y por tanto de construcción social, de igualdad, de justicia y de derechos universalizados. Construimos una Europa alternativa a EE.UU., autónoma para desarrollar  sus políticas interiores así como para articular un liderazgo internacional basado en la paz, el derecho internacional y la defensa de los derechos humanos. Potenciamos el desarrollo de una Europa de los pueblos, donde se reconozca la pluralidad de culturas, lenguas, tradiciones que han enriquecido las raíces europeas. Por tanto estas elecciones tienen una importancia política en primer término, y de desarrollo de IU en el campo electoral. Estas elecciones se van a dar en unas circunstancias menos hostiles para nosotros (el discurso del voto útil no tiene espacio y todo el Estado es una única circunscripción, por lo que todos los votos eligen eurodiputados). Las elecciones europeas tienen que ser las del incremento del apoyo social a IU, las del resurgimiento del espacio político transformador en Europa.

 

El debate sobre el modelo europeo de IU debe basarse en los siguientes elementos:

  1. El concepto de ciudadanía. Derechos y libertades. Carta de derechos sociales. Derechos de los inmigrantes.
  2. Democracia. Soberanía residente en los ciudadanos y no en los gobernantes. Amplias competencias del Parlamento Europeo.
  3. Política Económica. No constitucionalizar el neoliberalismo. Fiscalidad común europea. Aumento del gasto público comunitario. Defensa de los servicios públicos y control de las deslocalizaciones.
  4. Política Exterior y de Seguridad común, no subordinada a la estructura de la OTAN ni a los intereses estadounidenses. Por una Europa desnuclearizada. Concepto de seguridad basado en la cooperación y no en la doctrina preventiva.
  5. Papel más activo de las regiones y nacionalidades.

 

Trasladar el apoyo de IUN-NEB a la movilización europea por una Europa con derechos sociales y ciudadanos, convocada por el Foro Social Europeo para el próximo 9 de mayo.

 

Reforzar el espacio y el tejido de la izquierda transformadora es nuestro reto para, desde la fortaleza que den los ciudadanos a IUN-NEB, posibilitar una verdadera política de izquierdas en Navarra, en beneficio de los intereses generales del conjunto social.

 

Pero esta alternativa, se tiene que escribir, diseñar y articular desde el encuentro con la sociedad dinámica, crítica y alternativa, con los ciudadanos navarros de izquierda. IUN-NEB debe abrirse más al encuentro social con la izquierda en Navarra en todas sus facetas, y construir la propuesta política desde la interrelación con afiliados, votantes y organizaciones progresistas.

 

En cuanto a las primera tareas a desarrollar por IUN-NEB para alcanzar estos objetivos están:

 

  • en el ámbito organizativo, el necesario fortalecimiento de nuestra estructura organizativa a través de la consolidación organizativa de lo existente. Proyectar la extensión organizativa en el ámbito de la Comarca de Pamplona, Tierra Estella y Ribera, fundamentalmente, hacia nuevos espacios y personas proclives a participar en nuestro proyecto sectorial o militantemente. Abrir la participación de la militancia a las Asambleas de Base, pero también a otros espacios más sectoriales (potenciar las juventudes de IUN-NEB como espacio propio y dinámico); dinamizar la vida política interna de IUN-NEB a través de la regularización de las Asambleas Locales, activar las Areas, las Escuelas de Verano anuales, las Fiestas, a celebrar en 2005 y 2007, etc.

  

  • En el ámbito municipal, IUN-NEB va a crear el Foro Municipal de Izquierdas para el intercambio de experiencias, encuentro y apoyo de nuestros cargos públicos y militantes vinculados a la política municipal. La alternativa política en Navarra pasa por el asentamiento y desarrollo del cambio político municipal. Debemos promover el encuentro político con los grupos municipales de IU que gobiernan, para pivotar en ellos el modelo político alternativo de gobierno de IU. Abrimos también este Foro Municipal de Izquierdas, como espacio de encuentro local a aquellas candidaturas municipales progresistas independientes que quieran compartir experiencias, análisis y apoyos.

 

  • En el ámbito parlamentario, seguir liderando la propuesta política desde la izquierda, incrementar el control al gobierno y a su falta de iniciativa política, analizar la nueva situación parlamentaria que se puede dar tras el 14-M (derivas más centristas del PSN, actuaciones coordinadas de PNV-EA-Aralar). Estructurar estos análisis en una estrategia parlamentaria que debe proponer el Grupo Parlamentario para su debate en los órganos de dirección.

 

  • En relación a los movimientos sociales seguir dinamizando el contacto con ellos a través de la iniciativa parlamentaria y municipal, la presencia política en las movilizaciones sociales, reactivar el funcionamiento del Foro Social de Navarra y establecer un registro de organizaciones sociales, para facilitar el contacto.  

 

  • En cuanto a formación, desarrollar un Plan de Trabajo que coordine las tareas de formación interna y el desarrollo de jornadas, charlas u otras actividades en coordinación con los Ayuntamientos para divulgar el debate y la propuesta de izquierdas.

 

  • Por último, debemos dinamizar campañas que visualicen la presencia territorial y social de la propuesta, política e institucional, de IUN-NEB a través de la divulgación de las iniciativas más importantes hacia el conjunto de la afiliación y hacia los sectores sociales más sensibilizados con cada propuesta. Para ello se dispondrá de los soportes que económicamente sean viables (página web, listas de correo electrónico, carteles con información de IU, pegatinas, ...).

 

En definitiva, dar un nuevo impulso a la máquina política, orgánica e institucional de IUN-NEB, para dar a conocer nuestra propuesta de cambio político y transformación social; para desarrollar una IUN-NEB más fuerte, más participativa y más dinámica.

 

Pamplona, a 3 de abril de 2004.

Iruña, 2004ko apirilaren 3ak.

< Anterior