Documentos

Consejo político 05.03.2005

1.-  Constitución de la Mesa.

Se constituye la mesa con Ion Erro, Pedro Esparza, Javier Villalobos y Laura Jiménez. Es aprobada la propuesta por asentimiento.

 

2.- Aprobación, si procede, del Acta anterior.

 

El acta anterior (C.P. de 19 de junio de 2004) es aprobada por asentimiento.

 

3.- Debate del Informe de estrategia política.

 

Se somete a debate y votación el Informe presentado. El informe tiene una enmienda presentada por escrito por Paco Jiménez y Mayte Mola.

 

El informe es defendido por el Coordinador General, Ion Erro y le enmienda es defendida a continuación por Paco Jiménez.

 

Intervienen en el debate del informe: José Miguel Nuin, José Vicente Azpilicueta, Félix Taberna, Idoia Saralegui, Ignacio Rodríguez, José Luis Arellano, Javier Jimeno, Santi Marcos, Pedro Vázquez, Javier Eusa, Domingo Talens, Pedro Esparza y Paco Jiménez. Cierra el debate el Coordinador General que traslada las conclusiones del debate.

 

Se somete a votación en primer lugar la enmienda, es rechazada con 9 votos a favor, 40 en contra y 9 abstenciones.

 

El informe de estrategia política presentado por el Coordinador es aprobado con 42 votos a favor, 9 en contra y 10 abstenciones.

 

4.- Elección representantes al Consejo Político Federal.

 

Se presentan 3 candidaturas, las tres cumplen los requisitos establecidos para su presentación. Las candidaturas son:

 

 - José Miguel Nuin, Juan Carlos Reinaldos, Ana Barrena y Pedro Vázquez de suplente.

 

- Iván Fernández, Roberto Urabayen y José Sánchez, la segunda.

 

- Javier Jimeno, Ana Fernández y Domingo Talens, la tercera.

 

Se abre un turno de palabras en defensa de las candidaturas; intervienen: Javier Jimeno, Javier Lorente y José Miguel Nuin.

 

Se procede a continuación a votar las listas presentadas, la votación es realizada mediante voto secreto.

 

El resultado de la votación es: La primera candidatura obtiene 38 votos, la segunda 9 y la tercera 12, con un voto blanco.

 

Son elegidos miembros del CPF: José Miguel Nuin, Juan Carlos Reinaldos y Javier Jimeno. Siguiendo el sistema de reparto de resultados establecido en los Estatutos.

 

5.- Ejecución gasto 2004 y presupuesto 2005.

 

Pedro Esparza explica la documentación presentada al Consejo, siendo aprobado este punto por unanimidad.

 

Por último, Roberto Urabayen defiende una Resolución presentada al Consejo, referente al rechazo de la directiva Bolkestein, es aprobada la resolución por unanimidad.


INFORME POLITICO

(Aprobado por 42 votos a favor, 9 en contra y 10 abstenciones)

 

Este Informe pretende ser un documento  de trabajo  para su debate en el máximo órgano  de dirección política  de IUN-NEB, que nos permita analizar la situación política  de Navarra y, desde ahí, diseñar una estrategia política  para el futuro, con el horizonte  del año 2007,  de las próximas elecciones al Parlamento  de Navarra.

 

1. Situación política

 

La situación política navarra está marcada por una estrategia política excluyente y de derechas, asentada en el Gobierno de Navarra (UPN y CDN) y con una mayoría absoluta en el Parlamento férrea,  de rodillo, supone la implantación  de un auténtico régimen político opaco, sin iniciativa política, poco democrático y que prioriza intereses privados frente al interés general. La incidencia de estas políticas son los permanentes recortes sociales, las políticas insolidarias en lo económico, los privilegios que determinados intereses privados obtienen de la Administración foral, la falta de calidad democrática en la gestión pública, y una incomprensible falta de iniciativa política del Gobierno.

 

La actualidad política se ha concretado en la constitución  de las comisiones  de investigación  de los casos “Otano” y “Egüés”, en una política económica  equivocada e interesada del Gobierno foral: desinversión en EHN a favor  de Acciona e inversión especulativa en Iberdrola, en el debate sobre el autogobierno, los recortes del Gobierno en prestaciones sociales y el reciente referéndum sobre el Tratado Constitucional  para la Unión Europea.

  
1.1. La Investigación de una gestión poco transparente e irregular del Gobierno. 

 

Los casos  de corrupción en Navarra han generalizado situaciones  de escándalo social, a los que el Parlamento  de Navarra ha respondido con la constitución  de Comisiones  de Investigación que desarrollan sus trabajos  de forma diferenciada a la labor judicial, y sin inmiscuirse en sus competencias. El foro parlamentario es lugar adecuado para delimitar las responsabilidades políticas a que pudiera haber lugar en estos casos investigados; y, en caso  de tener indicios  de la comisión  de algún delito a través  de las informaciones que se transmitan, derivarlas al poder judicial  para que éste actúe conforme a derecho; como ya ocurriera en la Comisión del caso Urralburu. No se trata  de hacer juicios paralelos, sino  de asumir la responsabilidad que tiene el Parlamento de fiscalización  de la gestión pública desde la exigencia  de responsabilidades políticas.  

 

La prescripción a los 5 años  de los delitos de cohecho, como ha ocurrido en el caso Otano, ha tenido la respuesta inmediata del legislativo navarro que, a través  de una iniciativa  del Grupo Parlamentario  de IUN-NEB, ha aprobado una solicitud al Gobierno central para que revise este plazo  de prescripción del Código Penal, entendiendo que para los casos  de corrupción la prescripción debiera tener plazos más largos.

 

En el caso Otano fue un Presidente del Gobierno del PSN el que se vio salpicado por una trama  de presuntos cobros  de comisiones por una multinacional con intereses en Navarra, que no ha sido juzgado por la prescripción del delito y respecto del cual la Comisión  de Investigación intentará aportar elementos  de responsabilidad política.

 

En el caso Egüés son un ExAlcalde y un Exdirector General de Industria de UPN quienes están imputados por el posible trato  de favor y cobro de comisiones  de una promotora urbanística. Este caso está sub júdice con una parte  de la instrucción todavía declarada secreta.

 

Pero dentro  de la acción  política  de la derecha se cuentan muchos más casos  de gestiones irregulares u opacas, donde se utilizan las instituciones públicas para favorecer intereses privados: el proceso de venta  de La Montañesa a FCC, a través  de una filial francesa como es CONNEX que a su vez contrata a otro dirigente político; la venta de la participación que el Gobierno  de Navarra y Caja Navarra tenían en EHN al Grupo Acciona, con la inmediata contratación  de una exconsejera  de UPN por el Grupo comprador; la adquisición del 1%  de Iberdola por parte  del Gobierno foral, con un endeudamiento  de 120 millones  de euros; las relaciones comerciales a nivel internacional de la delegación  oficial  de Navarra en Madrid; el paso de diferentes cargos  de libre designación  de UPN a la empresa privada que recibe el apoyo del Gobierno ( Turismo, Vivienda, ...); los escándalos en la gestión  de Bienestar Social, que pasan por la sistemática y discrecional concesión de subvenciones o la firma de conciertos a favor de organizaciones próximas a UPN; o las oscuras contrataciones de empresas  de construcción en otros ayuntamientos gobernados por UPN.

 

La connivencia del poder político navarro de la derecha con determinados intereses privados, saca a la luz determinadas acciones del Gobierno foral que se realizan en contra del interés general, en contra de los intereses del conjunto de los navarros y navarras, que suponen tratos de favor a determinadas empresas y particulares. Un exponente es la reciente sentencia del TSJN declarando la nulidad de una disposición del Gobierno que permitía subvencionar a EHN en exclusiva, y con carácter retroactivo, la inversión de la planta de biomasa, de un montante de 2.000 millones de pesetas. Empresa que primero ofertó a la Consejera firmante de este decreto de subvenciones su incorporación como directiva y en segundo lugar fue vendida por el Gobierno a un socio privado.

 

Esta situación se produce con un Gobierno cansado, sin iniciativa, agotado políticamente que parece tener más capacidad  para impulsar negocios privados y favorecer a determinadas empresas en la adjudicación  de obras y servicios  de la Administración, que en resolver las necesidades  de los ciudadanos y mejorar su calidad  de vida. Y ante esta situación, el socio minoritario del Gobierno, que aseguró que su participación aportaría transparencia a la gestión, está  de convidado  de piedra ante tales actuaciones. El CDN y su líder Juan Cruz Alli utilizan un silencio peligroso que contradice frontalmente su primera intención, que a la vista  de los hechos parece que tenía más  de propaganda que de realidad.

 

También se hace necesaria la reflexión sobre el papel que el empresariado navarro está jugando ante esta situación. Navarra necesita un sector empresarial endógeno, dinámico, emprendedor que impulse el desarrollo de nuestra Comunidad, desde la igualdad  de oportunidades y la transparencia en la gestión. Animamos al empresariado navarro a exigir al Gobierno  de Navarra igualdad  de oportunidades, transparencia en la gestión, y una política de verdadera promoción de la industria Navarra, apoyando decididamente la I+D+I,  y que no se dedique a una mera introducción de grandes empresas que sólo permite la subcontratación al sector empresarial navarro.   Por tanto, es una obligación  para la izquierda regenerar la política en Navarra, impulsar una política  de manos limpias en la administración foral y municipal que permita recuperar la credibilidad social sobre la acción política, como un servicio  para el interés general, en contra de quienes han entendido la política como una acción  para determinado interés particular.

 

Por ello, desde nuestra formación vamos a impulsar la adopción  de nuevas formas  de hacer política, donde implantaremos nuevos métodos para desarrollar la transparencia en la gestión y la fiscalización ciudadana de la acción de gobierno.

 

En primera instancia, solicitaremos en sede parlamentaria que se cree una Comisión Especial  de control  de las contrataciones  de la Administración foral. Ante esta situación especial se requiere una absoluta transparencia en las contrataciones, adjudicaciones y adquisiciones  de participación en empresas que está realizando el Gobierno  de UPN y CDN. Y cumpliendo las funciones del Parlamento foral, como órgano  de representación popular  de todos los navarros, debe ser en sede parlamentaria donde se supervise la acción  de gobierno en esta materia.

 

1.2. La “nueva economía” de un gobierno de derechas

 

Profundizando en la política económica e industrial desarrollada por el Gobierno foral, desde IUN-NEB hemos venido denunciando con firmeza unas decisiones totalmente equivocadas como han sido la venta  de la participación del 50% que el Gobierno navarro y Caja Navarra tenían en EHN. Esta participación pública representaba un elemento estratégico de la política industrial y económica de Navarra. El Gobierno foral está convirtiendo a Navarra en un supermercado donde determinados sectores privados hacen negocios suculentos con las participaciones públicas o los servicios públicos rentables.  

 

Nuestra apuesta es potenciar un sector industrial público fuerte en Navarra, que desarrolle iniciativas estratégicas, que impulse proyectos  de desarrollo  para Navarra, y que promueva sectores innovadores,  de investigación y desarrollo  para todos los navarros y navarras. Pivotar en la Universidad un foco dinámico  de ideas emprendedoras  de innovación y desarrollo, que sirva  para la diversificación industrial que tanto necesita Navarra, y sobre la que tan poco se ha hecho hasta el momento.  

 

En sentido contrario, nos enteramos por los medios  de comunicación  de la adquisición  de un 1%  de Iberdrola por parte  del Gobierno foral, a través  de SODENA, en una operación especulativa, sin prácticamente precedentes en el resto  de administraciones públicas, en la que aportábamos 55 millones  de los percibidos por la venta  de EHN y todos los navarros nos endeudábamos en otros 120 millones  de euros  para acceder al precio  de venta  de la participación centesimal en Iberdrola, por la decisión del Gobierno  de UPN y CDN.  

 

Estas operaciones contradicen la oposición  de UPN y CDN a incrementar el gasto social en Navarra por mantener el pacto de estabilidad y no endeudar a la Hacienda foral. En su nombre se negaban a complementar prestaciones sociales, mejorar la atención sanitaria, incrementar los servicios educativos, en definitiva, avanzar en un modelo social que mejore la calidad  de vida  del conjunto  de navarros y navarras por ser contrarios al endeudamiento. La práctica política  de este Gobierno es decir NO al gasto público en política social, pero sí aceptar un fuerte endeudamiento  para realizar una operación especulativa. ¿Cuánta inversión social podría haberse realizado en Navarra en educación, sanidad y bienestar social con estos 120 millones con los que estamos jugando en bolsa?  

 

Esta práctica  de decisiones  de tanto calado, se ha realizado sin transparencia, desde la opacidad y el oscurantismo que caracteriza al Departamento  de Economía del Gobierno navarro, sin consulta ni previo conocimiento  del Parlamento, al que el propio Presidente ha ocultado información.  

 

Además, existe un importante desfase entre el crecimiento real de la economía navarra en 2004 y el potencial de crecimiento que existía para ese ejercicio. Este desfase se podía haber utilizado para solucionar muchos problemas educativos, sanitarios,   de contenido social. El gran problema  de la economía navarra es que el Gobierno gasta mal sus recursos, malgasta el dinero  de todos los navarros y navarras.  

 

Esta situación nos obliga a pedir la reprobación parlamentaria a la política económica  del Gobierno  de Sanz. Sus políticas neoliberales están recortando derechos y prestaciones sociales  para posibilitar hacer negocios privados en el mercado  de los grandes capitales. Se reducen las políticas dirigidas al interés general y se incrementan las oportunidades  para los grupos con intereses mercantiles, cada vez este gobierno es menos administración pública y más gestión interesada.

 

1.3. El autogobierno para los navarros  

 

El debate abierto sobre el modelo  de Estado, el debate territorial en España, ha tenido su incidencia en Navarra. La aprobación del Plan Ibarretxe por el Parlamento Vasco ha supuesto en Navarra un debate  de confrontación y división entre los partidos navarristas y los partidos nacionalistas. Importar el debate del Plan Ibarretxe a Navarra responde a una estrategia  de UPN  para dividir a los partidarios del cambio político en Navarra, genera confusión social y no tiene utilidad alguna  para la política navarra. Y hay partidos nacionalistas que caen en la trampa.

 

Desde IUN-NEB consideramos que el desarrollo del autogobierno y la participación  de Navarra en el debate sobre el modelo  de Estado con una propuesta propia, diferenciada, sin influencias externas, deben ser iniciativas impulsadas desde la izquierda por su trascendencia política, con voluntad  de consenso. Este desarrollo del autogobierno supone un pacto  para la convivencia y por tanto requiere del mayor grado  de acuerdo entre la pluralidad política, social y cultural  de toda Navarra.  

 

Debemos abrir una “vía navarra”, propia y diferenciada,  para el desarrollo  de nuestro autogobierno, y tenemos que impulsarla desde la izquierda,   para diferenciar nuestra propuesta tanto del navarrismo españolista y del abertzalismo, que marque una hoja  de ruta propia  para modificar el Amejoramiento e impulsar el desarrollo competencial  de progreso social, cívico y ambiental  para todos los navarros y navarras, desde la construcción federalista del Estado. La cultura federalista sirve  para avanzar en el autogobierno y rompe con el frentismo entre identidades de uno y otro signo, porque establece una propuesta federal del Estado, respetando e integrando las diferencias en un proyecto común, establece los mecanismos para facilitar la convivencia de la sociedad navarra.  

 

Frente a las posiciones nacionalistas, sean en su sentido vasco o español, que basan su actuación en intereses ajenos a Navarra, es necesario hacer una propuesta desde Navarra,  para Navarra. Desde IUN-NEB defendemos un modelo federal que garantice el respeto a la pluralidad  de todos los que viven y trabajan en Navarra, evitando las posiciones excluyentes.  

 

Desde IUN-NEB, con la propuesta  de creación  de la ponencia parlamentaria sobre autogobierno, hemos arrastrado al resto  de fuerzas políticas a este debate político significativo  para el futuro  de Navarra. La posición  de UPN en este tema, tanto en el Parlamento como en el Gobierno, es la demostración  de la falta  de coherencia  de este partido: desde que el PP perdió las elecciones generales, UPN ha apoyado en el Parlamento la petición a Madrid de asumir más transferencias en materia  de referéndum, aeropuerto, tráfico, etc. que ha presentado nuestro Grupo; en sentido contrario a lo que hacía mientras Aznar fue Presidente del Gobierno. Sin embargo, es incapaz de formular propuestas propias para avanzar en el autogobierno.  

 

IUN-NEB impulsa su propio Plan, “el Plan de la izquierda navarra”, una propuesta articulada de modificación del Amejoramiento del Fuero, como instrumento  para establecer las políticas y las estrategias que definan cómo queremos que sea esta Navarra  de futuro y  de progreso en los próximos 25 años, y que deberá ser refrendado directamente por la ciudadanía navarra, que es quien le da legitimidad.  

 

Este “Plan  de la izquierda navarra” para desarrollar nuestro autogobierno establecerá un nuevo estatus  para Navarra  de base progresista. Un nuevo Amejoramiento que además  de asegurarnos una convivencia cívica que respete y defienda la pluralidad de Navarra, tiene que ser un instrumento jurídico e institucional  para autogobernarnos mejor,  para desarrollar mejores políticas económicas, sociales, territoriales, lingüísticas y culturales. Esta reforma progresista  de nuestro estatus como Comunidad diferenciada tiene que singularizarse fundamentalmente por su contenido social.

 

Ya se ha constituido un grupo  de trabajo desde la Comisión Ejecutiva  de IUN-NEB que trabaja en ese texto articulado que verá la luz durante este año y que estará basado en los siguientes ejes:

 

  • Navarra es un sujeto político propio y diferenciado; y por tanto nos corresponde a los navarros y navarras decidir nuestro futuro,  de forma participativa y directa.
  • Apostamos por una identidad propia, integradora y plural, sin exclusiones; donde corresponde a toda la ciudadanía, a todas las personas que viven y trabajan en Navarra, ser los protagonistas  de este proceso .
  • Creemos en el federalismo como la fórmula para regular la integración de Navarra en otras comunidades políticas. Federalismo que significa pacto, libertad y solidaridad. Apostamos por un doble federalismo: en el ámbito español y en el ámbito europeo.
  • Navarra debe ampliar su participación tanto en los órganos comunes del Estado español como en las instituciones de la Unión Europea. Allá donde se toman decisiones que afectan a la ciudadanía navarra deben estar presentes sus representantes.
  • Desde la izquierda priorizamos hacer efectivos los derechos sociales, ciudadanos y cívicos con unos servicios  de calidad, prestados  de forma próxima y  de manera eficiente.
  • Impulsar nuevos derechos y defender los existentes: radicalidad democrática, participación ciudadana, libertades individuales y desarrollo sostenible.
  • Priorizamos el patriotismo  de los derechos: los derechos  de las personas, estableciendo una carta de derechos de ciudadanía, no sometiendo a los ciudadanos a unos derechos colectivos y/o históricos siempre abstractos y prefijados.
  • Desarrollar la justicia social: ampliar nuestra capacidad  para establecer nuevos derechos sociales y ciudadanos, basados en la extensión  del bienestar social a todos los navarros y navarras.
  • Defendemos una modificación  de la política lingüística que impulse la normalización lingüística en Navarra, desde el principio  de voluntariedad; evitando las actuales discriminaciones.
  • Navarra se debe relacionar con otros territorios vecinos desde el principio de respeto mutuo y colaboración. Navarra debe mantener una cooperación estrecha con Comunidades Autónomas con las que le unen lazos históricos y culturales y participar en la creación de una euro región que amplíe esas posibilidades de cooperación en el seno de la Unión Europea.

 

Este “Plan  de la izquierda navarra” debe ser discutido entre toda la organización, con nuestros simpatizantes, debe abrirnos a la sociedad, contrastar con los agentes sociales y económicos sus puntos  de vista, y realizar una propuesta serena y profunda a la ciudadanía navarra  de un nuevo Plan  para la convivencia  de todos y todas.

 

1.4. Una política social de verdad para Navarra

 

Otro elemento prioritario para IUN-NEB es el impulso de un modelo social avanzado para Navarra, que incremente y garantice los derechos sociales y que desarrolle un Estado del Bienestar del siglo XXI para el conjunto  de navarros y navarras que tienen diferentes necesidades. Son muchas las iniciativas políticas e institucionales que estamos desarrollando  para conseguir este objetivo: complementar las pensiones mínimas hasta el SMI (ante la reducción que el Gobierno foral está aplicando al colectivo  de viudas  más vulnerables económicamente); el impulso del espacio sociosanitario  para la atención integral a diferentes necesidades; desarrollar en Navarra un Plan  para la atención a la dependencia en consonancia con el Libro Blanco estatal, desde la responsabilidad pública, como derecho universal, y que atienda las necesidades  de las personas dependientes así como a las  de sus cuidadoras y sus familias; la mejora  de la atención sanitaria y la financiación  de nuevos servicios (transporte  para atención especializada); la inversión en centros educativos públicos  para obtener una educación pública en Navarra  de calidad; el apoyo a la iniciativa municipal para realizar una ILP que incorpore a la educación infantil 0-3 años a la red educativa del Gobierno foral con la obligación  de escolarizar en este tramo a toda la demanda.

 

El Gobierno foral  de la derecha está menospreciando una vez más a los colectivos sociales más débiles  de la sociedad navarra, demostrando una escasa sensibilidad social. La reducción  del complemento que por vía fiscal se daba a las viudas navarras con las pensiones más bajas en un 45%,  de tapadillo a través  de la Ley  de Acompañamiento a los Presupuestos Generales  de Navarra  para 2005, eliminando la referencia del SMI, es una burla a este colectivo, con claros intereses electoralistas al responsabilizar del mismo al Gobierno estatal. El Gobierno de UPN-CDN se dedica, en lugar de gobernar, que es para lo que ha sido elegido por los ciudadanos, a hacer oposición a la oposición y al Gobierno central.

 

El anuncio  de Miguel Sanz  de romper la caja única  de la Seguridad Social  para gestionar desde Navarra íntegramente ésta, va más allá  de la propuesta recogida en el Amejoramiento  de asumir la competencia  de la gestión  de su régimen económico y pone en el debate político un ideario gravemente insolidario con los trabajadores y con el resto del Estado; que evidencia la situación desbocada  de un Presidente sin rigor e irresponsable en sus afirmaciones, que se debe más a su lógica partidista que al interés general de todos los navarros. Un Presidente  de Gobierno no puede estar jugando con los intereses  de los colectivos más desfavorecidos  de Navarra  para provocar una situación de enfrentamiento  de la derecha foral con el Gobierno estatal y sus apoyos parlamentarios  de izquierda, con criterios electoralistas. Este Gobierno tiene actitudes demasiado irresponsables.

 

Un Gobierno que aplica su rodillo parlamentario para rechazar sistemáticamente todas las propuestas de avance social y desarrollo de prestaciones sociales en vivienda, empleo, personas en situación de dependencia y educación; no está legitimado socialmente para abanderar ninguna reivindicación social. Los ejercicios de hipocresía política que está realizando este Gobierno con los colectivos más desfavorecidos, con una mayor vulnerabilidad social, tienen que ser denunciados públicamente para desenmascarar la política antisocial que ejerce el gabinete Sanz.

 

1.5. El resultado del referéndum europeo

 

El día 20 de febrero, el 41 por ciento de los ciudadanos con derecho a voto acudió a su colegio electoral. De ellos, el 65 por ciento lo hizo a favor del texto, el 29 por ciento en contra y el 5,5 en blanco.

 

En datos totales sobre el censo, solamente el 26,9 % de los navarros votó a favor de la Constitución Europea, el 14,3 % la rechazó explícitamente o no quiso apoyarla, y el 58 % no acudió a votar.

 

La victoria de la abstención supone el triunfo  del alejamiento social  de la ciudadanía navarra hacia este modelo  de construcción europea, desarrollada por las élites políticas y económicas, alejadas  de la gente. No es que los navarros sean euroescépticos, sino que no les motiva esta forma  de hacer las cosas. 

 

La izquierda no puede resignarse a un modelo de democracia donde sólo la cuarta parte de la ciudadanía sean los legitimadores de un proceso político que afecta a todos. En los meses pasados se nos ha repetido, a cuenta del Plan Ibarretxe, que la fijación de un marco de convivencia como es un Estatuto de Autonomía no podía aprobarse sólo con el 51 % de los votos. ¿Acaso la Constitución europea se rige por una aritmética tan diferente? Por tanto, desde IUN-NEB hacemos un llamamiento al resto  de fuerzas políticas navarras a no caer en ninguna complacencia, a reflexionar sobre las causas de esta escasa participación y a impulsar nuevos elementos que profundicen en la democracia participativa, superando una democracia formal que no fomenta la participación ciudadana.

 

En cuanto a los resultados en torno a los que sí participaron en el Referéndum, valorar el voto afirmativo, que fue mayoritario, y destacar, asimismo, el porcentaje elevado  de Noes habido en Navarra (segunda Comunidad con un porcentaje más alto, Pamplona fue la capital del NO, donde se contabilizó el porcentaje más alto de noes  de todas las capitales  de provincia españolas). Fundamentalmente significativo, por lo cuantitativo, el voto urbano (en la Comarca  de Pamplona hubo un 35%  de noes, y también fue alto el rechazo en Estella, Tafalla y Alsasua).

 

El NO en Navarra ha sido un voto mayoritario de izquierdas: es un voto reflexivo, crítico, alternativo, que no comulga con los dictados de UPN y PSN. Los barrios  de Pamplona y el cinturón rojo  de la Comarca tiene el porcentaje más alto  de votos negativos (Casco Viejo, Mendillorri, Chantrea, Ansoáin, Barañáin, ..) frente a los barrios como Mendebaldea, San Juan, o la urbanización  de Gorráiz, la Moraleja navarra, donde el porcentaje es inferior a la media. Donde IUN-NEB tiene más respaldo social, donde la izquierda tiene más influencia, ha habido un porcentaje más alto  de votos negativos. Por tanto no se puede intentar deslegitimar el resultado del No por la influencia en el mismo  de votos  de derechas. Los votos contrarios provenientes  de la derecha son minoritarios y simbólicos, no han conseguido siquiera teñir el color rojo  de las papeletas del NO.

 

De la misma manera, no se puede englobar el voto contrario en clave  de construcción nacional exclusivamente, cuando el PNV, socio  de Nafarroa Bai y que ha buzoneado Navarra, ha hecho campaña a favor  del Tratado. La coalición del abertzalismo en Navarra no ha hecho campaña, porque si bien existe unidad entre sus integrantes  para reclamar el derecho  de autodeterminación y la anexión  de Navarra a Euskadi, cuando el debate es sobre políticas  de izquierdas o  de derechas la coalición se rompe.

 

El elemento que define el voto más crítico a la Constitución europea (los votos en blanco y el NO) es un planteamiento  de izquierdas y alternativo, sea o no nacionalista; que ha movilizado a la tercera parte de los votantes navarros, a pesar  de la desigualdad  de oportunidades que ha habido  para poder transmitir las críticas del Tratado Constitucional a la ciudadanía.

 

Desde IUN-NEB también reconocemos que hay un voto crítico,  de izquierdas y progresista en el apoyo al Tratado. El Sí también tenía un componente progresista que entendía la necesidad  de avanzar en el proceso  de construcción europea, siendo crítico con buena parte del contenido  de esta Constitución. IUN-NEB asume las críticas que la Confederación Europea  de Sindicatos, pese a su voto favorable, realizaba a esta Constitución Europea, calificándola  de insuficiente, y trabajará junto al movimiento sindical  para desarrollar medidas que desarrollen en Europa un modelo social que apueste por el pleno empleo con derechos  para todos los trabajadores en la Unión.

 

Ante este resultado, triunfo  de la abstención y fuerte rechazo a la Constitución, se puede concluir que el efecto Zapatero empieza a deshincharse. El PSOE en el modelo  de construcción europea está fallando a la izquierda y se alía con todos los partidos  de la derecha PP, UPN, PNV, CiU. La izquierda no puede resignarse al descontento y a la desmotivación, y tiene que impulsar una Europa que llegue más allá  de donde nos coloca esta Constitución.

 

En Navarra, los partidarios del SI (UPN, PNV, PSN, CDN) obtenían en las últimas elecciones europeas (comparables con este referéndum porque la participación rondaba el 45%) un 84%  de apoyo social y ahora el sí ha obtenido un 65%, han perdido 45.000 votos en Navarra.

 

El voto crítico a este Tratado, en cualquiera de sus vertientes, supone el voto progresista  de ciudadanos críticos con las posiciones oficiales, y refleja la existencia  de una movilización social progresista y  de izquierdas que rechaza la Navarra oficial  de UPN y PSN. En este referéndum, en el modelo  de construcción europea el PSN ha demostrado que le gusta bailar muy agarrado a UPN, como se demostró en la divulgada foto  de Chivite, Sanz y Alli en los prolegómenos  de la campaña europea por el sí; donde compartieron además del sentido del voto, la defensa  de un modelo social, económico y defensivo  para Europa alejado  de los intereses progresistas. Esta situación expresa, más si cabe, la necesidad  de IUN-NEB, porque el espacio que deja a su izquierda el PSN es cada vez más importante.

 

IUN-NEB trabajará por conciliar todas las posiciones críticas que se han construido en clave  de izquierda,  para coordinar nuevas políticas progresistas y  de futuro. IUN-NEB seguirá con su estrategia política,  para hacer más política social, más política medioambiental y más política democrática. Por ello planteamos al PSOE un cambio en nuestras relaciones, que sean más equilibradas y con contenidos estructurales,  para hacer efectivo un giro a la izquierda tanto en la política europea como en la política estatal y municipal, incorporando una agenda social al Gobierno socialista  de Madrid en minoría parlamentaria.

 

En Navarra está avanzando un espacio crítico,  de posiciones  de izquierda plurales, que se movilizó contra la guerra  de Irak, que colaboró en la derrota del PP en Navarra, que ha seguido reivindicando una Europa más social y más democrática, y que plantea nuevas demandas sociales y políticas que deben ser atendidas. Es un movimiento social muy importante que exige un cambio político en Navarra con el que IUN-NEB debe coordinar sus propuestas políticas.

 

2. Estrategia política

 

Podemos afirmar que Izquierda Unida está remontando su crisis: los resultados adversos en las elecciones generales y europeas durante 2004, dieron lugar a un importante debate interno que concluyó con la Asamblea Federal Extraordinaria que estableció nítidamente el impulso a un espacio político de izquierdas, alternativo, necesario dentro de los espacios diferenciados de la izquierda plural, como es el que representa IU. Desde el desarrollo de políticas de izquierda útiles al conjunto de la ciudadanía, se inicia la recuperación de la propuesta política, de la presencia pública y un incremento de la credibilidad social como tercera fuerza política, ratificado por los resultados del Referéndum europeo.

 

Son tiempos para establecer una estrategia política, en lo más cercano, Navarra, que nos permita cumplir con el objetivo de impulsar un proyecto de izquierdas alternativo. Ello se consigue con trabajo político y organizativo, estableciendo metas que permitan a IUN-NEB asumir las responsabilidades políticas que los ciudadanos nos han otorgado y nos puedan otorgar en el futuro.

 

El objetivo de IUN-NEB en los próximos meses debe ser relanzar el proyecto interno e impulsar nuestra organicidad, desarrollar la organización pegada al terreno en Navarra, fortalecer la línea política de la izquierda alternativa, transformadora y rebelde; hegemonizar la alternativa a la derecha, el impulso para el cambio político en Navarra condicionando la línea política de los demás agentes progresistas.

 

Son tiempos convulsos, del fracaso de la imposición de la lógica neoliberal y de la cultura de la guerra preventiva; son tiempos de incertidumbre donde se abre un escenario de recrudecimiento de la crisis económica y social; y donde se instaura el choque de civilizaciones a escala mundial; desde la izquierda se hace imprescindible proponer la reforma de la política vinculada a los protagonistas sociales.

 

Tenemos que innovar la política, innovar la cultura de los movimientos de izquierda. Bertinotti indicaba que el problema es la construcción de una alternativa de sociedad: donde se reescriba la constitución material del país tras la devastación neoliberal. Las políticas aplicadas por el PP en el Estado, y que siguen siendo la guía de actuación de nuestro Gobierno caduco en Navarra, nos proponen el estado de necesidad: su objetivo es revisar a la baja el sistema de derechos, de las condiciones socio-laborales con el chantaje de la competitividad y la amenaza  de la deslocalización, una política económica basada en una falsa estabilidad que impide atender las prestaciones sociales demandadas por la ciudadanía de clase media y baja, en un panorama institucional donde la falta de calidad democrática es su seña de identidad.

 

En esta situación que estamos soportando en Navarra, debe hacerse protagonista el campo organizado de las izquierdas interesadas en el proyecto alternativo, las organizaciones sindicales, los movimientos y las realidades expresadas en los conflictos sociales, laborales, medioambientales y culturales. Se trata de generar una iniciativa plural que dé cuerpo y visibilidad a la necesidad de alternativa política a 25 años de poder conservador de la Navarra oficial.

 

La política en Navarra está atravesada por dos tendencias opuestas: la de su renacimiento o la de su eclipse, la de la esperanza o la de la fatalidad. Nuestra democracia vive una crisis profunda, un malestar generalizado y una desconfianza ciudadana en los sistemas políticos e institucionales. El proceso de referéndum europeo ha hecho en Navarra que sólo una cuarta parte de la ciudadanía apoyara el texto constitucional, y el resto lo criticara o no participara en la decisión. Desde la izquierda debemos unir la política a la vida cotidiana de los navarros, la política es el arma que tiene la sociedad para que sus necesidades sean atendidas.

 

Por tanto, es necesaria la elaboración de una crítica que conecte con este movimiento de izquierdas alternativo y plural, que emerge socialmente con fuerza, y que quiere ser protagonista del cambio político en nuestra Comunidad frente al poder anquilosado de derechas instalado en Navarra.

 

Se trata de impulsar una nueva idea de alternativa de izquierdas en Navarra y una nueva forma de llevarla a cabo. Tomar la iniciativa política para conseguir el cambio político basado en la construcción de la democracia de la participación y los derechos sociales, construir una democracia participativa en la que las críticas y necesidades sociales se transformen en una alternativa política y programática de la izquierda navarra.

 

En esta situación, alcanzar el gobierno se convierte en un instrumento, en un paso necesario  para conseguir el cambio político. Participar de un gobierno de izquierdas en Navarra es una necesidad para atender la exigencia social de derrotar al gobierno de Sanz y construir una alternativa al mismo.

 

Desde IUN-NEB asumimos el compromiso de impulsar una alternativa programática para este futuro gobierno alternativo, que la sociedad nos exige, que será de izquierdas y plural, porque la izquierda en Navarra es plural. En Navarra conviven tres espacios progresistas: la socialdemocracia, el nacionalismo vasco progresista y la izquierda alternativa que representamos. Son tres espacios diferenciados y autónomos. Y por tanto los intentos de difuminar nuestro espacio, realizando opas hostiles hacia nuestra formación, están condenadas al fracaso y se vuelven en contra de quien las realiza, en tanto que nuestro espacio se consolida y se reafirma frente a estos ataques políticos. IUN-NEB será una referencia electoral propia en las próximas elecciones al Parlamento de Navarra, por representar a un espacio social diferenciado, cada vez más importante,  de izquierdas y alternativo. Nuestro objetivo será hacer bien las cosas  para alcanzar un apoyo social que mejore nuestra actual situación como tercera fuerza política  de Navarra.

 

Pero eso no es impedimento para unir esfuerzos con aquellas formaciones políticas de izquierdas para establecer un marco común de programa alternativo que sea mayoritario socialmente y haga frente a las políticas excluyentes de UPN y CDN. Por eso, desde IUN-NEB entendemos necesario establecer un nuevo modelo  de relación política con el PSN y con las fuerzas abertzales  de izquierdas (Aralar y Batzarre)  para trabajar por un acuerdo básico  de izquierdas, programático, circunscrito a Navarra; que indique los elementos políticos comunes que nos comprometemos a desarrollar conjuntamente al alcanzar el apoyo mayoritario  de la ciudadanía navarra  para gobernar desde la izquierda.

 

Se trata de contraponer el actual enfrentamiento entre navarristas y nacionalistas vascos, que provoca confrontación y exclusión sociales y culturales; así como pérdida de energías necesarias para impulsar un proyecto de Navarra más desarrollado e innovador; y establecer un nuevo marco de relación común, integrador de la pluralidad identitaria de todas las personas que viven y trabajan en Navarra. Construir una nueva Navarra basada en la unión de los navarros, que rompa la lógica del enfrentamiento identitario; y esto sólo se puede hacer desde la izquierda; donde los elementos de construcción social son los determinantes frente a quienes priorizan exclusivamente los elementos de construcción nacional.

 

Para establecer este programa de mínimos desde la izquierda, IUN-NEB plantea los siguientes elementos como irrenunciables:

 

1. La apuesta por la paz, el rechazo a la violencia en todas sus formas y maneras. En Navarra, tolerancia cero con el terrorismo, la violencia y la vulneración de los derechos humanos. La profundización en democracia significa el uso libre de la palabra y del diálogo, sin ningún tipo de amenaza, exclusión o coacción. Una democracia avanzada supone trabajar por eliminar el apoyo social al uso de la violencia.

 

2. Navarra es un sujeto político propio, activo y diferenciado. El futuro político e institucional de Navarra lo decidirán los ciudadanos navarros, sólo a ellos corresponde el protagonismo de la decisión. Cualquier planteamiento que en el futuro se pudiera dar sobre Navarra deben ser los ciudadanos, consultados democrática y directamente, los que establezcan su voluntad. La voluntad popular de la ciudadanía navarra será respetada por este gobierno alternativo de izquierdas.

 

3.- El objetivo del gobierno será la cohesión social: el valor de la igualdad como elemento definidor de las políticas de izquierda. La conquista del pleno empleo y la conquista de la ciudadanía supondrán el establecimiento de un sistema de garantía de nuevos derechos y el ejercicio de los ahora reconocidos legalmente: derechos sociales, civiles y lingüísticos. Una política económica e industrial al servicio de la sociedad, desarrollando toda su potencialidad. La constitución de bienes comunes a sustraer a la lógica del mercado impulsando políticas públicas de medioambiente, de equilibrio territorial y desarrollo de la cultura.

 

IUN-NEB se compromete a gestionar el encuentro  de los valores  de la izquierda  para posibilitar una alternativa política fuerte, clara y firme que pueda concitar la ilusión  de la ciudadanía  para jubilar el régimen político  de la derecha en Navarra por muchos años. IUN-NEB siempre ha sido una fuerza política útil, con vocación  de alternativa y al servicio  de los intereses  de la ciudadanía. Nos toca tomar la iniciativa.

 

Pamplona, a 5 de marzo de 2005.

< Anterior   Siguiente >