Documentos

Consejo político 19.06.2004

1.-  Constitución de la Mesa.

 

Se constituye con Ion Erro, Pedro Esparza, Idoia Saralegui, Pedro Esparza y Rubén Fernández (Responsable de Organización de IU Federal), siendo esta aprobada por asentimiento.

 

2.-  Aprobación, si procede, de Acta Anterior

 

El acta anterior (C.P. de 3 de abril) es aprobada por asentimiento.

 

3.- Debate del Informe Político.

 

Presentado el informe por el Coordinador General, Ion Erro. Seguidamente, toma la palabra Rubén Fernández para informar de los acuerdos adoptados por la Presidencia Federal el día anterior. Por último, Maite Mola toma la palabra para presentar la propuesta de Resolución que presentan varios compañeros del Consejo Político.

 

A continuación toman la palabra Félix Taberna, José Vicente Azpilicueta, José Sánchez, Javier Jimeno, Moisés Andueza, Iñaki Fernández, Paco Jiménez, Pedro Vázquez, Javier Górriz, Domingo Talens, Juan Antonio Castilla, Maite Mola, Ana Figueras y José Miguel Nuin.

 

Como cierre del turno de intervenciones, toma la palabra el Coordinador General que asume diferentes aportaciones producidas durante el debate. Éstas se reflejarán en el informe definitivo.

 

Finalmente, sometido a votación, el Informe Político es aprobado, por 36 votos a favor, ninguno en contra y 7 abstenciones.

 


 

INFORME POLITICO

(Aprobado por 38 votos a favor, ninguno en contra y 7 abstenciones)

 

1.- Elecciones europeas

 

El resultado electoral de la elecciones europeas ha sido negativo para nuestra formación. Pero las elecciones han sido en toda Europa: en este espacio, los espacios rojo y verde hemos tenido importantes resultados en muchos paises. El Grupo de la Izquierda tiene 34 eurodiputados y el verde 47. Hay un espacio social de izquierdas y verde de más de 20 millones de europeos, y eso con una participación muy baja. A esto hay que añadir el apoyo que muchas personas de la cultura han dado a nuestro proyecto.

 

   Estos resultados en Europa son desiguales en lo que respecta a los partidos que forman parte de la Izquierda Europea, recién constituida el pasado mayo: unos se consolidan y otros sufren ligeros retrocesos.

 

   En conjunto, el fracaso de partidos conservadores, como el francés e italiano, y de socialdemócratas, como el laborista y alemán, todos en el Gobierno, indican el fracaso de un concepto de Europa, subordinada a los grandes intereses de mercado, y poco dispuesta a abordar con coraje la construcción política europea desde el desarrollo social colectivo, la democracia plena y la paz.

 

   Pero aquí hemos perdido: tenemos un descenso, con respecto al año 99, en el Estado de 600.000 votantes y de 1,61 puntos; y en Navarra de 7.600 votos y de 1,1 puntos. Se trata de una importante bajada, que debe abrir una reflexión interna profunda y que debe exigirnos una estrategia de cambio político y organizativo. Los argumentos de coyuntura, de excepcionalidad, de voto emocional que argüimos tras las elecciones generales, se han demostrado estructurales.

 

   IUN-NEB ha sido arrastrada por la riada general de IU. En todas las Comunidades, IU baja. En estas elecciones no ha habido excepciones.

 

   Las causas de este fracaso electoral son atribuidas a la estrategia de dualización del PSOE, la estrategia de PP y PSOE de imponer un régimen bipartidista, del control mediático de la campaña, de la voluntad de Europa de sacar fuera del juego político a quienes planteamos un discurso crítico, alternativo y transformador de construcción de otra Europa: la Europa social, verde y de los ciudadanos. Se genera una situación política de subalternidad a las políticas de los partidos mayoritarios y, consecuentemente, el reforzamiento de una política similar en los grandes asuntos, practicada con sensibilidades diferentes.

 

   Pero además de estas causas externas, también existen causas achacables a nosotros mismos. No hemos recuperado ese hipotético voto prestado, no hemos podido movilizar a nuestro electorado que se encuentra desmotivado y no ha considerado la necesidad de recuperar un proyecto que se encuentra agotado organizativamente. Estas elecciones han destapado definitivamente la crisis electoral y la crisis político-organizativa de IU. Una crisis de orden organizativa, pero también política. Esta organización tiene que ser alimentada políticamente, sin ambigüedades y con dirección. Hoy IU tiene que reformular su discurso político, debe acercarse a la realidad social, política y electoral donde hace política: debemos impulsar una acción política autónoma, diferenciada y abierta a las demandas sociales reales, tenemos que recuperar la utilidad de una fuerza política que represente a la izquierda anticapitalista y a la izquierda verde.

 

   Si estamos ante un fracaso en serie se trata ahora de saber donde están los defectos de la política de IU, de su organización, de su dirección, de su discurso, de su imagen. Conocer el por qué en cada elemento que falla. Establecer una línea de trabajo para adecuar la política, la dirección, la organización y las personas al proyecto de IU que pretende ser transformador y tener una amplia base de apoyo, sin que su personalidad nítida de izquierdas quede desdibujada por mensajes equívocos, ambiguos o fundamentados en intereses más que en valores y principios.

 

   La Comisión Permanente de IU ha decidido promover una Asamblea Extraordinaria para el cambio político y organizativo, este proyecto necesita de un profundo cambio. Esta Asamblea debe servir para provocar un revulsivo político, y debe tomar la palabra el conjunto de la afiliación y quienes nos apoyan electoralmente. La Asamblea Extraordinaria nos permite abrir un proceso de reconstrucción de un proyecto político de cambio, de transformación y alternativo, que impulse una red de izquierdas, desde elementos políticos y sociales, que refunde un espacio político necesario y existente desde una política autónoma, con propuestas propias y que dé soluciones a los problemas de la gente. Primero tenemos que cambiar nosotros, para poder cambiar la sociedad.

 

   La pérdida de espacio social que hemos vivido nos debe hacer reflexionar sobre la necesidad de estructurar un proyecto más amplio, más abierto, más cercano a la realidad concreta, con más gente. Tenemos que recuperar y que incorporar a nuevos espacios sociales que aporten su análisis y sus propuestas para hacer una organización política con verdadera utilidad social. Un proyecto de cambio para la reconstrucción de un espacio de izquierdas, alternativo, federalista y plural, anticapitalista, verde, libertario, que recoja las propuestas de los nuevos movimientos sociales, que tenga una referencia en la juventud, y que desarrolle otro tipo de organización, de trabajo más horizontal, más participativa, y con más vinculación a lo que se mueve socialmente, en una sociedad tan dinámica y plural como la navarra.

 

   Desde IUN-NEB debemos participar en este proceso asambleario desde el debate abierto, sincero, plural y leal con el espacio político que representamos; que nos permita incorporar soluciones realistas, que ayuden a desarrollar un proyecto político renovado y de cambio. En cualquier caso, debemos analizar que IUN-NEB obtiene más apoyo social cuanto más cercanas son las elecciones:

 

  • Municipales 2003    23.000 votos              11%
  • Autonómicas 2003  27.000 votos                9%
  • Generales 2004      20.000 votos                6%
  • Europeas 2004         8.500 votos                4,3%

 

IUN-NEB es la tercera fuerza política en Navarra. Somos el tercer grupo del Parlamento de Navarra y desde esa realidad estructurar nuestra propuesta política. Somos una realidad en Navarra, viva y con una importante incidencia en los asuntos políticos. Somos imprescindibles para la alternativa política a la derecha, y somos el grupo con mayor capacidad de propuesta política de izquierdas. Nuestro votante es un votante crítico, informado y que diferencia los procesos electorales. Cuando ofrecemos una propuesta política afinada, clara y concreta, nos otorga un mayor apoyo. Debemos perfilar claramente nuestra identidad política, refundar nuestro proyecto plural de izquierdas para Navarra, desde la refundición de las diferentes culturas de la izquierda que integramos.

 

   Tenemos que analizar que la pérdida del apoyo electoral que ha tenido IU no lo ha capitalizado nadie más. Nuestro espacio político tiene también referencias específicas en diferentes regiones y nacionalidades del Estado. Pero los resultados de otras candidaturas (Europa de los pueblos, Aralar, ...) se han visto arrastrados también por la bipolarización electoral en torno a PSOE y PP.

 

   Que la mayoría de la ciudadanía (56%) no haya participado en estas elecciones da una señal de alarma democrática. Los partidos mayoritarios (PP y PSOE) no muestran especial preocupación ante esta situación, porque les beneficia. La estrategia de PSOE y PP es fortalecer el bipartidismo, mediatizar el debate político y controlar los medios creadores de opinión, para incrementar su peso específico. Y también de articular un discurso en torno a Europa incrementando su imagen de lejanía, de tecnocracia, y de poca importancia política. Esta estrategia antidemocrática, de fomento de la abstención debe ser denunciada por IU, la participación ciudadana en democracia es una señal de desarrollo político. El modelo americano, de democracia formal que intentan imitar PP y PSOE, no es nuestro modelo. Nosotros impulsamos una democracia participativa, de capacidad de decisión de los ciudadanos más allá de la elección de sus representantes en cada elección.

 

    El resultado electoral da un claro empate entre el PSOE y el PP, alcanzando entre los dos el 84% de los votos. En consecuencia, se dará una aproximación en los grandes asuntos de Estado que dejarán poco margen a políticas más avanzadas socialmente en el momento de conformar una sociedad más justa y equilibrada.

 

    Este panorama bipartidista imperfecto es más complejo que los intentos de convertir a los nacionalistas en los árbitros de todas las situaciones o de intentar laminarlos de la escena política. IU no representa hoy las aspiraciones de carácter federal ligadas a cada territorio. España es plural y la consecuencia de esta pluralidad es actuar sin hacer nada que facilite la disgregación de una parte ni que ninguna parte imponga al resto sus tesis. Debe haber un equilibrio político entre las aspiraciones parciales que son justas y las necesidades colectivas.

 

    Los resultados de estas elecciones debieran ser un toque de atención a los promotores del actual proyecto de Constitución europea. La construcción europea no puede ser sólida si se hace a espaldas de una ciudadanía a la que se margina en los debates de fondo, y se le pide el voto para aprobar las decisiones que, previamente, han decidido las clases dominantes europeas, de pretendidos signos ideológicos diferentes, aunque con similares intereses. La solución a la falta de implicación de la ciudadanía en el actual proceso de construcción europea no puede ser la aprobación apresurada de la Constitución tratando de hurtar el debate público e incluso la ratificación mediante referéndum, ante el temor de que no supere la prueba. Empieza a haber una incompatibilidad profunda entre le neoliberalismo que pugna por imponerse totalmente en Europa y la democracia. Debiera abrirse un auténtico proceso constituyente lo más abierto posible, con participación no solamente de los gobiernos (muchos de los cuales han sido castigados por los votantes) sino también de los parlamentos nacionales, del Parlamento Europeo y del conjunto de la ciudadanía a través de canales de participación amplios.

 

    El Partido de la Izquierda Europea, en convergencia con otras fuerzas y movimientos sociales, intelectuales y políticos europeos, tiene una importante tarea que realizar, para contribuir a ampliar, fortalecer y hacer decisivo un gran movimiento por otra Europa.

 

    IUN ES LA IZQUIERDA ALTERNATIVA DE NAVARRA. IMPULSAMOS UN ENCUENTRO CON LA IZQUIERDA DE NAVARRA PARA IMPULSAR UN PROYECTO POLÍTICO DE CAMBIO, VAMOS A REFORZAR LAS RELACIONES CON LA IZQUIERDA ALTERNATIVA EN EL ESTADO PARA PROMOVER UNA RED ROJIVERDE QUE AMPLÍE EL ESPACIO TRANSFORMADOR, Y ESTABLECER UNA COORDINACIÓN DIRECTA DESDE IUN-NEB CON LOS GRUPOS DE LA IZQUIERDA UNITARIA Y VERDE DEL PARLAMENTO EUROPEO PARA PARTICIPAR EN UNA RED ALTERNATIVA EUROPEA.

 

    2. El gobierno del PSOE

 

   Además del proceso electoral europeo, la movilización social en contra de la guerra hizo que la primera decisión del gobierno del PSOE, con el apoyo de IU y del resto de fuerzas políticas del Parlamento español (con la excepción del PP y de UPN), fuese la vuelta de todos los soldados españoles de Irak.

 

   La oposición a la guerra ha generado un valor ciudadano, militante, de movilización social que ha sido capaz de desbancar políticamente a quienes han sido responsables de la mentira, las torturas y la violencia contra el pueblo iraquí, amparándose en la ilegalidad y el empleo de la fuerza. El rechazo social hacia Aznar (materializado en las Elecciones Generales), Blair y Berlusconi (derrotados ahora en las Europeas) demuestran el proceso de ideologización y de asunción del valor de la paz por parte de la ciudadanía.

 

   El gobierno socialista ha sabido mantener, en el resto de asuntos, una política populista muy calculada, por la cual cada semana se nos anunciaba alguna medida en temas tan apoyados socialmente como la lucha contra la violencia de género, el aumento del SMI, la subida de las becas, los matrimonios homosexuales, la congelación del calendario de aplicación de la LOCE, etc. Todo han sido anuncios de intenciones no plasmados en proyectos de ley o en decretos de aplicación efectiva.

 

   No sin importantes contradicciones dentro del propio gobierno. El Ministro de Economía, Pedro Solbes, quien controla el Presupuesto y por tanto la política de gasto e ingreso del Gobierno, ha indicado en este período la necesidad de seguir limitando el gasto público a que el Estado tenga superavit, mantenimiento del pacto de estabilidad y por tanto mantenimiento de la política económica del PP, y se ha mostrado partidario de modificar la actual negociación de los convenios laborales colectivos. Han renunciado a una progresividad fiscal, manteniendo el modelo fiscal insolidario del PP.

 

   Zapatero ha utilizado el gobierno para hacer campaña electoral e intentar mantener el apoyo electoral obtenido el 14-M. Ahora es el momento de la concreción de estos anuncios, ya ha pasado el periodo de incubación de su nuevo talante y ahora hay que demostrarlo. Zapatero, y todo el PSOE, optarán por una política centrista, donde el capital dirige su política, y sólo se podrán reconocer aquellos derechos que no cuesten dinero, donde seguro que también encontrará apoyos, pero no los de la izquierda. La falta de concreción y de desorientación de este Gobierno nos preocupa.

 

   IU está en la oposición. Oposición desde la izquierda. Por eso defenderemos, desde nuestra modesta fuerza, un giro de verdad hacia la izquierda, que se gobierne para el interés general, que se avance en democracia, donde se reconozcan los derechos para todas y todos, se luche contra la desigualdad y se mejore la convivencia entre los ciudadanos y los poderes del Estado (central, autonómico y local), impulsamos un nuevo modelo de Estado federal solidario. IU no fallará a la voluntad de cambio depositada por la mayoría de ciudadanos del Estado, y activará la propuesta política y la iniciativa parlamentaria para posibilitar que ese cambio sea efectivo.

 

   El PP, sin entender lo acontecido el 14-M, ha mantenido el mismo discurso bronco, autoritario y antidemocrático. Es una estrategia para intentar mantener en las Europeas el apoyo militante e incondicional que obtuvieron en las generales. Han entendido que no había tiempo material para poder incorporar un nuevo discurso y han optado por conservar la misma política de apoyo a la guerra en Irak, de ruptura de la Unión Europea, de centralismo impositivo, de enfrentamiento con el nacionalismo, de priorizar el discurso antiterrorista, etc.

 

   ETA lleva un año sin matar. Bien sea por su incapacidad operativa, por reorganización estratégica o por voluntad propia; o por la tres causas, es una buena noticia. Desde IU exigimos la disolución de ETA, la tregua definitiva y la entrega de las armas. La consecución de cualquier derecho, en una sociedad democrática, sólo se podrá hacer desde la política, desde la representación popular.

 

   En este sentido, desde IU hemos considerado un grave error que el PSOE haya impulsado la ilegalización de HZ. El PSOE ha practicado la misma política que el PP en esta materia de libertades. Desde IU pensamos que toda idea y todo proyecto puede ser defendido democráticamente y por medios pacíficos, y que serán los ciudadanos los que deben rechazar en las urnas sus posiciones políticas. El voto nulo aparecido en torno a la candidatura ilegalizada de HZ (100.000 votos en la CAV con más del 12%, y otros 15.000 votos en Navarra con más del 7%), demuestran cómo mantienen un espacio social importante y que las decisiones políticas de ilegalizar proyectos hacen movilizarse a una parte de la sociedad que se siente víctima del autoritarismo del Estado.

 

   3. La situación política en Navarra

 

    En Navarra estamos viviendo una etapa política basada en la imposición aplastante de la mayoría absoluta de UPN-CDN en el Parlamento, la generalización de la corrupción en el entorno de UPN, la falta de diálogo social por parte del Ejecutivo, los efectos de una política económica que genera déficits sociales, y el clima de enfrentamiento entre la administración estatal y foral. Todos, elementos que perjudican notablemente al ciudadano navarro.

 

   El Gobierno de Navarra, amparado en la mayoría absoluta que los grupos de UPN y CDN tienen en el Parlamento foral, está acomodado, desde la confianza que le da que ninguna propuesta de la oposición puede salir adelante, sistemáticamente todas las iniciativas son rechazadas por los votos de UPN y CDN. Esta comodidad ha producido a los diferentes Consejeros un proceso de “narcotización foral” por la cual han desaparecido de la escena política. Este Gobierno foral es el gobierno autonómico que menos iniciativas ha llevado al Parlamento. Ha perdido toda capacidad de propuesta política. El Gobierno de Sanz se encuentra desparecido, es un equipo tecnocrático, sin capacitación política, y alejado de la realidad social navarra.

 

   Una de las razones para esta paralización gubernativa, sin parangón en historia democrática de Navarra, está en la generalización de tramas de corrupción e irregularidades que implican al régimen político de UPN. Hoy UPN es sospechosa. Cada semana aparece un nuevo caso de corrupción, de ilegalidad o de abuso de su cargo que ha cometido algún miembro de UPN. Y nunca se equivocan: los beneficiarios de sus chanchullos son siempre del entorno del régimen de UPN.

 

   La sociedad demanda responsabilidades políticas de todos los chanchullos que han aparecido en Egüés, en Corella, en Peralta y en otros tantos sitios. La Cámara de Comptos ha enviado el informe de fiscalización de la ciudad deportiva de Corella a la fiscalía del Tribunal de Cuentas estatal, al concluirse que se había vulnerado la legalidad en la mayoría de los procesos de adjudicación de esas obras por el Ayuntamiento, entonces en manos de UPN. Alguien debe asumir políticamente estos escándalos. Personas implicadas en los mismos, siempre señalan que han seguido las directrices ordenadas por responsables políticos de UPN.

 

   UPN, con la ayuda de CDN, no pueden seguir haciendo la política del avestruz: esconder la cabeza ante todo lo que está pasando. Porque la posición de UPN y CDN en el Parlamento, utilizando su mayoría absoluta para tapar la comisión de investigación que pedía la oposición para esclarecer el caso Egüés, es de quienes no tienen altura moral para afrontar la que está cayendo, es de cobardía política. Tienen miedo de que el Gobierno puede tambalearse ante la generalización de las corruptelas, y optan por una huida hacia delante irresponsable y nada ejemplificadora de ética política.

 

   UPN y CDN, intentando tapar estos chanchullos, han llevado al Gobierno a una situación de inestabilidad política y de inoperancia, que no se recuerda desde tiempos de Urralburu. Entonces fue el PSOE y ahora es UPN. Pero la situación es inaguantable, se ha generado gran alarma social y desde la oposición exigimos una política de manos limpias al Gobierno.

 

   Pero existen corruptelas denunciadas por los Tribunales o por la Cámara de Comptos, y existe también la legalización de chanchullos millonarios, como la operación urbanística de Salesianos. UPN y CDN utilizan su mayoría absoluta para cambiar el proyecto de ley de vivienda para posibilitar un pelotazo urbanístico, que supere los 30 millones de euros. Mientras se da una situación de emergencia social en materia de vivienda protegida, donde son miles los jóvenes, las familias, las clases populares que no pueden acceder al mercado de la vivienda porque el mercado inmobiliario, con el consentimiento de la Administración, ha multiplicado su precio y no ha construido vivienda protegida.

 

   Desde IU consideramos que el Consejero de Vivienda, y los grupos de UPN y CDN son irresponsables políticos, por eliminar la obligatoriedad de construir el 50% de vivienda protegida en los terrenos dotacionales, como Salesianos; por apoyar desde la administración los intereses especulativos de los promotores y constructores; y por su concepción antisocial de la política urbanística: el desarrollo de barrios de lujo y barrios de vivienda protegida, por separado, lleva a la desintegración social, a los guettos sociales, a políticas de otros tiempos que potencian la dualización social. Desde IU apostamos por un urbanismo integrador socialmente, que sirva para controlar el precio de la vivienda e impulsar desde los poderes públicos la vivienda como un derecho social a cumplir, donde se intercale vivienda protegida con vivienda libre para equilibrar socialmente las ciudades y pueblos de Navarra y controlar el mercado inmobiliario.

 

   Una política de vivienda por parte del Gobierno de Navarra que beneficia a los promotores y constructores, frente a los intereses de los ciudadanos, lleva a la petición de reprobación política y social de sus responsables. Hoy el CDN, partido al que pertenece el Consejero de Vivienda, ha perdido el rumbo político, ha optado por incrementar la política que desarrollaba UPN de complicidad con el cemento y la especulación inmobiliaria.

 

   IUN vuelve a levantar la bandera de la regeneración ética, de la transparencia política; desde la honestidad y la austeridad que siempre ha tenido la izquierda de verdad. Un ejemplo ha sido la proposición que IUN presentó en el Parlamento, y que ha visto la luz, sobre la prohibición de inauguraciones oficiales durante la campaña electoral. Tenemos la tarea de desterrar las tramas de corrupción que abundan en Navarra. Hay que tomar medidas para poner luz sobre todos estos tejemanejes oscuros que rodean la gestión pública de la derecha. Tenemos un Gobierno que está enfrentado con más de la mitad de los navarros, y es necesario construir la alternativa.

 

   Este Gobierno, paralizado, tampoco tiene capacidad de interlocución con la sociedad, se niega al diálogo social. Los conflictos laborales generados en la propia administración, el retraso en la negociación de la mesa general de la función pública, los colectivos sociales que denuncian la nula voluntad del Gobierno de atenderles, un poder local que denuncia toda la Estrategia Territorial de Navarra porque no ha atendido sus demandas, son ejemplos de la plasmación de una política autoritaria, de imposición de los criterios de partido frente a las voluntades plurales de una sociedad dinámica. El Parlamento debe intensificar su capacidad de propuesta para canalizar las demandas sociales insatisfechas por esta actitud prepotente del Gobierno de Navarra.

 

   Recientemente, Vicens Navarro denunciaba en Pamplona el retroceso que se está dando en nuestra política en materia de derechos sociales. El recorte de las políticas sociales está asentado en una no consecución de un verdadero Estado del Bienestar, por el retraso histórico, y por una política económica basada en la estabilidad y el déficit cero.

 

   No podemos mantener una política social en Navarra que destruya el estrecho Estado del bienestar que fuimos consiguiendo. Hoy Navarra está más alejada que hace 5 años de la política social de los paises más avanzados de la UE. Hoy Navarra tiene un gasto social más bajo que hace 5 años con respecto al PIB.

 

   En sanidad aumentan los problemas: las listas de espera no se resuelven, y en algunas especialidades se incrementan; la atención primaria es insuficiente, las denuncias de la plataforma 10 minutos constatan la pérdida de calidad sanitaria, el confort sanitario en los hospitales de la sanidad pública se ha paralizado, en perjuicio de los pacientes.

 

   En educación, si bien estamos en la media europea de gasto público, este gasto va dirigido de forma determinante a la enseñanza concertada, por lo que tenemos una educación pública en claro retroceso.

 

   Las políticas de Bienestar Social han ido dirigidas a la mercantilización de los servicios: todos los servicios sociales sensibles de negocio económico se han privatizado (residencias de ancianos, atención domiciliaria, infancia, juventud,...). El Gobierno ha impulsado la concertación con empresas, con ánimo de lucro, para hacer negocio con los sectores sociales más vulnerables. Mercantilizar los servicios sociales da beneficios económicos a determinadas empresas, y perjudica la atención a las personas.

 

   El apoyo a las familias trabajadoras tiene muchos déficits que van en aumento: la atención domiciliaria y el ciclo educativo 0-3 años están sin atender de forma generalizada en Navarra.

 

   Se está consolidando una sociedad de iguales legalmente, pero donde en la práctica unos son más iguales que otros, donde unos tienen mejores prestaciones que otros. Porque se está mercadeando con los derechos sociales.

 

   Reclamamos otras políticas en Navarra para converger, para equipararnos verdaderamente con Europa, no en cuanto a mercados y grandes capitales, sino equipararnos en el Estado del Bienestar avanzado. Y para esto tenemos que cambiar de políticas.

 

   DESDE IUN-NEB HACEMOS UN LLAMAMIENTO A LA SOCIEDAD A UNA PROPUESTA POLÍTICA DE CAMBIO EN NAVARRA. Desde IUN-NEB convocamos a la ciudadanía navarra a construir la alternativa: una alternativa plural, de izquierdas y democrática. Tenemos que pararle los pies a la derecha.

 

   La crisis abierta en el PSN ante su próximo Congreso advierte de su indefectible viraje al centro político. El debate del PSN no va a estar centrado en cómo concretar una alternativa de izquierdas, sino en función de un centrismo político que les pudiera permitir conseguir votantes provenientes de UPN. La obsesión de Lizarbe, y ahora de Chivite, de conseguir el sillón presidencial, destapa la falta de un proyecto político e ideológico del PSN para construir otra Navarra. La consecución del gobierno no puede ser la meta, es el instrumento para poder conseguir el objetivo que es construir una verdadera alternativa política, con fuerza y respaldo social, sustentado en valores de izquierda, que respete la pluralidad de Navarra. Esta Comunidad, por su pluralismo político, nunca ha conocido partidos con mayorías absolutas. Desde IUN-NEB queremos construir una alternativa realista y útil a la sociedad, que obligatoriamente tiene que ser de izquierdas y plural para hacer frente a una derecha unida anquilosada en lo aparatos del poder. Esta alternativa tiene que ser democrática y respetuosa con la pluralidad de identidades culturales, lingüísticas, sociales y nacionales que conviven en Navarra. Sólo así podremos estructurar socialmente una verdadera alternativa política, que cuente con el apoyo ciudadano y social. TENEMOS LA PRIORIDAD DE CONSTRUIR UN BLOQUE SOCIAL DE IZQUIERDAS QUE ASIENTE LA ALTERNATIVA AL GOBIERNO DE LA DERECHA UNIDA.

 

   El Gobierno central ha designado su nuevo Delegado del Gobierno en Navarra. Y ya han surgido los primeros roces entre ambas administraciones. Donde debe haber una relación normalizada y democrática, hay una relación bronca y llena de enfrentamientos. Y estos enfrentamientos políticos llevan consigo reproches sobre decisiones que afectan directamente a los intereses generales de los administrados, es decir, de la ciudadanía navarra.

 

   El conflicto generado por el acuerdo entre la Administración estatal y la foral en el año 2002 sobre infraestructuras en Navarra pone de manifiesto, por un lado la escasa voluntad política de PP y UPN de ponerlo en marcha por no haberlo concretado ni dado forma legal durante los dos años de vigencia, da la sensación de que UPN y PP hacían más política de imagen que real. Pero por otro lado, este conflicto pone en entredicho la voluntad real del Gobierno central del PSOE de cumplirlo, el nuevo plan estatal de infraestructuras previsto por el Ministerio de Fomento, exige priorizar nuevamente todas las inversiones en las Comunidades Autónomas, por lo que Navarra puede ver retrasadas importantes infraestructuras “sine die”.

 

   En otro orden de cosas, se ha creado por más de 40 entidades locales de Navarra (que representan a 170.000 navarros y navarras) una Plataforma exigiendo el tramo educativo 0-3 años de carácter público y universal al Gobierno de Navarra. Se trata de una reivindicación que coincide plenamente con nuestra propuesta de desarrollo de unas políticas de bienestar avanzadas, y que está siendo respaldada por los ayuntamientos donde gobierna IUN-NEB.

 

   Desde IUN-NEB también manifestamos nuestra preocupación por la política medioambiental del Gobierno foral, donde se concentra la gestión en una política de imagen, de postal de nuestras reservas naturales; mientras se generalizan diferentes empresas, sin planificación, dedicadas a la gestión de residuos especiales. Estos proyectos empresariales son declarados por el Gobierno Proyectos Sectoriales de Incidencia Supramunicipal, por lo que los vecinos y los ayuntamientos de las localidades donde pretenden instalarse pierden la capacidad de decisión y control sobre los mismos. Estas empresas no son nuevas, ya hubo intentos anteriores de instalación en Los Arcos y otra en la zona de la Ribera de Tudela, pero la movilización social y la implicación de los Ayuntamientos lo impidió. Desde IUN-NEB hacemos un llamamiento nuevamente a la movilización institucional y ciudadana para paralizar los proyectos en marcha, y exigir al Gobierno de Navarra una moratoria en la instalación de estas empresas hasta que se realice una planificación de las mismas, una rigurosa normativa medioambiental al respecto y se impulse una iniciativa pública de gestión de estos residuos, que permita un control directo de la misma.

 

   En el orden interno, convocamos el Foro Municipal de Izquierdas, bajo el lema CAPACES DE SOÑAR, CAPACES DE GOBERNAR. Este foro pretende aglutinar a concejales de izquierdas de Navarra, de IUN y de candidaturas independientes, para articular una propuesta política municipal de cambio, desde las señas de identidad del progreso, la participación y los derechos sociales y ciudadanos. Esta convocatoria municipalista tendrá lugar el próximo mes de octubre.

< Anterior   Siguiente >