Documentos

Consejo Político 05.11.2005

sábado, 05 de noviembre de 2005

1.-  Constitución de la Mesa.

 

Se propone a Loli del Árbol, Ignacio Rodríguez, Pedro Esparza y Ion Erro. Es aprobada por asentimiento.

 

2.- Aprobación, si procede, del Acta anterior.

 

El acta anterior (C.P. de 14 de mayo) es aprobada por asentimiento.

 

3.- Informe de coyuntura política del coordinador general.

 

El informe es sometido a debate y votación. En primer lugar toma la palabra el Coordinador General para la defensa del mismo. En el turno de intervenciones que se produce a continuación toman la palabra: Paco Jiménez, Javier Jimeno, José Miguel Nuin, José Sánchez, Idoia Saralegui, Miguel Izu, Laura Jiménez, Roberto Urabayen, Iván Fernández, Javier Eusa, José Vicente Azpilicueta, Javier Ibáñez y Pedro Esparza. Por último cierra el debate el Coordinador General.

 

Sometido a votación el informe, con las aportaciones aceptadas en el debate, es aprobado por 39 votos a favor y 9  abstenciones.

 

4.- Aprobación Inicial del Documento de Reforma del Amejoramiento

 

En primer lugar, toma la palabra Miguel Izu, como redactor del documento base a debate.

 

Javier Jimeno e Iñaki Fernández defienden las enmiendas que han presentado a continuación.

 

En el debate intervienen José Miguel Nuin, Paco Jiménez, José Vicente Azpilicueta, Moisés Andueza y Ion Erro. Cierra el debate Miguel Izu.

 

Sometido a votación la aprobación inicial del documento, es aprobado por 27 votos a favor y 2 abstenciones.

 


 

INFORME POLITICO

 

La situación política viene marcada por una importante complejidad, donde se entremezclan diferentes elementos y propuestas en torno a temas tan substanciales como el modelo de Estado y el desarrollo del autogobierno, la paz, la reforma laboral, la política económica, el cambio político y la regeneración democrática, tanto en el ámbito estatal como en el navarro. El objetivo  de este Informe, y por tanto  del debate, es situar a IUN-NEB como un espacio propio y diferenciado, como una alternativa de izquierda que persigue tener un mayor grado de influencia en las instituciones y en la sociedad  para hacer políticas de izquierda.

 

En la escena política española, hay tres elementos fundamentales que nos afectan a los navarros y que debemos analizar desde una perspectiva de izquierda: el debate sobre el modelo de Estado, la propuesta  de reforma laboral del Gobierno socialista y el proceso de paz. Estos tres elementos tienen gran trascendencia, porque son ejes vertebradores de la política. Y requieren de una respuesta clara y contundente desde la izquierda.

 

Modelo de Estado

 

Este debate, que ha sido propiciado e impulsado por una parte del PSOE, ha pillado desprevenido al PSOE. Esta paradoja dentro del partido que gobierna España, ha favorecido al PP impulsar un discurso de confrontación desde el extremismo.

 

UPN, dentro de su estrategia política tradicional, ha entrado en este debate con una estrategia radical, al servicio del PP, dirigida desde Madrid. UPN pone el Gobierno de Navarra al servicio  de la estrategia electoral y partidista del PP en Madrid. Esta errática actitud traslada una imagen negativa y  de confrontación  de Navarra con otros pueblos del Estado, que no se corresponde con la opinión  de la mayoría de los navarros. Esta actitud irresponsable, provoca que otros puedan ver el régimen foral navarro como un privilegio más que como un derecho. Para evitar estas imágenes distorsionadas, exigimos a UPN mayor responsabilidad mientras siga en el Gobierno de Navarra, que vele por el interés general  de Navarra, que se desvincule de la estrategia del PP, y que intervenga en este debate desde la serenidad y la prudencia debidas.

 

La derecha se ha ubicado en un nacionalismo español radical y repite los mismos mensajes que la extrema derecha en la transición española sobre la ruptura  de España. Este discurso de trazo grueso se basa en la descalificación y en múltiples falsedades para provocar la confrontación de identidades entre los pueblos  de España y entre los propios ciudadanos. La derecha utiliza este debate  para hacer electoralismo, dentro de su estrategia  de desestabilización al Gobierno estatal. Este discurso cargado de dramatismo y confrontación impulsado por la derecha política choca con la sensatez de la ciudadanía para afrontar este debate.

 

En la actualidad, resulta necesario abordar el debate sobre la estruturación del Estado, lo que el propio Presidente español definía como “una segunda transición”. Estamos en un proceso político que nos conduce a la redefinición del poder autonómico y local dentro del Estado,  para mejorar la convivencia y las relaciones entre el pluralismo político, social e identitario que convive en España. Un nuevo modelo que mejore la vida  de la gente y que reequilibre el poder político entre las tres administraciones del Estado (local, autonómica y central) superando obsoletas estrategias centralistas.

 

Pero a pesar de ser uno de los impulsores del debate territorial, el PSOE tiene dificultades ya que están mostrándose incapaces de definir un modelo de Estado. Esta situación dubitativa provoca enfrentamientos territoriales dentro  de su partido con niveles altos de descalificación personal, política y territorial. Hay tantos discursos y modelos en el PSOE como autonomías. Este debate ha sumido al PSOE en una crisis que Zapatero tendrá dificultades  para resolver.

 

IU, que anunció este debate con antelación, aunque lo mantiene abierto y aún existen propuestas diferenciadas, propone el Estado federal solidario como modelo para la articulación del Estado español. El federalismo como alternativa a los nacionalismos identitarios, que provocan la confrontación y el unilateralismo. Un federalismo democrático, pluralista y multicultural, que favorezca la convivencia de las diferentes identidades nacionales, culturales y lingüísticas que integran el Estado. El federalismo como la articulación  de un espacio común  de convivencia, que respeta todas las identidades y todas las identidades lo respetan. Un federalismo que redistribuye el poder descentralizándolo en los diferentes niveles de la Administración, basado en el diálogo, el pacto y la búsqueda del acuerdo por medio del consenso.

 

El federalismo promueve una organización social y política construida  de forma democrática, de abajo hacia arriba, acercando el poder a los ciudadanos. Un federalismo que impulse una democracia avanzada, que fomente la participación ciudadana, que desarrolle el autogobierno local y autonómico. Un federalismo que reconociendo el derecho  de los pueblos a decidir, apuesta por una organización política común  de carácter estatal, como mejor forma  de mejorar la vida de la gente garantizando derechos sociales, ciudadanos y ambientales  para todos.

 

La reforma laboral

 

 

El Gobierno socialista ha puesto sobre la mesa  de diálogo social abierta con sindicatos y empresarios una propuesta  de reforma laboral que apuesta por la reducción  de la indemnización por despido y la descausalización del mismo. IUN-NEB rechaza la propuesta de reforma laboral presentada por el PSOE en la que pretende un nuevo abaratamiento del despido de 45 a 33 días por año trabajado, porque aumenta la precariedad laboral.

 

Las reformas laborales unilaterales se han venido imponiendo, tanto en manos de anteriores gobiernos del PSOE, como de los del PP, con el objeto de abaratar costes laborales, flexibilizar el despido, reducir las prestaciones sociales, y fortalecer el poder unilateral de la empresa, frente al poder del diálogo social. Y esto ha supuesto un deterioro permanente de nuestro escenario laboral.

 

Con la propuesta del PSOE, que es aplaudida por empresarios y toda la derecha política de este país, el despido seguirá siendo libre, pero ahora será más barato. El Gobierno subordina su propuesta al interés de los empresarios, de la CEOE. Estamos radicalmente en contra de la tesis que sostienen empresarios y Gobierno de que para reducir el fraude en  la contratación temporal y la temporalidad haya que eliminar derechos a la contratación indefinida. La propuesta del Gobierno facilita los despidos de los trabajadores con contratos fijos, no reduce la temporalidad e incrementa una precariedad que es de las más altas de toda Europa. En definitiva, la lógica que guía la propuesta de los empresarios y del Gobierno es que para  mejorar la utilización de la contratación temporal hay que quitar derechos a la indefinida.

 

IUN-NEB muestra su apoyo a las organizaciones sindicales, CCOO y UGT, en su papel de oposición a estas medidas de contrarreforma laboral. Exigimos al PSOE que retire esta propuesta equivocada de la mesa de negociación e impulse el diálogo social desde posiciones más equilibradas, si pretende seguir manteniendo acuerdos políticos con la izquierda.

 

Esta posición demuestra la línea equivocada que el Gobierno socialista mantiene en política económica y laboral, donde los avances son nulos. Con estas propuestas ZP  “falla” a los trabajadores, y rompe con el impulso al cambio político de izquierdas que lo aupó a La Moncloa gracias a la movilización ciudadana. El PSOE corre el riesgo de volver a cometer el error de pactar las políticas económicas y laborales con los empresarios y la derecha nacionalista (PNV y CiU), volviendo la espalda a la izquierda que asegura las políticas sociales y laborales más avanzadas. Esta estrategia abre las puertas para que el PP vuelva al Gobierno, al no visualizarse diferencias entre las políticas de unos y otros.

 

La situación laboral de aumento de la precariedad se agrava con la crisis del automóvil. El riesgo de deslocalización de las multinacionales del sector colocan a los miles de trabajadores directos e indirectos en situación precaria: en Volkswagen Navarra la situación sigue siendo complicada de cara a posibilitar un escenario de futuro y, por tanto, un nuevo convenio colectivo. Asimismo, el Expediente de Regulación de Empleo en SEAT Barcelona, donde se ven afectados directamente más de 1.300 trabajadores, indican el camino que la multinacional ha emprendido.

 

Desde nuestra organización, debemos impulsar la campaña por el “empleo decente”, donde exijamos un cambio de la política laboral y una verdadera política industrial que fije como prioridad la calidad del empleo, la lucha contra la precariedad y medidas efectivas que eviten los riesgos de deslocalización industrial. Esta campaña tiene dos objetivos: establecer los instrumentos que permitan el pleno empleo productivo mediante la inversión pública y privada, y mejorar e incrementar la calidad y la cantidad del empleo, mediante la estabilidad, la igualdad y el cumplimiento de las normas laborales en los centros de trabajo.

 

El proceso  de paz

 

La paz es un objetivo que mejora la vida  de todas las personas, porque posibilita convivir en libertad. Las formaciones políticas, desde nuestra responsabilidad, debemos mantener una postura activa  para cooperar, facilitar y promover la paz desde el diálogo y el consenso político y social.

 

Constatamos la consolidación  de un escenario que favorece la paz, apreciamos la posibilidad  de conquistar un nuevo tiempo  de libertad. Es una oportunidad  para que la paz llegue a Navarra, a Euskadi y a España.

 

IUN-NEB exige a ETA y a Batasuna que asuman esta oportunidad  para la paz: a ETA le exigimos el abandono  de la violencia y a Batasuna que deje  de justificar a ETA en sus acciones terroristas. No habrá normalización política mientras se mantengan los atentados, como el cometido recientemente en Berriozar. Ni las bombas ni la justificación de las mismas son el camino para la paz. No habrá paz con violencia. IUN-NEB apoyará en todo momento la condena de cuantos atentados violentos se produzcan, con la fortaleza y la coherencia de la única fuerza política que verdaderamente tiene la cultura de la paz incorporada a su propuesta y proyecto político.

 

Desde IUN-NEB vamos a impulsar el proceso  de paz, porque beneficia al conjunto de la ciudadanía. El proceso de paz, la normalización política y la convivencia plural deben tener su cauce de expresión también en Navarra por medio de una mesa de diálogo democrático resolutivo. La constitución de esta mesa de diálogo sólo podrá ser efectiva en un escenario de cese definitivo de toda expresión de violencia. Navarra es un sujeto activo y diferenciado, y su futuro será determinado exclusivamente por la expresión democrática del pueblo navarro  de forma autónoma.

 

El cambio político en Navarra

 

Existe una impresión generalizada: se está cerrando un ciclo político en Navarra. Los 15 años  de gobierno de UPN,  de un gobierno  de derechas, llegan a su fin. Navarra tiene un equipo  de gobierno agotado, sin dirección política y que ha perdido su conexión con la realidad. Hoy Navarra pierde impulso económico y ha generado un importante déficit social.

 

Tenemos un Gobierno desaparecido de la realidad política navarra, sin capacidad de liderar proyectos e iniciativas para el futuro, sin impulso político.

 

Tenemos un gobierno débil, donde los problemas superan la capacidad  de los diferentes Consejeros para darles solución. La política industrial, la política fiscal y presupuestaria y las políticas sociales (educativas, sanitarias,  de vivienda y  de protección social) que desarrollan, son incapaces de atender las necesidades de la ciudadanía navarra. No existe política ambiental ni cultural.

 

Y esta situación ha generado un clima social que demanda el cambio político: Un cambio de izquierdas para Navarra. Porque la alternativa a UPN no es el nacionalismo, es una alternativa de izquierdas. Ha llegado el momento  de superar la confrontación  de identidades en Navarra, el modelo federalista que impulsa IUN-NEB hace del pluralismo lingüístico, cultural e identitario que convive en Navarra un valor en positivo, impulsamos la coexistencia  de las diferentes identidades en un marco común  de convivencia que nos sirva a todos los navarros, y ayude a superar la confrontación social y política.

 

Fortalecer una alternativa programática y política de izquierdas debe ser la estrategia de IUN-NEB hasta las próximas elecciones autonómicas y municipales. Fortalecer un polo de izquierdas en la política navarra, que sea capaz  de impulsar un nuevo escenario institucional y político que atienda las necesidades reales de la ciudadanía y sirva  para resolver los problemas  de la gente.

 

IUN-NEB busca el cambio político, pero un cambio de izquierdas de verdad. Este cambio hoy no lo garantiza el PSN. Su actitud miedosa en lo político genera dudas en el electorado sobre el futuro. ¿Qué navarro de izquierdas va a confiar en un partido cuyo secretario general piensa en voz alta en la posibilidad  de un acuerdo post-electoral con UPN? Le recordamos a Chivite que el pacto a la alemana (que, por cierto, ha mandado a su casa al líder del SPD, Schröeder), el pacto entre la derecha y la socialdemocracia supone la traición al electorado  de izquierdas, la renuncia a liderar políticas de progreso y avance social, y en Navarra supone imitar estrategias del pasado, cuando el “urralburismo” dirigía el socialismo navarro.

 

Hoy el cambio político hacia la izquierda, que tiene como referentes el Gobierno español, el catalán y el gallego, supone que el PSOE reconozca la pluralidad de la izquierda, la necesidad  de convivir con otras fuerzas políticas progresistas y de izquierdas, que son imprescindibles e insustituibles para impulsar propuestas políticas alternativas. Pero el PSOE no garantiza por sí solo el cambio político: el PSOE en solitario no ha echado a la derecha de ningún Gobierno, ha sido necesario el acuerdo político con la izquierda para desalojar a la derecha del poder.

 

Si España tuviera un Chivite en la Presidencia ni hubieran vuelto las tropas  de Irak, ni se hubiera aprobado la ley  de matrimonio homosexual, ni se admitiría el debate del Estatuto catalán. La dirección del PSN muestra una debilidad extrema  para hacer frente a la derecha, no es capaz  de articular un discurso alternativo a la estrategia  de la derecha navarra.

 

Fortalecer un proyecto  de izquierda navarra

 

Es por tanto imprescindible fortalecer el proyecto  de IUN-NEB, como referente  de la izquierda navarra, con capacidad política y social  para hacer girar la política navarra hacia un Gobierno que haga políticas de izquierdas  de verdad. Navarra necesita una reforma radical de sus políticas para hacer una política social avanzada, impulsar el desarrollo económico y fortalecer la convivencia entre todos los que vivimos y trabajamos aquí. IUN-NEB se convierte en garantía del cambio político en Navarra y del giro a la izquierda del mismo.

 

Pero este cambio político  de izquierdas debe pivotar en una alternativa ciudadana. IUN-NEB debe desarrollar un foro ciudadano por el cambio político, que permita conectar nuestra propuesta política con la necesidades ciudadanas. Se trata  de otra forma de hacer política, de abajo hacia arriba, que conformemos nuestra propuesta en conexión con la gente. Una izquierda anticapitalista con alternativas al modelo imperante desde la movilización social: IUN-NEB debe impulsar y participar en cuantas redes ciudadanas, foros ciudadanos, confluencia con todo lo que se mueve en Navarra para conseguir una alternativa de izquierdas de verdad. Que la participación ciudadana que impulsamos en las instituciones la hagamos también realidad en nuestra organización dando cabida a las propuestas que desde la ciudadanía crítica se impulsen. IUN-NEB debe estar atenta a todo lo que se mueva en la sociedad navarra, e impulsar una referencia política diferente que sea visualizada como un instrumento útil  para las necesidades  de la gente.

 

La próxima Convención Programática  de IUN-NEB, que hemos iniciado ya y que concluirá el próximo mes de junio, debe servir  para articular un marco de propuestas que atiendan las necesidades de la ciudadanía navarra, desde el ámbito político pero en complicidad con el movimiento social. Hoy el déficit social generado por sucesivos gobiernos de UPN requiere  de una nueva política, que haga de lo social su prioridad: desarrollando una apuesta estratégica por la educación pública en Navarra; la elaboración  de un nuevo Plan Foral  de Salud que impulse una atención primaria de calidad y mejore las prestaciones de la asistencia especializada y hospitalaria; una verdadera política industrial que haga frente a los riesgos de la deslocalización de empresas y apuesta por la innovación y el desarrollo  de sectores estratégicos, promoviendo la formación y los proyectos emprendedores; una verdadera política solidaria  de cohesión social, que parta del reconocimiento universal a una renta ciudadana y que incorpore la atención a la dependencia como un derecho universal.

 

Somos la izquierda republicana de Navarra. IUN-NEB promueve el republicanismo cívico El republicanismo es un modelo político de futuro que pretende superar la monarquía parlamentaria. Pero el republicanismo que reivindica IUN-NEB va más allá del cuestionamiento de la monarquía.

 

El republicanismo aporta un elemento cívico: el ciudadano, la persona, desde su autonomía, desde su libertad, tiene que participar activamente en la vida pública. Supone, por tanto, la recuperación de la política para canalizar y resolver los problemas de la gente a través de la participación ciudadana. Se trata, en definitiva, de devolver el protagonismo a la ciudadanía, de recuperar la soberanía popular.

 

Los valores republicanos de libertad, igualdad y fraternidad deben hoy renovarse e impulsarlos desde la izquierda. El republicanismo defiende la libertad como forma de superar cualquier tipo de dominación y de explotación. La lucha por la igualdad es la necesidad de romper los obstáculos que impiden a muchas personas poder participar en las mismas condiciones en la sociedad y en los asuntos públicos. Por eso es necesario incorporar un nuevo contrato social y ecológico, una carta de derechos sociales para todas las personas. Desarrollar el concepto de ciudadanía para conseguir un gobierno de todos y todas; y un gobierno para todos y todas. Una propuesta política que haga que la economía esté subordinada al interés colectivo, a la política y, por tanto, a las clases populares. Y la fraternidad como un modelo de desarrollo de la solidaridad. Un sistema de protección social que perfeccione y  desarrolle un Estado del Bienestar avanzado.

 

El próximo año se conmemora el 75 aniversario  de la proclamación  de la IIª República. En torno a él IUN-NEB impulsará una serie de actos que desarrollen los valores republicanos en Navarra.

 

Impulsar la izquierda verde en Navarra. Los problemas ambientales han hecho surgir el discurso verde como una alternativa necesaria para la ciudadanía progresista. La crisis energética, el cambio climático, la crisis alimentaria, los incendios forestales y los problemas de los residuos han colocado la política ambiental como un eje fundamental. El discurso verde debe cobrar fuerza en nuestra propuesta política y programática. Hoy UPN y PSN no proponen alternativas en política ambiental. Es necesario desarrollar desde la izquierda una alternativa de desarrollo sostenible que apuesta por las energías renovables como elemento estratégico, medidas efectivas  para reducir la contaminación cumpliendo el Protocolo de Kyoto, estableciendo políticas  de seguridad alimentaria (prohibición  de productos transgénicos, control  de la alimentación animal), plan  de reforestación en Navarra y protección de zonas naturales, o el impulso de una política que otorgue a la responsabilidad pública el tratamiento ecológico  de los residuos y políticas que reduzcan en origen la producción  de los mismos.

 

Unido a los valores del ecopacifismo, IUN-NEB incorpora a su bagaje político las propuestas del movimiento alterglobalizador, trabajando porque otro mundo es posible, e impulsando medidas a favor del comercio justo y la solidaridad internacional.

 

Presupuestos Generales de Navarra para 2006

 

Acaba de ser entregado en el Parlamento Foral el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales de Navarra para 2006 por el Gobierno de UPN y CDN. De una primera lectura de las grandes cifras de estos Presupuestos podríamos calificar a estos Presupuestos como “decepcionante”, porque mantienen los desequilibrios sociales y territoriales que Navarra viene padeciendo por una forma de hacer política en los últimos 15 años: los de Gobierno de UPN. Estos Presupuestos son la plasmación de la necesidad de cambio político que tenemos en Navarra, para dejar de hacer la misma política de siempre, conservadora, agotada, sin impulso.

 

Son unos Presupuestos escasos e insuficientes para las necesidades de Navarra, tal y como lo han denunciado también los sindicatos navarros. Son insuficientes para atajar el déficit estructural en materia social que ha generado la gestión de la derecha foral y son escasos para impulsar un nuevo desarrollo económico e industrial que apueste por la Navarra del futuro (la autocomplacencia nos ha llevado a la parálisis).

 

En relación a la política de ingresos, mantiene una política fiscal que se ha demostrado equivocada. No se recauda bien y por tanto no se puede gastar bien. La política fiscal no avanza en equidad y progresividad (los impuestos indirectos son los que más suben, más de un 8%). Asimismo, el Gobierno amenaza con una nueva contrarreforma fiscal para el próximo año, que volverá a vulnerar los principios de progresividad fiscal. Ante esta nueva amenaza, debemos preparar una respuesta contundente junto a toda la izquierda social para parar un nuevo ataque a las políticas públicas y al interés general.

 

Navarra va a quedar como el último bastión del “aznarismo” político. El aznarismo en política económica equivale a aplicación acrítica de la teoría del “déficit cero”. Esta estrategia política coloca en situación de riesgo las políticas sociales: la política educativa, la política sanitaria, la política de bienestar social o la política industrial.

 

La política de gasto se basa en su insuficiencia y en el mal gasto. El menor gasto público por habitante se da en dos capítulos: I+D+I (estamos a la cola de Europa en innovación) y en medio ambiente (este Gobierno no tiene política ambiental).

 

Los gastos más bajos se dan en el acceso a la vivienda, la financiación de las entidades locales y el desarrollo industrial. Esta falta de sensibilidad en estos tres temas demuestra el carácter neoliberal del Gobierno.

 

El gasto social previsto ni es suficiente ni es creíble. Llevamos 14 años en Navarra reduciendo el gasto social en relación al PIB foral, incluso el gasto social ha crecido por debajo del IPC. El anuncio del Gobierno de aumento de gasto social en 2006 obedece, por tanto, más por un mero maquillaje contable y electoralismo que por corregir radicalmente lo que ha sido la trayectoria presupuestaria de la derecha navarra, dado que en un año es imposible modificar un déficit social estructural acumulado en Navarra por una mala práctica política.

 

En relación al gasto social, tenemos que denunciar déficits graves que no atienden estos Presupuestos: no se contempla el ciclo educativo 0-3 años; no se atiende el retraso de años en inversión de centros públicos de enseñanza; no hay dinero para reducir las listas de espera ni para mejorar la calidad de atención primaria; y finalmente no se cubren las necesidades de las políticas vigentes en materia de cohesión social.

 

Quiero finalizar este informe felicitando a los compañeros  de IUN-NEB que han impulsado la Plataforma de Ayuntamientos navarros por el ciclo educativo 0-3 años. Es una experiencia pionera, la primera vez en Navarra que se inicia un procedimiento parlamentario por la Iniciativa Legislativa de Ayuntamientos, y se ha hecho por la consecución de un impulso social en Navarra: el derecho a la educación infantil en el tramo  de 0 a 3 años, desde la responsabilidad pública y con criterio universal. Más de 14.000 firmas recogidas (el doble  de lo que exigiría una ILP), 66 Ayuntamientos han aprobado la ILA en su respectivo Pleno municipal, que representan a una población  de más  de 170.000 navarros y navarras. Y todo esto con la oposición  de UPN y los obstáculos  de la dirección del PSN-PSOE.

 

Hay otra Navarra más allá de estos dos partidos, una Navarra abierta, progresista, alternativa que tiene la fuerza  para impulsar el cambio político que demandamos.

 

IUN-NEB tiene propuesta política y es una organización activa. La reciente Jornada sobre reformas estatutarias, que contó con la participación  de IC-V, EUIA, EB, EUPV y ELKARRI, nos sirvió  para impulsar el debate sobre el desarrollo del autogobierno  de Navarra desde la izquierda. El próximo 17  de diciembre celebraremos el IIº Foro Municipal  de Izquierdas,  para impulsar la propuesta política local y la democracia participativa en sus Ayuntamientos. En Febrero celebraremos una Conferencia Organizativa, con el objetivo de impulsar el mapa electoral de la izquierda navarra. Por último, hemos abierto el proceso  participativo para la elaboración del Programa Electoral, que concluirá en el mes de Junio, con la Convención Programática abierta a la participación social. Muchos e importantes retos políticos y organizativos que seremos capaces  de desarrollar con la participación del conjunto  de la militancia de toda IUN-NEB.

< Anterior   Siguiente >