1. La necesidad de la izquierda.

Nuestra organización, IUN-NEB, aborda la celebración de su VII Asamblea tras más de veinte años de andadura. Nuestro proyecto surgió como resultado del trabajo de muchas personas convencidas de la necesidad de crear un espacio de  la izquierda alternativa en Navarra. Fue una apuesta difícil y un reto desde la pluralidad. Estos años han dejado impresa para siempre la huella de nuestro compromiso con la ciudadanía y con los valores de la izquierda. IUN-NEB ha sido garantía de rebeldía, de resistencia crítica y  un altavoz para las demandas y reivindicaciones ciudadanas.

 

Hoy la realidad Navarra es distinta a la existente hace veinte años y, sin embargo, persisten muchos de los elementos que se daban entonces y que formaron parte de la génesis de Izquierda Unida. Por un lado, la necesidad de la izquierda transformadora de repensarse continuamente, inherente a nuestra propia naturaleza crítica y que nos alerta, ahora como entonces, para recabar los impulsos necesarios para seguir avanzando. Por otro, nuestro mal resultado electoral aporta como elemento positivo el reto de la superación y la necesidad de ensanchar nuestra base social. Ahora, como entonces, debemos asumir el reto de construir desde una posición difícil, pero también de generar la ilusión que todo proyecto conlleva. Asimismo, existe y resiste en Navarra un mayoritario bloque social de navarras y navarros que aspiramos a que las decisiones políticas estén sustentadas sobre ejes de progreso y de izquierda.

 

Los hombres y mujeres que conformamos IUN-NEB queremos mantener el impulso de una izquierda alternativa para Navarra y, por ello, este manifiesto tiene una clara vocación de relanzamiento tanto de nuestra organización como del conjunto del espacio de la izquierda plural.

 

IUN-NEB es en la sociedad Navarra una organización política viva, presente, con identidad ideológica clara y reconocible y con un proyecto y unas propuestas propias que nos diferencian de otras referencias políticas.

 

Somos parte necesaria de una izquierda plural y diversa. Somos una izquierda roja, laica en lo religioso y en lo identitario, republicana, consecuente y coherentemente socialista, feminista y ecologista. Somos una izquierda que planta cara a la derecha, que confronta con ella, y que al mismo tiempo se presenta con un proyecto emancipador que no se reduce ni se limita al mero hecho identitario.

 

Somos también una izquierda que debe afrontar y remontar un mal resultado electoral. Ni queremos ni debemos ocultarlo en la reflexión, debate y llamamiento que realizamos a través de este Manifiesto.

 

Hemos tenido un mal resultado en unas elecciones en las que la derecha ha experimentado un doble y severo fracaso.

 

Su mensaje de confrontación y exclusión identitaria, de dividir en buenos y malos navarros a la ciudadanía, ha sido derrotado en las urnas. Y también las fuerzas que en la pelea ideológica nos comprometimos en la campaña con propuestas progresistas y de izquierda  hemos obtenido, no lo olvidemos, mayoría absoluta en el Parlamento.

 

Y en este contexto los factores esenciales que han llevado a IUN-NEB a recabar un insuficiente apoyo electoral a nuestro juicio son claros: la presentación de forma conjunta por parte de las fuerzas democráticas nacionalistas de la transversalidad identitaria como elemento central de su mensaje electoral, la articulación de un discurso socialista comprometido con el cambio y respaldado en la campaña electoral desde el gobierno socialista estatal y, en fin, también la estrategia de la derecha de presentar las elecciones como un choque en exclusiva entre el navarrismo y el nacionalismo ocultando la confrontación ideológica.

 

En definitiva, un resultado electoral y unos factores que lo acompañan y lo explican. Pero factores que, en gran medida, apenas transcurridos unos meses desde las elecciones se van descubriendo como meramente coyunturales cuando no como auténticos engaños y fraudes.

 

Y aunque resulta evidente que no faltan en el momento político actual  razones para la desorientación y preocupación en la izquierda lo cierto también es que si prescindiéramos de los valores de justicia y transformación social,  de los valores emancipadores que sólo la izquierda puede situar en la centralidad de un proyecto político nuestra sociedad no encontraría otro horizonte que amoldarse a la hegemonía de la derecha en el marco de una permanente pelea identitaria.

 

Por lo tanto hoy como ayer sigue siendo imprescindible para construir una Navarra socialmente justa, democrática y plural la existencia de una izquierda fuerte y creíble.

 

O somos capaces de organizar y movilizar a la izquierda plural o sino, mientras nos enredamos en la eterna e interesada confrontación de identidades, los sectores sociales y económicos de la derecha continuarán cómodamente, como lo han hecho hasta ahora haciendo y deshaciendo, ellos por todos, el futuro de nuestra  sociedad.

 

En definitiva, tenemos la certeza de que el escenario político que se dibuja tan sólo unos meses después de las elecciones obliga a que IUN-NEB retome la iniciativa política y social y sea capaz, sin pretensión alguna de exclusividad, de dar respuesta a la desazón y desorientación en la que se encuentran muchos navarros y navarras de izquierda.

 

En ese trabajo y en esa necesidad de reaccionar desde la izquierda es donde se sitúa IUN-NEB. Abiertos sin dobleces a la sociedad y con ganas de ensanchar espacios y conectar más y mejor con la izquierda social de Navarra.

 

Y para ello estamos abiertos a la renovación de métodos, de instrumentos y de personas que sea más útil para el proyecto. Simplemente nos comprometemos a ser coherentes con lo esencial; esto es, con la propuesta transformadora y emancipadora de la izquierda.

 

Asimismo IUN-NEB es parte del proyecto de Izquierda Unida Federal. Creemos en la necesidad de que la izquierda articule sus proyectos y sus estructuras organizativas globalmente. Son imprescindibles las referencias estatales, europeas y mundiales.

 

Pensar globalmente y actuar localmente. Es una frase muchas veces oída y repetida pero es asimismo una afirmación que de forma clara y directa expresa una necesidad política y organizativa de la izquierda. También de la izquierda de Navarra.

 

Frente a una globalización neoliberal que genera más desigualdad, más pobreza, menos democracia y más guerras y violencia defendemos que otro mundo basado en los derechos humanos, sociales, medioambientales y democráticos es posible. Ante al pensamiento neoliberal que afirma que el modelo capitalista global representa el fin de la historia nosotros sostenemos la necesidad social, económica y democrática de una alternativa socialista.

 

Como también defendemos la necesidad de que la izquierda europea, la izquierda alternativa y transformadora europea, impulse un proceso europeo radicalmente social, democrático y constituyente que devuelva a la ciudadanía la toma real de las decisiones y que haga frente a la Europa elitista, llena de desigualdades y visceralmente neoliberal que se nos quiere imponer.

 

Y en el ámbito estatal confrontamos con una derecha que ha acelerado su agresividad y su radicalismo ideológico y que por primera vez desde la transición ha salido a la calle con movilizaciones masivas.

 

Una derecha que ha recuperado tanto el viejo discurso del nacionalismo autoritario español como los estrechos vínculos con una jerarquía católica que acentúa su tendencia a la reacción y al fundamentalismo.

 

Es decir, una derecha que no acepta ni la pluralidad cultural e identitaria de España ni el carácter laico y abierto, reconocedor de nuevos derechos civiles y sociales, de una sociedad que quiere alcanzar nuevos espacios  de libertad.

 

Pero a la vez la izquierda alternativa tiene ante sí un partido socialista que por una parte es miedoso y funciona a golpe de encuestas ante la movilización de la derecha, y que por otra parte en lo que son las políticas económicas, fiscales y laborales se ha demostrado en gran medida como un mero continuador de las recetas liberales.

 

Se hace por lo tanto imprescindible fortalecer un espacio de izquierda alternativa en el que IU está llamada a desarrollar un trabajo esencial.

< Anterior